Dignidad y Justicia pide a Garzón que no archive el “Faisán” y que lo investigue la Guardia Civil

La asociación Dignidad y Justicia (DyJ), que ejerce la acusación popular en la causa que investiga el supuesto chivatazo a ETA, ha solicitado al juez de Baltasar Garzón que no archive la causa sobre la supuesta filtración a la banda terrorista, como pide la Fiscalía, y que la Guardia Civil asuma la investigación. Dicen que existen “indicios más que de sobra” para investigar al menos a los tres mandos policiales que se encuentran imputados.

Puerta precintada del Bar Faisán

La asociación Dignidad y Justicia (DyJ), que ejerce la acusación popular en la causa que investiga el supuesto chivatazo a ETA,  ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que no archive la causa sobre la supuesta filtración a la banda terrorista y que la Guardia Civil asuma la investigación.Esta parte presentó poco después de las 13.30 horas su escrito de alegación al informe presentado por la Fiscalía el pasado 1 de octubre, que solicitó el “sobreseimiento” provisional de la causa al considerar que no existen datos para determinar la autoría de la supuesta delación. Esta se habría producido el 4 de mayo de 2006, cuando, según los agentes que investigaron el caso, el dueño del bar ‘Faisán’ de Irún, Joseba Elosúa, habría recibido una llamada que le alertó de la existencia de una operación policial contra el aparato de extorsión de ETA. Dignidad y Justicia defiende que existen “indicios más que de sobra” para investigar al menos a los tres mandos policiales que se encuentran imputados en la causa: el ex director de la Policía Víctor García Hidalgo, un responsable policial del País Vasco y un inspector de la provincia de Alava. Además, la asociación pide que declaren todos los agentes de policía que participaron en el dispositivo montado contra el aparato de extorsión.El PP también ha anunciado su intención de personarse en las actuaciones al constituir lo investigado “hechos de extrema gravedad” y “quedar en entredicho la profesionalidad e incluso la dignidad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como las políticas antiterroristas adoptadas por el Gobierno”. Según los agentes que investigaron el caso, García Hidalgo habría ordenado que la información sobre la operación llegara a Joseba Elosúa, mediante una llamada que el responsable policial del País Vasco realizó al inspector de Alava.La Fiscalía rechaza la tesis de los investigadores argumentando que las comunicaciones telefónicas “no han proporcionado ningún resultado positivo” .El inspector de Policía se defendió de las acusaciones que le sitúan como hipotético autor de la delación a Joseba Elosúa argumentando que en el momento de los hechos, el 4 de mayo de 2006, él se encontraba reunido con el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska, quien dirigía la operación contra el aparato de extorsión de la banda.

 

 

El policía que investigó el chivatazo a ETA se defiende y el SUP pide que intervenga la Guardia Civil

El ministro no tendrá nada que decir, pero el cruce de acusaciones entre policías por el asunto del chivatazo a ETA alcanza niveles desconocidos. Primero ha sido el propio Inspector Jefe que dirigió la investigación el que ha difundido una nota registrada ante notario y en la que afirma que dos policías de manera canallesca y servil colaboraron con los terroristas para reventar aquella operación contra el entramado financiero de ETA en 2006, en pleno proceso de paz.

Bar Faisán, en Irún

 Carlos, este inspector actualmente en la unidad de Asuntos Internos de la Policía, arremete contra el fiscal por haberle recriminado en su escrito que no investigase todo lo que debía de haber investigado para aclarar aquellos hechos. Dice además el inspector que el día del chivatazo él se encontraba reunido con el juez Marlaska, quien dirigía la operación contra ETA. Se defiende así de los que le señalan como uno de los responsables del chivatazo.

 Posteriormente ha salido a la palestra el Sindicato Unificado de la Policia, quien pidió hace dos semanas al juez que investigara al investigador, es decir, a este policía. El SUP propone que se encargue una nueva investigación a la Guardia Civil, no a la Policía, que se haga un careo entre todas las partes afectadas, también a los franceses,  y que se identifiquen los cientos de teléfonos que realzaron ese día llamadas en torno al bar Faisán, lugar del chivatazo. El sindicato asegura que no realiza sus afirmaciones por motivos corporativos, como les acusa el policía Carlos, que de eso y de linchamientos públicos, sabe más el inspector jefe.

