Petr Jasek te da las gracias

¿Sabes lo primero que hizo el cooperante cristiano encarcelado por el régimen islamista de Sudán cuando salió en libertad?

Darte las gracias A TI.

Estas fueron las primeras palabras de Petr Jasek cuando salió de la cárcel:

“Me gustaría dar las gracias a las más de 400 mil personas que han firmado la petición para nuestra liberación”.

¿Quieres verlo y oírlo de sus propios labios? Mira este vídeo:

Primeras declaraciones del cooperante cristiano Petr Jasek encarcelado en Sudán después de su liberación.

Ya lo has oído: Petr Jasek te llama “valiente” y te da las gracias por tu firma.

Porque tu firma, junto a la de más de 400 mil ciudadanos de nuestro país y de todo el mundo, a través de nuestra plataforma internacional CitizenGO, ha logrado el milagro de la liberación de este cooperante cristiano a quien querían incluso ejecutar.

Su testimonio me ha conmovido. ¿Has escuchado las penalidades que ha tenido que soportar más de un año encarcelado?

Quiero felicitarte por tu compromiso con esta larga campaña, en la que hemos sufrido reveses y a veces incluso nos temimos lo peor. Pero tu empuje, tu fuerza, tu fe, han hecho posible este feliz desenlace.

Mira todo lo que has hecho para salvar a Petr Jasek:

En noviembre de 2016 empezamos a movilizarnos. Pedimos al ministro de Asuntos Exteriores y al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos la liberación de Jasek, acusado de delitos de espionaje y traición por los que podían sentenciarlo a muerte (aquí tienes la campaña).

Ese mismo mes llevamos a cabo una concentración de protesta frente a la Embajada de Sudán en España (aquí tienes el vídeo).

En diciembre llevamos a los hijos de Petr Jasek a la sede de Naciones Unidas en Ginebra para denunciar el caso de su padre. Gracias a esta acción, las máximas instancias de la ONU pasaron a ocuparse del caso personalmente y a coordinar su acción con la del gobierno checo (aquí tienes el vídeo).

A finales de enero, el Gobierno de Sudán condenó a Jasek a 23 años de cárcel, y a los pastores cristianos Hassan Taour y Abdulmonem Abdumawla a 12 años de cárcel cada uno. Lanzamos una segunda campaña pidiendo al Gobierno de Sudán la amnistía (aquí tienes la campaña).

La semana pasada entregamos tu firma y la de 400.000 ciudadanos más, españoles y europeos, a la Embajada de Sudán en Madrid (aquí tienes el vídeo).

Llevamos las mismas firmas, a través de nuestra plataforma CitizenGO, a la Embajada de Sudán en la República Checa, que se encuentra en Viena, y nos entrevistamos con el Embajador, que sin asegurarnos nada, nos dio muchas esperanzas (aquí tienes las fotos).

También nos reunimos con el ministro húngaro para cristianos perseguidos, a quien pedimos su ayuda diplomática y colaboración (aquí tienes las fotos).

¿Eres consciente de que, con todas estas acciones, has doblegado a la dictadura del genocida Omar al-Bashir cuyo propósito es erradicar a los cristianos de Sudán?

Ese fue el delito de Petr Jasek: haber querido ayudar a un joven cristiano herido de gravedad durante unos disturbios con la policía. Petr Jasek fue a Sudán a entregarle 5 mil dólares para financiar su tratamiento médico. Por ayudar a este cristiano lo acusaron de conspirar, incitar al odio y siete delitos más.

¿Pero sabes qué es lo importante?

Que en noviembre, a Petr Jasek lo iban a ejecutar y no lo han ejecutado.

Que hace solo unas semanas tenía una condena de 23 años de cárcel y hoy está en libertad.

Y eso ha sido gracias a ti. A tu coraje, a tu empeño, a tu firma.

La semana que viene viajaremos a Praga. Quiere conocernos y contarnos su odisea en Sudán, cómo le llegaban tus muestras de apoyo en la prisión y cómo la fe le ayudó a soportar un año de penalidades. Grabaremos su testimonio y te garantizo que serás la primera persona en disfrutar de esta entrevista.

Y si dudas del valor de tu firma, piensa en Petr Jasek.

¡Mil gracias por ser como eres!

