Joan Ribó. Dedique las calles a las victimas de ETA, grapo, 11M

VALORA, Y  ¿FIRMAS?

Dedique las calles a las victimas de ETA, grapo, 11 M.

En Valencia el nuevo tripartito va avanzando medidas para solucionar problemas “urgentes”. Pretende cambiar el nombre a las calles bajo su criterio. Dice <<vamos a cumplir rigurosamente la Ley de Memoria Histórica>>. No dedique las calles a Republicanos. Dedíquelas a aquellas victimas inocentes del terrorismo de ETA, del grapo o del 11-M y los que han dado su vida cumpliendo con su deber, Ejercito, Policía, Guardia Civil.

Los católicos, la política y la Nueva Evangelización

Por Salvatore Matínez

Quisiera comenzar con dos afirmaciones preliminares de principio.
-La Iglesia no es, ni podría transformarse nunca en un sujeto político. Como afirma el santo padre Benedicto XVI “perdería su independencia y autoridad morales identificándose con una única vía política y con posturas parciales y opinables”.
-La Iglesia no está llamada a la formación de partidos: se transformaría en una religión civil. La Comunidad cristiana, sin embargo, está llamada a formar en Cristo hombres nuevos, capaces de hacer nueva incluso la política; hombres y mujeres de corazón nuevo, capaces de hacer nuevo el corazón de las instituciones políticas.

Si el “Verbo se hizo carne”, esta “ley del amor” sirve también para la política e influye también en la conciencia de los laicos cristianos; nos empuja a afirmar de nuevo nuestra fe en los contextos sociales en los que Cristo no está, se ha descuidado o se ofende.
Por lo demás, el papa Benedicto XVI es muy explícito: “No hay ningún ordenamiento estatal justo que pueda hacer superfluo el servicio del amor. Quien quiere desentenderse del amor se dispone a desentenderse del hombre en cuanto a hombre”.

Por tanto, la construcción de la civilización del amor nos interpela. Nos incumbe a nosotros poner en el contexto y los sufrimientos del mundo de los hombres y de las instituciones la semilla de la vida nueva, de un nuevo amor de Dios que “se revela en la responsabilidad por el otro”.

Nos corresponde a nosotros discernir lo que hemos de hacer y como debemos hacerlo para que el mensaje social de la Iglesia, su Doctrina Social, no se devalúe o sea ignorado, en primer lugar en la formación de muchos cristianos. Tenemos, en la Doctrina Social de la Iglesia, un punto de referencia unitario de juicio sobre la realidad social, un pensamiento que conjuga fe y razón en virtud de la verdad que contiene.

Es imprescindible la nueva evangelización de la política, para liberar nuestro tiempo del espíritu del error que, con el poder del engaño, está cambiando la medida divina del hombre y su destino eterno, multiplicando sin descanso las estructuras de pecado.

Veo dos grandes retos de fondo en el compromiso de los católicos en la política.
-El primer reto de la nueva evangelización de la política es impedir que sea marginada nuestra fe cristiana en la vida pública de las naciones. Como recordó Benedicto XVI, “la Iglesia no tiene soluciones técnicas que ofrecer” y no pretende “entrometerse en las políticas de los Estados”. “Comunidad Eclesial” y “Comunidad Política” son realidades distintas, con representaciones diversas, pero que deben volver a dialogar. Nosotros podemos conseguir que este diálogo, si ha sido interrumpido, se restablezca y sea fecundo, creíble, que vuelva a poner al hombre en el centro, en una sociedad a medida del mismo, para conseguir un desarrollo humano integral. No podemos permitir que nuestra laicidad cristiana se calle, que sea relegada a la esfera privada. San Agustín nos advirtió: “No reduzcáis el Evangelio a una verdad privada para no ser privados del mismo”. Es inaceptable que, en muchas naciones “los creyentes deban suprimir una parte de sí mismos –su fe- para ser ciudadanos activos”. No debería ser necesario renegar de Dios para poder disfrutar nuestros propios derechos; todavía más grave es “¡Dar a César lo que es de Dios!”.

