“Evo Morales presidente”, ¿ hasta el 2025 ?

El Gobierno de Bolivia ha promulgado una ley para convocar un referéndum en el que se consultará a los ciudadanos si aprueban o no la reforma constitucional que permitirá a Evo Morales volver a ser candidato a la Presidencia en 2019.

“Habrá referéndum para la modificación parcial de la Constitución para permitir la reelección del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera”, anunció este jueves el presidente del Congreso, el oficialista José Alberto Gonzales.

La pregunta, que tendrán que votar los bolivianos en las urnas el próximo 21 de febrero, será: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua?”.

Ahora, la Constitución de Bolivia permite la reelección para ocupar la presidencia durante dos periodos continuos. De producirse este cambio, Evo Morales podría ser reelegido una tercera vez y ser presidente hasta 2025.

El actual gobernante y el vicepresidente Álvaro García Linera iniciaron en enero pasado su tercer mandato tras ganar en 2014 los comicios generales, a los que pudieron presentarse gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló la tesis oficialista de que la primera gestión (2006-2010) no es válida para el cómputo porque el país se refundó como “Estado plurinacional” en 2009.

La oposición ha anunciado que acudirá a la Comisión Inter americana de Derechos Humanos (CIDH) y a Naciones Unidas para denunciar que el oficialismo vulneró la Constitución y otras normas para la aprobación de estas leyes.

Zenit

El Gobierno de Morales pretende que la Iglesia pague impuestos

Una nueva crisis ha estallado en Bolivia a raíz del anuncio de altos representantes del poder Ejecutivo y Legislativo del Estado boliviano, presidido por Evo Morales, de que harán pagar impuestos a la Iglesia católica bajo la amenaza de expropiación de sus bienes inmuebles.

Es el segundo punto álgido, en el mes de noviembre pasado, de unas relaciones que nunca han sido fluidas entre la Iglesia católica y el Gobierno del indigenista y cocalero Morales.

El anuncio de “reversión” de los bienes de la Iglesia fue hecho por autoridades del más alto nivel, mientras colean los efectos de las amenazas de los cocaleros al obispo Solaris de Cochabamba por advertir pastoralmente a sus fieles del microtráfico de cocaína, especialmente usando a menores. Los productores de coca exigen la expulsión del obispo fuera del país.

Este lunes, el ex canciller y ex embajador de Bolivia en el Vaticano, Armando Loaiza,   recordó que obligar a pagar impuestos a la Iglesia católica va contra los convenios  internacionales, firmados en el siglo XIX entre Bolivia y la Santa Sede.

La Iglesia católica paga impuestos fijados por ley, mientras que hay otros, de los que está exenta, por convenios con el Estado, señaló por su parte el obispo Jesús Juárez de El Alto, una de las diócesis más desfavorecidas del país.

Estas afirmaciones ya fueron corroboradas en diciembre de 2008 por la entonces presidenta del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) Marlene Ardaya, quien dijo que la Iglesia católica “está pagando sus impuestos de otro tipo de actividades que tienen características comerciales, por ejemplo las universidades: está la Universidad Católica, la Salesiana, o en su caso los colegios católicos”.

Ardaya aclaró que las instituciones religiosas no pagan tributos por actividades explícitamente referidas a la fe. “Nadie paga impuestos de eso, ninguna Iglesia, ni la cristiana, católica ni nadie, porque es un tema de orden de fe, es muy subjetivo el tema, es decir, qué pasaría con aquellos que creemos en los ritos aymaras, las ‘mesas’, las ‘milluchadas’, tendríamos que pagar impuestos”.

Por otra parte, el diario La Estrella de Iquique, de Chile, informaba que el 31 de julio del presente año el cuerpo de Carabineros de Chile detuvo en la frontera a un niño boliviano de catorce años transportando 160 kilos de droga.
El obispo Tito Solari, en cuya diócesis se incluye el Chapare –región cocalera desde la que Evo Morales se lanzó a la vida política–, advirtió: “Hay jóvenes de colegios de secundaria que, en la noche, salen para trabajar en el tráfico de cocaína”.
Los seis sindicatos de cultivadores de coca del Chapare, cuyo líder es el presidente de Bolivia, dieron el sábado pasado un nuevo plazo de 48 horas para que Solari se retracte  de sus afirmaciones.

