La nueva Ley del Aborto es una brutalidad jurídica, técnica y moral

E-Cristians rechaza la nueva Ley del Aborto por considerarla una ley jurídica, técnica y moralmente inhumana.

 La simple aritmética parlamentaria no justifica la legitimidad de la ley aprobada, por cuanto:

 Es frontalmente contraria a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre esta materia.

 Establece unos plazos que son incompatibles con la existencia científica de la vida humana, es decir, la existencia del ADN propio de cada ser vivo humano, que existe desde el momento de la concepción

 Despenaliza totalmente el aborto y lo convierte en un derecho, lo que constituye una arbitrariedad jurídica única en Europa puesto que deja al que ha de nacer sin la menor protección.

 La concepción de la ley es brutalmente antinatalista. El embarazo es visto como un problema médico y no como un don que la persona y la sociedad reciben. Esta cultura que difunde la ley, situada en la actual crisis demográfica española, ahonda en el suicidio colectivo a que nuestra sociedad se ve abocada por falta de nacimientos.

 Blinda y protege absolutamente el negocio de las empresas privadas dedicadas al aborto y que realizan más del 95% de todos los que se practican en España. Blinda y protege  una práctica que ha convertido a nuestro país en el “paraíso del aborto”, para utilizar la misma terminología que el Consejo de Estado.

 Limita inconstitucionalmente el derecho a la objeción de conciencia

 Discrimina a los médicos en función de sus opiniones, estableciendo así otra vulneración constitucional de las muchas que contiene la ley.

 Es radicalmente eugenésica. La más extremada de toda Europa. La malformación del feto, que puede ser cualquier cosa en el marco de la ley, permite la libertad de abortar hasta el último día del embarazo.

 Continúa sin establecerse los mecanismos de control sobre el aborto ejercido por las clínicas privadas. En España está mucho más regulada la tala de un árbol que cometer un aborto, y esto es algo absolutamente irracional. Ni tan siquiera aborda el problema de las actuales estadísticas que en realidad se limitan a reproducir las cifras que proporcionan las clínicas sin ningún tipo de control. Por eso puede afirmarse que la cifra real de abortos en España es aquella que deciden las clínicas y que no tiene por qué coincidir con los realmente efectuados. Todos los casos judiciales abiertos hasta ahora demuestran que hay abortos que no se declaran.

 Continúa la situación anómala en relación a Europa, y terrible para nuestro futuro como país, de que no existe ningún tipo de ayuda para que la madre embarazada pueda tener el hijo, mientras que se subvencionan a las clínicas y los abortos. La sanidad pública y los servicios sociales dirigen a las madres embarazadas con dudas o dificultades, directamente a los centros donde se practica el aborto. Es decir, todo lo contrario de lo que sería necesario.

 Es falso que sea una ley homologable con Europa, estamos ante una ley radical al servicio de una extraña ideología, contraria al sentido de humanidad, y que contribuirá a generar graves problemas en el futuro desarrollo económico y el mantenimiento del sistema público de pensiones. Ya, ahora, los abortos significan casi uno de cada cuatro nacimientos y sigue creciendo. Somos el único país de Europa donde este fenómeno se da en tales proporciones.

 Nos comprometemos a continuar trabajando para conseguir la derogación de la ley, y mostrar a través de la razón y los hechos los daños que la misma irá acarreando.

Zapatero pisa el acelerador: habrá ley del aborto libre sin cambio alguno

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno

Hayan dicho lo que hayan dicho los órganos consultivos al anteproyecto de ley del aborto, el Gobierno seguirá adelante. A pesar del rechazo del Consejo Fiscal y de la falta de informe del CGPJ tras la división de los jueces. Dice el presidente que “respeta” todas la opiniones, pero que seguirá adelante. Y a pesar de que la legislación del aborto libre no estaba en el programa electoral del PSOE, Zapatero argumenta que lo hace para cumplir con su compromiso.

 “Con respeto a lo a lo que hayan dicho o no hayan dicho los órganos consultivos, el Gobierno va a remitir al Parlamento la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo en los términos que son conocidos“.  Estas han sido las primeras valoraciones del presidente del Gobierno tras la reunión del pleno del CGPJ en el que no se logró un acuerdo suficiente sobre un informe ante el anteproyecto de ley del aborto.

