Liberta de expresión – Libertad religiosa

Con frecuencia, bien en la práctica, bien en el pensamiento, no es raro que el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la libertad religiosa aparezcan como realidades contrapuestas. Digo más, caso de conflicto entre ambos habría que darle, según la manera de ver de algunos, la prioridad al derecho a la libertad de expresión. Estos días atrás escuchaba en un medio de comunicación en el transcurso de una tertulia política, que la base de la democracia está en el derecho a la libertad de expresión, pues se trata de un derecho supremo al que otros se deben supeditar. Me produjo escalofrío escuchar tal afirmación por las posibles implicaciones que de ahí podrían derivarse. Soy consciente de que lo que acabo de afirmar no es políticamente correcto, pero espero que se me conceda ese derecho y se me respete en su ejercicio. Defiendo este derecho como el que más, pero no me atrevería nunca a decir que es el derecho máximo al que los demás deberían supeditarse en democracia, o que ésta se funda en tal derecho. Que le sea inherente, no quiere decir que no haya otros aspectos, por ejemplo, los valores humanos y morales en que se sustenta y apoya: sin principios morales no hay democracia. Creo, con toda honestidad y con el máximo respeto a la verdad y a la necesidad de la edificación de un mundo en paz y en libertad que considerar el derecho de libertad de expresión un derecho absoluto, prácticamente sin límites, es un error y es origen de muchos dolores y sufrimientos injustos que es necesario evitar.

En una sociedad vertebrada, los derechos humanos fundamentales deben ser respetados todos y por todos, y ser articulados en su unidad y mutua referibilidad por las legislaciones oportunas dentro del bien común y de la persona. La primacía que se está dando a este derecho de libertad de expresión, que sin ningún lugar a duda hay que respetar y salvaguardar, está siendo, con cierta frecuencia, fuente de cercenamiento de derechos fundamentales inviolables correspondientes a la dignidad de la persona humana. Es más, ¿puede prevalecer, me pregunto, el derecho de libertad de expresión sobre la verdad o el derecho a la verdad? Tiene su límite y está por encima el bien común, inseparable de la persona. Cuando se falla a la verdad, cuando se difunde la mentira en un proceso de libertad de expresión, cuando se va en contra del bien común y de la convivencia justa y justa paz, ¿se puede apelar al derecho a la libertad de expresión y poner por encima este derecho? Que conste que no hablo de situaciones hipotéticas, sino desde la propia experiencia, a veces sufrida.

Quiero dejar constancia aquí de mi agradecimiento a aquellos hombres de la transición, tanto del mundo civil como de la Iglesia, que tan grandemente contribuyeron a la democracia, porque en su defensa de la libertad religiosa y de la libertad de expresión, unidas e inseparables, actuaron en favor del entendimiento entre todos y de la difusión de los derechos humanos y del bien, para el establecimiento de libertades en verdadera armonía.

Por otra parte, ¿se puede expresar uno impunemente, sin que pase nada cuando se trata de defender al cristianismo, la Iglesia, o sus representantes, lo más preciado en ella por sus gentes? Sin embargo, ¿qué espacio de defensa legítima se les deja?

Por muchas razones es necesario clarificar la cuestión del derecho de libertad religiosa y el derecho de libertad de expresión. Espero que, conforme a la doctrina social de la Iglesia –que es enteramente conforme a la recta razón–, su fundamentación en que se apoya esta doctrina social sobre los derechos humanos en Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI o Francisco, en apoyo también a la razón que reconoce a la libertad religiosa como base o fundamento del edificio de los derechos humanos fundamentales inviolables. Así podremos contribuir a la vertebración y edificación de esta sociedad nuestra democráticamente genuina, en libertad, en servicio toda ella al bien común y el bien de las personas. En esto todos podemos vernos unidos, encontrarnos y edificar un nuevo y gran futuro.

+ Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia

Avan

Anuncios

Belenes Prohibidos??

 

Puedes ayudarme a denunciar los ataques
a la libertad religiosa durante esta Navidad?

