Nota de la Conferencia Episcopal ante la nueva Ley del aborto

Madrid, 05 de julio de 2010

Hoy entra en vigor la nueva Ley del aborto. Es necesario recordar que se trata de una ley objetivamente incompatible con la recta conciencia moral -en particular, la católica- ya que, desde el punto de vista ético, empeora la legislación vigente por los siguientes motivos fundamentales.

Primero, y sobre todo, porque considera la eliminación de la vida de los que van a nacer como un derecho de la gestante durante las primeras catorce semanas del embarazo, dejando prácticamente sin protección alguna esas vidas humanas, justo en el tiempo en el que se producen la gran mayoría de los abortos.

En segundo lugar, porque establece un concepto de salud tan ambiguo que equivale a la introducción de las llamadas indicaciones social y eugenésica como justificación legal del aborto.

En tercer lugar, porque impone en el sistema educativo obligatorio la ideología abortista y “de género”.

Estos y otros motivos han sido explicados por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal en su Declaración de 17 de junio de 2009, que la Asamblea Plenaria hizo expresamente suya en el comunicado final del 27 de noviembre de 2009.

Los obispos concluyen la Declaración con las siguientes palabras: “Hablamos precisamente en favor de quienes tienen derecho a nacer y a ser acogidos por sus padres con amor; hablamos en favor de las madres, que tienen derecho a recibir el apoyo social y estatal necesario para evitar convertirse en víctimas del aborto; hablamos en favor de la libertad de los padres y de las escuelas que colaboran con ellos para dar a sus hijos una formación afectiva y sexual de acuerdo con unas convicciones morales que los preparen de verdad para ser padres y acoger el don de la vida; hablamos en favor de una sociedad que tiene derecho a contar con leyes justas que no confundan la injusticia con el derecho”.

Anuncios

La nueva Ley del Aborto es una brutalidad jurídica, técnica y moral

E-Cristians rechaza la nueva Ley del Aborto por considerarla una ley jurídica, técnica y moralmente inhumana.

 La simple aritmética parlamentaria no justifica la legitimidad de la ley aprobada, por cuanto:

 Es frontalmente contraria a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre esta materia.

 Establece unos plazos que son incompatibles con la existencia científica de la vida humana, es decir, la existencia del ADN propio de cada ser vivo humano, que existe desde el momento de la concepción

 Despenaliza totalmente el aborto y lo convierte en un derecho, lo que constituye una arbitrariedad jurídica única en Europa puesto que deja al que ha de nacer sin la menor protección.

 La concepción de la ley es brutalmente antinatalista. El embarazo es visto como un problema médico y no como un don que la persona y la sociedad reciben. Esta cultura que difunde la ley, situada en la actual crisis demográfica española, ahonda en el suicidio colectivo a que nuestra sociedad se ve abocada por falta de nacimientos.

 Blinda y protege absolutamente el negocio de las empresas privadas dedicadas al aborto y que realizan más del 95% de todos los que se practican en España. Blinda y protege  una práctica que ha convertido a nuestro país en el “paraíso del aborto”, para utilizar la misma terminología que el Consejo de Estado.

 Limita inconstitucionalmente el derecho a la objeción de conciencia

 Discrimina a los médicos en función de sus opiniones, estableciendo así otra vulneración constitucional de las muchas que contiene la ley.

 Es radicalmente eugenésica. La más extremada de toda Europa. La malformación del feto, que puede ser cualquier cosa en el marco de la ley, permite la libertad de abortar hasta el último día del embarazo.

 Continúa sin establecerse los mecanismos de control sobre el aborto ejercido por las clínicas privadas. En España está mucho más regulada la tala de un árbol que cometer un aborto, y esto es algo absolutamente irracional. Ni tan siquiera aborda el problema de las actuales estadísticas que en realidad se limitan a reproducir las cifras que proporcionan las clínicas sin ningún tipo de control. Por eso puede afirmarse que la cifra real de abortos en España es aquella que deciden las clínicas y que no tiene por qué coincidir con los realmente efectuados. Todos los casos judiciales abiertos hasta ahora demuestran que hay abortos que no se declaran.

 Continúa la situación anómala en relación a Europa, y terrible para nuestro futuro como país, de que no existe ningún tipo de ayuda para que la madre embarazada pueda tener el hijo, mientras que se subvencionan a las clínicas y los abortos. La sanidad pública y los servicios sociales dirigen a las madres embarazadas con dudas o dificultades, directamente a los centros donde se practica el aborto. Es decir, todo lo contrario de lo que sería necesario.

