PSC y CIU suspenden de militancia a los implicados en el caso Santa Coloma

El PSC ha enviado hoy un mensaje de “tolerancia cero” con la corrupción al confirmar la “suspensión preventiva” de militancia del alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, el concejal Manuel Dobarco y el director de servicios Pasqual Vela, que han renunciado a sus cargos al estar imputados. Además, Bartomeu Muñoz, ha anunciado, a través de un comunicado, que renuncia al acta de concejal y, por tanto, de primer edil del municipio barcelonés. Por último, Artur Mas ha suspendido de militancia a Alavedra y Prenafeta, dos ex altos cargos de Pujol imputados en el caso.

El alcalde de Santa Coloma de Gramenet

El viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, dice que el partido aún no ha decidido quién sustiturá a Muñoz como alcalde, e indica que antes hay que escuchar el parecer del grupo municipal. Además, la comisión ejecutiva del PSC ha suspendido “de forma preventiva” hasta que haya una sentencia la militancia en el partido del alcalde, el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco, y el director gerente de servicios del Ayuntamiento, Pascual Vela, por su imputación en el “caso Pretoria”.  Por su parte, el abogado de Bartomeu Muñoz, Fermín Morales, ha anunciado que su defendido renuncia al acta de concejal y, por tanto, al cargo de alcalde, así como a la vicepresidencia que ostentaba en la Diputación de Barcelona y a los cargos que tenía tanto en el PSC como en el PSOE. En el comunicado leído por Morales en nombre de Muñoz, dirigido a los ciudadanos de Santa Coloma de Gramenet, el hasta ahora alcalde asegura que es inocente de los delitos que le imputa Garzón, y recuerda su dedicación y compromiso político a la ciudad desde el año 1974.Artur Mas también ha suspendido de militancia por unanimidad a Maci Alavedra y Lluís Prenafeta, los dos ex altos cargos de los gobiernos de Jordi Pujol
imputados y encarcelados de forma preventiva por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en el marco de la operación Pretoria. “Es una decisión dolorosa para mí porque con los dos tengo una relación de afecto y de amistad. Les conozco desde hace muchos años, y no reniego ni me escondo de ello“, asegura Mas, que señala que tampoco ha sido una decisión fácil ni agradable para otros integrantes de la formación que tuvieron contactos con ambos.

 

 

Corrupción en Cataluña: prisión para el alcalde de Santa Coloma y los hombres de Pujol

El juez Baltasar Garzón ha ordenado el ingreso en prisión de los ex altos cargos de la Generalitat Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, el alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco, y el ex diputado del PSC, Luis García. La presunta trama de corrupción defraudó un total de 44.754.000 euros a los Ayuntamientos barceloneses de Santa Coloma de Gramenet, Badalona y San Andrés de Llavaneras en los que actuó.

