La Fiscalía pide abrir diligencias a Violeta Santander por falso testimonio

La Fiscalía del juicio de Antonio Puerta -acusado de agredir a su novia Violeta Santander- aprueba nueve meses de pena para el agresor y diligencias contra Santander por levantar falso testimonio.

Jesús Neira ante los medios Más de un año después de la supuesta agresión, el Juzgado de lo Penal número 1 de Getafe acoge a los principales protagonistas del hecho ocurrido el 2 de agosto del pasado año. Aquel día el profesor Jesús Neira fue agredido al defender a Violeta Santander de los malos tratos impulsados por su novio Antonio Puerta, a la entrada del Hotel Majadahonda en Madrid. 

En el juicio, La Fiscalía ha ratificado para el agresor, nueve meses de prisión, así como el inhabilitamiento especial para el derecho de sufragio pasivo el tiempo que dure la condena, la privación de poseer armas durante los próximos dos años y la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros. Dichas medidas, según la Fiscalía y el abogado de Estado se han llevado a cabo después de comprobar plenamente los hechos. Añadiendo así, que cualquier otra versión distinta a la agresión de Antonio Puerta a Violeta Santander sería ‘negar la evidencia’. El primero en comparecer ha sido el acusado Antonio Puerta que ha negado recordar que la víctima cayera al suelo tras golpearla, argumentando que el suceso no pasó ‘de un forcejeo para evitar que esta siguiera hablando por el móvil’. La supuesta víctima, Violeta Santander ha asegurado que Puerta no le golpeó, hecho que según la fiscal se ‘aprecia claramente’ en el vídeo que recoge el suceso. Las palabras de Santander, han sido calves para la Fiscalía, que ha pedido la apertura de diligencias contra la supuesta víctima, alegando que niega la evidencia mostrada en las imágenes y asegura cosas que ‘no se corresponden con la realidad’.  El principal testigo de los hechos, el profesor Jesús Neira, ha manifestado que poco antes de recibir la agresión ‘vió a una mujer medio caída como un trapo, y sujetada por Puerta, que le golpeaba repetidamente con su brazo derecho’. La fuerte agresión al testigo, desencadenó en cuatro días de coma y casi ocho meses de hospitalización. Por último han comparecido varios testigos que se encontraban en el hotel que han destacado la ‘actitud nerviosa’ que poseía el acusado, así como el jefe de servicio de servicio de la policía de Majadahonda. Este asegura que habló ‘largo y tendido con Violeta Santander’ que le contó que a pesar de que no quería denunciar, no era la primera vez que era agredido por este sujeto. El juicio ha quedado visto para sentencia y se desarrollará cuando el juez Abel Téllez emita la sentencia definitiva. Aproximadamente en 8 días. 

 

 

¿Violeta Santander?…… pobre D. Jesús Neira.

viloleta1

 

Violeta Santander se forra mientras Jesús Neira lucha por su vida. Mostró por primera vez su rostro y se brindó entera al escandalazo que tenía preparado La Noria. Mientras ella cobra su cheque por 72.000 euros por dar vengonzoso espectáculo, Jesús Neira lucha por su vida. Violeta mostró su apoyo incondicional a su novio, Antonio Puerta, y no dudó en criticar a Jesús Neira, profesor de Teoría del Estado en la Universidad Camilo José Cela de Madrid, por intervenir “donde nadie le llamaba” como aseguró ante las cámaras de Telecinco. Con anterioridad, Violeta hizo unas declaraciones a la revista Interviú en el despacho de Marcos García Montes, abogado de Antonio Puerta. Ante Jordi González reiteró desafiante, lo ya avanzado en su entrevista, de que Jesús Neira actuó de manera violenta verbalmente cuando tenía una disputa con Antonio. “No tenía que defenderme de nada, puesto que yo no estaba siendo agredida”, dijo ante una audiencia estupefacta negando que el profesor fuera un héroe. Por esas declaraciones, Violeta Santander hizo caja por unos 70.000 euros según fuentes conocedoras de la operación aunque Telecinco ni confirmó ni desmintió esta cantidad. la entrevista a la novia de Puerta “fue surrealista” ya que llegó a decir que no fue golpeada sino que se cayó “por sufrir de vértigo”