La realidad del aborto desde un punto de vista científico

El científico, Fran Güell, del programa “A cielo abierto” nos revela algunas de las estadísticas más sorprendentes y en muchos casos desconocidas acerca de la cruda realidad del negocio aborto. Escuche, lea, y saque sus propias conclusiones.

Francisco Güell, colaborador del programa “A cielo abierto” nos revela hoy en su sección “A ciencia cierta” algunos datos muy interesantes sobre la realidad del aborto. Se trata de una visión actual sobre la situación del aborto desde un punto de vista específicamente científico. 

 Así, Güell nos recuerda como la Ley de despenalización del aborto de Julio del 1985 se modifica “417 bis” al código penal mediante el cuál se despenaliza el aborto en ciertos supuestos. Estos son:

 “1º: Que sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada y así conste en un dictamen emitido con anterioridad a la intervención por un médico de la especialidad correspondiente, distinto de aquél por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto. En caso de urgencia o riesgo vital para la gestante, podrá prescindirse del dictamen y del consentimiento expreso.

 2º: Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación del artículo 429, siempre que el aborto se practique dentro de las doce primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido denunciado.

 : “Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen, expresado con anterioridad a la prácticadel aborto, sea emitido por dos especialistas del centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado al efecto, y distintos de aquél por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto”.

Así pues, explica Güell, esta ley, surge de una resolución judicial de principios de los años 80 que decía que la vida humana hay que protegerla desde el momento de la concepción, pero en estos tres supuestos, el aborto podría despenalizarse, en ningún caso legalizarse. 

 Esta Ley del 85, tenía tres objetivos: No criminalizar a una madre que ya de por sí se encontraba en una situación complicada, reducir el número de abortos, que se contaban por decenas de miles, aunque habia menos estadísticas que ahora, y que las mujeres no se fueran de España para abortar. 

 EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE ABORTOS

 Acogiéndose a estos tres supuestos, en el año 1985 hubo nueve abortos “no punibles” en España. En 1986, el número se elevó a los 400. Y en 1987, se dió un salto cuantitativo hasta alcanzar los 16.000 abortos enmarcados en esta Ley de despenalización.  Güell explica que, este salto, se debe muy probablemente a una generalización de una situación de fraude de ley posibilitada por el abuso del diagnóstico del “grave peligro para la salud síquica de la mujer”, por otro lado, la total privatización de las prácticas abortivas a través de las clínicas que lo convirtieron y lo han convertido en un negocio sin más y, sobre todo, la exención de todo control previo o a posteriori que generó el RD 2409/86 al suprimir las preexistentes Comisiones de Evaluación que funcionaron entre 1985 y noviembre de 1986.” 

 El salto resulta tan soprendente como alarmante: En 1998 había 53.800 abortos. Nueve años después, en el año 2007: 112.000 mujeres abortan según esta Ley de despenalización del 1985, aún vigente, acogidas a uno de estos tres supuestos.

 Pero, eso no es todo, el porcentaje resulta de lo más revelador: Un 96,93 % de esas mujeres aluden la primera causa, es decir, un “grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada”. El número de embarazos abortados por ser fruto de una violación en Madrid ha sido de cero. En toda España han habido 10. Se trata por tanto de un 0,01 % . Además, del número de abortos practicados en 2007, el 98 % se han hecho en clínicas privadas, y tan solo un 2% en centros públicos. Tal y como explica Güell parece sencillo entender la correlación entre la “autorización” de los profesionales de las clínicas privadas para que se lleven a cabo estos abortos y el lucrativo negocio que el aborto supone para ellos, teniendo en cuenta que, cada “intervención” de este tipo cuesta del órden de 600 euros así como el gran número de abortos que se llevan a cabo cada día.

 Güell nos cuenta además del total de mujeres que han abortado. el 75 % no poseen pareja estable (solteras 63,63% , separadas, divorciadas y viudas . Güell encuentra aquí un componente machista. Una irresponsabilidad por parte del hombre que, quiere desentenderse del niño tras haber mantenido relaciones sexuales y que puede llevar en algunos casos a “empujar” a la mujer hacia esa “salida” que no es tal.