Miguel Vidal y todo el equipo de MasLibres.org

P.D.: Ahora tenemos que seguir luchando para que los compañeros de Petr Jasek, los pastores cristianos Hassan Taour y Abdulmonem Abdumawla, sentenciados a 12 años de cárcel cada uno, sean también liberados. ¡Cuento contigo para conseguirlo!

Dos sacerdotes secuestrados en Sudán

Dos sacerdotes secuestrados en Sudán
Un obispo denuncia presiones contra la población de Sudán del Sur

 Crecen los temores por la seguridad de dos sacerdotes del Sudán que han sido secuestrados. Son los sacerdotes Joseph Makwey, de 40 años, y Sylvester Mogga, de 30, quienes fueron secuestrados este 15 de enero por sujetos que rompieron las puertas del complejo parroquial y del presbiterio.
Según los vecinos –citados por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN)- los atacantes llegaron a la parroquia de Santa Josefina Bakhita, en un enorme camión lleno de gente. Además de secuestrar a los sacerdotes, saquearon la propiedad y se llevaron los aparatos eléctricos y objetos de valor como ordenadores portátiles y otros equipos informáticos.
Al informar del incidente, ocurrido en la ciudad de Rabak, al sur de Jartum, el obispo auxiliar de Jartum, Daniel Adwok Kur, declaró a AIN que se desconoce el paradero de los dos sacerdotes.
Dirigiéndose al lugar para evaluar la situación, el obispo Adwok dijo: “Estamos preocupados por los dos sacerdotes. Uno de ellos –el padre Sylvester- aunque es muy joven está enfermo y necesita ayuda médica”. El obispo dijo que la policía había sido notificada, pero que las investigaciones están en sus inicios.
Añadió que era aún imposible “especular” sobre la identidad de los secuestradores y sus motivos. Sin embargo, al informar de un aumento de secuestros en la región, el obispo Adwok dijo que temía que los hombres pudieran ser reclutados, para luchar en medio de lo que se conoce como un empeoramiento de los conflictos internos que envuelven a Sudán y a Sudán del Sur.
Él obispo dijo: “No es que la ley no pueda implementarse, parece mas bien que este secuestro fue algo deliberado. Los secuestradores habrían sabido que estos hombres eran sacerdotes”.
El obispo, que vive en Kosti, una ciudad cercana a Rabak en el otro lado del Nilo Blanco, dijo que en todo Sudán, los militantes están intimidando a las personas originarias de lo que hoy es el Sudán del Sur, presionando para que se vayan.
El obispo Adwok, dijo: “El secuestro de los jóvenes ha asustado prácticamente a todos aquí”. Criticó al gobierno de Sudán por desentenderse de los secuestros y decir que los secuestradores son “extranjeros”, a los que no se puede controlar.
El obispo añadió: “La gente inocente no está allí para que la golpeen y las autoridades están llamadas a rendir cuentas de lo que está pasando”. “No es sólo en Kosti donde está sucediendo. También sucede en Jartum “.

Zenit

Obispo sudanés denuncia terribles masacres contra los cristianos

La violencia en el sur de Sudán busca dificultar el referéndum, afirma

El Sínodo de África ha dedicado especial atención a Sudán, país dividido entre el Norte principalmente árabe que ha impuesto la ley coránica en un Sur cristiano animista. Monseñor Hiiboro Kussala, obispo de la diócesis meridional de Tombura Yambio afirma que hay interés en dificultar el camino a la autodeterminación del Sur, provocando la violencia.

Las elecciones políticas, previstas por los acuerdos de paz de 2005, deverían tener lugar en 2010, mientras que para 2011 está fijado un referé ndum para la autodeterminación del Sur.

Pero la cita con las urnas está en riesgo por las continuas violencias perpetradas por grupos rebeldes ligados al Gobierno de Jartum. Lo confirma, en declaraciones a la Radio Vaticana, monseñor Hiiboro Kussala, obispo de la diócesis meridional de Tombura Yambio, escenario de repetidos atentados contra los cristianos.

“Estos rebeldes, a nuestro modo de ver, están recibiendo ayuda del Gobierno del Norte. Todos tienen fusiles, armas. Creo que hay voluntad de dejar al Sur de Sudán en dificultad para que no tenga la paz necesaria para preparar el referéndum que está previsto para el próximo año”, declara monseñor Kussala.