Nos han llegado noticias que hablan de lugares en los que se ha impedido instalar un Nacimiento. Al parecer, en nombre de una falsa igualdad y un no menos falso respeto a quienes no creen en la Navidad, se podría estar impidiendo en algunos lugares la instalación de los símbolos religiosos propios de estas fechas.¿Conoces algún caso de prohibición de belenes o símbolos religiosos?
¿Conoces algún caso de estos? ¿Ha pasado algo así en tu localidad?
¿Tienes noticia de que en algún colegio, instituto o facultad, o en algún ayuntamiento o consejería, u otra institución, se haya impedido la instalación de belenes o de símbolos religiosos navideños?
Si es así, por favor, responde a este correo electrónico o escríbeme a info@maslibres.org y facilítame los datos del hecho: en qué institución se ha producido, ciudad, fecha, personas que han intervenido, datos del caso…
Te pido que estemos vigilantes estos días. Sabemos por experiencia (triste experiencia) que los ataques laicistas se producen siempre en fechas de especial significado para los creyentes.
Por ello te pido ayuda. Por favor, ayúdame a denunciar los ataques que puedan estar produciéndose al carácter religioso de la Navidad.
Muchas gracias por tu colaboración. ¡Y feliz Navidad!

Paremos la “manifesta​ción anti-Papa”

Yo SÍ espero a Benedicto XVI

Pide a la delegada del Gobierno en Madrid que aplique la Ley e impida la celebración de la “manifestación anti-Papa” del próximo 17 de agosto.

¡Basta ya de hostigar a los católicos!

 

 

Grupos autoritarios y gente del llamado “Movimiento 15-M” de indignados preparan un boicot a la Jornada Mundial de la Juventud y la visita del Papa Benedicto XVI.

Quieren tomar el centro de Madrid con su mensaje de odio a los católicos el próximo 17 de agosto, víspera de la llegada del Santo Padre.

Ayúdanos a parar este acto intolerante. Nuestras leyes garantizan la libertad religiosa y de culto. Recuérdaselo a la delegada del Gobierno en Madrid y pídele que impida la celebración de la “manifestación anti-Papa” convocada el próximo 17 de agosto.

Pincha en el siguiente enlace para enviar tu petición ahora:

http://www.hazteoir.org/firma/40580-firma-yo-si-espero-benedicto-xvi

Una iniciativa de MasLibres.org consiguió más de 100.000 firmas e influyó en la decisión de la delegada del Gobierno de negar, en el último momento, la autorización a la “anti-procesión” del pasado Jueves Santo, en la que quería invocar la quema de iglesias y la persecución religiosa durante la II República y la Guerra Civil española.

Ahora, la minoría intolerante quiere hacerse notar con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, en la que son esperados en Madrid entre uno y dos millones de peregrinos de todo el mundo, del 16 al 21 de agosto próximos.

Esto es lo que acordaron en la “asamblea” que se celebró en la Puerta del Sol el pasado viernes (copiamos directamente del acta de la asamblea):

Que dentro de las movilizaciones convocadas, se incluya una manifestación en la que tod@s vayan disfrazad@s de bebés, para protestar contra la pederastia dentro del mundo eclesiástico.
Que las asambleas de barrios y ciudades de la periferia se organicen para ocupar los colegios públicos cedidos gratuitamente para su uso en las jornadas.
Boicot a las empresas financiadoras de la JMJ; el listado se puede encontrar en la web de las jornadas en la sección de patrocinadores, siguiendo este enlace: http://www.madrid11.com/es/patrocinadores
Repetir una acción que se hizo en Barcelona durante la visita del Papa, convocando a todo el mundo a reivindicar los derechos del colectivo LGTB besándose en la calle a su paso.
Ya hay convocada una manifestación “En contra de la financiación de la visita del Papa” para el día 17.08.2011 a las 19:30, más info enwww.cuerposfeministaslaicos.wordpress.com

Pide a la delegada del Gobierno en Madrid, señora María Dolores Carrión Martín, que aplique la Ley, garantice la libertad de las personas para disfrutar pacíficamente de la JMJ y deniegue la autorización a una manifestación que promueve el odio y la intolerancia por motivos religiosos.