 

Malestar en la Guardia Civil: no les gusta la propuesta afgana de Zapatero

El presidente Zapatero ha prometido a Obama más tropas en Afganistán. Concretamente ha asegurado que la contribución española se centrará en el envío de Guardias Civiles al país para formar a la policía afgana. Esa es la propuesta Zapatero, una propuesta que no ha caído nada bien entre algunos colectivos de la Benemérita. Las carencias de seguridad y de personal son las principales problemas que denuncia la Unión de Oficiales de la Guardia Civil para acometer la misión.

Desfile de la Guardia Civil.

En estos casos es evidente que el prestigio de la Guardia Civil hace que sea un elemento muy cotizado a la hora de formar a cuerpos de seguridad. No en vano su gran labor en diversos países asumiendo la formación de los futuros policías les ha reportado multitud de parabienes ya que han realizado un trabajo impecable. Lo que ocurre es que siempre que la Benemérita ha realizado estas misiones de formación en el exterior ha sido en países en vías de reconstrucción y nunca en un estado de guerra como el que se vive en Afganistán. Lo que los guardias civiles denuncian es que no han sido formados para este tipo de misiones.

Si se analizan los atentados que se producen en Afganistán se comprueba que un porcentaje muy elevado tiene lugar en estos centros de entrenamiento de la nueva policía afgana. Y ese sería el lugar al que acudirían nuestros Guardias Civiles. Se encontraría en una zona de guerra, sin medios y, lo que es más importante, sin las medidas de seguridad necesarias para realizar su trabajo.

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil ha criticado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, les “hipoteque” aumentando el número de efectivos en Afganistán con el único objetivo de agradar al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y obtener así “créditos políticos”.

La asociación considera que con la decisión tomada por Zapatero, tras su reunión con Obama en la Casa Blanca, la Guardia Civil está asumiendo un “esfuerzo innecesario” cuyo coste para el ciudadano es “mucho más elevado” de lo que, según indicó, “realmente se quiere reconocer“.

En este sentido, la Unión de Oficiales asegura que la medida es un “vil pretexto” para “ocultar” la “realidad” ya que aunque el Gobierno tiene las “manos atadas” a la hora de poder enviar más soldados a la zona es “consciente” de que ésta es la “única forma” que hay para “revitalizar” las relaciones con Estados Unidos.

El envío de guardias civiles a la zona contribuye al aumento del contingente militar español en Afganistán de una manera mucho más discreta y, de paso, atenúa el descontento que generó en su día la retirada de Irak“, afirman desde la asociación.

Por último recuerdan que el pasado 10 de octubre difundieron ya un comunicado en el que pedían la “retirada” de los guardias civiles de Afganistán por considerar que, dada su formación “eminentemente policial“, no están lo “suficientemente preparados” para afrontar un “conflicto de un creciente cariz bélico como el afgano“. Por ello, reiteran de nuevo la necesidad de retirar a los efectivos del Cuerpo dadas las “carencias de personal” y los “problemas de seguridad internos” que sufren.

“Batalla campal” en la A-4 tras incendiarse un autobús

“Han cortado el tráfico por completo porque se pegaban en medio de la carretera”, describe un testigo

Los ocupantes del autobús incendiado hoy en plena carretera de Andalucía perdieron los nervios por la tardanza de los bomberos hasta el punto de agredir a las escasas dotaciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y provocando una auténtica “batalla campal” en mitad de la carretera.

Unos 20 ocupantes del autobús incendiado en la A-4 provocan una “batalla campal” agrediendo a policías.

 “Estaban muy alterados, quejándose sobre la lentitud de los bomberos y han comenzado a agredir a cuatro policías nacionales y dos guardias civiles” que estaban en la zona controlando el tráfico, describió el responsable de construcción de la conservación de la carretera, Alberto Pliego, que presenció los hechos desde unas oficinas próximas.