 Es falso que sea una ley homologable con Europa, estamos ante una ley radical al servicio de una extraña ideología, contraria al sentido de humanidad, y que contribuirá a generar graves problemas en el futuro desarrollo económico y el mantenimiento del sistema público de pensiones. Ya, ahora, los abortos significan casi uno de cada cuatro nacimientos y sigue creciendo. Somos el único país de Europa donde este fenómeno se da en tales proporciones.

 Nos comprometemos a continuar trabajando para conseguir la derogación de la ley, y mostrar a través de la razón y los hechos los daños que la misma irá acarreando.

El PP recurrirá la recién aprobada ley del aborto

Lo hará “unas semanas después” de que se publique en el BOE y prepara ya el texto jurídico  

 El Partido Popular confirmó a Europa Press que ya está elaborando el texto jurídico de recurso ante el Tribunal Constitucional a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, aprobada de forma definitiva ayer en el Senado, y que lo presentará “unas semanas después” de que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 Según aseguró a Europa Press uno de los ponentes de la norma, el diputado ‘popular’ Santiago Cervera, el PP recurrirá la ley “unas semanas después” de que se publique en el BOE, algo que ocurrirá en los próximos días.

Cervera indicó que la Asesoría Jurídica del Grupo Popular ya está preparando la fundamentación y argumentación jurídica de la postura del PP, que considera que la norma “inconstitucional atendiendo a la doctrina del propio Tribunal”.

 La sentencia del Constitucional de 1985  

 En este sentido, el portavoz ‘popular’ destacó que la sentencia de este órgano sobre el aborto, publicada el 11 de abril de 1985, “es muy clara” y fija de manera precisa que “el ‘nasciturus’ es un bien jurídico que se debe proteger”, algo que la nueva ley del Gobierno “no lo cumple porque no respeta la vida”.

 De este modo, Cervera recalcó que el Tribunal Constitucional “no establece la prevalencia de la madre sobre la viabilidad de la vida”. “La sentencia fijaba uno límites claros y esos límites han sido traspasados por el Gobierno, por eso vamos a presentar el recurso”, argumentó.

En la elaboración del texto están trabajando, además de Santiago Cervera, el portavoz de Justicia, Federico Trillo; la portavoz de Igualdad, Sandra Moneo; el portavoz de Sanidad, Mario Mingo; y el diputado Eugenio Nasarre, entre otros.

 Así fue anunciado por Rajoy  

 Tras la aprobación del anteproyecto de ley, el pasado mayo, el presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció que su formación la recurriría al considerar que era inconstitucional permitir el aborto libre hasta las 14 semanas y hasta la 22 en algunos supuestos.

 El líder del principal partido de la oposición argumentó que “la vida es lo más importante que tiene una persona”, por lo que ése “es el principal valor a preservar” y agregó que “no hay nada más progresista que defender al ser más indefenso”.

El Senado aprueba la Ley Zapatero del Aborto

La Ley del Aborto ha sido finalmente aprobada en el Senado, después de que esta mañana se rechazaran los tres vetos de PP, UPN y CIU. Una ley defendida por las socialistas Bibiana Aído y Leire Pajín, que se ha estrenado como senadora. “Un gran honor estrenarse así, defendiendo esta ley”, decía ella misma: “una ley necesaria, meditada, equilibrada, consensuada que no descuida la protección de la vida prenatal”. De modo que la ley entrará en vigor a los 4 meses de su publicación en el BOE.

Esta tarde ha quedado definitivamente aprobada la ley, al rechazar las 88 enmiendas que se habían presentado. La parte del texto que no contenía ninguna enmienda ha sido aprobada por 132 votos a favor, 126 en contra y una abstención. Y es que el Grupo Socialista ha trabajado intensamente estos días con senadores de distintas formaciones para posibilitar que la Ley fuera aprobada de forma definitiva en el Senado y evitar así que tuviera que ser ratificada en el Congreso de los Diputados.

