Haití: Caritas Internacional ha atendido a 2,3 millones de damnificados

Balance a seis meses del terremoto: invertidos 37,4 millones de euros

Pasados seis meses del devastador terremoto que asoló Haití el 12 de enero, Cáritas Española rinde cuentas de la respuesta humanitaria a las víctimas, en la que se han volcado tanto la Cáritas Haitiana como el conjunto de la red internacional de Cáritas. Caritas Internacional ha invertido 37,4 millones de euros y atendido a 2,3 millones de damnificados.

En estos seis meses, Cáritas Española – según informa en su página web – ha financiado diversos programas de ayuda humanitaria por un importe global de 3.270.150 euros, que han permitido garantizar las necesidades diarias básicas de 260.500 damnificados.

La intervención prioritaria se ha llevado a cabo en las áreas de agua y saneamiento, atención médica, alimentación, refugio temporal y ayuda básica no perecedera.

Al menos 60.000 personas acogidas en 20 campos de refugiados instalados en diversas zonas de Puerto Príncipe, Jacmel, Port-de-Paix, Nippes y Cayes han garantizado, con el apoyo directo de Cáritas española, el acceso diario al agua potable y a servicios de saneamiento y letrinización.

En cuanto a atención médica, se movilizó a un total de 38 médicos y enfermeras, se  desplazó a las zonas siniestradas un parque de siete clínicas móviles y se llevaron a cabo un total de 32 misiones sanitarias en diversos lugares para prestar ayuda de urgencia a miles de personas .

Gracias al despliegue logístico, Cáritas Española participó en los programas de distribución de alimentos y de raciones diarias de comida caliente en Puerto Príncipe, Jacmel, Hinche, Gonaïvesm, Cap-Haitien y Jérémie, del que se han beneficiado 200.000 personas.

Dentro del capítulo de refugio temporal y ayuda no perecedera, la acción de Cáritas Española en Haití permitió distribuir 3.000 equipos de material de refugio para 18.000 familias en Puerto Príncipe, el reparto de 3.000 tiendas y lonas de plástico en Delmas 65 y el envío desde España hasta la isla de 179 toneladas de productos humanitarios.

Al mismo tiempo, se han iniciado ya algunos programas de recuperación temprana,  dirigidos a favorecer la autosuficiencia de las comunidades afectadas. En Jacmel, Cáritas Española financia un proyecto de distribución de semillas a los pequeños agricultores, con objeto de recuperar cuanto antes los cultivos, y planes de “dinero por trabajo” para fomentar el empleo a través de actividades de reconstrucción de viviendas y la rehabilitación de infraestructuras comunitarias dañadas por el seísmo.

Los fondos económicos que han permitido llevar a cabo este esfuerzo solidario proceden de los donativos aportados por cientos de miles de donantes anónimos a través de la campaña de solidaridad “Cáritas con Haití”, que hasta la fecha ha recaudado 24 millones de euros a través de toda la Confederación Cáritas Española.

La respuesta de Cáritas Española a esta emergencia forma parte de la acción conjunta a favor de los damnificados llevada a cabo por Cáritas Internationalis con el apoyo en el terreno de la propia Cáritas Haitiana y en estrecha coordinación con las agencias del Sistema de Naciones Unidas en el país.

En estos seis meses, la red mundial de Caritas ha invertido unos 37,4 millones de euros en las diversas operaciones de asistencia llevadas a cabo, desde refugio de emergencia, a tratamiento médico, habilitación de servicios higiénicos y seguridad alimentaria así como orientación, acompañamiento psicológico y protección. Toda esta ayuda de la red Caritas ha llegado a más de 2,3 millones de damnificados.

El mayor reto sigue siendo ofrecer un refugio digno a las numerosas personas que perdieron sus hogares en el terremoto. Más de un millón de personas viven todavía en campamentos provisionales, en los alrededores de la capital, Puerto Príncipe. Se calcula que más de 250.000 viviendas fueron destruidas. En los últimos seis meses, Caritas ha proporcionado refugio de emergencia o viviendas provisionales a unas 160.000 personas tanto en Puerto Príncipe con en las áreas rurales.

