Un informe de la OMS presenta información tergiversada para impulsar la agenda abortista

 

20080710_CFAMLOGOOOO

 

 

 

En su informe anual sobre la salud en el mundo, recientemente publicado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta estadísticas que, de manera engañosa, parecen colocan a la mortalidad derivada de la maternidad a la par de otras causas de muerte en el mundo, como ser la malaria y el HIV/SIDA. Este nuevo enfoque contradice informes anteriores de la OMS en los que la mortalidad materna ni siquiera figura entre las diez principales causas de muerte, ubicándose por debajo de los decesos por accidentes de tránsito.  
 
     La confusión surge en la segunda tabla del informe, en la que se proveen datos sobre mortalidad por causas relacionadas con la maternidad, el HIV/SIDA, la malaria, la tuberculosis, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los traumatismos. Todas estas causas de muerte, excepto las derivadas de la maternidad, se encuentran entre las diez más frecuentes en el mundo; sin embargo, se presenta a la mortalidad materna dentro de la misma tabla, como si fuera comparable con las demás.

     Resulta aún más confuso para el lector no habituado que las estadísticas sobre mortalidad materna presentadas en la tabla realmente parecen señalar que ésta es más importante que otras causas de muerte. Según la información provista, la “tasa de mortalidad” materna asciende a 400, mientras que la enfermedad coronaria, considerada como la principal causa de muerte en el mundo, asciende a 301. Si bien la misma OMS afirma que la mortalidad materna cobra 536.000 vidas al año y la enfermedad coronaria, 7,2 millones, la aparente paridad se logra al presentar los índices de mortalidad materna en función del número total de nacimientos de niños vivos, mientas que los demás toman como parámetro la población total: se mezclan peras con manzanas.  

     Los críticos denuncian que este informe forma parte de la campaña que actualmente llevan a cabo las agencias de la ONU y la OMS, en la cual se exagera la incidencia real de la mortalidad derivada de la maternidad con el propósito de promover el aborto.

     En un boletín de la OMS publicado en 2005 se admitió que muy pocos países proveen información exhaustiva y confiable sobre la mortalidad o las causas de muerte. De hecho, de los 46 países africanos que, supuestamente, dan razón del 50% de las muertes maternas, sólo uno disponía de datos completos. Aún así, la OMS suele asegurar que, en los países en desarrollo, alrededor de medio millón de mujeres mueren cada año por “causas derivadas de la maternidad”, a pesar de que la información con la que se cuenta, que proviene de estos países, no es confiable, ya que presenta “amplios márgenes de incertidumbre”. La División de Población de la ONU, área oficial de estadísticas de las Naciones Unidas, se rehúsa a utilizar la cifra mencionada, precisamente porque no es posible constatarla.

     La ONU  y sus agencias proponen el aborto y la anticoncepción de manera persistente, apelando al eufemismo “planificación familiar”, como táctica para solucionar el sobrestimado problema de la mortalidad materna. En la declaración conjunta emitida por el Banco Mundial, el Fondo de Población de la ONU, UNICEF y la OMS, se reiteró la importancia de reducir la mortalidad materna mediante “tres áreas de acción claves”: “otorgar a las mujeres el poder de decidir sobre su vida reproductiva”, mejorar el “acceso y la calidad de los servicios de salud materna” y “garantizar el acceso a servicios e información sobre la planificación voluntaria de la familia”.

     En la conferencia de 2007 Las Mujeres Dan Vida, patrocinada por la ONU, también se defendió lo que la doctora Susan Yoshihara denomina como la mentalidad de “primero el aborto” para mejorar la salud materna. Esta visión resta importancia a los probados métodos de reducción de la mortalidad derivada de la maternidad, como ser la mayor disponibilidad de parteros calificados y la atención obstétrica de emergencia.

Informe reciente de la OMS presenta datos asimétricos para el adelanto de la Agenda Aborto

En su recientemente publicado informe anual sobre el estado de la salud mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS), presenta estadísticas que engañosamente parece lugar de mortalidad materna a la par con otros asesinos mundial como la malaria y el VIH / SIDA . This new approach contradicts other WHO reports where maternal mortality does not even make the top ten of global killers, ranking somewhere lower than car accident fatalities. Este nuevo planteamiento se contradice con otros informes de la OMS donde la mortalidad materna ni siquiera hacer el top ten mundial de los asesinos, la clasificación más baja que en algún accidente de tráfico mortales.

The confusion first arises in the second table of the new report, which provides data about mortality due to maternal causes, HIV/AIDS, malaria, tuberculosis, cardiovascular diseases, cancer, and injuries. La primera confusión surge en el segundo cuadro del nuevo informe, que proporciona datos sobre la mortalidad debida a causas maternas, el VIH / SIDA, el paludismo, la tuberculosis, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, y las lesiones. All of these causes of death, except maternal mortality, are among the top ten causes of death globally; yet maternal mortality is shown in the same statistics table, as if it were comparable to the others. Todas estas causas de muerte, con excepción de la mortalidad materna, se encuentran entre las diez principales causas de muerte en todo el mundo, pero la mortalidad materna se muestra en la misma tabla de estadísticas, como si fuera comparable a los otros.

