Una agenda de la Comisión Europea elimina las fiestas cristianas

Radio Vaticano se hace eco de las protestas

“Gritos de ira contra una Europa que niega sus raíces cristianas”, titula Radio Vaticano al hacerse eco de las protestas de diversas personalidades que denuncian “la desaparición de las fiestas cristianas de la agenda realizada por la Comisión Europea destinada a los alumnos de la Unión Europea”.
Radio Vaticano precisa que se han difundido más de tres millones de ejemplares de la agenda, que menciona las fiestas musulmanas, hindúes, sikhs y judías, pero ninguna fiesta cristiana, ni siquiera el 25 de diciembre.
Entre las cartas de queja enviadas al presid ente de la Comisión Europea, José Manuel Barrosso, se encuentra la que la parlamentaria francesa Christine Boutin, presidente del Partido cristiano demócrata, le dirigió el 23 de diciembre de 2010.
La ex-ministra se pregunta “cómo se puede pretender instruir a los jóvenes sobre la Unión Europea negando una religión que ha contribuido tanto a su construcción y a su unidad”. “¿Cómo es posible una discriminación así?”, se interroga.
Según Boutin, “esta pequeña agenda es reveladora del nuevo pensamiento que nos mina desde el interior: para ingresar, habría que borrar nuestra historia común y nuestros valores fundacionales”.
También apela “a una gran movilización a través de una petición europea que permita llegar al Parlamento Europeo&rdquo ;.
En Francia, precisa la misma fuente, el ministro encargado de los Asuntos europeos, Laurent Wauquiez, quiso elevar “un grito de ira”.
Esta iniciativa, dijo, “es representativa de una Europa que ya no ama ni se ama”: “Esta Europa niega sus raíces cristianas y coloca un pañuelo púdico sobre lo que ella es -añadió-. Una identidad rechazada es una identidad que se venga”.

FIRMA: http://www.europadiary.fr/

Agenda Europe - Pétition

.China amenaza con la pena de muerte a los responsables de las protestas

 

Al menos 156 personas han perdido la vida en China en los ultimos dias

Refuerzos militares apaciguaron hoy por unas horas el conflicto entre musulmanes uigures y colonos chinos en el oeste del país asiático, mientras las autoridades amenazaban con la pena capital a los responsables de las peores protestas en China en dos décadas. El jefe del gobierno chino, Hu Jintao, ha cancelado su participación en la cumbre del G-8 -que comienza hoy en la ciudad italiana de L’Aquila- y ha decicido volver a su país donde la ola de violencia desatada en los últimos días en la región de Xinjiang ha costado la vida a más de 150 personas.

El presidente chino, Hu Jintao, ha llegado hoy a Pekín para hacer frente a la crisis en la región noroccidental de Xinjiang, donde enfrentamientos entre la minoría uigur y los chinos de la etnia han causado al menos 156 muertos. El avión presidencial aterrizó en el aeropuerto de Pekín procedente de Roma, tras la abrupta interrupción de la gira del presidente chino por Italia y Portugal, informó la agencia oficial Xinhua.

 Tensa calma en la ciudad china de Urumqi tras una noche tomada por el Ejército comunista que patrulla por las calles de con vehículos blindados en medio del toque de queda impuesto. Helicópteros del Ejército de Liberación Popular chino (ELP) sobrevuelan la ciudad asolada por las protestas, que ayer provocaron graves destrozos en el barrio uigur.  Los negocios de ese barrio, en el centro de la ciudad, amanecieron hoy con cristales rotos, instalaciones destrozadas, y sus habitantes uigures furiosos por el hecho de que el Gobierno chino intentara ocultar el linchamiento de uigures el 26 de junio en una fábrica de la provincia de Cantón (sur), incidente en el que murieron dos personas y que encendió la mecha para la violencia del 5 de julio, saldada con 156 muertos.

 Entretanto, las autoridades chinas intentan limitar el trabajo de la prensa extranjera, con retenciones y requisando materiales. A esto se le ha acompañado un espectacular “apagón informativo“: desde la 1 de la madrugada de hoy, la agencia oficial Xinhua ha dejado de informar sobre el conflicto étnico, y tampoco aparecen más imágenes de enfrentamientos en la televisión estatal CCTV.

 Numerosas webs y blogs en el extranjero están bloqueadas en todo el país o su acceso es limitado, se ha censurado la popular red social Facebook y también siguen inaccesibles, como anteriormente,el servicio de alojamiento de vídeos YouTube y la web de “microblogging” Twitter.

 Ante la ausencia de Hu, el consejero de Estado chino Dai Bingguo será el encargado de representar a China en la cumbre del G8 que se inicia hoy en la ciudad italiana de L’Aquila, añadió la fuente.La visita a Portugal no queda anulada sino postergada, y la nuevafecha del viaje de Hu “será fijada por las partes china y portuguesa más adelante”. Ni Hu ni ninguno de los otros ocho miembros del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista de China (PCCh), el órgano de más poder en el país asiático, se han pronunciado hasta ahora públicamente sobre el conflicto étnico en Urumqi.

Las cifras oficiales se mantienen en 156 muertos, más de mil heridos y 1.434 detenidos, aunque habitantes de Urumqi aseguran que el número real es “mucho mayor”.

 China culpa a organizaciones del exilio uigur de estar detrás de los enfrentamientos, iniciados el pasado domingo tras unamanifestación pacífica en la que estudiantes de esa etnia musulmana pedían justicia por un ataque contra uigures ocurrido una semana antes.

 Cabe decir que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha declarado hoy que el control de la violencia en la región autónoma uygur de Xinjiang es un asunto interno de China. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha negado hoy que la diplomacia internacional tenga “mancha ancha” con China por no protestar ante los enfrentamientos étnicos en la región de Xingiang con la misma contundencia que tras el golpe de Estado en Honduras.