Alerta de Profesionales por la Ética. Firma.

 

Escribe
a Mariano Rajoy para que incluya en el programa electoral del PP la eliminación
de Educación para la Ciudadanía

Hoy tenemos la oportunidad de acabar con Educación para la Ciudadanía y tú
puedes jugar un papel importante. Rellena el formulario que
encontrarás al final de este texto para enviar el correo electrónico a Mariano
Rajoy en el que le pedimos que incluya de manera explícita la retirada
de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía en el programa electoral del
Partido Popular
, tal como ha asegurado que haría en diversas ocasiones.

Como sabes, Educación para la Ciudadanía es un conjunto de asignaturas
obligatorias que suponen un ataque directo a la libertad de educación y los
derechos fundamentales de los padres reconocidos tanto en la legislación
española como en los tratados y acuerdos internacionales suscritos por España.
Por eso, la supresión total y definitiva de esas asignaturas se convierte en una
obligación para cualquier partido político que quiera defender la libertad y los
derechos fundamentales.

No sirven la medias tintas ni los maquillajes, sólo la
eliminación total garantiza la salvaguarda del derecho de los padres a elegir
formación moral que quieren para sus hijos de manera permanente.

En los próximos días el Partido Popular cerrará su programa electoral. Por
eso es importante que actuemos ahora FIRMA. Si el Partido Popular
gana las elecciones con un programa electoral que incluía la supresión de EpC,
habremos ganado una de las batallas más importantes de la libertad de educación
en España.

Y tú puedes ayudarnos a ganar esa batalla sumándote a esta iniciativa
y haciéndosela llegar a todas aquellas personas que quieran sumarse
.

No tienes que escribir nada, basta con que rellenes con tus datos básicos el
formulario para enviar a Mariano Rajoy el siguiente correo:

Firma aqui: http://www.profesionalesetica.org/alerta.php

Educación para la Ciudadanía (EpC), llega a la ONU

Los derechos de los padres españoles y el conflicto ocasionado por las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC) protagonizaron la 15 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, celebrada este martes.

Grégor Puppinck, director de la organización no gubernamental European Center for Law and Justice, que tiene carácter consultivo en varias instituciones de la ONU, puso de manifiesto que el conflicto español de EpC vulnera los derechos humanos internacionalmente reconocidos.

En su intervención, Puppinck recordó que más de 50.000 padres han objetado con tra EpC, una asignatura obligatoria que estos padres consideran que “afecta a los valores y a la intimidad de los alumnos y sus familias”, según un comunicado de Profesionales para la Ética.

El director del ECLJ indicó, dice el comunicado, “que estas materias escolares entran en conflicto con las convicciones y la religión de numerosos padres, lo que ha dado lugar a 2.300 denuncias judiciales reclamando el derecho a objetar a EpC, obteniendo sentencias favorables en la mayoría de los casos”.
Sin embargo, el Tribunal Supremo español negó a los padres ese derecho en febrero de 2009.

Puppinck concluyó su exposición calificando este hecho de “grave problema de libertad de conciencia”, y pidió al Consejo de Derechos Humanos que inste al Gobierno español “a rectificar su posición” en el conflicto frente a estos padres objetores, dado sigue vigente en el curso escolar que acaba de comenzar.

El ECLJ, con sede en Estrasburgo, es una de las entidades que representa a más de 300 españoles en su demanda contra el Estado español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por el conflicto de Educación para la Ciudadanía.

Para Leonor Tamayo, portavoz de Profesionales por la Ética, “es la primera vez que se presenta el conflicto español de EpC en una institución de la ONU, lo cual tiene una resonancia internacional sin precedentes”.

Tamayo recordó que Profesionales por la Ética apoya a los padres objetores que han llevado su caso a Estrasburgo y en breve presentará esta situación en otros organismos europeos relacionados con los derechos fundamentales.

Educación para la Ciudadanía: el Estado lo controla todo

¿Afecta la política? Este es el título del nuevo material para Educación para la Ciudadanía (EpC) que el Gobierno ha premiado como recurso didáctico para este conjunto de asignaturas. Está incluido en el Ministerio de Educación dentro de los recursos para EpC.

