La California gay no acata el resultado del referéndum.

El lobby gay californiano, dispuesto a saltarse la decisión popular

La California gay no acata el resultado del referéndum.

La Fiscalía General de California instó ayer al Tribunal Supremo de ese estado a discutir si la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo decretada el pasado día 4 de noviembre en referéndum cuenta con las suficientes garantías legales.

El fiscal General y ex gobernador de California, Jerry Brown, reclamó que este debate se lleve a cabo cuanto antes, de tal forma que podría retomarse una decisión decretada precisamente por el Tribunal y que permitió las uniones homosexuales el pasado mayo. A su juicio, cualquier decisión que se adopte al respecto debe pasar por la justicia para dotarlo de “certeza y finalidad”, según informaciones de los medios locales.

De esta forma, el Ministerio Público se sumó a las peticiones ya lanzadas por los defensores del matrimonio gay. En cambio, otras personas como el director de la campaña a favor de esta iniciativa, Frank Schubert, confían en que la ley “está de su lado” y el Tribunal “adoptará la decisión correcta”.

Como aval, cuentan con el 52 por ciento del respaldo dado por la población californiana a la ‘Proposición 8’. Sin embargo, defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo iniciaron la semana pasada una serie de protestas para defender los derechos de los homosexuales, muchos de los cuales se encuentran ahora en un limbo legal con una boda cuya validez legal ha quedado cuestionada.