Chávez denuncia presencia de aviones espías colombianos y ordena derribarlos

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha denunciado que aviones no tripulados colombianos han entrado en territorio venezolano en tareas de espionaje y que ha ordenado derribarlos.

Hugo Chávez

En su dominical programa de radio y televisión “Aló Presidente”. Chávez ha denunciado que “hace pocos días, a medianoche, un avión de estos sin tripulantes penetró hasta el Fuerte Mara -frontera occidental-, los soldados lo vieron, llamaron al oficial de guardia, vino, pero se fue, desapareció el avión”.

Así, según ha explicado, se trataba de “un pequeño avión, de dos o tres metros, lo manejan a control remoto, pero van filmando todo, incluso tiran bombas. Esa es la tecnología yanqui”. “Anoche ordené: ¡avioncito de esos que aparezcan, túmbelo!”, ha añadido.

Chávez ha vuelto a denunciar que Estados Unidos “prepara una agresión” contra su revolución bolivariana, utilizando a Colombia y ha afirmado que la comunidad internacional quedaba advertida.

El Congreso hondureño rechaza la restitución de Zelaya

El Congreso de Honduras ha rechazado la restitución de Manuel Zelaya, en una sesión en la que se superó la mayoría cualificada de dos tercios y concluyó con una votación final de 111 votos en contra de su vuelta al poder y 14 a favor, de los 128 diputados. Otros tres diputados se ausentaron durante la votación. El virtual presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, ha respaldado la decisión del Parlamento de no restituir al depuesto gobernante. “Yo respaldo lo que el Congreso decidió esta noche (…), respeto la decisión del Congreso”, dijo Lobo, del opositor Partido Nacional, al noticiario de televisión TN5.

Zelaya no se da por vencido

Sólo catorce de los 128 diputados del Congreso Nacional votaron a favor de la vuelta a la presidencia de Zelaya. Gran parte de la comunidad internacional había reclamado la restitución del presidente derrocado para reconocer el resultado de las elecciones generales celebradas el pasado domingo en el país centroamericano.

Tras conocer la noticia, el presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, calificó de “vergüenza” la decisión del Congreso de no restituirlo  y aseguró que el veredicto del Parlamento confirma que cometieron un delito al ratificar su destitución tras ser derrocado el pasado 28 de junio.“El pueblo hondureño debe saber que la mayoría de los diputados que han ratificado su delito son cómplices, son confesos, que están de acuerdo con la sangre que se derrama de mártires”, expresó Zelaya en comunicación telefónica desde la Embajada de Brasil, donde está desde el 21 de septiembre.“¿Qué sigue ahora? Pues me mantengo todavía en la Embajada de Brasil luchando por la condena a la dictadura y ahora también contra el fraude electoral que se hizo el domingo. Las elecciones no representan una salida para el país”, añade.Zelaya agregó que “el mundo entero debe saber que esa sesión del Congreso es una vergüenza para Honduras, porque la mayoría de los diputados golpistas ratificaron el golpe contra el presidente constitucional”.El mandatario depuesto ha asegurado que en el Congreso Nacional “había 24 diputados que desde el principio rechazaron el golpe” y que exigían su restitución en el poder, aunque en la votación de hoy sólo 14 de los 128 lo respaldaron
  
En una carta divulgada tras la sesión, Zelaya dijo que los diputados “están de acuerdo con que se cancelen medios de comunicación, con que se reprima al pueblo, estos delitos también caen hoy sobre su conciencia”.”Hoy el pueblo conoció uno por uno a los diputados y diputadas que traicionaron en el Congreso Nacional, que traicionaron la democracia el 28 de junio (…), a los que me falsificaron la firma, a los que violaron la Constitución y me desterraron a Costa Rica”, señaló.
 