Envía tu petición, ahora, pinchando aquí:

http://www.hazteoir.org/firma/40580-firma-yo-si-espero-benedicto-xvi

 

 

 

 

 

+ Libres. FIRMA

El Festival de Teatro de Mérida expuso una serie de fotografías entra las que aparecía un actor parodiando la Crucifixión, desnudo y cubriendo sus genitales con una imagen de Jesucristo en la Cruz.

Pues bien, ante semejante ofensa y ataque a la libertad religiosa y tras recibir los primeros correos electrónicos de protesta, ha pasado todo esto:

  • El presidente de una comunidad autónoma rectifica, anuncia la retirada de la fotografía y se excusa.
  • La responsable de la exposición blasfema dimite.
  • El actor motivo de la fotografía se excusa.
  • La fotografía es retirada de la exposición.

Y todo ello en muy pocas horas. Es la primera vez que pasa esto tras una denuncia ciudadana. Hasta ahora acabar con ataques a la libertad religiosa nos llevaba semanas, incluso meses, y eran precisos grandes esfuerzos.

En cambio ahora ha sido todo rapidísimo. ¡¡Algo estamos haciendo bien, Antonio!! Esta es una gran noticia.

Y se la debemos a la iniciativa de una ciudadana de Mérida, Maribel, que se puso en contacto con MasLibres.org y actuó inmediatamente para defender sus creencias.

Esta es la historia del éxito de Maribel (y el de todos los defensores de la libertad religiosa):

  1. El martes Maribel escribe a MasLibres.org para denunciar la exposición de una fotografía blasfema en Mérida.
  2. Desde MasLibres.org le pedimos datos (alguna foto y la confirmación de que la foto sigue expuesta al público) para poner en marcha una campaña exigiendo la retirada de la fotografía.
  3. Maribel responde inmediatamente y envía a la cuenta de correo de MasLibres.org un testimonio gráfico de la blasfemia, confirma que sigue expuesta y nos informa de que ha empezado por su cuenta la campaña de envío de correos electrónicos de protesta dirigidos a la directora del Festival de Teatro de Mérida, Blanca Portillo, a las entidades que forman parte del Consorcio del Festival, al Ayuntamiento de Mérida, a la Junta de Extremadura, a la Diputación de Badajoz, a la Diputación de Cáceres y a los patrocinadores Caja Badajoz y Caja Extremadura.

Como puedes ver, Maribel es un auténtico crac del activismo cívico y sabe que tomar la iniciativa y lanzarse para defender las propias convicciones es empezar a ganar la batalla.

Si se hubiera quedado en casa la fotografía seguiría expuesta. Pero decidió dar un paso adelante y lanzarse sin miedo, sabedora de que estaba cargada de razones. ¡¡¡Y ganó!!!

A las pocas horas Maribel recibió un correo electrónico del presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, en el que le comunicaba que “la imagen ya ha sido retirada”.

Al día siguiente la retirada de la fotografía blasfema era noticia en todos los periódicos. En algunos, como El País, fue además portada. Te pongo a continuación el enlace a esa portada, pero te advierto que lo que vas a ver si pinchas el enlace es altamente ofensivo. Piénsalo bien antes de pinchar, por favor, no es una portada agradable y la fotografía resulta muy hiriente para los cristianos:

http://www.elpais.com/static/misc/portada20110729.pdf

Desde MasLibres.org nos enorgullecemos de contar con personas como Maribel, que es consciente del poder inmenso de la movilización ciudadana y sabe que hay que actuar y hacerlo rápido.