Un seguimiento de Naciones Unidas revela que Bolivia, con más de 30.000 hectáreas plantadas, es el tercer productor de coca del mundo, con un 18% del total, detrás de Perú y Colombia. Las autoridades bolivianas estiman que, de ese volumen de coca, entre un 35 y un 40% se desvía al narcotráfico.

El subjefe de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), en la Cámara de Senadores de la República de Bolivia, Eugenio Rojas anunció que el Gobierno de Evo Morales “revertirá” las propiedades de la Iglesia católica si no paga impuestos, por considerar que es una institución privada. [En realidad es una expropiación por que “revertir” al Estado, inmuebles que nunca fueron del Estado, parece un término impropio].

Rojas dijo también que “los diezmos son aportes voluntarios de cada miembro [de la Iglesia], eso no se puede aplicar como impuesto, pero sí se puede y se deben aplicar impuestos a las propiedades inmuebles porque no prestan servicio efectivo a la población”.

Las declaraciones de Rojas siguieron al conflicto suscitado por algunos integrantes del Gobierno boliviano contra la Iglesia, a raíz de la advertencia pastoral a sus fieles del arzobispo de Cochabamba, Tito Solari sobre el uso de menores para la venta de coca.

Tras sus amenazas, el senador del MAS anunció sin embargo que mejorarán los convenios educativos entre Iglesia y Estado. Su amenaza responde a “denuncias” –dijo sin identificar a tales denunciantes–, y anunció “una investigación” porque, añadió, la Iglesia católica “no sólo tiene propiedades como capillas, unidades educativas o centros de salud, sino que hay otras que son de otra índole”.
El también senador del MAS David Sánchez afirmó que, con la nueva disposición, ya no hay privilegios para nadie. “Nosotros hemos entendido que ya no hay fuero especial para nadie con la Constitución y con el nuevo Estado, ya no hay privilegios ni para unos ni para otros, como la [Iglesia] Evangélica y las demás”, dijo Sánchez.

El cardenal Julio Terrazas, recientemente reelegido presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia, en su 88 Asamblea celebrada en noviembre último precisamente en Cochabamba, en la homilía dominical en su Archidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, llamó a todos a no perder el ánimo ante los constantes ataques del Gobierno.
“No debe desalentarnos este problema que se ha suscitado allá con nuestro hermano el arzobispo de Cochabamba [Tito Solari], no es un motivo para desalentarnos, sino un motivo para darle gracias a Dios, que quiere que nos mantengamos despiertos, vigilantes y listos a tomar las acciones debidas para impedir que la muerte se vaya apoderando de personas, de grupos o de espacios físicos”, dijo el cardenal Terrazas durante la eucaristía celebrada en la catedral.

El cardenal boliviano también condenó el robo sufrido en el Museo de la catedral , asegurando que les pueden robar todo lo material pero la fe jamás: “Es doloroso lo que ha sucedido, es repudiable”, señaló. El 11 de noviembre pasado robaron reliquias valiosas del Museo que hasta ahora no han sido encontradas.
El cardenal llamó a todos los fieles hijos de Dios a decir la verdad, donde haya víctimas de la injusticia del narcotráfico. Los ataques a la Iglesia proceden del Gobierno y también de los cocaleros del Chapare que este sábado dieron un ultimátum de 48 horas para la expulsión de monseñor Tito Solari de Cochabamba.

En Bolivia, hay 1.469 establecimientos educativos católicos y 1.600 parroquias, santuarios o conventos, y 250 hogares y otros centros, aunque como se sabe, la mayoría de las propiedades de la Iglesia católica proceden de donaciones de sus fieles, o de otras instituciones a lo largo de la historia.
Todas las instituciones que administra la Conferencia Episcopal Boliviana gozan de una exención del pago de impuestos a la propiedad. El considerar entidad benéfica libre de impuestos a la Iglesia católica es consecuencia de los concordatos entre el Vaticano y Bolivia de 3 de agosto de 1993, ratificados en 1995 por el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada.