 En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que hoy se celebró en Palma de Mallorca, Zapatero ha afirmado que “siempre he respetado a los órganos institucionales que conforman nuestra Constitución y de manera singular al CGPJ, y por supuesto a su presidente, que tiene derecho a tener su criterio sobre cualquier cuestión, en este caso una ley importante”.

 Sin embargo, Zapatero ha añadido a continuación que pese a que el CGPJ no informará el anteproyecto de ley porque no ha logrado el consenso necesario para
emitir un dictámen, “constitucionalmente corresponde al Gobierno en primera instancia y en segundo lugar al Parlamento” la tarea de legislar, por lo que la tramitación de la reforma de la ley del aborto continuará su camino.

 “El Gobierno tiene un compromiso y lo va a cumplir“, que es “aprobar y remitir a la Cámara” la reforma de la ley del aborto, una “ley necesaria que está en la media de las leyes europeas que regulan esta materia“, ha manifestado el presidente.

.El CGPJ se prepara para votar el informe sobre la reforma de la Ley del Aborto

El presidente del CGPJ, Carlos Dívar Blanco

El Pleno del consejo votará este 23 de julio el texto que considera constitucional el anteproyecto de la nueva ley de aborto.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) votará este jueves 23 de julio el dictamen al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que considera constitucional el texto y recomienda que los padres sean informados cuando sus hijas menores de edad soliciten abortar, aunque no sea necesario su consentimiento.

 El informe, preceptivo pero no vinculante y elaborado por la ponente Margarita Uría (PNV), recibió la pasada semana el visto bueno de la Comisión de Estudios e Informes del Consejo por tres votos a favor y dos en contra y ahora debe recibir el refrendo del pleno. El dictamen recoge los votos particulares de los consejeros que votaron en contra, Concepción Espejel y Claro José Fernández (del PP).

 El equilibrio de fuerzas presente en el Consejo -con nueve vocales designados por el PP, nueve designados por el PSOE, la ponente del informe (PNV) y un vocal nombrado a propuesta de CiU, más el presidente, Carlos Dívar, que tiene voto de calidad-, hace posible un rechazo al dictamen. En caso de no recibir el visto bueno del pleno, el Consejo deberá redactar un nuevo informe, que sería el tercero después de que la Comisión de Estudios e Informes rechazara en primer lugar la propuesta de Fernández (PP), que consideraba inconstitucionales algunos aspectos de la ley.  

 Sin consentimiento, pero con conocimiento paterno

 Por el momento, el texto elevado al pleno entiende que la información a los padres contribuye a conciliar el derecho a decidir de la mujer que es suficientemente madura, con las facultades de orientación y consejo que derivan de la patria potestad y tutela. “No obstante, circunstancias excepcionales debería poder fundamentar la no información en beneficio de la menor“, recoge.

 En cualquier caso, el CGPJ no considera necesario el consentimiento paterno cuando la menor de edad, sea mayor o menor de 16 años, tenga la suficiente capacidad intelectual y emocional para comprender el alcance de la intervención y las consecuencias que se derivan de la misma.

 “De ese modo –continúa el dictamen– se produce una mejor acomodación con la sistemática general del ordenamiento civil, y se refuerza la garantía de madurez respecto de la mujer que ha de consentir“.

 En el caso de que el representante legal se opusiera a prestar el consentimiento, el CGPJ considera “adecuado” que se diseñe un procedimiento judicial con la finalidad de autorizar el IVE “siempre que así lo aconseje el interés de la menor”.

 Por otra parte, el informe considera constitucional el anteproyecto del Gobierno y señala que “no configura un derecho subjetivo” al aborto, sino que “garantiza la igualdad en el derecho de acceso a la prestación sanitaria de la misma”. También apunta que el sistema de plazos “no supone la desprotección penal de la vida del nasciturus” y sí “una renuncia a castigar penalmente durante un plazo determinado, concreto y limitado”.

