Caso Gürtel: El Consejo de la Abogacía contra Garzón

El caso Gürtel es una fuente inagotable de polémicas. La última, ya denunciada por el PP, es la de las escuchas ilegales, a la que se ha sumado una versión que hasta ahora se había mantenido al margen. La Abogacía Española ha denunciado que las escuchas se realizaron “sin apoyo legal”. Quizás también sea un mensaje para el juez Garzón, quien ordenó las escuchas.

Baltasar Garzón

 El Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) cree que la grabación de las comunicaciones privadas entre presuntos implicados del caso “Gürtel” y varios de sus abogados suponen un atentado contra el Estado de Derecho ya que fueron realizadas “sin apoyo legal“, “fuera de la legalidad vigente“.

 De esta forma se pronuncia el CGAE tras las denuncias de algunos abogados de los imputados por haber sido intervenidas conversaciones entre los letrados y sus clientes.
 
El Consejo manifiesta su “absoluto rechazo” a la “violación del secreto profesional” que, en su opinión, se produjo en el marco de este caso y entiende que es “un gravísimo atentado” contra el Estado de Derecho.

 Estos procedimientos -subrayan los abogados- están reservados a casos de terrorismo o en los que puede estar implicado el abogado y no pueden ser aplicados en cualquier circunstancia pues ponen en peligro el derecho a la defensa y suponen una ilegítima vulneración de derechos fundamentales.

 El Consejo entiende que las grabaciones de las conversaciones entre Francisco Correa y su segundo abogado tenía que haberlas autorizado el juez Baltasar Garzón en un auto, tal y como lo hizo para intervenir las que mantuvo el presunto cerebro de la trama con su primer letrado, implicado en la causa.

 Por ello, según el CGAE, la grabación de las comunicaciones han sido realizadas “fuera de la legalidad vigente” y deberían haber cesado o destruirse al hacerse cargo de la defensa un nuevo letrado.

 

De esta forma, según los abogados, no se tenían que haber incorporado en ningún caso las mismas al proceso, lo que supone un “vicio” que debe producir la nulidad del procesamiento. 

Por todo ello, el CGAE considera que estas prácticas “repugnan al sentido común y hacen que los ciudadanos pierdan la confianza en el Estado de Derecho“.

El gran oriente de Francia y ZP

El gran oriente de Francia y ZP

El pasado viernes, leí un editorial en La Linterna que provocó una conmoción extraordinaria hasta el punto de que ha sido una verdadera multitud la que ha pedido su texto. Lo reproduzco a continuación.

Corría el año 1801, cuando en el puerto francés de Brest se constituyó la primera logia masónica formada por españoles. Su nombre era La Reunión Española y de ella sabemos que tuvo 26 miembros, entre los que había varios sacerdotes. La finalidad de la logia era obvia. Napoleón pretendía crear, valiéndose de la masonería, una quinta columna que corroyera España desde dentro y que la facilitara su dominio por parte de Francia. Algo más de seis años después de la constitución de aquella primera logia masónica en Francia, Napoleón invadió España y, de manera bien significativa, los traidores más destacados se encontraron en las capas superiores de la pirámide social española.

En las últimas horas, hemos tenido acceso a documentación procedente de la obediencia masónica conocida como Gran Oriente de Francia. Sin ánimo de ser exhaustivos, los hechos son los siguientes:

1. En uno de los documentos denominado el Librito blanco de la laicidad, el Gran Oriente de Francia indica que “la laicidad pretende liberar al niño y al adulto de todo lo que aliena y pervierte…especialmente…el orden religioso”.

2. El documento del Gran Oriente de Francia afirma igualmente que “la moral laica… es esencial en la construcción de la armonía social y el reforzamiento del civismo democrático.”

3. Ese mismo documento del Gran Oriente de Francia señala que “la educación laica” es una de las condiciones para la igualdad en la sociedad y que “la escuela laica…debe ser preservada de toda penetración confesional”

4. En ese mismo documento, el Gran Oriente señala que “si las iglesias quieren existir… la religión debe convertirse en un asunto privado y las iglesias no pueden estar dotadas de status oficial”.

5. De manera bien significativa, este mismo documento del Gran Oriente de Francia indica que la regulación legal del “nacimiento, la vida y la muerte” no deben ser consideradas “bajo el ángulo de la religión” lo que abre la puerta a fenómenos legales como la ampliación del aborto o la legalización de la eutanasia.