 “Eran 20 varones agrediendo” a los miembros de seguridad, por lo que “han cortado el tráfico por completo porque se estaban pegando en medio de la carretera“, recordó el testigo, que apuntó que han tenido que acudir hasta 12 vehículos de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre Guardia Civil y Policía Municipal. Una vez allí los refuerzos, la Policía Nacional se ha llevado detenidos a algunos de los agresores y también han acudido a la zona dos ambulancias.

 El accidente del autobús se produjo sobre las 11.30, provocando cortes de tráfico. Según testigos, los bomberos aparecieron sobre las 12.00, por lo que no se pudieron recuperar las pertenencias de los ocupantes del vehículo incendiado. Cuando ya se había restaurado el tráfico en la A-4, se produjo una pelea entre los ocupantes del autobús y la Policía y Guardia Civil a las 12.45.

 

Desactivan una segunda bomba-lapa cerca del cuartel viejo de Palmanova

Desactivada una segunda bomba-lapa

Las autoridades han desalojado también los hoteles que se encuentran en esta zona del segundo cuartel, que se encuentra situado en la avenida exterior de Palmanova.

 El coche de la Guardia Civil en el que se encontraba la segunda bomba lapa, y que ha sido desactivada por los miembros del Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (GEDEX) llevaba en desuso más de un mes aparcado en las en las proximidades del cuartel del Instituto Armado en Calviá.

 Este segundo coche, un Nissan Patrol, estaba ubicado en las proximidades de la otra comandancia que tiene la Benemérita en este mismo municipio, en la carretera que discurre entre Palmanova-Magaluf, según indicaron las mismas fuentes.

 La Guardia Civil y el equipo de la Policía Judicial de este cuerpo están en plena investigación del atentado perpetrado esta tarde en Mallorca, y se encuentran trabajando intensamente desde poco antes de las 14.00 horas, cuando se produjo el grave atentado en Palmanova, un enclave turístico muy importante en Mallorca frecuentado por turistas ingleses.

 Por su parte, el Govern balear ha decretado esta tarde tres días de luto oficial por el atentado ocurrido hoy en Calviá, al tiempo que ha expresado su solidaridad con las familias y amigos de las dos víctimas.

La Conferencia Episcopal Española condena el asesinato de dos guardias civiles en Mallorca

La Conferencia Episcopal Española ha condenado el atentado

La Conferencia Episcopal muestra su “reconocimiento público a la labor que desempeña la Guardia Civil, junto con todas las Fuerzas de Seguridad del Estado, al tiempo que expresa su cercanía y condolencia a los familiares de las vícitimas, en especial a los de los guardias civiles fallecidos”.

 

 Nota de Prensa íntegra de la CEE:

 La banda terrorista ETA ha asesinado hoy en localidad mallorquina de Palmanova a dos guardias civiles. Este brutal atenta-do se une al que los etarras perpetraron en la madrugada de ayer contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Burgos, en el que causaron 65 heridos y gravísimos daños materiales.

Ante la sinrazón de estos actos, la Conferencia Episcopal Española (CEE) anuncia una vez más el Evangelio de la Vida y denuncia la inmoralidad del terrorismo, rostro cruel de la cultura de la muerte, que desprecia la dignidad humana y rompe el respeto sagrado a la vida de las personas. “En España, el terrorismo de ETA se ha convertido desde hace años en la más grave amena-za contra la paz, porque atenta cruelmente contra la vida humana, coarta la libertad de las personas y ciega el conocimiento de la verdad, de los hechos y de nuestra historia” (Instrucción Pastoral “Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias”, Asamblea Plenaria de la CEE, noviembre de 2002).

La CEE quiere mostrar su reconocimiento público a la labor que desempeña la Guardia Civil, junto con todas las Fuerzas de Seguridad del Estado, al tiempo que expresa su cercanía y condolencia  a los familiares de las víctimas, en especial a los de los guardias civiles fallecidos, cuyo eterno descanso enco-miendan al Señor de la Vida los obispos, junto con toda la comunidad católi-ca. Asimismo los obispos piden a todos que se unan al sufrimiento de las víc-timas del terrorismo con gestos de afecto y solidaridad y, en particular, me-diante la oración.