La actual Constitución boliviana establece la independencia del Estado en materia religiosa. La anterior, de 1967, en su artículo 3, decía que “el Estado reconoce y sostiene la religión católica, apostólica y romana”. Ahí es donde los obispos propusieron un cambio para que otras confesiones pudieran gozar de la misma situación,
Carlos Velásquez –secretario ejecutivo de la Comisión de la Conferencia Episcopal Caritas Bolivia- afirmó este sábado que la Iglesia católica solicitó mes es antes de la apertura de la Asamblea Constituyente, el 6 de agosto, separarse del Estado para promover la apertura a otras confesiones religiosas.
El 3 de mayo de 2006, antes de instalarse la Asamblea Constituyente, la Conferencia Episcopal de Bolivia solicitó públicamente la revisión del artículo 3 de la Constitución Política del Estado (CPE) “que tantas malas interpretaciones generó para ponernos a tono con las actuales circunstancias”, explicó Velásquez, en una entrevista concedida a la Red Erbol.

Velásquez mencionó que con esta acción, los obispos sugerían que la Constitución podría decir: “El Estado reconoce y sostiene a la religión católica, apostólica y romana. Garantiza el ejercicio público de todo otro culto. Las relaciones con la Iglesia Católica se regirán mediant e concordatos y acuerdos entre el Estado boliviano y la Santa Sede”.

La decisión de renunciar a su privilegio era una respuesta coherente a las orientaciones del Concilio Vaticano II.
Velásquez concluyó que era  “una muestra del respeto a las autonomías” y de la esperanza en una sana cooperación porque “el Estado y la Iglesia tienen enfrente al ser humano, cuya dignidad y el bien común debe ser respetados”.

ASI HACE AMIGOS ESPAÑA: condonación de la deuda que roza los 60 millones de euros y regularización de 100.000 inmigrantes bolivianos.

Para Evo Morales el Día de la Hispanidad es el “día del luto”

El polémico por no decir IMPRESENTABLE presidente de Bolivia, Evo Morales, que estuvo hace poco de visita a España, ha dicho que el Día de la Hispanidad o Día de la Raza, como se conoce en algunos países americanos la conmemoración del 12 de octubre, es el “día del luto” porque hubo una “invasión” que trajo “hambre, miseria, enfermedades”.

Evo Morales cuestiona que se hable del “día del descubrimiento, cómo si hubiésemos estado perdidos”

 Morales hizo referencia a la efeméride al destacar los conocimientos que tenían los pueblos indígenas antes de la colonia española para construir canales y sistemas de riego para garantizar sus alimentos. “Nuestros antepasados estaban preparados para enfrentar cualquier situación de emergencia, especialmente de carácter alimenticio. La invasión nos trae hambre, miseria, enfermedades”, dijo Morales.

 También cuestionó que los maestros del área rural todavía celebren con actos cívicos escolares el Día de la Raza o se hable del “día del descubrimiento, cómo si hubiésemos estado perdidos”.

 El presidente señaló que hace cuatro años, también un 12 de octubre, prometió acabar con el analfabetismo, lo cual dijo haber cumplido, y hoy prometió que Bolivia tendrá un satélite propio en cinco años para permitir el desarrollo de las telecomunicaciones nacionales. “Es el gran deseo que tenemos hoy día, 12 de octubre, un día de luto, que no es un día de festejo; pero desde esta fecha de luto lanzamos y proponemos de manejar conjunta con los movimientos sociales, que se cumplan los sueños“, dijo.

 El Gobierno de China ha ofrecido a Morales colaboración para construir y poner en órbita de un satélite propio estatal y este mes debe llegar a La Paz una misión de ese país para avanzar en al creación de una agencia espacial boliviana.

 Evo Morales, regresó a su país tras su visita oficial a España,  con una condonación de la deuda que roza los 60 millones de euros. Aemás alabó el esfuerzo del Gobierno de España a la hora de la regularización de 100.000 inmigrantes bolivianos.

 

.Morales: “La iglesia católica es un símbolo de colonialismo y por ello debe desaparecer de Bolivia”

Evo Morales ha atacado a la Iglesia Católica

El político Evo Morales ha realizado unas duras declaraciones al calificar a la Iglesia catolica como un “símbolo vivo” del colonialismo europeo que, según marca su nueva politica de gobierno, debe desaparecer de Bolivia. Morales ha advertido además que la Iglesia pasará a ser controlada por el estado y que su margen de acción sera reducido al mínimo puesto, ya que no se trata de una institución politica ni social sino simplemente tradicionalista.