A pesar del incesante trabajo de remoción, sigue habiendo muchos escombros por las calles, lo que retrasa las obras de reconstrucción. Por otra parte, la alta densidad de población en los campamentos impide la construcción en los mismos de viviendas provisionales. Y con frecuencia, la poca claridad de los títulos de propiedad de la tierra empeora la situación.

Unas 600.000 personas ya han abandonado la capital, y han encontrado refugio y trabajo en áreas rurales, principalmente en sus localidades de origen, en la región Gonaïves y Grande Anse, así como en la zona central del país.

Sin embargo, su llegada ha originado una seria presi&oa cute;n demográfica en esas regiones, ya de por sí muy pobres, incapaces de proveer a las necesidades de todos. Por ese motivo, muchos de los que llegaron, ante la falta de posibilidades para rehacer su vida en el pueblo de origen, están regresando a los campamentos superpoblados de la capital. Con el fin de retrasar esa oleada hacia la capital, la red Caritas ha empezado a construir refugios provisionales en las zonas rurales.

Además de seguir trabajando para garantizar las necesidades –alimentación, salud, agua potable, refugio temporal digno–, Cáritas Española y Cáritas Haití han establecido, dentro del marco de trabajo de Cáritas Internationalis, una línea de trabajo conjunta dirigida a la transformación social de la realidad haitiana. Para ello, es necesario eliminar la lacra de la pobreza, a través del acceso a un trabajo digno para la mayoría de los haitianos, la equ idad, el crecimiento de las personas y las instituciones, y la paz social.

Los tres sectores prioritarios de intervención de Cáritas Española en Haití a medio y largo plazo son: La educación. Cáritas entiende que no se puede construir una sociedad nueva sin invertir en capital humano, es decir, en el acceso a los servicios básicos.

Si este ámbito no está garantizado, la propia supervivencia de las personas en Haití está en peligro, advierte Cáritas Haití.

zenit

Cáritas moviliza 100 toneladas de alimentos en Haití

La red Cáritas, en colaboración con otras organizaciones católicas de ayuda humanitaria, ha comenzado a transportar hasta Puerto Príncipe 100 toneladas de comida, que van a ser distribuidas a lo largo de toda esta semana a los 50.000 damnificados que residen en el campo de Petionville Club, uno de los mayores asentamientos de desplazados por el terremoto de la capital.

La Catedral de Haití tras el seísmo.

Con objeto de garantizar que la ayuda llega a todos, Cáritas está extremando las medidas de seguridad en el reparto y ha entregado a todos los residentes del campo bonos de color amarillo o rojo según la zona en que están ubicados para ser atendidos en distintas fases. Se calcula que el próximo viernes se habrá completado el reparto, en el cual cada uno de los 50.000 desplazados va a recibir un lote de lentejas, aceite vegetal, sémola, cereales en grano y harina integral. Esta distribución contará con el apoyo logístico específico de la Cáritas Norteamericana.
Misión de Cáritas Española en Haití

Esta tarde parten hacia la República Dominicana la coordinadora de Cooperación Internacional de Cáritas Española, Natalia Peiró, que viaja acompañada por la responsable de Emergencias, Carmen Cabota. En el terreno se unirán a Martín Lago, técnico de Cooperación Internacional de Cáritas Española, que está en la isla desde el pasado 20 de enero para acompañar a la Cáritas Dominicana en la respuesta a la emergencia.

Estos tres expertos de Cáritas Española van a desplazarse a Haití en los próximos días para conocer en el terreno las necesidades de los damnificados en esta primera fase de la emergencia, apoyar la respuesta que la red Cáritas está llevando a cabo para auxiliar a los damnificados e identificar las áreas de trabajo en las que Cáritas Española va a centrar su acompañamiento a la Cáritas local y a la red internacional. 