La política, según el modelo propuesto desde EpC, “decide” la música que escuchas

Este material didáctico trata de explicar a los alumnos qué implicaciones tiene la política en su vida diaria. Lo que resulta curioso, según denuncia Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, es “la concepción estatalista, intervencionista y absolutamente prohibicionista que transmiten de la política”. Así, por ejemplo, tal y como muestra la página web (1) elaborada por Educación: – Para explicar cómo afecta la política al deporte se afirma que “la política proporciona subvenciones para actividades deportivas, decide qué deportes puedes ver en la televisión pública y establece los niveles y objetivos de la educación física en las escuelas”. – Música. La política decide “cuando es ilegal bajar música de Internet, regular los márgenes de beneficios de las grandes compañías discográficas, decide qué emisoras pueden emitir música”.  – Fiestas nocturnas. La política decide “cuando y dónde debes comprar bebidas alcohólicas, decide cuando y dónde puedes escuchar música en locales públicos”.  – Dónde vives. La política “permite la construcción de tu casa y la regula, autoriza si puedes ampliarla, decide si puedes aparcar en tu calle y si tienes que pagar por ello”.  – Alimentos. La política decide “qué colorantes, conservantes y aditivos artificiales pueden utilizarse, decide cómo se transporta, sacrifica y almacena a los animales, establece los niveles de higiene de los restaurantes, determina los impuestos aplicables a los alimentos importados…” (1) http://www.ite.educacion.es/w3/eos/MaterialesEducativos/mem2008/zoon_politikon/html/vidadiaria.htmlEn definitiva, explica Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, el modelo político que propone el Ministerio de Educación en Educación para la Ciudadanía “es una especie de Gran Hermano que controla y regula todos los aspectos de la vida de los ciudadanos”.La sociedad, los derechos de las personas y la libertad no se mencionan por ningún lado; es una política hecha desde arriba y destinada a los súbditos más que a los ciudadanos”. 

MANIFIESTO POR LA LIBERTAD DE EDUCACIÓN.

 El derecho de los padres a decidir la educación sexual de sus hijos

Ante la próxima implantación de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que contempla “un conjunto de acciones y medidas tanto en el ámbito sanitario como en el educativo”, desarrolladas en sus artículos 9 y 10 bajo los epígrafes “Incorporación de la formación en salud sexual y reproductiva al sistema educativo” y “Actividades formativas”, los padres y educadores, conscientes de nuestra responsabilidad educativa, amparada por el artículo 27.3 de la Constitución española,

MANIFESTAMOS

  1. Que el desarrollo presuntamente educativo de esta ley constituye un paso más del proyecto ideológico y cultural, de transformación de la sociedad que lleva a cabo el gobierno, iniciado, entre otras muchas disposiciones, por la configuración reglamentaria de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y vulnera, igualmente, “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.” (art. 27.3 CE).
  2. Que esta propuesta educativa se enmarca en los planteamientos esbozados en el preámbulo de la LOE, concretando y desarrollando los principios relativos a Educación para la Ciudadanía y estableciendo un explícito propósito de extender la “perspectiva de género” dentro del ámbito escolar, lo cual constituye, de nuevo, un evidente intento de adoctrinamiento que vulnera la neutralidad ideológica que ha de presidir el sistema educativo y las recomendaciones que, en este sentido, ha realizado el Tribunal Supremo en las sentencias de 11 de febrero de 2009 sobre objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía, al tratarse de una cuestión sobre la que no existe un “generalizado consenso moral”.
  3. Que, por tratarse de un importante elemento constitutivo de la personalidad, la formación en el ámbito de la sexualidad conlleva una dimensión moral indiscutible, por lo que en esta materia, son los padres quienes tienen el derecho y el deber de decidir el tipo de formación y la orientación que desean para la educación de sus hijos, que sea conforme a sus convicciones, sin que el Estado pueda imponer, con carácter obligatorio, una determinada. La educación sexual constituye, por tanto, un ámbito de la intimidad personal, con evidentes implicaciones morales, que resulta inviolable y que el Estado no puede invadir en ningún caso.
  4. Que la formación básica conceptual sobre la sexualidad humana se encuentra ya desarrollada en diversas asignaturas del currículum educativo y no se aprecian motivos curriculares suficientes que justifiquen la introducción de la llamada formación en salud sexual y reproductiva en los planes de estudio actuales, lo que pone de manifiesto su intención puramente adoctrinadora.
  5. Que la impartición de esta formación en salud sexual y reproductiva está previsto que se lleve a cabo por profesionales sanitarios externos al profesorado de los centros e impuestos por las administraciones, lo que constituye una clara intromisión en el caso de los centros con ideario propio. Existen, por otra parte, suficientes experiencias de acciones formativas de este tipo en centros escolares que han sido llevadas a cabo por colectivos y personas con una clara adscripción ideológica muchas veces contraria al ideario del centro y sin contar con el beneplácito de los padres.