Así pues, “el Estado será quien controle a todas las instituiciones y sus respectivas funciones” ha señalado el mandatario haciendo referencia al modelo cubano de su homólogo y socio Fidel Castro.

 Bolivia es un país con un alto porcentaje de población indígena, y cuenta también con un 93 por ciento de población cristiana católica conocida por su profundo sentido de la devoción. No obstante, mediante la implantación de un nuevo sistema educativo, Morales pretende abolir la enseñanza de la hasta ahora impartida asignatura de religión en los colegios públicos y privados del país sustituyéndola por una nueva en la cual se impartan lenguas nativas a los jóvenes.

 Siguiendo con sus declaraciones, dijo que el siguiente paso tras la implementación de esta medida sería abolir festividades religiosas tradicionales en distintas partes del país, tomando como ejemplos a la fiesta de Urkupina y la festividad del Gran Poder al considerarlas símbolos de colonialismo europeo y un derroche económico innecesario que no entra en su política de formar un estado socialista. Finalmente, al ser consultado sobre las declaraciones y críticas emitidas en Roma por el Papa Benedicto VXI, Morales señaló que el Papa gobierna en el Vaticano pero no en Bolivia.

Ataque de Evo Morales a medios de Comunicación.

Nuevo ataque de Evo Morales a medios de Comunicación

Los llamó “símbolo de la mentira”, y afirmó que solo un “10% de los periodistas bolivianos debe tener dignidad”, en un nuevo roce con la prensa.

Evo Morales

El presidente de Bolivia Evo Morales afirmó ayer que algunos medios de comunicación son el “símbolo de la mentira” y que solo un 10% de los periodistas bolivianos “debe tener dignidad”, en un nuevo roce con la prensa.

El Mandatario, enfrentado con los medios por una investigación del diario La Prensa que lo vincula presuntamente con un caso de contrabando, manifestó en un acto público en la casa de Gobierno que “algunos periodistas solo tratan de humillar al pueblo boliviano”.

En un fuerte ataque a los periodistas, Morales dijo que “un 10% de los periodistas debe tener dignidad, los demás, si no dependen de un jefe de partido político, dependen de otro patrón que es el dueño de los medios de comunicación”.

“Algunos periodistas, en algunos medios de comunicación, como en (radio) Panamericana (de oposición) piden plata para dar cobertura”, acusó, aumentando la controversia.

También se quejó de que “las conferencias de prensa son simplemente para que insulten al Presidente”.

“No necesito conferencias de prensa, yo tengo otro medio de comunicación de boca a boca (con el pueblo), es la mejor forma de comunicación; por eso no me pidan conferencia de prensa ni me consulten, no necesito de ello, tengo tantas formas de comunicar e informar al pueblo boliviano…”, dijo.

El Mandatario ha recibido duras críticas por organizaciones de prensa, medios de comunicación, el Defensor del Pueblo y la oposición porque consideran que humilló y abusó de su poder frente a un periodista del diario La Prensa en un acto en el Palacio de Gobierno.

El Congreso investiga la denuncia de un ex jefe de Aduana que acusó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de tratar con contrabandistas que llevaban 33 camiones con mercancías a Brasil.

Morales identifica a la prensa como uno de sus “primeros enemigos”, pero expresó ayer que su libertad está garantizada y la prueba es que “los medios publican lo que quieren”.

Fuente: El Universo, de Ecuador

El Gobierno boliviano insiste en atacar al cardenal Terrazas.

Cardenal Terrazas

Iglesia en Iberoamérica

El Gobierno boliviano insiste en atacar al cardenal Terrazas

Como hace una semana, cuando acusó al Arzobispo de Santa Cruz de mentirle al Santo Padre sobre la situación en Bolivia, el gobierno de Evo Morales volvió a atacar al Cardenal Julio Terrazas, esta vez acusándolo de predicar una homilía política, “por afirmar en ella que el narcotráfico se está apoderando del país”.