-El segundo reto de la nueva evangelización de la política se da en el aspecto económico y mercantil de la globalización. Estimulando el consumismo irracional se pone en el centro el aspecto material del hombre, prejuzgando así la apertura del hombre mismo a la trascendencia, a Dios. Se querría un “cristianismo utilitario” que sirva para resolver los problemas materiales del hombre, reduciendo el aspecto salvífico de nuestra fe a un puro humanismo, a una filantropía atea. Dios, confinado al más allá, y el hombre reducido a la insignificancia. El actual escenario de la historia, como bien sabemos, es de profunda crisis, una crisis planetaria que, antes que nada, es una “crisis espiritual”. La crisis económica y política de nuestros días es la consecuencia de la crisis espiritual que está atravesando la vida de los hombres, incluso de muchos creyentes. He aquí porque tenemos el deber de pensar en una nueva evangelización de los estilos de vida y de las instituciones que rigen el destino de los hombres y de los pueblos. El siervo de Dios Pablo VI negaba el concepto de esta manera: “Es indispensable alcanzar y casi trastornar, mediante la fuerza del Evangelio, los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes inspiradoras y los modelos de vida de la humanidad, que contrastan con la palabra de Dios y con el diseño de salvación”.

Desde hace casi tres años, regularmente, el papa Benedicto XVI pide nuevas generaciones de católicos comprometidos con la política: “Afirmo la necesidad y la urgencia de la formación evangélica y del acompañamiento pastoral de una nueva generación de católicos comprometidos en la política, que sean coherentes con la fe profesada, que tengan rigor moral, capacidad de juicio cultural, competencia profesional y pasión de servicio por el bien común”. Son “cinco”, según el pontífice, las virtudes, las actitudes indispensables necesarias y que hay que fomentar en los que quieren dedicarse a la realización del “bien común” mediante el compromiso político:

-“Coherentes con la fe profesada”, no con las ideas propias o con las de la opinión pública.
-“Rigor moral”, porque no se puede minimizar la gravedad de la “cuestión moral”, incluso entre los católicos.
-“Capacidad de juicio cultural”, es decir de discernimiento, fruto de estudio, de meditación, de capacidad de distinguir un bien individual del bien común.
-“Competencia profesional”, porque la política es un arte, una vocación y no se improvisa.
-“Pasión de servicio”, no por el honor personal o por el agradecimiento de unos pocos.

Cabe mencionar que el Pontífice habla de “formación evangélica”, no de formación política. Por tanto, es necesario volver al Evangelio. El beato Juan Pablo II, con un firme discernimiento, sentenciaba: “No hay solución para la cuestión social fuera del Evangelio”. Es el Evangelio la mejor escuela de laicidad posible para la humanidad, porque nadie más que Jesús ha enseñado a los hombres el arte de vivir, para decir con hechos cómo se ama, cómo se está de parte de la gente hasta dar la vida por los propios amigos.

En conclusión, considero que nunca habrá un tiempo más favorable que este para la nueva evangelización, después del vacío producido por la caída de las grandes ideologías. “El nuestro es un mundo que debe ser creado nuevamente con confianza en el pensamiento cristiano”, afirmaba en el exilio, el gran sacerdote y estadista, Luigi Sturzo.
Somos la primera generación del primer siglo del tercer milenio. En nosotros recae una responsabilidad tremenda, única: ¡introducir a Cristo en este nuevo milenio de historia cristiana! Nos recuerda san Juan Crisóstomo: “Si eres cristiano es imposible que no dejes tu huella en el mundo; si eres cristiano es imposible que no produzcas efecto. Es contradictorio decir que un cristiano no puede hacer nada por el mundo, así como lo sería si dijésemos que el sol no puede dar luz”.
Es necesaria más humildad y más confianza en la acción del Espíritu Santo. En la época de recesión ¡no está en recesión el Espíritu de Dios! El Espíritu no nos pide responder en la intimidad de la fe ni con un entusiasmo desencarnado. Es nuestra responsabilidad de fe que este mundo caótico sea ordenado por el Espíritu de Dios y disponible a las auténticas necesidades del hombre.