Nos enorgullecemos de este gran éxito, que supone un cambio cualitativo muy importante: se ha conseguido el objetivo en muy poco tiempo y con más amplitud de lo que se demandaba: solo se pedía la retirada de la foto y el resultado ha sido que ha dimitido la responsable de la exposición, ha pedido perdón el actor y se han movilizado las empresas patrocinadoras para que se rectificara la ofensa.

¡No se puede pedir más!

La lección de Maribel debe servirnos a todos los que formamos MasLibres.org: si denunciamos de manera fulminante los ataques a la libertad religiosa obtendremos respuesta satisfactoria.

¡Somos mucho más fuertes de lo que nos creemos!

¿Qué podemos hacer ahora? Te propongo tres cosas:

  1. Dar las gracias a Maribel y seguir su ejemplo.
  2. Estar muy atentos. En las próximas semanas se van a reproducir los ataques a la libertad religiosa con motivo de la visita del Papa a España. Ya se ha anunciado otra manifestación atea. Paramos la primera, el pasado Jueves Santo. Pararemos también esta. Estate atento a tu correo electrónico en los próximos días para participar en la campaña contra esa nueva muestra de intolerancia.
  3. Seguir recogiendo firmas en defensa de la libertad religiosa para presentar en el Congreso. Las Cortes se van a disolver enseguida, de modo que prolongamos el plazo de recogida de firmas hasta el 15 de noviembre para entregarlas  al nuevo Congreso de los Diputados que saldrá después de las elecciones del 20 N. Para descargar más firmas pincha en este enlace:
Si estás de vacaciones o te vas a marchar en los próximos días, que tengas un buen período de descanso y ocio. Repón fuerzas, que la rentrée va a ser este año muy, muy dura. Y no olvides repasar de vez en cuando la bandeja de entrada de tu correo electrónico porque lanzaremos una nueva campaña si se confirman los ataques al Papa y a la JMJ.

 

P.D. Recuerda que podemos seguir recogiendo firmas de MasLibres.org hasta el 15 de noviembre: las presentaremos al nuevo Congreso salido de las elecciones generales.

—–
HazteOir.org es una plataforma de participación ciudadana de 230.000 personas que trabaja para defender la vida, la familia y las libertades fundamentales en España y en todo el mundo.

Este domingo 10 de julio, MasLibres.org se viste de largo.

 

Esto domingo, ABC entregará gratuitamente a sus lectores, junto con su ejemplar del diario, la pulsera MasLibres.org.

 MasLibres.org en el ABC

 

Si defiendes la libertad religiosa…

Si crees que el derecho a creer en Dios y a rezar no es un derecho más, sino un pilar fundamental de la convivencia…

Si estás orgulloso de la fe que te transmitieron tus padres y de sus costumbres…

Luce este verano en tu muñeca la pulsera MasLibres.org. No olvides pedirla el próximo domingo 10 de julio, con tu ejemplar de ABC.

Frente a la intolerancia contra los creyentes…
Frente a los insultos y burlas a los cristianos…
Frente a la retirada forzosa de crucifijos de los lugares públicos…
Frente a los intentos de cambiar el calendario y suprimir las festividades cristianas…
Frente a las leyes para degradar a los creyentes a ciudadanos de segunda clase…

La pulsera MasLibres.org es un símbolo de resistencia y de libertad.

El próximo domingo 10 de julio, consigue gratis tu pulsera MasLibres.org con tu ejemplar de ABC.

¡No vayas demasiado tarde al quiosco, o te quedarás sin ella!

Este verano, los españoles seremos MasLibres.org

Gracias por ser un ciudadano activo y comprometido con la libertad religiosa.

Ignacio Arsuaga y todo el equipo MasLibres.org

 

XVI Sesión del Consejo de los Derechos Humanos sobre Libertad Religiosa

Monseñor Tomasi ante la ONU

Señor presidente:

1. En el centro de los derechos humanos fundamentales está la libertad de religión, conciencia y creencias: afecta a la identidad personal y a las decisiones básicas, y hace posible el goce de otros derechos humanos. Tal y como reconoce la Declaración de la ON U sobre la eliminación de la Discriminación Religiosa, la dimensión espiritual de la vida es una parte vital de la existencia humana [1].