 LA NUEVA LEY DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA Y DE INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL ABORTO  

 Güell nos cuenta además que el anteproyecto del Ley Orgánica, Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que es la que se quiere aprobar, presenta una caracterísitca fundamental: Y es, que en lugar de someter a la mujer a la evaluación de estos tres supuestos para la despenalización, es directamente una ley de plazos mediante la que, hasta la semana 14 se puede abortar libremente. Güell relata como por primera vez, esta Ley se desentiende de justificar el por qué se ha establecido como fecha la semana 14, y añade que no podrían justificarlo aunque quisieran, porque no hay ningún acontecimiento científico diferencial en ese ser humano en formación entre la semana trece -en la cuál una mujer puede abortar libremente- y la quince, a partir de la cuál pasaría a ser considerada como una “delincuente“. Se trata de una ley, por tanto, que carece de cualquier base científica.

 SECUELAS PARA LA MUJER

 Asimismo, Güell ha hablado de las graves secuelas, ya conocidas a día de hoy y que sufre la mujer que aborta, como por ejemplo el estrés post traumático. Así, este colaborador nos cuenta como desde el año 1985, más de un millón de mujeres han abortado y no existe ninguna evidencia científica de que el aborto se pueda ser considerado como un medio terapéutico. 

 Así, trayendo a colación las conclusiones de un reciente Congreso Nacional sobre Bioética, Güell cuenta como, ante un problema psíquico de la madre, este debe ser tratado y el aborto no es “nunca un medio terapéutico“. Así, asegura “no hay ninguna evidencia de que abortar reduzca los riesgos en la salud en mujeres con embarazos no deseados. Por contra, la “ruptura violenta del vínculo natural que se produce con el aborto, hace que esto tenga un efecto negativo en la salud psíquica de la embarazada”

 Sobre las palabras de la ministra de Igualdad Bibiana Aído, sobre “seres vivos y seres humanos“, ha asegurado que “cualquier Catedrático de embriología no tiene ninguna duda que desde el momento de la concepción nos encontramos con  un sistema individual con un patrimonio genético único, y no solo eso: la manera de  interactuar y dirigir cambios fisilógicos  en su propio beneficio no deja dudas de su estatus de “otro”. Es más,Güell, ha asegurado que desde los primeros instantes del embrión, éste  “ya envía señales a la madre” de aviso. 

 En este sentido agrega que, este Congreso, concluyó que las mujeres que han sido madres, tienen una estructura cerebral diferentes de las que no lo han sido. Mediante el envío de señales de hormonales, el embrión prepara a la madre para afrontar diferentes enferemedades, independientemente del embarazo. Asimismo, ha explicado, en el embrión segrega oxitocina al torrente materno, hormona conocida como “la hormona de la FELICIDAD”  responsable del vínculo entre la madre y el hijo cuya ruptura provoca graves secuelas psicológicas en la mujer.

Así pues,  Güell ha declarado que el próximo día 17 de octubre se va a manifestar en Madrid en Defensa de la Vida y contra una ley que se desentiende de la realidad y de la salud de la madre así del hijo.

 

Testimonio de un Hno. Marista que reside en Honduras.

Esto puede hacernos reflexionar sobre cómo nos dan las noticias, según conveniencia.

Queridos familiares y amigos:
 