Que nuestra oración y nuestra sumisión a la voluntad de Dios nos den una nueva evangelización de la sociedad y de la política, un nuevo Pentecostés de amor, el milagro de una política nueva, de políticos nuevos.
* Salvatore Martinez es presidente de la Renovación en el Espíritu en Italia

¿Cómo hacer para que la política proteja y valore la familia?

Monseñor Giampaolo Crepaldi*

La familia es el lugar de la vida: donde la vida se genera y donde la vida es acogida. Dado que el hombre no es una cosa, la vida humana no es producida, como se produce en un laboratorio o en una fábrica. La dignidad de la persona humana requiere que la vida sea generada y acogida en la familia, es decir, en un contexto de amor y de dedicación recíproca, de responsabilidad y de compromiso educativo.

 El hijo tiene derecho a la familia, mientras que la familia no tiene derecho al hijo. El hijo tiene derecho a ser co ncebido de forma humana, es decir, como expresión del amor entre su padre y su madre, de un amor desinteresado y por tanto abierto a la vida. Tiene derecho a no ser producido en un laboratorio y concebido en una probeta mediante una intervención médica. La vida y la familia, por tanto, se llaman mutuamente. No hay verdadero amor entre los cónyuges si no está abierto responsablemente a la vida, porque en este caso la instrumentalización recíproca, más o menos consciente, se haría sentir. La vida, por otro lado, no sería dignamente acogida y honrada si no se recibiese en una familia, donde el recién llegado se sienta acogido, protegido, y de donde puede recibir la educación necesaria para la vida.

La familia es la célula de la sociedad, se dice a menudo. Con esta expresión se pretende decir habitualmente que la familia es ya sociedad en sí, es el primer núcleo de la so ciedad y que la sociedad entera nace de la familia. Se puede decir también que en la familia se encierra una energía relacional que después se deriva a toda la sociedad. No es la sociedad, o peor aún, el Estado, el que funda la relacionalidad humana. Ésta pertenece a la persona, que es relacional por naturaleza, y se vive en primer lugar en la familia.

En este sentido, la familia está en el origen de la sociedad, y sin familia no hay siquiera sociedad, sino una suma de individuos. Por esto en el origen debe haber no dos individuos asexuados, sino un hombre y una mujer, o sea, una pareja. Dos individuos asexuados o del mismo sexo no forman una pareja, sino sólo dos individuos. El hombre y la mujer constituyen la pareja de la que nace la sociedad ante todo por su complementariedad: se completan mutuamente. En segundo lugar, por su apertura recíproca en su complementariedad: tienden a la unión, a ser “dos en una sola carne”, a ser una sola realidad. En tercer lugar, porque su apertura recíproca significa apertura a la vida: son capaces de engendrar una nueva vida de forma humana, son fuente de humanidad, pueden continuar la comunidad humana en el futuro. Esto comporta tener presente el aspecto social y político de la sexualidad, que hoy por desgracia es individalizada y entendida de modo funcional y no expresivo de la naturaleza de la persona.

Si la sexualidad se separa de la procreación, ésta se convierte en un hecho técnico, que puede ser llevado a cabo por dos individuos asexuados, en el sentido de que no interesa su sexo. Pero una sexualidad individualizada y reducida a técnica ya no es una sexualidad plenamente humana. Le falta el carácter de apertura recíproca en la complementariedad y de la uni-dualidad. En el origen de la sociedad no están por tanto dos individuos, sino una pareja de un hombre y de una mujer, abi ertos a la acogida recíproca en la complementariedad sexual, y abiertos a la vida.

No hemos reflexionado suficientemente sobre los efectos negativos de la individualización de la sexualidad, que es en cambio el hecho humano originario de la propia sociedad. Por esto la sociedad no puede renunciar a nacer de una familia, significaría comprenderse no como un todo relacional, sino como un conjunto de individuos aislados y como máximo aproximados. Si en el origen hay dos individuos asexuados, entonces también todos los demás vínculos sociales serán individuales. Si en cambio hay una relacionalidad complementaria desde el origen, existe la posibilidad de que también la sociedad pueda fundarse sobre vínculos de pertenencia y reciprocidad con carácter orgánico.

