1er Encuentro vocacional 2019 del Camino Neocatecumenal en Guanare Venezuela

1er Encuentro vocacional 2019 del Camino Neocatecumenal en Guanare Venezuela

El Camino Neocatecumenal celebra el 16 de marzo el primer encuentro vocacional de jóvenes,  en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto en la ciudad de Guanare.

Presidido por el obispo de la diócesis de Guanare Monseñor José de la Trinidad Valera Angulo. El  equipo responsable del Camino Neocatecumenal en Venezuela lo forman  Jesús Martínez (Guti), Ricardo y May, y Jesús Villada.
Los jó­ve­nes llegaban al santuario  dan­zan­do y can­tan­do. Llegaron alrededor de varias regiones del país entre ellas Barinas, Cojedes, Valencia, Portuguesa, Apure y Mérida. Todos haciendo gala de su alegría y mostrando sus pancartas, atentos a lo que el Señor les iba a regalar momentos después unos 1300.
También, estuvieron presentes itinerantes de las zonas, seminaristas, sacerdotes, entre ellos, el rector del Santuario Nacional el presbítero Allender Bastidas, así como las Hermanas Clarisas Observantes y las Hermanas Siervas del Santísimo Sacramento.
“La Virgen nos estaba esperando aquí” Padre Jesús (Guti)
A las 10:55 a. m. da unas palabras de bienvenida el Padre Jesús Martínez (Guti), seguidamente May entona el canto “Sola a solo” acompañada por la orquesta del Camino Neocatecumenal, el santuario se llenaba de aplausos al ver la entrada de la Virgen de Coromoto que venía en procesión cargada por los seminaristas y acompañada por los sacerdotes y el Obispo Mons. José de la Trinidad.
El Padre Jesús (Guti) ha comenzado el encuentro hablando del canto del profeta Isaías como ‘monición ambiental’, que habla de la misión y el envío de sacerdotes a todas las naciones. Dijo: ”La iglesia necesita presbíteros santos y familias santas, no tengais miedo, Dios os capacita”.
Tras el canto ”Yo vengo a reunir”, Jesús Villada toma la palabra diciendo “Hermanos: Venezuela nos necesita” invita a los jóvenes a estar en contacto con la palabra, a no dejar de asistir a la celebración de palabra y a la eucaristía a pesar de las dificultades de transporte, de inseguridad, pues la palabra es la que mantiene la comunicación con Dios mismo. Afirma además, “Sabemos las dificultades que han tenido para venir” y les animaba. Contaba su experiencia de cómo el Señor un día le llamó, dijo: ”Toda mi vida me habían exigido, me sentía infeliz, y un día escuché el amor de Dios, que Dios me amaba, entré en una comunidad, me sentí querido y en una convivencia el Señor tocó mi corazón y vi realmente que me habilitaba para la evangelización” y animaba a los jóvenes a no tener miedo si el Señor les llama, afirmaba ”No hay nada mejor que perder la vida por anunciar el evangelio”.
Luego hizo el canto nuevo, canto que ha compuesto Kiko para la convivencia de inicio de curso 2018, el ‘himno’ al Espíritu Santo, titulado ‘Es paciente’.
El P. Jesús leyó una carta que le ha enviado el Padre Gregorio, itinerante responsable del Camino en Japón, donde le contaba las experiencias de las primeras misiones ad gentes y cómo el Señor les ha precedido, cuenta que las familias evangelizan solo con salir a pasear con sus hijos (numerosos) las personas se impresionan de ver tantos niños, de ver cómo se quieren, siendo testimonios del amor de Dios.
Tras la lectura del evangelio, invita a ser testigos del Señor y a poner la vida en sus manos ”El señor está paseando por ahí y está llamando a muchos”, cuenta su experiencia y todo lo que el Señor le ha ayudado en la misión. Invita a cantar ”Una gran Señal”
A continuación, interviene Ricardo y anuncia el Kerigma e invita a los jóvenes a salir de ellos mismos, de su egoismo, dice: ”El amor y la felicidad es lo mismo. Dios no quiere que este amor lo dejemos para nosotros solos, sino para transmitirlo ¡Sal de ti mismo! nada para ti, todo para el mundo. Dios te ama como eres, no necesitas ser bueno”.
May siguió también con una palabra dirigida especialmente a las chicas para cuando la llamada vocacional, animaba a las chicas a levantarse y dar la vida por el Señor. Les subraya la importancia de la mujer, diciendo como Carmen ”La mujer es algo tan grande, las mujeres tenemos dentro la fábrica de la vida”, y con muchas otras palabras les exhortaba a cuidar la virginidad, su santuario ”Todo santuario de toda mujer tiene un sello, que es su virginidad”.