El obispo sudanés informa sobre los ataques a cristianos: “El 13 de agosto pasado, los rebeldes entraron en la iglesia de mi parroquia y tomaron como rehenes a muchas personas. Mientras huían por la selva, mataron a siete de ellas: las crucificaron en los árboles. Se dan muchos dramas como este. Algunos de ellos han sido instruidos por Al Qaeda en Afganistán: están contra la Iglesia. El proyecto es atemorizar a los cristianos”.

Vivir el Evangelio en Sudán es una opción difícil, se corre el riesgo del martirio, confirma monseñor Kussala: “Vivimos justo en ese sentido porque están matando a la gente, queman sus casas, las iglesias: este es el martirio”.

Los cristianos viven en medio del miedo “porque los rebeldes siguen matando a la gente. Este es nuestro miedo. Pero no queremos morir: todo esto refuerza la fe de la gente, la gente sigue viniendo a la iglesia”.

Ser signo de paz y de reconciliación es testimoniar el evangelio en una tierra que persigue a los cristianos: “Este es nuestro lema, seguir viviendo la reconciliación y la paz. Tras seis s iglos, el cristianismo ha sido prácticamente destruído en el Norte de Sudán y nosotros sufrimos en nombre del Señor”.

Pensando en la situación de su diócesis y en el conflicto de Darfur, monseñor Kussala ha pedido ayuda a la comunidad internacional pero también ha dicho: “Necesitamos los buenos samaritanos de la Biblia”.

“Queremos buenos samaritanos –concluye–: nuestros hermanos, nuestros amigos en la comunidad internacional pueden venir en nuestra ayuda. Pero áun más que esto, pedimos oraciones, ¡muchas! Por nosotros, para que podamos ser fuertes y proseguir en este camino tan difícil. Pero con el Señor, lo sabemos bien, ¡al final venceremos!

Protesta cristiana en Sudán ante salvajes asesinatos y crucifixiones

 

El obispo Hiiboro de Sudán pide ayuda internacional.
Unos veinte mil cristianos caminaron a pies desnudos unos tres kilómetros en el sur de Sudán, en una protesta silenciosa por la incapacidad o falta de voluntad del Gobierno para proteger a la región de los conflictos tribales que han producido derramamiento de sangre.

 
La oración-protesta de tres días fue convocada por monseñor Edward Hiiboro Kussala, obispo de Tombura-Yambio, quien informó de que el evento reunió a más del doble del número esperado.
 
El obispo habló de la manifestación a Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), una organización internacional de caridad dedicad a a los cristianos perseguidos y oprimidos. Sudán es la prioridad de la organización en África.

Los cristianos marcharon en protesta por una serie de atentados mortales y atroces en agosto.

Una banda del Ejército de Resistencia del Señor irrumpió en la iglesia de Nuestra Señora de la Paz y profanó el edificio antes de secuestrar a 17 personas, la mayoría de ellos adolescentes y veinteañeros.

Poco después, uno de los secuestrados fue encontrado muerto, atado a un árbol y mutilado.

De los 17 desaparecidos, tres volvieron al día siguiente; no se sabe el paradero del resto.

Una semana después de este atentado, seis personas fueron objeto de una celada en un bosque y clavadas con trozos de madera a la tierra. Quienes descubrieron los cuerpos varios días más tarde lo compararon a una grotesca escena de crucifixión.

Mientras tanto, llegaron informaciones de que otras doce personas fueron secuestradas en otra aldea cercana.

El obispo Hiiboro explica por qué está pidiendo ayuda internacional: “El Gobierno no se preocupa del problema. Seguían prometiendo que tenían el asunto bajo control pero ahora vemos la realidad”.
 
“Lo que sucedió en agosto constituyó un enorme choque para nosotros. Fue difícil asumir el hecho de que estábamos expuestos a semejante riesgo”, añadió.

“Después de ello, la gente seguía viniendo a mí con tal sufrimiento en los ojos, rogándome hacer algo sobre la situación, conseguir que vuelvan sus hijos y nietos que han desaparecido”, afirmó.

El obispo explicó que los tres días de oración y peregrinación se centraron en “afrontar la situación de lo que ha sucedido en [el estado de] Equatoria occidental y renovar nuestra vida espiritual. Deseamos hacer una protesta silenciosa para decir al Gobierno que la cosas no están yendo bien”.