El comienzo es siempre decisivo. Se ve con la vida. Si no se acoge en ese momento ¿cómo se podrá ser acogedor despu&eacut e;s? Eso se ve para la familia: si no hay reciprocidad complementaria al principio, ¿cómo podrá haberla después? Las personas no se suman ni se amontonan; se relacionan.

Vemos así los efectos muy negativos, incluso para la propia sociedad, de la separación entre procreación y sexualidad mediante la inseminación artificial. La FIVET, es decir, la concepción en probeta, representa una herida incurable a la naturaleza humana y a la familia. A la naturaleza porque transforma al hijo en un producto, insinuando la idea de que la vida pueda ser una producción humana. A la sociedad, porque la nueva vida presupone solo una capacidad técnica y no un contexto de amor de pareja. De hecho la concepción in vitro puede suceder también mediante “donantes” de espermatozoides o de ovocitos externos a la pareja; puede ser satisfecho el deseo de tener un hijo por parte de dos mujeres o de dos hombres; se puede implantar el embrión en el útero de una tercera mujer que puede hacerlo por dinero, haciendo de madre subrogatoria.

 La familia natural es así deconstruida y reconstruida artificialmente de muchas formas, siguiendo los deseos de cada individuo. La maternidad y la paternidad se multiplican: está la genética, la biológica y la social… desde el punto de vista técnico, hoy un niño puede tener hasta seis padres. De la misma forma, también la filiación se multiplica y asume muchas facetas. Los derechos del niño a una familia compuesta por un hombre y una mujer unidos por un pacto duradero de amor recíproco son negados, con innumerables consecuencias negativas en el plano psicológico y de la maduración personal y con nuevas formas de malestar y de inadaptación, con ingentes costes para la comunidad.

Por todos estos motivos, la política no puede resignars e a hacer de notario imparcial de estos deseos de frontera animados por un espíritu individualista e incapaces de asumir responsabilidades en cuanto que destruyen la dignidad de la persona, de la mujer, del hijo concepbido, de la sexualidad y de la propia sociedad.

He insistido en los aspectos sociales de la sexualidad y de la procreación porque considero indispensable que la política vuelva a apropiarse de esos ámbitos, no en el sentido de intervenir en la responsabilidad personal y de pareja, como sucede por ejemplo en los países que imponen con la fuerza la planificación familiar y la política del hijo único. El poder político no puede intervenir en las cuestiones relativas a la sexualidad y a la procreación sin lesionar la libertad responsable originaria de la pareja. Esto, con todo, no significa que la sexualidad y la procreación deban perder su relevancia también pública, y sea n relegadas a las decisiones individuales, incluso como decisiones lúdicas.

Se trata de decisiones de graves consecuencias sociales. Por lo demás, los hijos no son una propiedad privada. Sea porque son personas y las personas no son de nadie, o porque los hijos representan un recurso para toda la humanidad. Si son bien educados, instruidos, formados en un ejercicio maduro de las virtudes personales y sociales, representan un “bien común”. Cuando en cambio crecen mal, sufren violencia o malos tratos, no adquieren ni una instrucción adecuada ni una verdadera capacidad laboral, cuando viven en las áreas del malestar y de la marginación, producen disfunciones y costes para toda la sociedad. Por todos estos motivos, la procreación no es un hecho privado, aunque nadie pueda sobreponerse a la responsabilidad de la pareja. El proprio hecho de que quien engendra es una pareja, en el sentido tantas veces expresado de est a palabra, confirma que no se trata de un hecho privado sino originariamente social.

*Monseñor Giampaolo Crepaldi es arzobispo de Trieste y Presidente del Observatorio Internacional “Cardenal Van Thuân” sobre la doctrina social de la Iglesia.

