En España viven 4.715.757 extranjeros, la mayoría marroquíes, ecuatorianos.

El número de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor en España, a fecha 30 de septiembre, asciende a 4.715.757 personas, lo que supone un aumento del 1,96% (90.566 personas) respecto al trimestre anterior y del 10,31% (440.936 personas) en los últimos doce meses. El colectivo con mayor presencia es el marroquí, seguido del rumano, del ecuatoriano, colombianos, británicos, chinos, italianos, peruanos, búlgaros y portugueses.

El colectivo nacional con mayor presencia es el marroquí El número de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor en España, a fecha 30 de septiembre, asciende a 4.715.757 personas, lo que supone un aumento del 1,96% (90.566 personas) respecto al trimestre anterior y del 10,31% (440.936 personas) en los últimos doce meses.

Según el ministerio de Trabajo e Inmigración (MTIN), 2.519.115 (el 53,49% ) son hombres y 2.190.211 (el 46,51% ), mujeres.El colectivo nacional con mayor presencia es el marroquí (con 758.174), seguido del rumano (728.580) y del ecuatoriano (441.455), seguidos de colombianos (288.255), los británicos (221.073), los chinos, los italianos, los peruanos, los búlgaros y los portugueses.El 38,86% de los extranjeros es nacional de un país de Europa Comunitaria, el 30,71% es iberoamericano, el 20,84% africano, el 6,28% asiático, el 2,84% es europeo de países no comunitarios, el 0,43% norteamericano y el 0,04% de países de Oceanía.Por comunidad autónoma de residencia, Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía agrupan al 65,71% de los extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor.Y, según provincia, Madrid tiene el mayor número de extranjeros (865.828), seguida de Barcelona (704.657).Respecto al régimen de residencia, 2.535.927 extranjeros (el 53,78% del total) están incluidos en el Régimen General y 2.179.830 (el 46,22% ) en el Régimen Comunitario.Por continentes, en todos los casos el grupo de edad mayoritario es el de 16 a 64 años, y su peso varía entre el 85,94% de los iberoamericanos y el 74,67% de los africanos.El mayor porcentaje de menores de 16 años lo tiene el colectivo africano, con un 24,26% . Los mayores de 64 años tienen mayor peso entre los norteamericanos, con un 16,89% .Entre las quince principales nacionalidades, la británica y la alemana son las que tienen una edad media más alta (50,3 y 43,8 años respectivamente), mientras que los marroquíes y los chinos son los más jóvenes (27,2 y 29,0 años respectivamente).

 

 

Les invita este Gobierno a venir. ¿Y ahora qué?

DE UN TOTAL DE 87.000 POTENCIALES BENEFICIARIOS

Sólo 787 inmigrantes se han acogido al plan de retorno voluntario del Gobierno

En su primer mes de vigencia, sólo 767 trabajadores extranjeros han querido acogerse al plan de retorno voluntario, que les permite cobrar el paro de forma anticipada y acumulada si se comprometen a no regresar a España en tres años.

Celestino Corbacho

Los ecuatorianos son los que más solicitudes han presentado, 318, seguidos de los de Colombia, 129, y Argentina, 105. Del las 767 peticiones, 300 han sido reconocidas y de ellas 210 han sido abonadas (77 ecuatorianos, 44 colombianos y 24 argentinos, entre otros).

Según los cálculos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, la cifra de potenciales beneficiarios de la medida se eleva a 87.000, con una duración media de la prestación del paro de entre los seis y 18 meses.

Por sectores, el 37 por ciento de las personas que han presentado solicitud durante este mes pertenecen a la construcción; el 31 por ciento a actividades inmobiliarias y alquiler de servicios a empresas (incluido servicio doméstico), el 9 por ciento a comercio y el 8 por ciento a hostelería.

Por sexos, 180 son hombres y treinta mujeres y la cuantía media reconocida y abonada es de 9.670 euros, mientras que por provincias son mayoritarios los residentes en Madrid (130), Murcia (100), Barcelona (73), Alicante (63) y Valencia (56).

El programa de retorno voluntario afecta a los nacionales de los países no comunitarios con los que España tiene convenios de Seguridad Social: Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Rusia, Filipinas, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Túnez, EEUU, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

Para acogerse al programa es necesario ser demandante de empleo en el Servicio Público de Empleo y tener reconocido el derecho a la prestación por desempleo contributiva, sin compatibilizarlo con un trabajo a tiempo parcial.

También habrá de asumir el compromiso de retornar a su país de origen y no volver a España en el plazo de tres años para residir y/o realizar una actividad lucrativa o profesional por cuenta propia o ajena.

España entre los países de la UE donde más aumenta la concesión de la nacionalidad.

Más de 62.300 personas accedieron en 2006 a la nacionalidad española.

62.300 personas accedieron en 2006 a la nacionalidad española

España entre los países de la UE donde más aumenta la concesión de la nacionalidad

España fue entre 2003 y 2006 uno de los Estados de la Unión Europea donde más aumentó el número de ciudadanos extranjeros que obtuvieron la nacionalidad del país, según datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Más de 62.300 personas accedieron en 2006 a la nacionalidad española, frente a las 26.500 de 2003, un porcentaje de aumento que sólo superan Italia y Chipre dentro de los Veintisiete.

Al contrario, un bueno número de países -entre ellos Bélgica, Alemania y Austria- redujeron el número de nacionalizaciones en ese período.

En 2006, España fue el cuarto Estado de la UE que concedió la nacionalidad a más ciudadanos extranjeros, tras Reino Unido, Francia y Alemania.

Un total de 62.375 extranjeros obtuvieron en ese año la nacionalidad española, frente a los más de 154.000 del Reino Unido, 148.000 de Francia y 125.000 de Alemania, los tres países más poblados de la UE.

En términos relativos, los tres estuvieron también por encima de España, que dio la nacionalidad a 1,4 personas por cada 1.000 habitantes, mientras que Alemania se la concedió a 1,5, Francia a 2,3 y Reino Unido a 2,5.

Según ese indicador, Letonia (8,3) y Suecia (5,7) fueron los Estados miembros que más extranjeros nacionalizaron.

En el otro extremo se situaron Lituania, Polonia y Rumanía.

En el conjunto de la UE, fueron los ciudadanos turcos (64.000 personas) los que más se convirtieron en ciudadanos europeos, seguidos por marroquíes (48.000) e iraquíes (23.000).

En cuarto lugar aparece la comunidad ecuatoriana, de la que más de 21.000 personas obtuvieron la nacionalidad de países europeos,
casi todas en España (19.477).

Tras los ecuatorianos, colombianos (12.722) y marroquíes (5.692) fueron los que más se convirtieron en ciudadanos españoles.

Les faltan votos. Los Mojate.

El partido socialista es consciente de que, en base a la estructura
sociológica española, les faltan aproximadamente un millón de votos
para tener una consolidación estable en el poder. Por todo ello,
repetidamente han intentado modificar el censo electoral para
ampliarlo a aquellos que presumiblemente son afines a sus postulados.

En primer lugar hemos visto el intento de que los emigrantes puedan
votar en las elecciones municipales. Se trataría, de esta forma de
intentar rentabilizar en las elecciones municipales el proceso de
regularización masiva que emprendió su gobierno y más después de que
saltaran las alarmas al perder las últimas elecciones municipales.
Esto, sin embargo, presenta dos problemas; por un lado, no está tan
claro que el voto emigrante sea voto socialista y, también que no es
posible otorgar derecho a voto a personas de otras nacionalidades de
aquellos lugares sin un acuerdo de reciprocidad para que los
españoles en sus países puedan votar en sus elecciones.

En este contexto se entiende la noticia de que Zapatero ha dado orden
a la representación diplomática en Hispanoamérica para que impulsen el
otorgar la nacionalidad española a los hijos y nietos de los exiliados
durante la Guerra Civil. Se trata de una de las medidas previstas en
la Ley de Memoria Histórica que ellos mismos aprobaron y que podría
implicar un aumento significativo en el censo electoral (se habla de
un incremento potencial de entre medio millón y un millón de
personas), ley que también busca convertir en nacionales a todos los
extranjeros que lucharon en el bando republicano.

De esta forma, y maquillándolo bajo un manto de justicia, se espera
aumentar la base electoral del PSOE y es que al final el poder es el
poder y la tentación de alterar los resultados electorales mediante
este tipo de trucos, parece ser demasiado fuerte.

Intentan entrar en Melilla por la fuerza.

Es el quinto intento de entrada de inmigrantes en el último mes.

Más de 200 inmigrantes

Más de 200 inmigrantes intentaron en avalancha atravesar por la fuerza la frontera de Melilla, a través del paso de Beni Enzar. En su intento causaron heridas leves a varios agentes de la Guarcia Civil, la Policía Nacional y la Policía marroquí, que utilizaron material antidisturbio y gases lacrimógenos para frenar el acceso de los subsaharianos.

El intento de entrada se produjo de madrugadad, pero la rápida actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que han cerrado la verja, ha evitado que los inmigrantes consiguieran su objetivo de acceder a territorio español.

Los inmigrantes han tenido que ser repelidos con material antidisturbio, al tiempo que un helicóptero de la Guardia Civil ha actuado de manera disuasoria.
El grupo de subsaharianos ha lanzado piedras contra los agentes desplegados, entre ellos miembros de la Unidad Básica de Actuación de la Guardia Civil llegados desde Sevilla hace unos días, especialistas en el control de masas.

El primero de los dos asaltos a la valla, en el que participaron unas 150 personas, tuvo lugar sobre las cinco de la mañana, mientras que el segundo, con otros 60 inmigrantes, se produjo sobre las ocho.

La “agresividad” que mostraron los inmigrantes, apuntaron las citadas fuentes policiales, fue decisiva para que los agentes utilizaran pelotas de goma y botes de humo para hacer frente a la avalancha humana.

Así, desde las inundaciones del pasado 26 de octubre, que destrozaron más de 30 metros de la valla y bloquearon las compuertas del arroyo Mezquita, se han producido al menos siete avalanchas de irregulares, de las que las cinco primeras fueron repelidas por las fuerzas españolas con la colaboración marroquí en tres de ellas, y las otras dos fueron abortadas por la Policía del vecino país, ambas el pasado fin de semana.

El Gobierno reforzó el pasado lunes 3 de noviembre con 36 nuevos guardias civiles, procedentes de Sevilla, las tareas de vigilancia y control en la valla fronteriza de Melilla. Un portavoz gubernamental indicó entonces que el tiempo de estancia de los Grupos Rurales de Seguridad “será el que se estime necesario para garantizar una correcta impermeabilización del perímetro fronterizo”.