Defensa quita la razón al PSOE.

El Ministerio que dirige Carmen Chacón ha comunicado que EEUU confirmó por escrito que ningún vuelo era “controvertido”

Defensa quita la razón al PSOE sobre los vuelos a Guantánamo

El Ministerio de Defensa afirmó hoy que las autoridades de EEUU “han confirmado por escrito” que “todos” los vuelos de aeronaves de la Fuerza norteamericana que efectuaron escalas en las bases de Morón, Rota y Torrejón y que tenían como origen o destino Guantánamo “cumplían” el artículo 25.2 del Convenio de Cooperación para la Defensa, “es decir, que no transportaban pasajeros ni carga que pudiesen ser controvertidos para España”.

El departamento que dirige Carmen Chacón emitió esta tarde un comunicado en relación a las informaciones aparecidas en prensa “sobre la posible autorización” por parte del Gobierno de José María Aznar de escalas de emergencia en España de vuelos para el traslado de prisioneros con origen o destino en Guantánamo.

Defensa subrayó que “no tiene constancia de ningún vuelo o escala en territorio español por parte de aeronaves de las Fuerzas de los Estados Unidos de naturaleza ilegal o que de algún modo pudiera contravenir los acuerdos internacionales suscritos por España en esta materia”.

El Ministerio recuerda que ha remitido a la Audiencia Nacional cuanta información ha solicitado sobre los vuelos de aeronaves de las Fuerzas de los Estados Unidos –regulados por el Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y los Estados Unidos– que han hecho escala en las bases de Morón, Rota y Torrejón y que tenían como origen o destino la base norteamericana de Guantánamo, en Cuba.

Defensa ha actuado “en todo momento, y va a seguir haciéndolo, con absoluta transparencia y voluntad de colaboración con la justicia”, añade la misma nota.

A pesar de no haber sido solicitado expresamente por el juez, Defensa afirmó haber remitido a la Audiencia Nacional “toda la información relativa a los sobrevuelos de aeronaves de las Fuerzas de los Estados Unidos con origen o destino en la base norteamericana de Guantánamo de los que se tiene constancia, los cuales han utilizado rutas a través de los espacios aéreos internacionales sobre el Estrecho de Gibraltar”.


“En Afganistán no repartimos caramelos, estamos en una guerra abierta”

En las últimas semanas la base española en Herat ha sufrido, al menos, tres ataques.

El ministerio de Defensa oculta sistemáticamente los ataques contra tropas españolas

“En Afganistán no repartimos caramelos, estamos en una guerra abierta”

El Ministerio de Carme Chacón oculta sistemáticamente los ataques contra las tropas españolas en Afganistán. Un militar español, que ha estado destinado en Herat, ha asegurado que el Ministerio de Defensa “sólo” hace públicos los ataques o incidentes cuando hay muertos.

Cuenta que en las últimas semanas la base española en Herat ha sufrido –al menos- tres ataques; en uno de ellos, hace 12 días, un cohete lanzado por los talibanes alcanzó el muro que rodea el recinto militar y causó lesiones en el tímpano a un soldado español. Ninguno de estos incidentes se filtra porque no se les permite contar nada ni siquiera a las familias; se graban las conversaciones por teléfono, se controla Internet y se llama la atención a quien no cumple las normas.

El militar afirma que los ataques contra la base de Herat son continuos, “dentro de la base están cayendo impactos desde hace dos años; en cada relevo –que dura cuatro meses- suele haber cuatro, cinco, seis… depende de la temporada”. Se sabe que muchos de ellos se lanzan desde un barrio en el norte de la ciudad –a menos de un 1 kilómetro-, que los helicópteros y aviones tienen prohibido sobrevolar desde hace tres meses. Los helicópteros vuelven muy a menudo de las misiones “con impactos” y “atravesados por las balas”.

Además, opina que las tropas españolas no están bien equipadas. Entre otras cosas, hay problemas con los BMRs –vehículos blindados ligeros- que “se han disparado varias veces dentro de la base porque tienen un sistema eléctrico que falla muy a menudo; más de una vez la gente ha tenido que tirarse al suelo”.

Según este militar, “supuestamente estamos repartiendo caramelos y reconstruyendo un país, cuando la verdad es que la gente –prácticamente- lo que hace es autoprotección, y sufrir ataques en una guerra abierta”. Y añade que una prueba de ello es que las tropas españolas “han matado a 200 talibanes en lo que va de misión; no estamos repartiendo caramelos”.