6. Este mismo documento del Gran Oriente de Francia subraya igualmente que “los progresos de la ciencia deben verse libre de toda influencia… especialmente de grupos religiosos” lo que es una manera apenas oculta de abogar por la experimentación biológica sin restricciones.

7. Este mismo documento del Gran Oriente de Francia insiste en que “la laicización del estatuto del cuerpo (amor y sexualidad, muerte, enfermedad) no está concluida” considerándose como meta la regulación de “las modalidades sociales de la vida de las parejas y de las familias”, un eufemismo para el matrimonio de homosexuales.

8. Finalmente, en este documento del Gran Oriente de Francia, se indica la necesidad de evitar influencia religiosa en la cultura y la creación artística y en la información y la comunicación.

9. En documento emanado del Gran Oriente de Francia y fechado el 31 de octubre de 2007, esta obediencia masónica se refiere a la ley de memoria histórica señalando que “en la hora en que España se apresta a cumplir con valor el examen de uno de los períodos más sombríos de su historia, el Gran Oriente de Francia quiere manifestar su apoyo a este necesario trabajo de memoria”.

10. En este mismo documento, el Gran Oriente de Francia lamenta, sin embargo, que el Vaticano haya beatificado “a cerca de quinientos religiosos víctimas de la guerra civil española” e indica que “mientras que la decisión del gobierno español debería ser saludada por todos, algunas corrientes – entre las más reaccionarias – trabajan para reafirmar la actualidad de ideologías que no pueden sino inquietarnos”.

11. A la hora de interpretar la crisis económica, en otro documento de fecha 17 de octubre de 20008, el Gran Oriente de Francia, como ZP, la atribuye a que “el viento del liberalismo sin freno arrastraba todo a su paso” y señala la solución, también como ZP, en la “refundación de un estado providencia” y

12. Hoy, el diario Le Fígaro ha informado de que tras conceder Sarkozy una silla a ZP para que asistiera a la reunión de Washington, el presidente español dijo al francés: “Todo lo que me pidas te lo daré”.

A la vista de estos datos procedentes del Gran Oriente de Francia, cabe formularse algunas preguntas:

1. ¿Es casualidad que la asignatura de Educación para la ciudadanía reproduzca el modelo masónico educativo?.

2. ¿Es casualidad que la ampliación del aborto y la legalización de la eutanasia preconizadas por ZP se encuentren entre las metas de la masonería?.

3. ¿Es casualidad que el matrimonio de homosexuales defendido por la masonería haya sido uno de los proyectos estrella de ZP?.

4. ¿Es casualidad que la ofensiva laicista de ZP se corresponda milimétricamente con los planes expresos de la masonería?

5. ¿Es casualidad que la vía libre para los experimentos científicos sin ningún tipo de barrera moral que defiende el ministro Soria se corresponda con las tesis de la masonería?

6. ¿Es casualidad que el análisis erróneo y demagógico de la actual crisis económica que realiza ZP sea el mismo que propugna la masonería?

7. ¿Es casualidad que la masonería respalde el proyecto parcial y sectario de la mal denominada memoria histórica?

8. ¿Es casualidad que los movimientos separatistas de Vascongadas y Cataluña coincidan con el deseo histórico de Francia de mantener ambas regiones como estados colchón que debiliten a España?.

9. ¿Tiene alguna relación el juez Garzón con la masonería?

10. ¿Tienen alguna relación ZP con la masonería?

11. ¿Ha tenido algún papel la masonería en la concesión de una silla en Washington para ZP? Y

12. ¿Qué legitimidad tiene ZP para prometer a Sarkozy que le dará todo lo que le pida?.

Todas y cada una de estas preguntas deberían recibir una respuesta clara y veraz porque, de lo contrario, tendríamos que temer que a los doscientos años de que el pueblo español se alzara contra la invasión francesa, nuevos traidores estén entregando la patria en manos de sus enemigos y que, una vez más, el instrumento privilegiado para esa traición sean las logias masónicas.

Y esta “persona” se llama “Liberal”, y quemaría Libros. Así es la Izquierda.