Tras una larga votación que los legisladores hicieron de manera individual y a viva voz, el Congreso cumplió hoy con el papel que le otorgaba el Acuerdo Tegucigalpa-San José para determinar la restitución o no de Zelaya, más de un mes después de que las comisiones del depuesto presidente y el gobernante de facto, Roberto Micheletti, firmaran el pacto.Cabe agregar que los cientos de seguidores de Zelaya que durante la mañana se congregaron en las cercanías del Congreso han abandona el lugar sin incidentes, mientras continúa el cordón de seguridad policial alrededor de la sede del Legislativo.

Congreso Nacional prohíbe la “Píldora del Día Siguiente” en Honduras

 

Tras la publicación en el diario oficial “La Gaceta”, entró en vigencia esta semana en Honduras el decreto legislativo aprobado por el Congreso Nacional, que prohíbe el uso y la comercialización del abortivo conocido como la Píldora del Día Siguiente” en el país centroamericano.

El decreto fue aprobado por el Congreso Nacional a inicios de este año por propuesta de la diputada liberal y viceministra de Relaciones Exteriores Martha Lorena Alvarado, respaldada por un dictamen del Colegio Médico de Honduras, que señala que la pastilla tiene efectos abortivos, y que por tanto, se opone a la constitución.

Alvarado explicó al pleno legislativo que la venta del fármaco es penalizada en países como Costa Rica, Ecuador, Perú y Argentina “porque se ha demostrado que es un abortivo que causa grandes daños a la juventud“.

El Congreso hondureño, en efecto, señaló en la argumentación de la ley, que “en la práctica se recomienda el usa de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) también conocida como ‘Píldora del Día Siguiente’ o ‘Anticoncepción Postcoital’ provocando con ello el abuso ilimitado de la comercialización de dicho fármaco, poniendo en grave riesgo la salud de la población hondureña, especialmente la de las mujeres en edad fértil”.

También argumenta que el 12 de septiembre de 2008 el Colegio Médico de Honduras, “emitió dictamen que en una de sus partes literalmente dice: ‘consideramos la contraindicación absoluta de la PAE en su administración postcoital por las diversas alteraciones que produce en el endometrio que impiden la implantación: efecto abortivo’”.

La nueva ley prohíbe “la promoción, el uso, venta y compra relacionada con la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE), así como la distribución pagada o gratuita y comercialización de fármacos de anticoncepción de emergencia, en farmacias, droguerías o cualquier otro medio de adquisición”.

Al comentar la histórica decisión, que se suma a otras similares en la región, Carlos Polo, Director para América Latina del Population Research Institute, señaló a ACI Prensa que “este episodio en Honduras marca el hito de otro país latinoamericano más se libera de una presión creada por el laboratorio farmacéutico dueño de la marca Postinor y por las organizaciones feministas a su servicio”.

“En América Latina, donde el aborto es ilegal, el único camino que les quedaba a los promotores de esta píldora era desinformar a la población negando el llamado ‘tercer efecto’. Ahora vemos que la presión y la desinformación pueden durar un tiempo pero finalmente, la mentira cae por su propio peso. Seguramente veremos que la PDS será erradicada de América Latina librándonos de un método inoperante, costoso y con graves efectos adversos para las mujeres”, concluyó Polo.

 

Vea la foto de Zelaya que circula por la Red en Hispanoamérica

En las últimas semanas una foto de Zelaya había llamado la atención del mundo. En esa instantánea se veía a Zelaya, sentado en una silla, con los pies en alto y con su sombrero cubriendo la cara mientras dormía. Ese era el aspecto que presentaba el hondureño mientras descansaba en la embajada de Brasil. Pues bien, hay otra foto con el mismo protagonista circulando por la Red y que pueden ver aquí, en cope.es. Esta imagen es bastante diferente a la que nos ha llegado en los últimos días.

Impactante imagen de Zelaya.

 La imagen del joven Zelaya circula ya por toda Hispanoamérica y es impactante cuanto menos. El retrato en cuestión nos ofrece a un joven Zelaya, ataviado con unos pantalones ajustados, torso descubierto, pelo enmarañado y bigote abundante. Hasta ahí todo normal. Lo sorprendente es ver a quien reclama la presidencia de Honduras ataviado con varias pistolas y metralleta en mano posando orgulloso.