No entiende Pajín el veto de PP, UPN y Unió sobre que esta ley no tiene demanda social: “¿acaso 100.000 mujeres al año no les parece demanda suficiente? ¿Cuántos profesionales deben seguir trabajando con inseguridad jurídica? ¿A cuántas mujeres hay que señalar?”, ha dicho. Los vetos han sido rechazados e incluso el PNV ha presentado una enmienda que se debatirá esta tarde para que se amplíe de 14 a 16 semanas el aborto libre

La oposición a esta ley sostiene que será una ley del aborto libre. Así lo ha denunciado el PP en su veto en el Senado. No existe demanda social, asegura la popular María Dueñas, y señala que el Gobierno desprecia la voz de los ciudadanos: “ustedes han traído a la Cámara un proyecto de ley panfletario y catequético y es, como lo denominó el Consejo Fiscal, inconstitucional, nace de espaldas a los españoles, sin consenso social, que sólo da seguridad jurídica a quienes han hecho del drama del aborto un negocio, y ustedes lo saben y lo conocen de primera mano“. Alude al negocio del senador socialista Lertxundi, presidente de un centro abortista y senador en el hemiciclo.

Las plataformas por la vida, en la calle y la tribuna, denuncian la politización de un problema de conciencia y anuncian la manifestación del 7 de marzo en cerca de 100 ciudades españolas.

La Ley del Aborto Zapatero

El 14 de mayo el Consejo de Ministros dio luz verde al anteproyecto de reforma de Ley del Aborto por el que se permite abortar libremente hasta la semana 14. El texto también dice que se podrá abortar hasta la semana 22 si hay grave riesgo para la vida o salud de la madre o graves anomalías en el feto, y sin límite de tiempo con anomalías del feto incompatibles con la vida o enfermedad muy grave e incurable siempre y cuando varios especialistas lo consideren pertinente. Y junto a ello, la sanidad pública garantizará la práctica del aborto o lo financiará en centros privados concertados. Asimismo, desaparece la pena de cárcel para la mujer que aborte fuera de los casos permitidos. Todas las claves, aquí.

Las ministras de Zapatero tras la aprobación de la ley del Aborto

De boca de mujeres progresistas, de sobra conocidas, hemos sufrido indoctos análisis basados en la salvaguarda de la dignidad y los derechos de la mujer, la falsa seguridad jurídica de los profesionales de la sanidad y de las mujeres, la verborrea sobre el avance en paralelo a la Unión, o la propaganda esquelética de que “el feto no es un ser humano“. Y para más INRI, hemos tenido que escuchar pacientemente que la ley “ha sido redactada desde el máximo consenso posible“. Un aclamado consenso desde el que se excluye del seno de la comisión de expertos del Ministerio de Igualdad a insignes figuras provida de reconocido prestigio, o desde el que se legitima el soplo de la izquierda más radical. Ya no es ningún secreto que se esté mercadeando con la Ley del Aborto: Joseba Aguirretxea y Joan Tarda mercadean con cadáveres de fetos para obtener réditos políticos.Start to endEl anteproyecto pasó en primer lugar por la mesa del Consejo Fiscal, y posteriormente por la del Consejo General del Poder Judicial y la del Consejo de Estado, órganos consultivos no vinculantes. El primero, contrario a la Ley; el segundo, claramente dividido e incapaz de emitir un informe; el tercero, cedió pero con reservas, con críticas a los puntos fundamentales de la Ley.Y el trámite parlamentario ya está en marcha: en el Congreso se han presentado recientemente las enmiendas después de cuatro intentonas fallidas: han sido rechazadas cinco enmiendas a la totalidad y aprobadas algunas enmiendas parciales; en el Senado ya veremos lo que sucede en febrero. Hasta el momento, esas enmiendas parciales sólo han derivado en una radicalización aún mayor de la Ley: Izquierda Unida y Esquerra tiraron todavía más de la soga socialista para conseguir que sólo puedan objetar los médicos implicados directamente en un aborto (o sea, el cirujano y el enfermero), para que los anticonceptivos modernos sean totalmente gratuitos, para que las carreras sanitarias incluyan formación sobre el aborto (algo ya contemplado en la Ley), para que se eduque sexualmente a los niños en los colegios, y para que, en caso de que se pueda abortar hasta la semana 22, se pase de dos informes médicos a uno solo. Y es que el soberbio, cuando se equivoca, no rectifica, ahonda el error.La puntilla de los 16 añosEl anteproyecto incluía desde el principio un apartado en el que se permitía a las niñas de 16 años abortar sin el consentimiento de los padres, ante lo que el apoyo del PNV a la ley saltó por los aires. Lo cierto es que los peneuvistas en un principio exigieron información completa a ambos progenitores, pero sin embargo, bajaron el listón aceptando que sólo se informe a un progenitor, y eximiendo a la menor siempre que alegue conflicto. Una condición que, en el fondo, no evita que este artículo sea un nuevo coladero para que las menores aborten y que, en todo caso, ha sido una estrategia orquestada por el partido del Gobierno para dar una imagen de moderación de cara a la opinión pública, simulando rectificar ante ciertos puntos conflictivos de la Ley.Lo que queda claro con este anteproyecto es la nula intención del Gobierno de apoyar a la mujer con un embarazo difícil, dado que sólo se le entrega un sobre cerrado con una información incompleta, y se le deja tres días de plazo antes de decidir si aborta.  No pasa nada si se tienen relaciones sexuales porque puedesa abortar sin que tus padres se enterenEn 2008 abortaron en España un total de 115.812 mujeres, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, un 3,27% más que en el año anterior. De ellas, 10.221 eran menores de entre 15 y 18 años. Ante estas cifras, es inmoral pretender atajar el problema matando a un ser humano inocente. Es urgente educar a los jóvenes en una sexualidad responsable alejada de la promiscuidad que venden las campañas gubernamentales en torno al “Yo pongo condón”.¿Magma ciudadano?Pese a encontrarnos ante un proyecto ideológico del Gobierno Zapatero cuyo objetivo es el de tatuar la sociedad con motivos nihilistas, relativistas y laicistas, el movimiento cívico ha sido contundente en su recorrido: Manifiestos de Madrid, de Juristas, de Académicos, de la Conferencia Episcopal, de Cristianos Socialistas, de Mujeres contra el Aborto, etc. Y como colofón la manifestación del 17-O, o la reciente concentración de Universitarios por la Vida que se niegan a estudiar la práctica del aborto en la carrera. Gracias al trabajo de multitud de asociaciones sin ánimo de lucro como Derecho a Vivir, Hazte Oír, Red Madre, Foro de la Familia, Línea de Atención a la Mujer Embarazada, Fundación Madrina, Universitarios por la Vida, Médicos por la Vida, y muchas otras junto a ciudadanos anónimos comprometidos, es posible la construcción de un mundo mejor en aras del bien común y del respeto de la dignidad del ser humano frente al drama del aborto.Un año después, la movilización da sus frutos, la conciencia social ha despertado esperanzada. Y es que no se puede seguir mirando hacia otro lado ante uno de los grandes problemas de la España contemporánea. Frente a las maquinaciones del mundo orco, el PP ha de comprometerse a derogar la Ley si gana las elecciones. 