Cuenta su experiencia de cuando sintió el llamado ”En una predicación como ésta, sentí las ganas de dar mi vida, mi carne, mi sangre, mis hijos ¡Todo por Jesucristo! encontré la perla, el tesoro más el grande” y afirmaba: “Dar la vida por la evangelización es la resurrección de los muertos, soy testigo de esto que digo”.

Seguidamente el P. Jesús procedió a realizar propiamente la llamada, indicando si alguno sentía que Dios le llamaba para el sacerdocio, para la vida consagrada y la misión se levantara y se pusiera en pie. Primero fueron los chicos, unos 15, algunos con lágrimas en los ojos se levantaron y fueron al escenario donde recibieron una oración por parte del Obispo. Luego las chicas, 9 jóvenes, y posteriormente las familias, se levantaron más de 18 matrimonios junto con sus hijos. Todos despertaron numerosos aplausos y les acompañaba los cantos, pues siempre es impresionante ver cómo el Señor llama y da la alegría en su llamada.

Chicas
Chicos
Familias
Por último para concluir el encuentro el Obispo de Guanare quiso dirigió unas palabras a los jóvenes y familias levantadas ”Ahora viene la prueba, pero el espíritu santo saldrá victorioso por nosotros”.
Tras sus palabras de ánimo el obispo finalizó el encuentro con la bendición final, el Ave María, y el padre nuestro. Y se entonó el canto ‘Id y anunciad a mis hermanos’ con el que los hermanos danzaron y cantaron llenos del amor y la alegría de Dios.

Encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con Kiko Argüello

Encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con Kiko Argüello en la Iglesia de la Santísima Trinidad de San Pedro del Pinatar

Jóvenes del Camino Neocatecumenal con el Papa S.S.Benedicto XVI en el Líbano

Encuentro vocacional en Beirut coincidiendo con la visita papal

Por Salvatore Cernuzio

Pasaron ya algunos días desde que Benedicto XVI dejó el Líbano, si bien aún se mantiene muy vivo el recuerdo de la calurosa acogida que el pueblo libanés le reservó al pontífice.

En particular en el encuentro con los jóvenes de Bkerké donde 25.000 -entre los cuales numerosos musulmanes- estaban presentes en la plaza situada ante el Patriarcado Maronita, para recibir el mensaje de paz y de esperanza que dio el santo padre.

Entre ellos, una buena parte eran jóvenes del Camino Neocatecumenal, que al día siguiente, domingo 16 de septiembre, se reunieron para el tradicional encuentro vocacional. Nos habló de este encuentro don Gianfranco Vitola, catequista itinerante responsable de Medio Oriente, en la breve entrevista a ZENIT que les proponemos a continuación.

¿Cuántos jóvenes del Camino Neocatecumenal estaban presentes en el encuentro con el santo padre en Bkerké?

Don Gianfranco Vitola: En la cita con el pontífice participaron unos 250 jóvenes que pertenecen al Camino Neocatecumenal. Tal número estaba condicionado por el hecho que las invitaciones eran limitadas para cada movimiento y que había también un límite de edad que iba de los 16 a los 35 años.

¿Después del encuentro con el papa se realizó la habitual cita vocacional de las comunidades neocatecumenales?

Don Gianfranco Vitola: Sí, el encuentro se realizó en el campo deportivo de una escuela católica en la población de Rumieh, cerca de Beirut, la tarde del domingo 16 de septiembre, último día del viaje papa.

Kiko Arguello, el fundador del movimiento, no estaba presente pues estaba empeñado en la convivencia en Italia, en Puerto San Jorge, con los seminaristas de todo el mundo. El encuentro fue presidido por el equipo itinerante responsable del Líbano. Estaban presentes el corepíscopo Michel Aoun, obispo de Jbeil Byblos de los Maronitas (Libano); el obispo de Kuwait, monseñor Camillo Ballin y el vicario patriarcal copto católico, monseñor Kyrillos Kamal William Samaan.