Pero una creciente proliferación de episodios de discriminación y de actos de violencia contra personas y comunidades de fe y lugares de culto en muchas regiones geográficas diferentes del mundo deniega en la práctica el principio proclamado en la ley. La lucha religiosa es un peligro para el desarrollo social, político y económico. El conflicto religioso polariza a la sociedad, rompiendo los vínculos necesarios para que florezcan la vida social y el comercio. Y siembra semillas de desconfianza y amargura que podrán superarse sólo en generaciones. A menudo la impunidad y la negligencia de los medios de comunicación siguen a estas tragedias. Un reciente informe muestra que por cada 100 personas asesinadas a causa del odio relig ioso, 75 son cristianas [2]. Tal concentración de discriminación religiosa debería preocuparnos a todos noostros. Pero el propósito de la Santa Sede en esta intervención es el de reafirmar la importancia del derecho a la libertad de religión para todas las personas, para todas las comunidades de creyentes, y para toda sociedad, en todo lugar del mundo.

2. El Estado tiene el deber de defender el derecho a la libertad religiosa y tiene la responsabilidad de crear un ambiente en el que este derecho pueda ser disfrutado. Como se afirma en la Declaración sobre la Discriminación Religiosa y en otros lugares, el Estado tiene que realizar muchos deberes en el funcionamiento diario de la sociedad. Por ejemplo, el Estado no debe practicar la discriminación religiosa – en sus leyes, en sus políticas, o permitiendo de facto la discriminación por parte de empleados públicos. Debe promover la tolerancia religiosa y la comprensión en la sociedad, un objetivo que puede lograrse si los sistemas educativos enseñan a respetar a todos y los sistemas judiciales son imparciales en la implementación de las leyes y rechazan la presión política dirigida a asegurar impunidad a quienes perpetran crimenes contra los derechos humanos contra los seguidores de una religión particular. El Estado debería apoyar todas las iniciativas dirgidas a promover el diálogo y el respeto mutuo entre las comunidades religiosas. Debería reforzar las leyes y luchar contra la discriminación religiosa – vigorosamente y sin selectividades. El Estado debe proporcionar seguridad psicológica a las comunidades religiosas que son atacadas. Debe animar a la mayoría de la población a permitir a las minorías religiosas practicar su fe individualmente y en comunidad sin ame nazas ni obstáculos. El Estado debe tener leyes que hagan a los empleadores hacer “ajustes razonables” ante la religión del empleado.

3. La libertad de religión es un valor para la sociedad en su conjunto. El Estado que proteje este derecho permite a la sociedad beneficiarse de las consecuencias sociales que vienen de ello: coexistencia pacífica, integración nacional en las situaciones pluralistas de hoy, mayor creatividad dado que los talentos de todos se ponen al servicio del bien común. Por otro lado, la negación de la libertad religiosa obstaculiza cualquier aspiración democrática, favorece la opresión, y ahoga a toda la sociedad, que de vez en cuando explota con trágicos resultados. Desde esta perspectiva también, está claro que la libertad de religión y de convicciones está unida intrínsecamente a la libertad de opinión, expresión y asamblea. Junto a ello, un clima de libertad religiosa real se convierte en la medicina para prevenir la manipulación de la religión con propósitos políticos de conquista del poder o de mantenimiento del mismo, así como la opresión de los disidentes y de las comunidades y minorías religiosas diferentes. De hecho, la discriminación y las luchas religiosas raramente, si las hay, son solamnete el productro de la diferencia de opiniones y prácticas religiosas. Bajo la superficie hay problemas sociales y políticos.

4. Para recoher los beneficios sociales de la libertad religiosa es necesario elaborar medidas específicas que permitan florecer el ejercicio prácico de este derecho. Señor presidente, quisiera resaltar algunas medidas a nivel de la ONU. El Relator Especial sobre libertad religiosa debería ser invitado con regularidad a incluir información sobre la persecuci&o acute;n de grupos religiosos. Sería de ayuda si el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Oficina de las Naciones Unidas siguiese los casos de restricciones gubernamentales o sociales contra la libertad religiosa y la trasladase anualmente al Consejo de los Derechos Humanos.