El aborto será obligatorio en el quirófano y en la enseñanza

Ayer se producia en el Congreso de los Diputados una decisiva votación sobre el Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Profesionales por la Ética ofrece las claves de la reforma de esta norma.

El congreso vota hoy la reforma de la ley del aborto

“La situación es de enorme gravedad”, asegura Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética. “Es cierto que una buena parte de la sociedad se ha manifestado en contra del aborto, en especial de esta reforma y todavía estamos a tiempo de que los diferentes colectivos profesionales se rebelen activamente contra este proyecto que, sencillamente, hará obligatorio el infanticidio y su enseñanza para médicos y personal sanitario, escuelas y universidades”.

“Si el aborto se convierte en un derecho, asegura Fernández de Alarcón, se convierte también en una obligación para los que lo tienen que llevar a cabo”.

Claves de la reforma de la ley:

1.- El aborto pasa de ser un delito a ser un derecho y una prestación sanitaria, lo cual implica que el personal sanitario estará obligado a practicar el aborto en los términos que indica la nueva legislación, en un avanzado estado de gestación y sin más motivo que la voluntad de la mujer.

2.- La objeción de conciencia en la práctica desaparecerá puesto que no podrán ejercerla la mayor parte de los profesionales que intervienen en el aborto. Sólo lo pueden hacer el cirujano y el enfermero, no el anestesista, el personal auxiliar, administrativo…Tal como va a quedar regulada la objeción de conciencia en la nueva ley y su desarrollo reglamentario lo que se producirá es una «lista negra» de objetores que serán discriminados.

3.- La mujer será la única que decide, desde los 16 años, si quiere abortar o no. Al ser un «derecho», la presión social (familia, trabajo, compañeros…) le incitará a ejercerlo. La violencia contra la mujer quedará más impune con esta ley.

4.-  Las facultades de Medicina y Enfermería estarán obligadas a enseñar cómo se practica un aborto en los términos previstos por esta ley, no para abordar un aborto natural, como sucedía hasta ahora.

5.-  El capítulo educativo del proyecto de Ley orgánica incorpora la formación sexual y reproductiva de acuerdo con el modelo gubernamental y de manera obligatoria en todos los centros escolares sin distinción de ideario. Como ya se apuntaba en Educación para la Ciudadanía (EpC), los alumnos serán evaluados sobre diversidad sexual, prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados (es decir, aborto).

El Congreso aprueba la Ley del Aborto libre

El Congreso de los Diputados ha aprobado con el respaldo de 184 de los 350 diputados de la Cámara -ocho por encima de la mayoría absoluta requerida- el proyecto de Ley del Aborto libre, que ahora será enviado al Senado. Las ministras de Igualdad y Sanidad, Bibiana Aído y Trinidad Jiménez, se han felicitado del “amplio” respaldo de la nueva Ley del Aborto, algo que “no defraudará la confianza de miles de mujeres”. Tras concluir el debate sobre el proyecto de Salud Sexual y Reproductiva, Aído se ha referido al importante consenso alcanzado por los grupos parlamentarios, que ha servido “como herramienta y como instrumento para enriquecer el proyecto de Ley”.

Las ministras del Gobierno Zapatero

El texto ha sido apoyado por el PSOE, PNV, ERC-IU-ICV, BNG y Na-Bai y dos de los 10 diputados de CiU, grupo que tiene libertad de voto. Por el contrario, el proyecto no ha contado con el voto favorable del PP, Coalición Canaria, UPN y UPyD y siete diputados de CiU, que han sumado 158 votos en contra. La diputada restante de este último grupo ha sido la única abstención.

Hoy puedo decir con satisfacción que esa confianza y la de miles de mujeres de este país no ha sido defraudada“, ha declarado Aído, que ha retomado el manido argumento de que “hoy estamos más cerca de la legislación de los países de nuestro entorno“. Ha dicho que la nueva Ley es más “equilibrada“, al establecer plazos y límites “donde no los hay” y ofrecer “garantías jurídicas” para las mujeres y para los profesionales sanitarios. Algo que ha suscrito la ministra de Sanidad, quien también ha aplaudido que el proyecto pase al Senado con “amplia mayoría de la Cámara“.

Durante el debate en el Pleno, la diputada socialista Carmen Montón ha comenzado su intervención diciendo que “los avances sociales nunca han sido fáciles y menos los que conciernen a los derechos de las mujeres“. “Hoy me siento orgullosa de vivir en este tiempo y en este país, con un Gobierno comprometido con la igualdad“, ha agregado.

Montón ha destacado que esta ley respeta “el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad” y da cumplimiento a “una histórica reivindicación de tantas feministas” y defendió que el objetivo de la norma es “que sean menos las mujeres que abortan y que las que lo hagan sea con más información, con más garantías y con más seguridad“.

Sobre las menores, la diputada del PSOE ha subrayado que “la capacidad de decir radica única y exclusivamente” en las chicas de 16 y 17 años y ha añadido que la norma “no prohíbe que informen a sus padres” y tampoco impide que se les ayude a “conformar su decisión“. “Cuando la joven alegue un conflicto podrá prescindir de informar a su entorno, para que no se limite su decisión o se la aboque a un circuito de clandestinidad“, ha explicado.

Con más represión y con más Código Penal -dijo al PP-, no conseguiremos menos abortos, si no más sufrimiento. Y con menos educación y menos acceso a métodos anticonceptivos no conseguiremos abstinencia y castidad, sino más riesgo y más embarazos no deseados. Una vez que aprobamos estas leyes, ustedes también son protagonistas del ejercicio de estos derechos“, ha apostillado.

Desde las filas del PP, Santiago Cervera, ha argumentado que la nueva norma no tiene “ni consenso social, ni profesional y ni político“. “Es una ley de unos contra otros, es una ley del mínimo parlamentario“, ha sentenciado.

El diputado navarro, médico de profesión, ha criticado que el Gobierno haya reformado la ley sin “demanda social“, sin estar incluida en el programa electoral del PSOE y con la única intención de “recuperar el control de la agenda política“. “Lo único que han conseguido es dividir, excluir y crispar“, ha aseverado. Cervera también ha recalcado que “el aborto no puede ser entendido como una solución rutinaria” y que “la vida del no nacido merece ser protegida y no puede depender del libre albedrío de nadie“.

Además, ha censurado que la ley no reconozca el derecho a objetar a todos los profesionales que susceptiblemente pueden intervenir en un aborto, además de “no amparar la confidencialidad de su decisión ni garantizar el resto de sus derechos profesionales“. “Lo único que se quiera aplicar es un sistema de autodelación los profesionales“, ha enfatizado.