Even more confusing to the casual reader is that the statistics in the table for maternal mortality actually appear to be a greater cause of death than the others. Aún más confuso para el lector ocasional es que las estadísticas en el cuadro de la mortalidad materna en realidad parece ser una causa mayor de muerte que las demás. The table shows that maternal mortality has a “mortality rate” of 400 while coronary heart disease, considered the number one killer in the world, has a mortality rate of 301. El cuadro muestra que la mortalidad materna tiene una “tasa de mortalidad” de 400, mientras que la cardiopatía coronaria, considerada la principal causa de muerte en el mundo, tiene una tasa de mortalidad de 301. While the WHO itself says maternal mortality kills 536,000 per year and coronary heart disease kills 7.2 million, this seeming parity is achieved by showing maternal mortality numbers as a function of total live births while the others are shown as a function of total population – a mixing of apples and oranges. Mientras que la propia OMS dice que la mortalidad materna mata a 536.000 por año y enfermedad coronaria mata 7,2 millones de euros, esta aparente paridad se consigue mostrar los números de la mortalidad materna en función del total de nacidos vivos, mientras que los otros se muestran en función del total de la población – una mezcla de manzanas y naranjas.

Critics charge that the report is part of the ongoing campaign by United Nations (UN) agencies and the WHO of exaggerating the actual incidence of maternal mortality for the purposes of promoting abortion. Los críticos alegan que el informe es parte de la actual campaña de las Naciones Unidas (ONU) y organismos de la OMS de exagerar la incidencia real de la mortalidad materna con el fin de promover el aborto.

A 2005 WHO Bulletin admitted that relatively very few countries provide reliable and complete data on mortality or cause of death. A 2005 Boletín de la OMS admitió que relativamente muy pocos países proporcionan datos fiables y completos sobre la mortalidad o la causa de la muerte. In fact, of the 46 African countries, which supposedly account for about 50% of maternal deaths, only one country had complete data available. De hecho, de los 46 países de África, que supuestamente representan aproximadamente el 50% de las muertes maternas, sólo un país había datos completos disponibles. Even so, WHO routinely asserts that about half a million women die every year from “maternal causes” in developing nations, regardless of the fact that the data available from developing nations on this subject is unreliable, with “high uncertainty margins.” The UN Population Division, the official UN statistics office, refuses to use the 500,000 number precisely because it is not verifiable. Aun así, la OMS afirma que, habitualmente alrededor de medio millón de mujeres mueren cada año a partir de “causas maternas” en los países en desarrollo, independientemente del hecho de que los datos disponibles procedentes de los países en desarrollo sobre este tema no es fiable, con “altos márgenes de incertidumbre.” Las Naciones Unidas División de Población, la oficina de estadísticas oficiales de las Naciones Unidas, se niega a utilizar el número 500.000, precisamente porque no es verificable.

The United Nations and its agencies consistently propose abortion and contraception, under the euphemism of “family planning,” as the best way to solve the overstated problem of maternal mortality. Las Naciones Unidas y sus organismos coherente proponer el aborto y la anticoncepción, bajo el eufemismo de “planificación familiar”, como la mejor manera de resolver el problema de la exagerada mortalidad materna. The 1999 joint statement issued by the World Bank, UNFPA, UNICEF, and WHO reiterated the importance of reducing maternal mortality through “three key areas for action:” “empowering women to make choices in their reproductive lives,” improvement of “access to and quality of maternal health services,” and “ensured access to voluntary family planning information and services.” La declaración conjunta de 1999 emitida por el Banco Mundial, el FNUAP, el UNICEF y la OMS reiteró la importancia de reducir la mortalidad materna a través de “tres áreas claves de acción:” la autonomía de la mujer a tomar decisiones en su vida reproductiva, “la mejora del” acceso y calidad de los servicios de salud materna “y” garantizar el acceso a información sobre planificación familiar y los servicios. “

The UN-sponsored “Women Deliver” conference in 2007 also advocated what Dr. Susan Yoshihara has termed the “abortion first” mentality to improving maternal health. Patrocinado por las Naciones Unidas “La mujer Deliver” de conferencias en 2007 también se defiende lo que el Dr. Susan Yoshihara ha denominado el “aborto en primer lugar” la mentalidad de mejorar la salud materna. This downplays proven methods of reducing maternal mortality associated child bearing, namely increasing access to skilled birth attendants and emergency obstetric care. Esto resta métodos de reducción de la mortalidad materna asociada con los niños, es decir, aumentar el acceso a parteras calificadas y la atención obstétrica de emergencia.