___________________________________________________________________________________

Escribe al presidente de Pakistán: Salva a Asia Bibi

 http://www.hazteoir.org/firma/34272-escribe-presidente-pakistan-salva-asia-bibi

Nace España Educa en Libertad

Los objetores a Educación para Ciudadanía aúnan esfuerzos. Las distintas plataformas que hasta ahora han servido de portavoces a los objetores de EpC han fundado la Federación de Padres por la Libertad de Educación ESPAÑA EDUCA EN LIBERTAD, De esta forma, recogen el guante del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que ha mostrado dispuesto a dialogar con los que se oponen a la asignatura.

Presentación de España Educa en Libertad

España Educa en Libertad se presentó este jueves en Madrid. Inmaculada López, de la plataforma segoviana Educación en Libertad y ahora secretaria de la Federación, fue la encargada de desglosar los objetivos de esta nueva institución que velará por los intereses de los objetores a EpC.

La Federación nace por la voluntad de más de 70 plataformas que representan a más de 50.000 objetores. La nueva entidad está presente en todo el territorio nacional y es fruto, en palabras de Inmaculada López, de “una movilización social sin precedentes causada por la imposición de un conjunto de asignaturas que implican una vulneración de la libertad religiosa e ideológica y de los derechos fundamentales de los padres a educar a sus hijos”.Más allá de EpC, la voluntad de esta Federación es la de permanencia. “Queremos que esta movilización cívica sirva para que los padres se impliquen más activamente en las políticas educativas que afectan a sus hijos. Después de la polémica de EpC, el debate educativo no puede seguir siendo monopolizado por los partidos políticos y las administraciones educativas, a menudo indiferentes a los derechos de los padres en materia de educación y libertades fundamentales”.El primer objetivo de España Educa en Libertad, según Inmaculada González, es el de reunirse con Ángel Gabilondo. “Hoy reiteramos, ya como Federación Nacional, la necesidad de sentarnos con carácter urgente con D. Ángel Gabilondo en calidad de interlocutores con representación en todas las comunidades autónomas. Somos nosotros los que ostentamos la representación real de la mayor parte de padres objetores, son nuestros hijos los que cada día están expuestos a esta materia”, expone González.Aunque para ese diálogo, le Federación tiene dos premisas muy claras:1. La primacía del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales, tal y como reconoce el artículo 27.3 de la Constitución Española. Se trata de que la escuela ayude a los padres en esta tarea pero no pretenda suplantarlos.2. Aunque creemos que la mejor solución sería retirar las actuales asignaturas de EpC y abrir un debate real sobre cómo abordar la educación cívica y en valores, no nos oponemos a que exista unas asignaturas obligatorias de formación cívica siempre y cuando respeten los derechos de los padres y no pretendan adoctrinar imponiendo de manera obligatoria una determinada visión de la vida y la persona.Los representantes de ESPAÑA EDUCA EN LIBERTAD han confirmado que seguirán promoviendo la objeción de conciencia a EpC entre los padres porque es el único instrumento constitucional que les permite defenderse de una norma que vulnera sus derechos.
 
La presidenta de la Federación de Padres por la Libertad de Educación ESPAÑA EDUCA EN LIBERTAD es Marisa Toribio (Soria Educa en Libertad).MÁS DE 53.000 OBJECIONESHasta el momento se han producido 53. 406 objeciones a la asignatura; además, después de las sentencias del Tribunal Supremo sobre objeción a EpC los padres han presentado 215 recursos judiciales reclamando su derecho a objetar.Tras las citadas resoluciones del Supremo se han dictado 48 sentencias favorables a los objetores: 2 de ellas en un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Zaragoza y 46 en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Estas últimas sentencias eximen a 88 alumnos de cursar EpC.
 
Además, se han presentado 7 denuncias de libros de texto de EpC y 1 recurso judicial por adoctrinamiento en la escuela.

 

 

‘La Vida Importa’ irá contra el juez que ha sobreseído el caso

Juan Sánchez Galera. Considera que la sentencia exculpatoria del centro abortista ha sido tomada “por motivos ideológicos”.

Nueva protesta en favor del derecho a la vida

 Hace cerca de dos años que saltó a la palestra el descubrimiento de 100 fetos en los cubos de basura de la Clínica Isadora. La administración del centro abortista se excusó diciendo que eran ‘restos sanitarios’. 