POR TODO LO CUAL SOLICITAMOS

  1. De las administraciones educativas, la retirada de los aspectos llamados educativos que contiene esta Ley, en cumplimiento del deber de neutralidad ideológica y respeto al derecho de los padres a la elección de la formación moral de sus hijos amparado por la Constitución y por numerosos textos y tratados internacionales.
  2. De los centros educativos con ideario propio, la oposición efectiva a este nuevo intento de adoctrinamiento que, en línea con las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, conculca los derechos de los padres a elegir para sus hijos la formación moral que esté de acuerdo con sus convicciones pues, si los centros concertados acceden a impartir esta llamada educación sexual y reproductiva, incumplen el compromiso adquirido con los padres de formar a sus hijos según su ideario propio.
  3. De los centros educativos de la red pública, el cumplimiento escrupuloso de la neutralidad ideológica que les impone la ley, negándose, por tanto, a imponer a sus alumnos una visión concreta de los aspectos controvertidos y no compartidos socialmente de la dimensión sexual de la persona, debiendo respetar, en todo caso, los derechos de los padres a que sus hijos reciban la formación moral que estimen más conveniente y a que no reciban la que contradice sus personales convicciones.
  4. De los profesionales, profesores y científicos del ámbito de las Ciencias de la Salud, la manifestación de su rechazo a participar en este proyecto de formación en salud sexual y reproductiva que, sin el consentimiento de los padres, pretende imponerse en el ámbito escolar y constituye una intromisión más del Estado en un ámbito que le está vedado, con la consiguiente vulneración de los derechos de los padres, además de una formación con un marcado sesgo ideológico.
  5. De los padres, su rechazo explícito y activo de esta nueva intromisión del Estado en el ámbito de las libertades individuales que, en continuidad con la implantación de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, constituye todo un proyecto de adoctrinamiento de nuestros hijos, sin el respeto al derecho que nos asiste, para establecer nuestras preferencias en cuanto a la formación moral que deseamos para ellos. En este sentido, si finalmente se introducen tales enseñanzas en el currículum, actuaremos empleando todos los medios legítimos a nuestro alcance para defender los derechos y libertades que nos asisten, por el hecho de ser padres sin excluir el recurso a las acciones legales oportunas y a la objeción de conciencia.

En Madrid, a 20 de enero de 2010

FIRMA

 
 