 La foto parece haber provocado las iras de los seguidores de Zelaya y ha aumentado los rumores sobre un pasado oscuro de quien fuera presidente de Honduras y aún quiere recuperar.

Atentado contra un seminario en Honduras

Unos desconocidos dispararon 14 veces contra la fachada del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, en Tegucigalpa, Honduras, el pasado domingo, aunque afortunadamente sin producir víctimas.
Los disparos impactaron en el muro perimetral, junto al portón principal del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, en un sector de la periferia suroeste de Tegucigalpa, según informó a los medios el portavoz policial, Orlin Cerrato.
Cerrato dijo que el incidente ocurrió alrededor de las 11.00 hora local (17.00 GMT), y que en el lugar se encontraron al menos 14 casquillos de arma de fuego, d e calibre no determinado.

Hasta ahora “sólo se sabe que de un vehículo en movimiento se hicieron los disparos”, pero no la identidad ni el móvil de los atacantes, apuntó Cerrato, y añadió que “no hubo ningún herido”.
El viernes, la Iglesia Católica de Honduras pidió en un comunicado que la crisis política causada por el golpe de Estado del 28 de junio contra Manuel Zelaya tenga “una solución justa, pacífica y acordada”, y advirtió que “cualquier tipo de violencia” dañará el diálogo abierto el miércoles en busca de una salida al conflicto.

El seminario mayor albergó, el 3 de julio, la reunión entre el cardenal hondureño, Oscar Rodríguez Maradiaga, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, durante l a visita que éste hizo a Tegucigalpa para pedir la restitución de Zelaya, según una resolución de ese organismo.
La prensa local dio a conocer que las autoridades del Seminario han presentado la denuncia del caso por lo que la policía llegó a este recinto para las investigaciones respectivas.
“Venimos atendiendo una denuncia sobre un atentado que realizaron varios desconocidos contra estas instalaciones”, aseguró el agente José Gómez. El exterior del edificio cuenta con varias cámaras de seguridad por lo que la policía también revisará los videos.
Las actividades en el seminario han recuperado la normalidad y siguen su curso.

Los obispos españoles apoyan a los obispos de Honduras

Nota de la Comisión Permanente de la CEE

 Los obispos de la Comisión Permanente han dialogado sobre las preocupaciones expresadas por los obispos de Honduras acerca de la situación de su país en sus mensajes del 19 de junio y del 4 de julio pasados.

 Como ya han hecho otras Conferencias Episcopales, los obispos de la Comisión Permanente expresan públicamente su apoyo a la Conferencia Episcopal de Honduras, en particular, a su Presidente, el Cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga, en su esfuerzo por obtener la reconciliación del pueblo hondureño, mediante una salida justa, pacífica y sin presiones a la crisis que atraviesa el país hermano.

Lo que no cuentan los medios de información sobre Honduras

Declaraciones de Luis Enrique Marius, director general del CELADIC

Luis Enrique Marius, director general de Centro Latinoamericano para el Desarrollo, la Integración y Cooperación (CELADIC), ha visitado recientemente Tegucigalpa, Honduras, para conocer de cerca la realidad que están viviendo los hondureños tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el pasado 28 de junio.
 
En declaraciones a ZENIT, destaca ante todo la valentía del cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga y su respeto “con la verdad de los hechos y los intereses de la gran mayoría del pueblo hondureño”.
 
Durante sus cuatro días de estadía, a través devar ios dirigentes académicos, sociales y políticos de Honduras, Luis Enrique Marius tuvo la posibilidad de “conocer muchos aspectos que no han sido recogidos por los medios de información internacional”.
 
En primer lugar, subraya que “mas allá de escuchar muchas opiniones sobre la necesidad de reformas a la Carta Constitucional de Honduras, de las personas contactadas nadie desconoce o discute, guste o no, que la misma es ‘la referencia’ que regula el quehacer social y político del país, por encima de cualquier otra consideración u organismo de carácter internacional. Por supuesto que la misma está influenciada (año 1982) por los gobiernos autoritarios que la antecedieron”.
 