Cristina Almeida celebra el 20-N con ganas de quemar los libros de César Vidal

En el mismo escenario de siempre, el Círculo de Bellas Artes, los mismos de siempre, Saramago, Bardem y compañía organizaron este jueves, 20-N, un acto de apoyo a Garzón. El protagonismo esta vez fue para Cristina Almeida que confesó su deseo de quemar los libros de César Vidal o Pío Moa, historiadores que han dejado en evidencia la historiografía izquierdista.

Cristina Almeida no tuvo que llamar hijos de puta a los votantes del PP, o acusar a este partido de golpista para convertirse en la reina del enésimo aquelarre izquierdista que se celebra en el Círculo de Bellas Artes.  Le bastó con admitir que al ver los libros de César Vidal y otros historiadores que no se pliegan a la ortodoxia izquierdistas en El Corte Inglés le entran ganas de quemarlos.

Con estos argumentos tan sólidos han defendido el esperpento de Baltasar Garzón, motivo por el que se convocó este acto, celebrado deliberadamente el 20-N, aniversario de la muerte del dictador. Estaban los habituales Pilar Bardem, José Saramago o Ian Gibson.
Pero fue la ex diputada de IU y PSOE, quien tomó la palabra para calificar de “encomiable” el disparate jurídico perpetrado por el juez millonario, convertido en icono de la extrema izquierda. El momento cumbre de la perorata de Almeida fue el siguiente: “yo cada vez que voy y veo todas las cosas que hay en el Corte Inglés de historiadores, y claro ves al Vidal al otro al otro y tal, dices dios mío, si sería como prenderle fuego a todo el stand este, porque la verdad es que los ponen todos juntos”.
César Vidal no fue el único atacado. También se refirió Almeida a “Pío Moa o toda esa gente que se está inventando una historia que no ha existido nunca, que sabemos que es la contraria a la que existió. Se están diciendo verdaderas burradas”. En ese momento interrumpe otro contertulio y dice: y desde la radio de los obispos. Claro, responde Almeida. Pero como el protagonista era Garzón había que alagar: Ese auto debería ser un anexo a la Constitución española. La abogada llegó a proponer “un juzgado especial para esto“.
No se libró ni la monja Sor Maravillas: “Gracias a Dios que no vamos a tener a la Madre Maravillas en el Congreso. No está Azaña e iba a estar la Madre Maravillas”.
Entre el grupo de autodenominados “intelectuales y artistas” figuran los de siempre, eso sí, cada vez más entrados en años: José Saramago, Juan Goytisolo, Suso de Toro, Manuel Rivas, Ernesto Sabato, José Luis Sampedro, Paco Ibáñez y Pilar Bardem. El documento, que tiene también entre sus promotores a Ian Gibson, Emilio Lledó, José Vidal Beneyto y Fanny Rubio, celebra “el trabajo encomiable” del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional “por lo que implica de reparación pendiente por nuestra democracia”.
Todo en un 20-N en el que hemos oído a Zapatero abogar por no mirar el pasado. El mismo presidente del Gobierno que ha utilizado la llamada “memoria histórica” para dividir a los españoles y que no pierde oportunidad para recordar que uno de sus abuelos –el otro era franquista– fue fusilado por republicano.
El inquilino de La Moncloa dice ahora que la mayoría de los españoles “ya ni nos acordamos de lo que representa el 20-N” y que “es absolutamente marginal, testimonial, que ese día murió el dictador Franco”. Zapatero, tras azuzar en los últimos años todo lo que ha podido la Guerra Civil, ha añadido que “los residuos que quedan irán desapareciendo poco a poco. Como es lógico, habrá gente con más disponibilidad a que eso suceda, y otros, con menos. Pero no hay prácticamente ninguna añoranza después de comprobar lo bien que se vive en libertad, en democracia y juntos”.

EN UN ACTO DE APOYO A GARZÓN
<!–
var IVW=”http://libertaddigital.ojdinteractiva.com/cgi-bin/ivw/CP/Desarrollo_noticia_Sociedad::desanoti;”;
document.write(“<img src=\””+IVW+”?r=”+escape(document.referrer)

Ataques contra la Iglesia y algunos historiadores.

La abogada Cristina Almeida lidera el grupo de apoyo al juez Garzón.