Sobre el tema de las menores, ha dicho que la fórmula pactada por el PSOE con el PNV permitirá que en la práctica las menores puedan abortar sin que lo sepan sus padres. “Todo seguirá siendo como el Gobierno lo ha pensado desde el principio“, ha lamentado.

En nombre de Unió (UDC-CiU), la diputada Concepción Tarruella ha asegurado que la ley es inconstitucional y ha recalcado que el  Estado debe “proteger la vida de todos y garantizar verdaderas ayudas a la familia y a la maternidad para que las mujeres tengan alternativas al aborto” y puedan sacar adelante a sus hijos.

Sin embargo, la diputada de Convergencia (CDC-CiU) Merc Pigem, ha señalado que el nuevo texto dará más seguridad jurídica a mujeres y profesionales y pondrá fin a la “abusiva” utilización del tercer supuesto de la ley actual. En este sentido, ha manifestado su conformidad con las enmiendas aprobadas en tramitación parlamentaria y pidió al los parlamentarios que “entiendan” las razones de todas las mujeres que se pueden encontrar de “ante el un dilema moral” a la hora de abortar.

Por parte del PNV, el diputado Joseba Aguirretxea ha defendido el apoyo de su grupo al dictamen sobre el aborto porque, a su entender, dará como resultado una ley “más humana, más cercana y responsable” que la anterior. Asimismo, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado entorno a las enmiendas presentadas por su formación, que, según destacó, fueron negociadas “sin ceder a los principios” del PNV.

El PNV, en un acto de valentía, decidió implicarse en este aspecto y no cerrar los ojos ante el problema del aborto. Nuestra participación no traiciona nuestro sentido humanista de la política“, ha justificado el diputado vasco, para añadir que la interrupción voluntaria del embarazo pasó en España de ser “puro delito” a ser “prácticamente libre“, con “miles” de abortos como resultado.

En este sentido, reprochó al PP no haber propiciado un cambio cuando gobernó con mayoría absoluta y posicionarse ahora en contra del proyecto de ley. “Nadie podrá dar lecciones de dignidad después de esto“, ha concluido.

Por su parte, Joan Tardá (ERC) ha asegurado que “hoy es un día feliz para el Gobierno, para la ministra, para su grupo y para las mujeres“. “Estamos muy felices y satisfechos de trabajar con ustedes para avanzar en derechos“, ha dicho en referencia al Gobierno y al Grupo Socialista. En cualquier caso, ha criticado que el texto no permita el aborto libre hasta la semana 22 y que no recoja una “absoluta despenalización del aborto“.

Los que están en contra de la reforma quieren volver a los tiempos del silencio y de la represión donde había más interrupciones y represión de las libertades“, ha indicado el portavoz de IU, Gaspar Llamazares. En su opinión, el nuevo texto garantiza “un marco más amplio” para el ejercicio de un “derecho” como el de la interrupción voluntaria del embarazo. “Discutido desde el punto de vista moral podemos cometer pecado, pero desde luego no es delito“, ha manifestado.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha criticado el dictamen y ha asegurado que genera “más inseguridad jurídica” que la norma anterior porque “se trata de una ley de plazos ‘de facto’“. Asimismo ha alertado sobre la “apropiación indebida” por parte del Estado de la tutela de las menores que quieran abortar porque ésta “le corresponde a sus padres y tutores legales“. “Es una mala ley, más insegura que la actual, que no sólo no resuelve los problemas, sino que los empeora“, ha avisado Díez, que ha culpado a los socialistas de “banalizar el aborto“.

Por su parte, Olaia Fernández explicó que el BNG apoya la ley porque reconoce el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad e introduce medidas para reducir los embarazos no deseados. Por parte de Nafarroa Bai, su portavoz, Uxúe Barcos, ha manifestado su conformidad con la reforma de la ley, que, a su juicio, apunta una “necesidad imperiosa” de la sociedad. Ambas parlamentarias señalaron que la enmiendas introducidas en el Congreso han mejorado el texto del Gobierno.

Mientras, el diputado de UPN, Carlos Salvador, ha augurado que las novedades introducidas en el texto “traerán más inseguridad jurídica” y ha preguntado al PSOE por qué da libertad de voto a los diputados catalanes para decidir sobre las corridas de toros y no a los parlamentarios para votar sobre el aborto.