La aterradora violencia contra las mujeres africanas conmociona al Sínodo

Varios participantes denuncian las violaciones como arma de guerra
La violencia que sufren demasiadas mujeres de África se ha convertido en uno de los argumentos de conmoción para los participantes en el Sínodo de ese continente en su primera semana de congregaciones.
“¿Cómo hablar de reconciliación y de auténtica paz en una sociedad en la que los hijos han sido obligados a violar a sus madres y hermanas ante la mirada impotente de sus mismos padres?”, preguntó a la asamblea monseñor Théophile Kaboy Ruboneka, obispo coadjutor de Goma, en la República Democrática del Congo, según han informado los portavoces del Sínodo.
¿Qué porvenir se puede garantizar a los chicos reclutados a fuerza por grupos armadas, convertidos en carniceros de sus madres y hermanas? ¿Qué se les puede decir a los niños que han nacido de la violencia? ¿Qué armonía espera a una juventud nacida de madres traumatizadas?”, siguió preguntando el prelado.
“Los conflictos y las guerras –denunció monseñor Kaboy al tomar la palabra este lunes en la mañana–, han llevado, especialmente en el Congo, a la ‘victimización’ y la ‘cosificación’ de la mujer”.
“Se han perpetrado actos de violencia sexuales masivos contra mujeres por parte de todos los grupos armados, como un arma de guerra, una violación flagrante de las disposiciones jurídicas internacionales”.

El obispo de Goma presentó varias propuestas para aliviar las consecuencias de traumas tan brutales.
E n primer lugar, invitó al Sínodo a luchar contra la violencia sexual, “remontándonos a sus últimas causas, que son las crisis de gobierno, manifestadas en las guerras, saqueos y en la explotación anárquica de los recursos naturales, la circulación de armas, el mantenimiento de las milicias, la ausencia de un ejército fuerte y republicano, etc.”.

A continuación, propuso “la creación de casas de la mujer y de las jóvenes como centros de escucha y acompañamiento de las mujeres violadas y traumatizadas”.
En tercer lugar, pidió “la implicación directa de las mujeres en las comisiones de justicia y paz”, que en algunos países africanos se encuentran en cada diócesis o incluso parroquia, “para que promuevan y luchen contra las ideas denigratorias sobre ellas, transmitidas por la nueva ética mundial y por ciertas tradic iones culturales”.
Sugirió, también, “la formación, a través de la catequesis y la alfabetización concientizadora de las mujeres para permitirles llevar a cabo su función. Ésta se articula en tres módulos dedicados a la dignidad y vocación de la mujer; la mujer como artífice de la paz; y la mujer como agente del cambio social”.
En quinto lugar, exigió “el establecimiento de estructuras de promoción de la mujer. Podría tratarse de organizaciones de mujeres que se ocupen de diferentes actividades a nivel parroquial y diocesano, y centros de formación de las mujeres para la paz”.
Al tema de la violencia de las mujeres han dedicado sus intervenciones en particular la madre Felicia Harry, superiora general de las Hermanas Misioneras de Nuestra Señora de los Apóstoles en Ghana, y la madre Paolina Odia Bukasa, superiora general de la s Hermanas “Ba-Maria” de Buta Uele en la República Democrática del Congo, así como monseñor Telesphore George Mpundu, arzobispo de Lusaka, en Zambia.
Al tomar la palabra este sábado, el prelado reconoció que “lamentablemente con vergüenza tenemos que admitir que en Zambia, con demasiada frecuencia las mujeres son víctimas de abusos, violencia doméstica – que a veces llega hasta la muerte -prácticas culturales y de costumbre, discriminatorias y que las leyes claramente expresan prejuicios hacia la mujer”.
“Nosotros, los obispos, debemos hablar de manera mas clara y insistente en defensa de la dignidad de la mujer a la luz de las Escrituras y de la Doctrina Social de la Iglesia”, aseguró.

“Sí, fue una mujer, María, quién llevó por primero a Jesús en África como prófugo (Mt 2, 13-15). Hoy es la m ujer quien, de muchas maneras, nos trae a Jesús en Zambia. Mujeres religiosas y laicas ayudan a nuestra Iglesia a estar al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz, con una especial mirada hacia los pobres”, reconoció.

Para promover el respeto a las mujeres y su integración en las estructuras eclesiales con papeles de responsabilidad, de decisión y de proyección, el prelado invitó al Sínodo “a recomendar que en todas las diócesis se instituya y consolide el apostolado familiar y también oficinas que traten el problema de la mujer haciendo que sean cada vez más operativos y funcionales”.

El Defensor del Menor de Madrid se lamenta en COPE de la “trivialización actual del sexo”

Arturo Canalda

Tras los últimos casos de violación de menores en Andalucía muchas son las voces que piden una reforma de la ley. El último, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Arturo Canalda aboga por un endurecimiento de las penas aunque no se muestra partidario de rebajar la edad penal hasta los 12 años.

 En declaraciones a Cadena COPE Arturo Canalda asegura que sí debe reformarse la ley del menor, algo que lleva pidiendo ya dos años. Aunque no es necesario, dice, rebajar la edad penal. Cuando un menor no imputable comete delitos graves, el Juez debe dictar medidas de contención de carácter educativo, según alerta el defensor del menor de la Comunidad de Madrid.

 Arturo Canalda apunta a la falta de valores, la trivialización del sexo y la responsabilidad de los padres como causas de que sigan delinquiendo los menores y apuesta por reconducirlos.

Pajín dice que EpC es una asignatura preventiva ante la violencia juvenil

Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE

Acudía a estos cursos para hablar sobre “La Alianza de Civilizaciones y los medios de comunicación”, pero al final la secretaria de Organización ha hablado de casi todo. Y preguntada por la delincuencia infantil ha criticado a quienes piden medidas coercitivas pero, a la vez, se han mostrado radicalmente contrarios a la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC). En su opinión, esta asignatura es “preventiva”.

“La derecha de este país“, que “ha combatido una asignatura que pretende enseñar valores ciudadanos y cívicos de respeto al otro, igualdad de oportunidad, no violencia, educación sexual y convivencia”.Quienes combaten esta asignatura, tanto ideológica como jurídicamente“, son los mismos que después piden medidas coercitivas, ha afirmado, después de invitar a hacer una “reflexión responsable y compartida” para abordar la causa de esta violencia y sobre el papel de cada uno en la construcción de la sociedad actual.

 Pajín ha calificado de “sorprendente” que el PP pida rebajar la edad penal de los menores y ha recordado a ese partido que las fuerzas políticas ya tuvieron “un
amplio debate”
sobre la Ley del Menor en el Parlamento la pasada legislatura, que incluso llevó a reformas en la norma. La dirigente socialista ha añadido que “no es conveniente abrir el debate permanentemente”,

 En su conferencia se ha mostrado partidaria de que cada cual analice su papel en la educación de los jóvenes, ya sean los padres, los políticos, los directores o los redactores de los medios de comunicación, los responsables de la publicidad o de los juegos que están en el mercado.  “Responsables de una sociedad -ha dicho- que construimos entre todos y que está emitiendo cada minuto una cantidad de información que en ocasiones ni siquiera somos capaces de asimilar los adultos“.

 “No podemos entender la educación como un proceso cerrado, ni como una meta. Muy al contrario, es algo dinámico“, ha incidido.

Relativismo moral promovido por EpC es causa fundamental de violencia sexual

Ministro de Educación de España, Ángel Gabilondo

El secretario general de Profesionales por la Ética (PPE), Fabián Fernández de Alarcón, coincidió con el ministro de educación, Ángel Gabilondo, en su preocupación por las recientes violaciones de niñas realizadas por adultos y niños, pero le advirtió que es el relativismo moral promovido por Educación por la Ciudadanía (EpC) la causa fundamental de estos terribles sucesos.

“Estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral, la ausencia de referencias de lo que es el bien y de lo que es el mal y la carencia de límites, especialmente en las relaciones sexuales”, expresó Fernández de Alarcón.

Por ello, le preguntó al ministro Gabilondo si considera que el material de EpC recomendado por su ministerio, “y que incita a la iniciación sexual de adolescentes de 12 años es lo más adecuado para la formación de los jóvenes”.

“¿Qué le parece que el manual de Educación para la Ciudadanía de 3º de ESO de la editorial McGrawHill (recurrido ante los tribunales por una familia andaluza) afirme en su página 41 que la mayor parte de las llamadas ‘perversiones sexuales’ carecen de sentido, pues, en último término, no serán sino diferentes formas de conducta?”, añadió.

El secretario general de PPE advirtió que esta materia pertenece a “un entorno educativo que no ofrece modelos de fidelidad, compromiso y desarrollo integral de la persona; por el contrario, se prima la cultura del deseo por encima de todo, algo que deshumaniza y acaba convirtiendo a los jóvenes en depredadores“.

Por ello, pidió a los promotores de EpC hacer “una autocrítica seria” y permitir “que todos nos impliquemos en formar personas sin intromisiones ideológicas”.

Dos preguntas para el ministro Gabilondo

Estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral

Los últimos casos sobre abusos sexuales a dos niñas cometidos por otros menores ha llevado al ministro de Educación a mostrar su preocupación sobre la escala de valores que estamos transmitiendo a lo más jóvenes. Una preocupación que, según Profesionales por el Ética, entra en contradicción con los contenidos de algunas publicaciones del Ministerio.

Ante las perversas violaciones de niñas llevadas a cabo por adultos y niños que han tenido lugar en los últimos días en Córdoba y Huelva, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha manifestado una lógica preocupación.