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

La Cofradía internacional del Arroz de la Comunidad Valenciana organiza “Un Granito por Haití”

Como a estas alturas ya todos sabréis el pasado 12 de Enero un terremoto de magnitud 7,3 grados en la escala Richter asoló Haiti, país que ocupa un tercio de la isla de La Española. El país mas pobre de toda América, se ha visto tristemente sacudido por el seísmo mas devastador de su historia, provocando la desolación, y la destrucción entre una población castigada ya de por si por las lamentables condiciones de vida del día a día. Esperamos que a estas alturas todos los que leáis estas líneas ya hayáis colaborado mediante las múltiples cuentas abiertas en las diferentes entidades bancarias y por las principales organizaciones que luchan por ayudar a los mas desfavorecidos, pero nosotros no podíamos quedarnos así, La Cofradía Internacional del Arroz de la Comunidad Valenciana, hemos querido aportar nuestro pequeño granito de arroz a todos estos desfavorecidos. Y como todo grano hace montaña, nada mejor que haciéndolo como mejor sabemos: preparando nuestro arroz.

Por ello el próximo 7 de febrero y gracias a la colaboración,por supuesto totalmente desinteresada, de una serie de entidades de nuestra comunidad, aportaremos nuestro granito: un granito por Haití, y necesitamos y queremos contar con tu colaboración.

¿Cómo? Muy fácil y sencillo, disfrutando con tus amigos y tu familia de una jornada de convivencia y de compañía, que tendrá como colofón la preparación de unas grandes paellas que servirán para la recaudación de fondos destinados a las victimas del terremoto. Cada plato que se sirva necesitará de la aportación de por lo menos 1 euro, que será donado integramente, ya que toda la infraestructura, servicios y productos son aportados desinteresadamente por las empresas colaboradoras del evento.

Nos hubiera gustado no tener que escribir estas líneas, ni preparar estas paellas, pero como privilegiados que somos no podíamos quedarnos con los brazos cruzados, teniamos que hacer algo más, por lo menos aportar…….un granito por Haití.

El domingo 7 de febrero te esperamos.

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Un Proveedor del Aborto se Aprovecha de la Crisis en Haití, Médicos a Favor de la Vida Responden

  Inmediatamente después del terremoto que devastó a Haití la semana pasada, la Federación Internacional Planned Parenthood (IPPF.- por sus siglas en ingles) utiliza la crisis para solicitar fondos para sus clínicas de “planeación familiar en el país”.  Al mismo tiempo, un equipo médico a favor de la vida  llegó a Puerto Príncipe para proporcionar servicios médicos de emergencia y ayuda de profesionales para realizar partos.  Las respuestas  generaron una polémica en el programa de las Naciones Unidas para reducir la mortandad maternal lo cual coloca como número uno el control de la fertilidad, un programa en el que Haití ha sido un blanco principal.  Sin embargo, mantuvo uno de los índices más altos mundiales de muertes maternas. 

     Carmen Barroso, Directora Regional de la IPPF, el máximo proveedor de abortos en el mundo, justificó la recaudación de fondos para la filial IPPF llamada PROFAMIL diciendo: “Desde el año de 1984, PROFAMIL ha trabajado para mejorar el cuidado de la salud sexual y reproductiva en Haití, frecuentemente proporcionando el único cuidado para la salud disponible en algunos áreas.” En Haití, el aborto es legal pero está altamente restringido.  Profamil alardea que entregó 600,000 condones solamente en el año 2005 y la IPPF la premió por mantener una campaña agresiva anticonceptiva del año 2003 al 2005 durante un período que tanto política como económicamente estaba inestable.