Ataques contra la Iglesia y algunos historiadores

Intelectuales cercanos al PSOE presentan un manifiesto en apoyo a Garzón

Ian Gibson, Cristina Almeida, Pilar Bardem o José Saramago, entre otros intelectuales y artistas, han presentado hoy un manifiesto de apoyo al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. El acto ha estado cargado de ataques y críticas exaltadas contra la Iglesia, algunos historiadores y contra la COPE. El documento defiende que se mantenga abierta la causa contra el franquismo.

Durante el acto han lanzado críticas y acusaciones contra aquellos sectores de la sociedad que impiden al juez Garzón hacer Justicia. Acto de exaltación en el que se han vertido afirmaciones la de Cristina Almeida, quien ha llevado la voz cantante de los firmantes del manifiesto.

Los firmantes, Paco Ibañez, Elisa Serna, Bonal, Goitisolo…, han llegado a calificar de “intransigentes” a quienes no comparten sus tesis.

“Gracias a Dios que no vamos a tener a la Madre Maravillas en el Congreso. No está Azaña e iba a estar la Madre Maravillas, la hija de uno que pasaba por allí que era presidente del Congreso… cuando veo a Rita Barberá en el Vaticano… ella sí que abre las heridas”, han sido entre otras las palabras de Cristina Almeida quien además  ha pedido quemar los libros de César Vidal.

Los firmantes califican de “encomiable” la labor de Garzón y lamentan el desproporcionado ataque de algunos ámbitos sobre este asunto.

“Estamos ante una fosa común de lo peor de la historia… estos años de crispación han levantado miedo en la sociedad”, ha dicho Cristina Almeida durante el acto de presentación del manifiesto.

Hasta el 14 de abril recogerán firmas y posteriormente entregarán al Gobierno.

“Resoluciones contradictorias”

El juez Baltasar Garzón.

La decisión de Garzón podría provocar “resoluciones contradictorias” en los juzgados territoriales

Los portavoces de la APM (Asociación Profesional de la Magistratura) y JpD (Jueces por la Democracia) han coincidido en que la decisión adoptada por Garzón puede “frustrar las expectativas” que se habían hecho los familiares de las víctimas y provocar ahora “resoluciones contradictorias” en los juzgados territoriales a los que el juez había remitido la causa.

En relación con el traslado de la causa, el portavoz de la asociación progresista Jueces para la Democracia, Miguel Angel Jimeno respaldó que los juzgados provinciales en los que se han localizado fosas comunes autoricen las exhumaciones de cadáveres pero consideró “muy difícil” que todos actúen “de forma coordinada” y se hagan cargo del resto de aspectos de la investigación.

Las principales asociaciones de jueces y magistrados han coincidido en destacar que Baltasar Garzón no necesitaba cuatro autos y una providencia para declarar extinta por fallecimiento la responsabilidad del general Francisco Franco y los altos cargos de su régimen e inhibirse en la causa con que pretendía investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo. “Para declarar que no existe responsabilidad penal porque los autores de los supuestos hechos a investigar están fallecidos no hacían falta 152 folios”, señaló  el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura Antonio García, quien criticó que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 tenga “la pretensión de sentar doctrina” a sus compañeros de los juzgados territoriales a los que ha trasladado la investigación cuando “no es su superior jerárquico”.

El portavoz de la APM, de tendencia conservadora, señaló que la inhibición del magistrado a favor de los juzgados de las provincias en las que se han localizado fosas comunes “corrobora con una demora innecesaria que la Audiencia Nacional no ostenta competencias para investigar delitos relativos a unos hechos que desde el punto de vista judicial tenían una apariencia extremadamente dudosa”.

José Saramago, Juan Goytisolo, Ernesto Sabato, José Luis Sampedro, Paco Ibáñez y Pilar Bardem. Quien dice que las subenciones a los “artistas” no sirven para nada.

El juez Baltasar Garzón

Un grupo de intelectuales impulsa un manifiesto de apoyo a Garzón

Un grupo de intelectuales y artistas, entre ellos José Saramago, Juan Goytisolo, Ernesto Sabato, José Luis Sampedro, Paco Ibáñez y Pilar Bardem, está promoviendo un manifiesto de apoyo a la investigación del juez Baltasar Garzón sobre las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.

El texto será presentado públicamente el próximo jueves, 20 de noviembre, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y lamenta el “desproporcionado ataque” a la labor de Garzón lanzado “desde ámbitos determinantes que han creado alarma en nuestra sociedad e indefensión en los demandantes”.