Escribo estas líneas con una manifiesta indignación por las informaciones que están circulando por Europa, por España sobre la situación que está viviendo Honduras.
Siento que se está mandando una información tendenciosa y espero llamar a la Embajada de España dentro de unos minutos para preguntarles cómo es posible que ellos permitan una tan falsa información en España!!!! La Embajada tiene que saber todavía mejor que nosotros lo que está pasando y ¿entonces? ¿Cómo podemos ser tan papanatas!!!
Aquí no ha habido un golpe de estado. Aquí ha habido un Presidente que nos llevaba acelerada e inexorablemente a ser un nuevo país que entraba en el área “chavista” y por tanto, marxista y dictatorial a ejemplo de su mentor Hugo Chávez.
Mel Zelaya, nuestro ex-Presidente quería, antes de terminar su mandato, cambiar la Constitución para poder perpetuarse él en el poder, como han venido haciendo exactamente Chávez, Evo, Correa, Ortega …. Infringió las leyes que le dio la gana para poder llevar esto a efecto a través de una llamada “encuesta” que debía realizarse ayer y que camuflaba sus manifiestas intenciones. El Congreso le dijo que no era legal. Todas las altas instancias judiciales le dijeron que no era legal, su propio Partido le dijo que no era legal (¿se dice en Europa que su partido político rompió con él?), pero siguió despreciando a todos y constituyéndose en norma suprema a ejemplo de su padre espiritual Hugo Chávez. Todas las instancias del país estaban en su contra: el Comisionado para los Derechos Humanos, el Congreso, toda la Judicatura, la Fiscalía, todas las iglesias católicas y protestantes, el partido y los mismos alcaldes de su partido político y al final, hasta el ejército.
A pesar de recibir la prohibición expresa, por inconstitucional, de realizar esa mal llamada encuesta, prohibición emanada de los más altos tribunales de justicia, él siguió adelante porque se tenía que perpetuar fuese como fuese en el poder y además no decepcionar las ansias expansionistas de Chávez. Dio orden al General Jefe de las FF.AA. para que distribuyese las urnas, pero éste había recibido orden de los jueces de no hacerlo por la razón de siempre: ilegalidad manifiesta. El general se negó con documento al apoyo y aquí empezó a explotar la situación porque nuestro sujeto Presidente veía que se le escapaba la ocasión ya que termina su mandato dentro de seis meses. En un abuso más de poder destituyó al general por desobediencia, cosa que repudió el pleno del Congreso y las más altas instancias judiciales demostraron la nulidad de esa destitución. El Congreso le invitó a que rectificase y el señor Mel dio una imagen esperpéntica, junto con un reducido grupo de seguidores yendo a recuperar las urnas para distribuirlas en coches particulares …. Ni había mesas constituidas, ni había listas de votantes …
El Congreso a la unanimidad menos 4 votos (los dos grandes partidos se unieron para no aceptar la dictadura que se nos venía encima)  aprobaron su destitución por desobediencia a la Constitución y los jueces dieron orden a las FF.AA. para que le arrestasen y le sacasen del país. Las FF. AA. se ejecutaron. ¿Es esto un golpe militar? En ningún momento el ejército ha tomado el poder ni ha pegado un solo tiro. Siguiendo la Constitución el Congreso nombró al nuevo Presidente ad ínterin por seis meses y siguen los tres poderes institucionales en pleno funcionamiento: el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial. ¿Es esto un golpe de Estado?
Y ¿cómo los gobiernos democráticos de Europa pueden ser tan papanatas y no ver el régimen dictatorial de Chávez y su pandilla, que es al que íbamos nosotros de cabeza? Y cómo no ven que el señor Mel Zelaya estaba terminando de arruinar al país, sembrando el odio y …. sin haber presentado hasta la fecha los presupuestos del Estado para el año 2009 porque así malgastaba a su antojo el poco dinero que tiene el país? ¿Se puede ser tan ciegos? ¡No hay peor ciego que el que no quiere ver. Pero ¿por qué?
Y ya el eminente Hugo Chávez ha amenazado con invadirnos con su ejército para derrocar al nuevo Gobierno. ¿Y esa amenaza pública por la T.V. pasa desapercibida? ¿Quién le da el poder y el derecho de amenazar con una guerra a un país con el que EN PRINCIPIO él no tiene nada que ver? ¿O empieza a ver las orejas al lobo y que este “mal ejemplo de Honduras” pueda cundir y se le hundan sus ansias imperialistas? ¿Y eso no lo ve ni la UE, ni los EE.UU. ni España en particular? ¿Tanto les ciega el petróleo? ¿Dónde queda la defensa de los derechos humanos?
Termino porque tengo otras cosas que hacer, pero por favor, si podéis difundir esta versión hacedlo. Yo voy a llamar ahora mismo a la Embajada de España para decirles mi indignación.

Un fuerte abrazo
Antonio Rieu