 El artículo 20 de la Declaración de Derechos Civiles y Políticos [3], referido a la apología del odio religioso que incite a la discriminación religiosa, plantea importantes cuestiones, tales como la relación entre los diversos derechos y sobre las mejores formas de lograr objetivos legítimos. Leyes como la de la blasfemia son un ejemplo de ello. Los grupos de trabajo encargados de estudiar el art. 20 y de proponer buenas prácticas, constituyen un paso en la dirección correcta.

5. Concluyo, señor presidente, llamando la atención sobre tres percepciones falsas que rodean a la libe rtad de religión y creencias. En primer lugar, el derecho a expresar y practicar la propia religión no se limita a los actos de culto.También incluye el derecho a expresar la fe a través de actos de servicio caritativo y social. Por ejemplo, prestar servicios sanitarios y educativos a través de las instituciones religiosas son importantes formas para las personas de vivir su fe. [4].

 Segundo, las comunidades de creyentes tienen sus propias normas para cualificar a alguien para un cargo religioso, y para servir en las instituciones religiosas, incluidos los servicios de caridad. Estas instituciones religiosas son parte de la sociedad civil, y no de los poderes del Estado. En consecuencia, los límites que la ley internacional plantea a los Estados con respecto a las cualificaciones para los funcionarios y los servicios públicos no se aplican automáticamente a los actores no estatales. Según se reconoce en la Declaración sobre la discriminación religiosa, la libertad religiosa implica el derecho de una comunidad religiosa de establecer sus propias normativas [5]. La tolerancia religiosa incluye el respecto a las diferencias de opinión en estos asuntos, y el respeto de la diferencia entre el Estado y la institución religiosa. Y finalmente, existe el temor de que respetar la libertad de elegir y practicar otra religión, diferente de la propia, se basa en la premisa de que toda verdad es relativa y que la propia relición no válida de modo absoluto. Esto es un malentendido. El derecho de adoptar, y de cambiar, una religión se basa en el respeto de la dignidad humana: el Estado debe permitir a toda persona buscar libremente la verdad.

6. Señor presidente, el Estado tiene la obligación legal y ética de apoyar y hacer aplicable el derecho a la libertad de religión o convicción porque es un derecho fundamental y porque es su deber defender los derechos de los ciudadanos y buscar el bienestar de la sociedad,. Como afirmó Su Santidad el Papa Benedicto XVI al dirigirse al Cuerpo Diplomático, la libertad religiosa “es el camino fundamental a la paz. La paz se construye y preserva sólo cuando los seres humanos pueden libremente buscar a Dios en sus corazones y en sus relaciones con los demás” [6].

1 Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y de Discriminación basadas en la Religión o en las Creencias, Resolución 36/55 de la Asamblea General (1981); e.g., cuarto párrafo del preámbulo.
2 Cfr., Ayuda a la Iglesia Necesitada, La Libertad religiosa en el Mundo – In forme 2010; Conferencia sobre la persecución de los cristianos organizada por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa, grupos de europarlamentarios del Partido Popular Europeo, del Partido Conservador y del Grupo Reformista el 10 de octubre de 2011
3 Artículo 20 : “1.Toda propaganda en favor de la guerra estará prohibida por la ley. 2. Toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia será prohibida por la ley”.
4 Ver, por ejemplo, el artículo 6(b), Declaración sobre la Eliminación de toda forma de Intolerancia y de Discriminación basada en la Religión o en las Creencias.
5 Artículo 6(g), Declaración sobre la Eliminación de toda forma de Intolerancia y de Discriminación basada en la Religión o en las Creencias.
6 Benedicto XVI. Discurso a los Miembros del Cuerpo Diplomático, 10 de enero de 2011.