 Juan Sánchez Galera, portavoz de la plataforma ‘La Vida Importa, ha destacado las contradicciones que contiene el caso. “Isadora está admitida para realizar abortos de hasta las 22 semanas”, pero de los restos que encontró la Guardia Civil “muchos o no superaban los 22 semanas o, por el contrario, llegaban a los 7 y 8 meses”.

 El caso Isadora ha sido sobreseído y el juez ha decidido además actuar contra la Guardia Civil. ‘La Vida Importa’ irá con nuevos datos al juzgado para reabrir el caso y presentará una querella contra el juez que ha instruido el caso.

 Otra de las reacciones sobre la decisión del juez ha sido la asociación Unidos por la Vida’, que se ha manifestado ante los Juzgados de Plaza de Castilla, para hacer pública su repulsa de lo que estima una injusticia y una extraña coincidencia. Y es que en su opinión, “después de todas las tramitaciones legales tras el hallazgo de fetos de en el contenedor de la clínica, resulta sospechosa la oportunidad de la sentencia, justo el día antes de la manifestación del 17-O“. Ha destacado que la noticia salió a la luz coincidiendo con la manifestación del pasado sábado, donde más de un millón de personas se centraron en Madrid a favor de la vida. A todo esto se suma, como comenta la agrupación, la “inmediata reacción del  ministro del Interior abriendo expediente contra los guardias civilesque localizaron el contenedor.

 

Kelme tendrá que pagar al separatista Oleguer Redacción Madrid. 16 de diciembre.

Campaña de diario ya en apoyo a la empresa alicantina

Kelme tendrá que pagar al separatista Oleguer

Olegario Presas se ha hecho un nombre en el mundo del fútbol no precisamente por su calidad técnica, ni por sus logros deportivos, sino por sus ideas políticas. El catalán, que de talento futbolístico no anda sobrado pero sí de polémica, encima va a tener suerte de ser indemnizado por la marca deportiva Kelme al rescindir su contrato unilateralmente, pues el jugador se manifestó a favor del etarra De Juana Chaos, informa Periodista Digital.

Kelme canceló ese acuerdo de patrocinio después de que Olegario, actualmente en las filas del Ajax holandés porque en el Barcelona no salía del banquillo ni para calentar, escribiera un artículo como poco “comprensivo” con la situación vivida por el terrorista De Juana Chaos, en el diario vasco Berria.

Olegario Presas demandó a Kelme y ahora los tribunales condenan a la empresa alicantina a una ejecución provisional de la sentencia que incluye el pago de 86.000 euros de indemnización, además de los intereses y las costas del proceso.

Si desea hacer llegar a Kelme una carta de apoyo adhesión, pueden enviarlas a la dirección redaccion@diarioya.es, con el título de CARTA APOYO KELME.

Kelme tendrá que pagar al separatista Oleguer Redacción Madrid. 16 de diciembre.

Campaña de diario ya en apoyo a la empresa alicantina

Kelme tendrá que pagar al separatista Oleguer

Olegario Presas se ha hecho un nombre en el mundo del fútbol no precisamente por su calidad técnica, ni por sus logros deportivos, sino por sus ideas políticas. El catalán, que de talento futbolístico no anda sobrado pero sí de polémica, encima va a tener suerte de ser indemnizado por la marca deportiva Kelme al rescindir su contrato unilateralmente, pues el jugador se manifestó a favor del etarra De Juana Chaos, informa Periodista Digital.

Kelme canceló ese acuerdo de patrocinio después de que Olegario, actualmente en las filas del Ajax holandés porque en el Barcelona no salía del banquillo ni para calentar, escribiera un artículo como poco “comprensivo” con la situación vivida por el terrorista De Juana Chaos, en el diario vasco Berria.

Olegario Presas demandó a Kelme y ahora los tribunales condenan a la empresa alicantina a una ejecución provisional de la sentencia que incluye el pago de 86.000 euros de indemnización, además de los intereses y las costas del proceso.

Si desea hacer llegar a Kelme una carta de apoyo adhesión, pueden enviarlas a la dirección redaccion@diarioya.es, con el título de CARTA APOYO KELME.