Recuerda que el artículo 239 de la Constitución afirma: “El ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser Presiden te o Designado. El que quebrante esta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos, y quedarán inhabilitados por diez años para el ejercicio de toda función pública”.
 
Marius afirma que pudo apreciar, en términos generales, “una Tegucigalpa en calma, con algunas manifestaciones esporádicas de personas que criticaban al Gobierno actual. Sí, aparecen profusamente ‘pintadas’ en varias partes, especialmente atacando en forma irreverente al cardenal Oscar Rodríguez. Pudimos constatar también la existencia de innumerables anónimos poniendo ‘precio a la cabeza del cardenal’ y amenazándolo de muerte”.
 
Sin embargo, añade, “la imagen que la gran mayoría del pueblo hondureño del arzobispo de Tegucigalpa es la misma que se tiene en casi todos los países de Latinoamérica: un hombre comprometido con los sectores más humildes, gestor de la condonación de la deuda externa en los países más pobres, alguien que difícilmente se puede confundir con lo sectores explotadores de nuestras sociedades”.
 
Alude a dos documentos de especial relevancia: La Memoria del Tercer Taller de Integridad y Desarrollo (2005) y el Plan Nacional de Desarrollo Humano (2007). En ambos documentos de especial significación para el futuro de Honduras, las figuras promotoras e inspiradoras de estos temas centrales fueron el Presidente Zelaya y el Cardenal Oscar Rodríguez.
 
Una pregunta que hizo a los entrevistados fue: “¿Cuáles fueron las causas para un cambio tan radical de actitud del Presidente?”.  “Las respuestas fueron desde las debilidades y confusiones per sonales del señor  Zelaya, hasta la gran influencia (estratégica, logística y financiera) del presidente Hugo Chávez de Venezuela, y esto en forma destacada”.
 
Sobre las posibilidades de solución del conflicto, Marius encontró “muchas dudas y serias preocupaciones, especialmente por la falta de credibilidad de los organismos internacionales que se parcializaron sin verificar los sucedido, pero en términos generales todos coinciden en que el regreso del señor Zelaya sería altamente negativo”.
Y agrega que “cada día que pasa se hace más distante, especialmente porque la verdad no se puede ocultar durante mucho tiempo”.
 
Marius dejó Tegucigalpa cuando se iniciaba la campaña electoral para las elecciones del próximo noviembre. “Todos los partidos y candidatos –relata–, incluyendo a uno del Frente de Resistencia, expresan su confianza en el Tribunal Supremo Electoral, un organismo del Estado autónomo. En los diferentes foros de discusión que oímos, la opinión generalizada del pueblo y las instituciones sociales le dan crédito a las elecciones, considerándolas el mejor camino para superar la crisis, y muy especialmente el derecho inalienable e indiscutible de un pueblo para decidir su destino, y ante el cual, nadie del exterior puede cuestionar o condicionar”.
 
Y hace esta reflexión final: “Honduras hoy representa un momento clave en la historia latinoamericana, donde se hacen visibles y con nitidez: el cambio de parámetros de análisis, sepultando definitivamente criterios que perduraron durante la guerra fría, más allá de algunos efímeros y trasnochados intentos por resucitarlos; una demostración más de la profunda crisis de identidad que padecen los dir igentes y partidos políticos en la región, para no ir más lejos: la existencia de una estrategia que busca un poder regional, hegemonista y autocrático, cuya cabeza se encuentra en La Habana y su operador político y financiero en Caracas; vacilaciones y un claro pragmatismo de la nueva administración de Estados Unidos, nada lejana de la habitual prescindencia hacia nuestra región; la generalizada actitud de ‘equilibrismo’ interesado que practican la mayoría de los gobiernos latinoamericanos, como clara expresión de pérdida de identidad y valores”.
 
“Sin tener en cuenta estos elementos, se hace difícil comprender la situación que viven nuestros sufridos hermanos hondureños”, concluye el director general del CELADIC.