Otros promotores del documento son Ian Gibson, Emilio Lledó, José Vidal Beneyto, Cristina Almeida y Fanny Rubio, celebra “el trabajo encomiable” del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional “por lo que implica de reparación pendiente por nuestra democracia”.

“Hemos conocido la noticia de las 114.266 detenciones ilegales de desaparecidos del franquismo, hombres y mujeres marginados durante muchos años del discurso oficial de nuestra democracia, que son rehabilitados ante nosotros gracias a las asociaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica, los investigadores y familiares”. Así da comienzo el manifiesto.

Asimismo, se reclama que las “vidas conmovedoras” de los desaparecidos del franquismo y “su sacrificio a favor de la libertad”, junto a las de los represaliados, sean “reconocidos sin distinción” por quienes se consideran “sensibles y demócratas”, como “parte inolvidable del sacrificio español del siglo XX”.

La Fiscalía de la AN presenta un recurso de queja ante la sala de lo penal contra la actuación procesal de garzón

La Fiscalía de la AN presenta un recurso de queja ante la sala de lo penal contra la actuación procesal de garzón

La actuación de Garzón fue “precipitada”, “singular y excepcionalísima

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha presentado un recurso de queja ante la Sala de lo Penal en el que califica de “procesalmente incorrecta” la decisión del juez Baltasar Garzón de no tramitar ante este órgano el escrito que el Ministerio Público presentó para evitar que el instructor investigara los supuestos crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo.

En una nueva petición presentada a la Sala el pasado 30 de octubre, el fiscal-jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, señala que el auto mediante el que Garzón se negó a tramitar su recurso de apelación por no haberlo interpuesto antes en reforma ante él “vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva y al debido proceso”.

En este sentido, justifica que se dirigiera directamente a la Sala para impugnar el auto en el que Garzón se declaraba competente en la causa porque en ese momento el procedimiento tenía el estatus de diligencias previas, no recurribles ante el juez, y no de sumario, que exige que antes se consulte al instructor.

El magistrado argumentó que el recurso debía ser examinado por él en primera instancia. “Las normas procesales son de caracter imperativo y cualquier acto contrario a estas es nulo de pleno derecho”, argumentaba el juez en un auto en el que daba a las partes un plazo de tres días para que le presentaran un recurso de reforma.

En lugar de adoptar este trámite, la Fiscalía ha presentado esta queja.

En relación con la decisión de transformar el procedimiento en sumario, que Garzón adoptó el 17 de octubre, la Fiscalía indica que la actuación del juez fue “precipitada”, “singular y excepcionalísima”, a lo que añade que “no puede alterar en ningún caso el régimen de recursos legalmente establecido”.

En este sentido, justifica que se saltara al juez en su primer recurso porque de esta forma lograba “una revisión más rápida por el tribunal superior de una cuestión básica para la continuación del proceso en manos del juez actuante”.

Asimismo, indica que la “cantidad y multiplicidad de recursos”, que el juez interpreta “incorrectamente” como un aporte de mayores garantías a las partes, constituye “uno de los males endémicos del actual modelo de proceso penal y una de las causas que generan con más frecuencia retrasos y dilaciones en la tramitación” del mismo.

“El recurso de apelación directo ante el órgano jurisdiccional superior ofrece mayores garantías (…), pues sin paralizar la práctica de diligencias de investigación permite una revisión más rápida por el tribunal superior”, argumenta el Ministerio Público.

Sin embargo, el 23 de octubre se abrió una segunda vía procesal en la causa, al comenzar a estudiar el Pleno de la Sala de lo Penal un incidente de competencia planteado por la Fiscalía para apartar a Garzón de la investigación. En el marco de este segundo procedimiento, que se encuentra bloqueado por la baja médica del juez, el Pleno acordó el pasado viernes, a petición de la Fiscalía, la paralización cautelar de las exhumaciones de fosas autorizadas por el juez.

En relación con este recurso de queja, la tercera petición que la Fiscalía realiza a la Sala de lo Penal, la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) presentó hoy ante la Sala de lo Penal un escrito de alegaciones en el que defiende la actuación del magistrado argumentando que la Fiscalía “no utilizó los cauces adecuados” para recurrir el auto del juez.