     De acuerdo con el último informe anual de la IPPF, las ventas anticonceptivas son su segunda fuente más alta de ingresos en el hemisferio oeste después de las cuotas de los pacientes, obteniendo una suma anual de más de $25 millones de dólares. La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en ingles.- World Health Organization) y el Fondo Poblacional de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés.- United Nations Fund for Population Activities) son entre los donadores internacionales más importantes de la IPPF, y las tres son parte del grupo de las Naciones Unidas llamado:  Sociedad para la Salud Maternal, del Recién Nacido y del Niño, la cual promueve la “planeación familiar” como la forma número uno de prevenir la muerte materna. 

     Los expertos de las Naciones Unidas a favor de la vida han expresado un interés muy serio debido a que el grupo de trabajo de las Naciones Unidas ha declarado que el enfoque:  “primero la planeación familiar” de las Naciones Unidas en cuanto a la salud maternal incluye el aborto y debido a que contradice el largo consenso de la comunidad médica de que las mejores maneras de reducir la mortandad materna son el cuidado obstétrico de emergencia y las ayudas de profesionales relacionadas con los nacimientos. 

     Un equipo obstétrico a favor de la vida de MCI (por sus siglas en ingles: Matercare International) fue a Haití esta semana para llevar a cabo una valoración de las necesidades relacionadas con llevar a cabo una operación a largo plazo ayudando a la mujer haitiana. El Dr. Robert Walley, Director de MCI y líder del equipo, habló para Friday Fax y dijo que ofrecerá cuidado obstétrico de emergencia a las madres, muchas de las cuales se ha informado que tuvieron que dar a luz en las calles ya que la crisis empezó hace una semana.  “Casi pareciera que con este tipo de circunstancias trágicas de alguna manera el  mundo cree que la vida simplemente se detiene, por lo que el cuidado obstétrico por las complicaciones amenazantes no es una prioridad inmediata,”  lo estableció una solicitud de recaudación de fondos de MCI. “El resultado es un enorme incremento en el número de muertes maternas” así se leía.

     Haití es el único país en el hemisferio oeste que está en la lista de las Naciones Unidas de los 25 países que tienen preferencia para los programas de salud maternal y por lo tanto ha recibido una distribución altísima de servicios de salud anticonceptiva y reproductiva. A pesar de ello, Haití tiene uno de los índices más altos de defunciones maternas a nivel mundial, y el más alto en el hemisferio oeste. En donde cerca de 11 mujeres mueren en los Estados Unidos por cada 100,000 nacimientos de niños vivos mientras que cerca de 700 haitianas sufren esta misma desgracia, esto es un índice cinco veces mayor que el promedio para la región latinoamericana y del Caribe. 

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Sacerdote sobreviviente relata dramática situación de seminario en Haití

El P. Augustin Almy, sacerdote diocesano que se encontraba en el Seminario de Puerto Príncipe cuando ocurrió el terremoto del 12 de enero pasado, relató la dramática situación en la que se encuentran actualmente los sacerdotes y seminaristas de este centro.

P. Augustin Almy

Desde el mismo lugar en donde están ahora los restos del seminario en Puerto Príncipe, el P. Almy contó a ACI Prensa que al momento del terremoto se encontraba en su cuarto “viendo televisión en el segundo piso. De pronto oí un ruido que no pude identificar como un terremoto. Vi luego que las paredes se caían y que la casa también se venía abajo”.

“Luego de unos cinco o siete minutos hubo silencio. Salí y vi el seminario completamente destruido. Quise abrir luego las ventanas de mi oficina y no pude. Traté de entrar y tampoco me fue posible. Los seminaristas estaban asustados. Y me di cuenta que me había salvado de morir“, dijo el sacerdote.

Al hablar de la situación actual del seminario, el P. Almy resaltó que todavía “hay algunos seminaristas que no podemos identificar, pero podemos sentir el olor que nos indican que han fallecido. Tampoco podemos encontrar a un profesor de derecho canónico y no hemos podido tener acceso a su cuarto para ver si es que está vivo o muerto”.