 Además, recoge que la información que deba darse a la gestante debe ser “exhaustiva, completa e individualizada, pudiendo extenderse a la información clínica detallada sobre su estado y proceso de gestación”. Asimismo, pide que se describa “rigurosamente” el desarrollo del feto y que se informe sobre los riesgos que para la madre representa la práctica de un aborto a nivel físico y emocional.

 En cualquier caso, advierte de que la información necesaria para prestar el consentimiento “no puede convertirse en un acto protocolarizado, que no atienda a las circunstancias específicas”. “La información así ofrecida no cumpliría con la función prevista en la ley, y el consentimiento así prestado no serviría al efecto previsto“, añade.

 En los supuestos de riesgo inmediato y grave para la salud de la madre, apunta que se debería ampliar la posibilidad de prescindir del consentimiento de la embarazada tal y como se actúa ante cualquier intervención médica. “De ese modo, se mantendría un régimen jurídico uniforme“, agrega.

 También considera oportuno que se explique y justifique en la Exposición de Motivos del anteproyecto ley las razones por las cuáles se ha optado por fijar los plazos en 14 y 22 semanas. Sobre la objeción de conciencia, recomienda que se prevea el procedimiento y efectos de la declaración del objetor, así como la creación de un Registro de Objetores de Conciencia de Profesionales Sanitarios.

Dos preguntas para el ministro Gabilondo

Estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral

Los últimos casos sobre abusos sexuales a dos niñas cometidos por otros menores ha llevado al ministro de Educación a mostrar su preocupación sobre la escala de valores que estamos transmitiendo a lo más jóvenes. Una preocupación que, según Profesionales por el Ética, entra en contradicción con los contenidos de algunas publicaciones del Ministerio.

Ante las perversas violaciones de niñas llevadas a cabo por adultos y niños que han tenido lugar en los últimos días en Córdoba y Huelva, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha manifestado una lógica preocupación.

 Gabilondo ha afirmado, entre otras cosas, que «educación y sociedad van de la mano, por lo que tenemos que interiorizar seriamente qué escala de valores, convicciones y modelo de sociedad tenemos y qué valores estamos transmitiendo». Además, el ministro pidió «reflexionar a fondo» sobre lo que ocurre en «una sociedad donde menores de edad tienen tan dislocados los valores como para hacer esos atropellos».

 Ante estas declaraciones, Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, ha expresado su acuerdo con las palabras del ministro. «Compartimos con Gabilondo su preocupación por la educación y la transmisión de valores».

 En este contexto, Profesionales por la Ética tiene dos preguntas para el ministro Gabilondo:

 ¿Considera Vd. que el multimedia de Educación para la Ciudadanía Sexpresan (ver imagen) que recomienda la web del Ministerio de Educación y que incita a la iniciación sexual de adolescentes de 12 años es lo más adecuado para la formación de los jóvenes?
 
¿Qué le parece que el manual de Educación para la Ciudadanía de 3º de ESO de la editorial McGrawHill (recurrido ante los tribunales por una familia andaluza) afirme en su página 41 que la mayor parte de las llamadas «perversiones sexuales» carecen de sentido, pues, en último término, no serán sino diferentes formas de conducta

«En todo caso», concluye Fernández de Alarcón, «estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral, la ausencia de referencias de lo que es el bien y de lo que es el mal y la carencia de límites, especialmente en las relaciones sexuales.

 Es un entorno educativo que no ofrece modelos de fidelidad, compromiso y desarrollo integral de la persona; por el contrario, se prima la cultura del deseo por encima de todo, algo que deshumaniza y acaba convirtiendo a los jóvenes en depredadores. Es hora de que los que defienden este proyecto educativo (muy evidente en las asignaturas de Educación para la Ciudadanía) hagan una autocrítica seria y permitan que todos nos impliquemos en formar personas sin intromisiones ideológicas».

Siete menores detenidos por violar a una niña de 13 años en Isla Cristina

Detenidos siete menores en Isla Cristina por agresión sexual a una menor

Al menos cinco menores han sido detenidos este domingo por la supuesta implicación en la agresión sexual a una niña de 13 años, natural de la localidad onubense de Isla Cristina, durante la madrugada del sábado cerca del recinto ferial de esta misma localidad.

 Coincidiendo con las fiestas del Carmen que celebra el municipio, el grupo de menores condujo a la joven a una zona de playa donde supuestamente la violaron.