El Gobierno de Evo Morales acusó al cardenal Julio Terrazas,  Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, de haber hecho ayer una homilía “política” por afirmar en ella que el narcotráfico se está apoderando del país, informó la agencia estatal ABI. Tras estas afirmaciones, increiblemente, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, afirmó en una conferencia de prensa que el cardenal está “tomando posiciones estrictamente políticas” que “coinciden con las declaraciones de algunos miembros de la oposición”, como informa el periódico Los Tiempos.

Terrazas, arzobispo de Santa Cruz y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, aseguró en su homilía dominical que el país “se va convirtiendo en el espacio donde están dominando los narcotraficantes”, según el diario La Prensa. “Sin Dios y sin ley, hay que hacer un esfuerzo para que Bolivia no sea el centro donde se acumula la droga, y con la droga, el crimen y la maldad”, agregó el cardenal.

El mismo ministro Llorenti acusó también al cardenal Terrazas de contarle al Santo Padre Benedicto XVI una falsa versión de lo que ocurre en Bolivia, a la vez que se manifestó católico, como muchos “miembros del gobierno”. Como la otra vez, Llorenti quiso aclarar que sus críticas iban dirigidas al cardenal y no a la institución de la Iglesia Católica.

Según cifras oficiales, en lo que va de año, Bolivia ha decomisado más de 25 toneladas de cocaína y más de 1.135 toneladas de marihuana y erradicado más de 5.000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca.

Evo Morales, prescinde de EEUU.

Acusa a la DEA de apoyar económicamente el ‘golpe cívico’ de las regiones autonomistas

Evo Morales suspende las operaciones de la agencia antidroga de EEUU en Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, decidió suspender “indefinidamente” las operaciones en su país del Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA), tras acusarlo de realizar “espionaje” y “conspiración” contra su Gobierno.

Evo Morales asegura que es una decisión personal, a partir de hoy se suspende de manera indefinida la actividad de la DEA norteamericana [en Bolivia]. Tenemos la obligación de defender la soberanía del pueblo boliviano”. Morales hizo el inesperado anuncio en Chimoré, población que está en el trópico de Cochabamba, donde está la región productora de la hoja de coca. Allí asistía a un acto para conocer los resultados de la erradicación de coca y la lucha contra el narcotráfico.

Según la agencia ABI, Morales acusa a la DEA de “apoyar económicamente el golpe cívico prefectural fallido contra su Gobierno”, en alusión al enfrentamiento entre el mandatario y las ricas provincias de la llamada Media Luna (sur y este del país). Morales remarcó que los agentes de la DEA realizaron “espionaje político, financiando grupos delincuenciales para que atenten contra la vida de las autoridades, por no decir (del) presidente”. Asimismo, dijo tener información de que la agencia estadounidense habría financiado las tomas de los aeropuertos promovida en los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, en septiembre pasado.Morales también sostuvo que una avioneta de la DEA realizó varios vuelos a las regiones opositoras sin ningún control, ni dar informes sobre lo que transportaron a esos lugares.

Desencuentros con EEUU

El dirigente ya había prohibido a principios de octubre que los aviones de la DEA realizasen vuelos antinarcóticos sobre territorio boliviano. La decisión de este sábado es el último episodio del desencuentro entre el mandatario boliviano y EEUU. El pasado septiembre el gobierno de Morales decidió expulsar al embajador estadounidense de su país, lo que provocó un efecto dominó y el presidente venezolano, Hugo Chávez, hizo lo mismo con el representante norteamericano en Caracas, mientras que Washington declaró ‘persona non grata’ al embajador boliviano Gustavo Guzmán.

Morales decidió expulsar al embajador Goldberg por sus frecuentes contactos con autoridades y dirigentes cívicos de cinco de los nueve departamentos opositores a su gobierno, que reclaman su autonomía respecto del poder central. El mandatario identificó a Goldberg como impulsor de una conspiración contra su gobierno, iniciada en cinco de los nueve departamentos. Además, Morales apoyó en junio pasado a los productores de la hoja de coca en la expulsión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) del trópico de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

También en septiembre se produjo el abandono de la región cocalera de personal de la DEA y NAS, otro organismo estadounidense dedicado a la lucha contra el narcotráfico en Bolivia. Con todo, el presidente boliviano decía este mismo sábado estar dispuesto a mejorar las relaciones diplomáticas de Bolivia con el nuevo gobierno de los Estados Unidos para superar el período de crisis tras la expulsión de los embajadores.