 Gabilondo ha afirmado, entre otras cosas, que «educación y sociedad van de la mano, por lo que tenemos que interiorizar seriamente qué escala de valores, convicciones y modelo de sociedad tenemos y qué valores estamos transmitiendo». Además, el ministro pidió «reflexionar a fondo» sobre lo que ocurre en «una sociedad donde menores de edad tienen tan dislocados los valores como para hacer esos atropellos».

 Ante estas declaraciones, Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, ha expresado su acuerdo con las palabras del ministro. «Compartimos con Gabilondo su preocupación por la educación y la transmisión de valores».

 En este contexto, Profesionales por la Ética tiene dos preguntas para el ministro Gabilondo:

 ¿Considera Vd. que el multimedia de Educación para la Ciudadanía Sexpresan (ver imagen) que recomienda la web del Ministerio de Educación y que incita a la iniciación sexual de adolescentes de 12 años es lo más adecuado para la formación de los jóvenes?
 
¿Qué le parece que el manual de Educación para la Ciudadanía de 3º de ESO de la editorial McGrawHill (recurrido ante los tribunales por una familia andaluza) afirme en su página 41 que la mayor parte de las llamadas «perversiones sexuales» carecen de sentido, pues, en último término, no serán sino diferentes formas de conducta

«En todo caso», concluye Fernández de Alarcón, «estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral, la ausencia de referencias de lo que es el bien y de lo que es el mal y la carencia de límites, especialmente en las relaciones sexuales.

 Es un entorno educativo que no ofrece modelos de fidelidad, compromiso y desarrollo integral de la persona; por el contrario, se prima la cultura del deseo por encima de todo, algo que deshumaniza y acaba convirtiendo a los jóvenes en depredadores. Es hora de que los que defienden este proyecto educativo (muy evidente en las asignaturas de Educación para la Ciudadanía) hagan una autocrítica seria y permitan que todos nos impliquemos en formar personas sin intromisiones ideológicas».

Violación de menores. El PP pide la reforma de la Ley del Menor

El PP pide “acotar la impunidad” de los menores

Los dos últimos casos de violación a menores realizadas por menores en Andalucía han propiciado una fuerte reflexión en torno a la actual Ley del Menor. El Partido Popular se ha sumado hoy a las voces que están pidiendo ya una reforma de la Ley del Menor para, entre otros cambios, rebajar la edad penal.

Con el objetivo de acotar la impunidad y proteger a las víctimas, el Partido Popular ha decidido presentar el próximo mes de septiembre en el Congreso de los Diputados una propuesta de reforma de la Ley del Menor.

 Así de tajante se ha mostrado hoy en rueda de prensa el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Alfonso Alonso. El PP organizará a partir de mañana  un “grupo de trabajo” en el que participará la portavoz del Grupo Parlamentario, Soraya Sáez de Santamaría, y que comenzará con los trabajos de elaboración de esta Proposición de Ley que deberá llegar al Parlamento tras el verano.

 Aunque Alonso no quiso aventurar detalles de la propuesta de reforma, sí recordó que el programa electoral del PP ya contemplaba rebajar la edad mínima de imputabilidad, fijada actualmente en 14 años, para delitos de “especial gravedad“, como los que han tenido lugar en los últimos días, cuando dos niñas andaluzas fueron violadas, presuntamente, por menores.

 Además, el PP ha denunciado la “pasividad del Gobierno ante estos hechos“. “Parece que sólo espera a que escampe o a que se olvide“. En su opinión, “el aumento escandaloso de delitos cometidos por menores” hace necesario que “el Parlamento esté atento a este clamor social” y que, por tanto, mantenga un debate sobre el tema.

 La propuesta que elaborarán los populares, en su opinión, tendrá como objetivo “proteger a las víctimas más vulnerables“, que éstas “puedan tener un
resarcimiento del sistema penal“, que se “acote la impunidad” y corregir la ley en vigor, reformada en 2006 sin el apoyo parlamentario del PP, porque “está causando una flagrante injusticia”.

Siete menores detenidos por violar a una niña de 13 años en Isla Cristina

Detenidos siete menores en Isla Cristina por agresión sexual a una menor

Al menos cinco menores han sido detenidos este domingo por la supuesta implicación en la agresión sexual a una niña de 13 años, natural de la localidad onubense de Isla Cristina, durante la madrugada del sábado cerca del recinto ferial de esta misma localidad.

 Coincidiendo con las fiestas del Carmen que celebra el municipio, el grupo de menores condujo a la joven a una zona de playa donde supuestamente la violaron.

 La madre de la niña puso la denuncia ayer tarde, en el cuartel de Isla Cristina y de inmediato la menor fue traslada al hospital Infanta Elena de Huelva donde se le realizó un examen médico, que confirmó las agresiones sexuales.

 En las últimas horas se han detenido a un total de siete menores de entre 13 y 15 años, de los que algunos se encuentran en la Fiscalía de Menores de la capital y no se descartan nuevas detenciones a lo largo del día. Al menos hay un menor de 13 años, por lo que no se le puede imputar delito.