 La madre de la niña puso la denuncia ayer tarde, en el cuartel de Isla Cristina y de inmediato la menor fue traslada al hospital Infanta Elena de Huelva donde se le realizó un examen médico, que confirmó las agresiones sexuales.

 En las últimas horas se han detenido a un total de siete menores de entre 13 y 15 años, de los que algunos se encuentran en la Fiscalía de Menores de la capital y no se descartan nuevas detenciones a lo largo del día. Al menos hay un menor de 13 años, por lo que no se le puede imputar delito.

Hannah Montana: “Lo más importante es la religión”

Miley Cyrus es la actriz y cantante que interpreta este personaje.

 

Es una de las famosas más admiradas del mundo, además de las más millonarias y perseguidas por la prensa. Hannah Montana, álter ego de la actriz y cantante Miley Cyrus, llega al cine al mismo tiempo que la joven que reconoció con 15 años que quería llegar virgen al matrimonio, y afirma que su fe es lo más importante vida. La actriz y cantante Miley Cyrus, una de las jóvenes más conocidas del mundo, ha hecho públicas sus creencias religiosas, demostrando así no tener pelos en la lengua. Conocida a lo largo y ancho del globo por su papel en la serie televisiva de Disney Hannah Montana, la norteamericana ha estado la pasada semana en Madrid para presentar la versión cinematográfica de la que se ha convertido en una las series de televisión de más éxito de todos los tiempos. Todas y cada una de sus temporadas, han alcanzado en Disney Channel los mayores picos de audiencia de la cadena, en España y Estados Unidos. Además, sus tres discos han sido éxito absoluto de ventas, y su esperada autobiografía (Miles to go), aún por publicar en nuestro país, promete ir por el mismo camino. Y es que todo lo que toca Miley se convierte en oro. Por eso no era de extrañar que tarde o temprano diese su salto a la pantalla grande. Hannah Montana: la película, que en su primer fin de semana en EEUU recaudó 30 millones de dólares, se estrena en España el 8 de mayo, y promete ser un éxito de taquilla en todo el mundo, porque el público joven e infantil, sencillamente, la adora. Levantando pasiones allá donde va, lo que más ha impresionado ahora son las importantes declaraciones que ha hecho la joven Miley en cuanto a sus opiniones personales sobre la religión y el sentido de la vida. En rueda de prensa en Madrid y ante decenas de periodistas, la actriz de 16 años dijo que había tenido “oportunidad de hacer películas antes que ésta”, pero que había decidido esperar porque quería “papeles que fuesen positivos”. Y es que su álter ego es una muchacha vitalista y jovial, y quería que su incursión en el cine fuese con un papel tan positivo como su Hannah Montana. Miley Cyrus, muy desenvuelta y sin conocer lo políticamente incorrecto que es en España hablar en la esfera pública de las creencias religiosas y de las convicciones morales, dijo: “Lo más importante para mí es la religión, porque me importa lo que está pasando a mi alrededor. Por eso quiero hacer cosas de las que se me sienta orgullosa y que enorgullezcan también a mis padres”. ¡Toma ya! No estamos en España acostumbrados a esta sinceridad de los famosos, y menos aún de los jóvenes actores, tan proclives a darse a conocer en la interpretación por papeles como los de la serie Física o química de Antena 3 o películas como Mentiras y gordas. Firmes convicciones A estas valientes declaraciones hay que añadir unas que hizo hace algo más de un año en las que se manifestaba “decidida -dijo- a llegar virgen al matrimonio”, afirmación que ha defendido en los más diversos medios de comunicación. En otra elocuente entrevista concedida, cuando aún tenía 15 años, a la revista norteamericana TV Guide, afirmó: “Incluso a mi edad, una gran cantidad de niñas están empezando a caer [en las relaciones sexuales], y creo que si cada uno se abstuviera e hiciera este compromiso consigo mismo, sería fantástico”. Por esto mismo, Miley lleva siempre el conocido como purity ring (anillo de la pureza), que simboliza la promesa que se ha hecho a sí misma y a su familia, según sus propias palabras.

A %d blogueros les gusta esto: