Irán tiene uranio para fabricar la bomba atómica. (Y no para defenderse). PARA ATACAR.

Los observadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica han declarado, tras analizar la planta nuclear de Natanz, que Irán dispone del suficiente uranio enriquecido.

Irán tiene uranio para fabricar la bomba atómica.

Los observadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) declaran en su último informe que Irán dispone del suficiente uranio enriquecido para fabricar una bomba atómica, según publica el diario estadounidense ‘The New York Times’. El grupo de expertos de la AIEA analizó la planta nuclear de Natanz, la más grande de Irán, donde aseguran que este mes se han producido 630 kilos de uranio poco enriquecido.

Con la cantidad de uranio enriquecido de la que ya dispone Irán se podría conseguir una explosión equivalente a la de la bomba de Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial, según un científico del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, Thomas B. Cochran.

Varios analistas consideran que este hito es principalmente simbólico porque Irán necesitará dar más pasos si quiere fabricar bombas nucleares. No sólo deberá incumplir los acuerdos internacionales y expulsar a los inspectores de la AIEA, sino que además necesitarán purificar más el combustible y diseñar una ojiva nuclear, algo que muchos expertos de Occidente consideran que Irán todavía no ha conseguido. “Saben cómo hacer el enriquecimiento (de uranio), si saben diseñar una bomba o no, bueno, eso ya es otra cuestión”, dijo el físico nuclear Richard L. Garwin.

Teherán insiste en que sólo pretende desarrollar energía nuclear, pero muchas naciones occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, sospechan que su verdadero objetivo es hacerse con la tecnología para fabricar armas nucleares.

El informe de la AIEA también señala la magnitud del problema al que se enfrentará el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, cuando asuma su cargo el próximo 20 de enero, puesto que Irán podrá presionar alegando que dispone del material suficiente para fabricar una bomba atómica si fracasan las negociaciones con Europa y Estados Unidos.

MILES DE CENTRIFUGADORAS

Además, según el ‘New York Times’, la AIEA advierte de que la planta de Natanz enriquece uranio en alrededor de 3.800 centrifugadoras, unas máquinas que giran a gran velocidad para convertir el uranio en combustible nuclear, lo que significa que las autoridades iraníes han hecho un gran avance en esta parte del proceso, que está considerada la más complicada en el desarrollo de armamento atómico. No obstante, los expertos señalan que para obtener uranio con la calidad necesaria para alimentar una ojiva nuclear la planta necesitará reconfigurar sus centrifugadoras y alargar el proceso.

La AIEA, con sede en Viena, agrega que las autoridades iraníes están intentando duplicar su número de centrifugadoras, y que Teherán confirmó recientemente un plan para instalar otro grupo de 3.000 de estas máquinas en 2009.

El informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica no menciona las posibles implicaciones militares de las reservas iraníes. Algunos analistas afirman que Irán necesitará trabajar durante al menos unos meses más para poder obtener una bomba atómica, pero advierten que “Irán está progresando”.

El físico Peter D. Zimmerman añadió que los iraníes “están muy cerca” de poder conseguir armas nucleares. “Si no es mañana, será muy pronto”, sentenció. Las agencias de inteligencia norteamericanas estiman que Teherán podrá fabricar una bomba de este tipo entre 2009 y 2015. La AIEA critica que el Gobierno iraní continúa evitando las preguntas sobre el desarrollo de cabezas nucleares.