“La capilla –continuó– ha quedado totalmente destruida y no podemos celebrar Misa allí. Tenemos que celebrar aquí a campo abierto”.

Al hablar luego de las necesidades urgentes que tienen, el sacerdote indicó que es imperativo “asegurar los pocos bienes que quedan. De todos lados vienen a robar y no se dan cuenta que el seminario no está acabado, tenemos que continuar pese a la catástrofe“.

“Necesitamos también recuperar los cuerpos de los fallecidos por respeto y para evitar enfermedades. Algunos amigos nos están ayudando con algo de comida y agua” pero también está el problema de la “energía eléctrica que no tenemos“, concluyó.

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Consejo Cor Unum advierte que necesidades en Haití siguen siendo fuertes

El Pontificio Consejo Cor Unum informó que en Haití “las necesidades y los problemas siguen siendo muy fuertes”, especialmente en lo que respecta a víveres y el traslado de personas; y advirtió que “todo hace suponer que aumentarán” a medida que se conozcan las repercusiones del terremoto.

En un comunicado, Cor Unum indicó que pudo llegar a la zona del desastre junto al organismo humanitario internacional de los obispos norteamericanos Catholic Relief Services (CRS), para evaluar la situación y conformar unos 12 centros de ayuda que funcionan como puntos de distribución y que servirán para el abastecimiento y la organización de la ayuda a las víctimas del terremoto.

Dijo que como en catástrofes anteriores, se ha vuelto a poner de relieve la generosidad concreta de las Iglesias, instituciones e individuos de todo el mundo. “De la cercana Santo Domingo y de otras naciones siguen llegando personal y abastecimientos a través de diversas organizaciones católicas de ayuda” informó.

Cor Unum advirtió que “las necesidades y los problemas siguen siendo muy fuertes, especialmente por lo que respecta al movimiento de víveres y personas y al sector de la seguridad, y todo hace suponer que aumentarán”.

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Los marines llegan a Haití para resolver el caos humanitario

Francia critica la presencia de Estados Unidos en Haití acusándole de “ocupación”, pero luego silencia ante su labor: en apenas unas horas, los marines han conseguido repartir más ayudas que las repartidas por la Naciones Unidas. Tanto que el mismo presidente hatiano, René Préval, ha valorado como “esenciales” los esfuerzos del Gobierno y de los ciudadanos americanos.

Los marines llegan a Haití a poner en orden la ayuda recibida

En unas pocas horas Estados Unidos ha logrado repartir casi 90.000 raciones de comida. Apoyados por la ONU, los 5.000 primeros soldados estadounidenses llegados a suelo hatiano han logrado tranquilizar a un país que sigue viviendo sus horas más tensas. Esta vez, el “yanquis go home” se convierte en “yanquis came home“. Mientras tanto, la misión de Naciones Unidas en Haití pidió 2.000 efectivos más y 1.500 policías para proteger la entrega de ayuda y asegurar que la tan necesitada comida y agua se distribuya sin violencia entre las víctimas del terremoto.

Por su parte, Francia, recelosa de la enorme capacidad estadounidense para ayudar a los haitianos y de la incapacidad de las Naciones Unidaspara distribuir toda la ayuda, ha reclamado a la ONU, a través de su secretario de Estado de Cooperación, Alain Joyandet, que precise el papel estadounidense. Para él, el despliegue de los marines está estrangulando la ayuda humanitaria y ha elevado una protesta oficial ante Washington.

Sin embargo, ante estas acusaciones, el mismo presidente de Haití, René Préval ha valorado como “esenciales” los esfuerzos del Gobierno estadounidense y de Barack Obama.

Mientras tanto, otro foco de tensión sigue siendo la frontera entre Haití y República Dominicana, porque continúa la preocupación en el país vecino para frenar el éxodo de haitianos que buscan refugio en la República Dominicana, una llegada masiva que no se podría permitir. 

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99