¿Cómo se desarrolló en encuentro?

Don Gianfranco Vitola: Después de una presentación de los hermanos provenientes desde el exterior -o sea de Iraq, Egipto, Jordania y Chipre, y de los libaneses que venían de Beirut, Bcharre, Zgharta, etc- celebramos una liturgia de la palabra con el anuncio del Kerigma tomado de la segunda carta a los Corintios de S. Pablo. Y enseguida la lectura del evangelio de Juan, en el que Jesús renueva su llamado a Pedro. Justamente este fue el sentido de la proclamación de la Palabra: no vivir más para si mismos sino para Aquel que murió y resucitó por nosotros.

Especialmente porque el llamado de seguir a Cristo no se basa sobre las capacidades humanas, sino en su potencia y su fidelidad.

¿Una clara invitación, por lo tanto, a no tener miedo de donar la propia vida a Cristo. A la luz de esta palabra, cuántos muchachos y muchachas dieron su disponibilidad ‘levantándose’?

Don Gianfranco Vitola: En total se levantaron 20 jóvenes para el seminario y 18 muchachas para el monasterio o evangelización.

El papa se dirigió directamente a las nuevas generaciones exhortándolas a resistir a las tentaciones y tener confianza en Dios y a ‘trabajar’ por un futuro de paz entre el cristianismo y el islam, pues son el único medio para garantizar tal diálogo. ¿Cómo han recibido los jóvenes del Camino las palabras del pontífice?

Don Gianfranco Vitola: Con gran entusiasmo pero también con gran seriedad, conscientes que todas estas no son puras y simples exigencias éticas, sino el fruto de una verdadera y propia ‘vocación’ para vivir una vida como hijos de Dios, con una ‘ciudadanía’ celeste que supera, en Cristo, todas las contraposiciones que normalmente dividen a los hombres.

¿Cómo han recibido los jóvenes del Camino las palabras del pontífice?

Don Gianfranco Vitola: Con gran entusiasmo pero también con gran seriedad, conscientes que todas estas no son puras y simples exigencias éticas, sino el fruto de una verdadera y propia ‘vocación’ para vivir una vida como hijos de Dios, con una ‘ciudadanía’ celeste que supera, en Cristo, todas las contraposiciones que normalmente dividen a los hombres.

¿Qué frutos trajo por lo tanto la visita de Benedicto XVI al país?

Don Gianfranco Vitola: Es temprano para decirlo con precisión, entretanto se ha notado seguramente una atención más fuerte no solamente hacia los temas estrictamente políticos, sino también y sobre todo a los relacionados con la Nueva Evangelización.

¿Cómo se puede definir la realidad del Camino Neocatecumenal en el Líbano?

Don Gianfranco Vitola: Esa es una realidad pequeña pero fecunda, compuesta por unas treinta comunidades insertadas en parroquias maronitas o griego católicas, ricas de familias abiertas a la vida y con muchos hijos. En Beirut hay además un seminario misionero interritual que ha ordenado ya a once presbíteros encardinados o abscritos en diversas Iglesias católicas de rito oriental.

¿Qué se prevé para el futuro de los neocatecumenales libaneses, teniendo en vista la Nueva Evangelización y del Año de la Fe convocado por el Papa?

Don Gianfranco Vitola: La convicción de no dejarse persuadir por la “mentalidad corriente” que se traduce lamentablemente en la fuga emigratoria de Medio Oriente y en el conformarse a los modelos de comportamiento anticristianos -la así llamada ‘civilización de la muerte’- tan difundida actualmente en el mundo. Además de un renovado empuje misionero por parte de todos los jóvenes, muchachos y muchachas, y de las familias.

Zenit

Encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud

El encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que tendrá lugar el próximo LUNES 22 de agosto a partir de las 17:30 h. en la madrileña Plaza de Cibeles podrá seguirse en directo por TV en el canal 13tv.

 

Por internet podrá verse desde http://www.13tv.es

 

Además, se podrá escuchar en directo a través de RADIO MARÍA ESPAÑA http://www.radiomaria.es/