 
El juez Baltasar Garzón ha ordenado el ingreso en prisión de los ex altos cargos de la Generalitat Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, el alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco, y el ex diputado del PSC, Luis García.
El magistrado de la Audiencia Nacional, que ha adoptado esta decisión a instancias del fiscal anticorrupción Luis Pastor, ha decretado también el ingreso en prisión eludible bajo fianza de25.000 euros para el director de servicios del Ayuntamiento, Pasqual Vela, y de 500.000 euros para los empresarios de la construcción Lluis Casamitjana y Josep Singla.En la resolución, Garzón afirma que hay una serie de “pautas comunes” en las tres grandes operaciones en las que intervinieron los imputados, desarrolladas en las localidades antes citadas.El primer paso consistía en que los Ayuntamientos afectados aprobaban un proyecto urbanístico adjudicado a una empresa del entorno de Luis García, quien, “gracias a sus contactos con el equipo de gobierno en las localidades afectadas y a sus relaciones con las empresarios interesados“, favorecía su tramitación, “repartiendo, en forma ilícita, cantidades pagadas por los últimos”.Sin embargo, la empresa adjudicataria nunca llegaba a realizar el proyecto, sino que éste quedaba paralizado hasta que se producía una modificación del plan urbanístico que finalmente resultaba aprobada por la Consejería de Obras de la Generalitat a través del Plan Metropolitano del Barcelonés. Esa modificación, además, “resultaba siempre favorable al adjudicatario y nunca al municipio“, añade Garzón.Tras la recalificación, el proyecto urbanístico se vendía al constructor a un precio final mucho mayor que el de adjudicación, de modo que todo el beneficio quedaba en manos de los intermediarios y nunca en las del Consistorio.El auto detalla las cantidades que resultaron de la rectificaciónde los planes urbanísticos: 18.377.000 euros en Santa Coloma, catorce millones de euros en Badalona y 12.377.000 euros en San Andrés.La primera de esas operaciones, denominada “Pallaresa” y desarrollada en Santa Coloma entre 2001 y 2005, supuso, tras la aprobación de las modificaciones al Plan, “la disminución de una superficie comercial y la dedicada a vivienda protegida para destinarlas de forma significativa, y con un beneficio mucho mayor para el promotor, a vivienda libre, manteniendo el precio original“.La operación de Badalona, que se llevó a cabo entre 2002 y 2004, consistió en la adquisición a la sociedad pública Marina de Badalona, S.A. de un solar junto al puerto deportivo de la localidad y su posterior venta, “con una revalorización considerable”.Por último, la denominada “operación Niesma” supuso la compra de unos terrenos en la localidad de San Andrés de Llavaneras, produciéndose su venta 22 meses después, una vez aprobada la modificación del Plan de Urbanismo en la que se contemplaba un considerable aumento del techo de edificabilidad, con la consiguiente revalorización de las fincas.Además, el PSC suspenderá de militancia el  próximo lunes al alcalde de Santa Coloma. al concejal de  Urbanismo, Manuel Dobarco, y al director de Servicios Municipales, Pascual Vela.Fuentes jurídicas han destacado que tanto Prenafeta como Alavedra están “anímicamente mal“, mientras que el abogado del alcalde de Santa Coloma, Fermín Morales, ha asegurado que su cliente “está entero” aunque “sorprendido y desconcertado por la dimensión mediática que ha adquirido todo este asunto“.Los ocho arrestados el pasado martes en Cataluña fueron trasladados ayer a Madrid, donde han pasado la noche en la cárcel de Soto del Real, antes de ser conducidos hasta la Audiencia Nacional donde han llegado esposados en un furgón de la Guardia Civil y les han entregado una bolsa de plástico con sus pertenencias. El noveno detenido fue arrestado en Madrid.El alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, está acusado de los delitos de cohecho, tráfico de  influencias, prevaricación y fraude fiscal, pero no del de blanqueo de capitales.Muñoz también destacó en su declaración que no conoce de nada a Alavedra y Prenafeta, por lo que su conexión con los detenidos se limita a que ha tenido trato con su compañero de partido Luis García, ‘Luigi’, presunto cerebro de la trama. Su letrado indicó que el regidor no se ha planteado de momento dimitir de su cargo y que siempre ha colaborado con los investigadores, incluso cuando se realizaron los registros en la sede de las empresas municipales.En una línea similar, el director gerente de Servicios, Pasqual Vela, alegó ante el instructor que su labor en el Ayuntamiento no tiene nada que ver con el urbanismo y se limita a cuestiones relacionadas con el “bienestar de los vecinos, como la prestación de becas“, según explicó su abogado, Albert Boada.

 

 

Garzón interroga hoy a los detenidos por la trama de corrupción de Santa Coloma

Macià y Prenafeta.

Los detenidos por la trama de corrupción de Santa Coloma han pasado la noche en la cárcel de Soto del Real de Madrid y hoy tienen una cita con Baltasar Garzón. El juez de la Audiencia Nacional interroga a los nueve detenidos en la “operación Pretoria”, la presunta trama de corrupción urbanística que habría operado en Santa Coloma de Gramenet.

Garzón va a tomar declaración a los supuestos cabecillas de la trama, entre los que se encuentran el alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz (PSC); y dos ex altos cargos de los gobiernos de Jordi Pujol (CiU): el ex conseller Maci Alavedra y el ex secretario general de Presidencia de la Generalitat Lluís Prenafeta.También comparecerán ante el juez el concejal de Urbanismo de Santa Coloma, Manuel Dobarco; el responsable de servicios jurídicos de esta Alcaldía, Pasqual Vela; el ex diputado del Parlament y ex militante del PSC Luis García Sáez, y tres empresarios: el presidente de Proinosa, Josep Singla; el del grupo Espais, Lluís Casamitjana; y el consejero delegado de la empresa de limpieza Limasa Mediterránea, Manuel Carrillo.