ENTIDADES QUE SUSCRIBEN EL MANIFIESTO A FECHA 19/01/2010
  1. ACCION FAMILIAR DE CORDOBA
  2. ACCION FAMILIAR DE LA RIOJA
  3. ACDP DE CADIZ
  4. ADEVIDA
  5. ALCALA EDUCA EN LIBERTAD
  6. ALICANTE EDUCA EN LIBERTAD (AEL)
  7. ALMERIA LIBERTAD
  8. ARANDA EDUCA EN LIBERTAD
  9. ARANJUEZ: ¡EPC, NO GRACIAS!
  10. ASSOCIACIO CHARLES PEGUY
  11. ASOCIACION CATOLICA DE MAESTROS DE VALENCIA
  12. ASOCIACIÓN DE BIOETICA DE ALBACETE
  13. ASOCIACION DE EDUCADORES CRISTIANOS DE ALICANTE
  14. ASOCIACION DE FAMILIAS NUMEROSAS
  15. ASOCIACION DE FAMILIAS NUMEROSAS DE CADIZ (ASFANUCA)
  16. ASOCIACION DE INVESTIGADORES Y PROFESIONALES POR LA VIDA Y LA DIGNIDAD HUMANA
  17. ASOCIACION DE PADRES ¿XQ TE CALLAS? POR EL RESPETO Y LA LIBERTAD EN LA EDUCACION
  18. ASOCIACION EN DEFENSA DE LA VIDA-MEDICINA DE SALAMANCA
  19. ASOCIACION FAMILIAR VIGUESA
  20. ASOCIACION GRAN CAPITAN GONZALO FERNANDEZ DE CORDOBA
  21. ASOCIACION MENSAJEROS DE LA VIDA
  22. ASOCIACION NACIONAL PARA LA DEFENSA DEL DERECHO A LA OBJECION DE CONCIENCIA
  23. ASOCIACION PARA LA DEFENSA DE LOS VALORES CATOLICOS EN LA EDUCACION (ADVCE)
  24. ASOCIACION PROVIDA BADAJOZ
  25. ASOCIACION PROVIDA CANTABRIA
  26. ASOCIACION SIGNO DE VIDA (SORIA)
  27. ASTURIAS EDUCA EN LIBERTAD
  28. AULA FAMILIAR
  29. AVILA EDUCA EN LIBERTAD
  30. BURGOS EDUCA EN LIBERTAD
  31. CADIZ EDUCA EN LIBERTAD
  32. CANTABRIA: EDUCACION Y LIBERTAD
  33. CARTAGENA POR LA LIBERTAD DE EDUCACION
  34. CASTELLON EDUCA EN LIBERTAD (CEL)
  35. CECE CORDOBA
  36. CENTRO DE ORIENTACION FAMILIAR DIOCESANO DE SORIA
  37. CENTRO JURIDICO TOMAS MORO
  38. CHEQUE ESCOLAR
  39. COMUNIDAD LAICA JERUSALEN
  40. CONCAPA ALBACETE
  41. CONCAPA BADAJOZ
  42. CONCAPA GUADALAJARA
  43. CONCAPA SALAMANCA
  44. CONCAPA TOLEDO
  45. CORDOBA EDUCA EN LIBERTAD
  46. EDUCA EN LIBERTAD MADRID-NOROESTE
  47. EDUCACION Y PERSONA
  48. EPC? …ARAGON VA SER QUE NO!
  49. ES COSA DE PADRES. PLATAFORMA DE PADRES OBJETORES EN CHICLANA
  50. ESPAÑA EDUCA EN LIBERTAD
  51. EUSKADI EDUCA EN LIBERTAD
  52. FAPA CORDOBA
  53. FE Y CULTURA
  54. FEDERACION DE ASOCIACIONES DE PADRES DE ESCUELAS CONCERTADAS
  55. FEDERACION DE ASOCIACIONES DE PADRES DE ESCUELAS CONCERTADA DE CORDOBA
  56. FEDERACION DE ASOCIACIONES DE PADRES DE LA CONCERTADA DE ANDALUCIA
  57. FEDERACION DE ESCUELAS FAMILIARES AGRARIAS
  58. FEDERACION DE PADRES POR LA LIBERTAD DE EDUCACION. REGION DE MURCIA (FEPALEMUR)
  59. FEDERACION DE PLATAFORMAS Y ENTIDADES CIVICAS EN DEFENSA Y PROMOCION DE LA FAMILIA
  60. FERROLANOS POR LA LIBERTAD DE EDUCACION
  61. FORO CATALAN DE LA FAMILIA
  62. FORO CIUDAD REAL EN LIBERTAD
  63. FORO DE LAICOS ASIDONIA
  64. FORO DESARROLLO Y PROGRESO
  65. FORO ERASMO
  66. FORO ISLEÑO DE LA FAMILIA (SAN FERNANDO)
  67. FORO VITAL
  68. FRENTE OBJETOR CATALAN
  69. FUNDACION  COF
  70. FUNDACION DERECHO Y LIBERTAD
  71. FUNDACION DESARROLLO Y PERSONA
  72. FUNDACION EDUCATIO SERVANDA
  73. FUNDACION ESPERANZA Y VIDA
  74. FUNDACION LEYRE
  75. GRIÑON EDUCA EN LIBERTAD
  76. GRUP D’ENTITATS CATALANES DE LA FAMILIA
  77. GUADALAJARA EDUCA EN LIBERTAD
  78. HAZTEOIR.ORG
  79. INSTITUTO DE INNOVACION EDUCATIVA Y DESARROLLO DIRECTIVO
  80. INSTITUTO DE POLITICA FAMILIAR
  81. JAEN EDUCA EN LIBERTAD
  82. JEREZ LIBRE PARA EDUCAR
  83. KYRIOS
  84. LA CORUÑA EDUCA EN LIBERTAD
  85. LA RIOJA EDUCA EN LIBERTAD
  86. LA UNION EDUCA EN LIBERTAD
  87. LEON EDUCA LIBERTAD
  88. LIBERES MADRID
  89. LUGO EDUCA EN LIBERTAD
  90. MADRID EDUCA EN LIBERTAD
  91. MOVIMIENTO ANDALUZ DE JOVENES POR LA OBJECION
  92. MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO DE CADIZ Y CEUTA
  93. MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO DE LA RIOJA
  94. MUJER, SALUD E IGUALDAD. BURGOS
  95. MULTUMESC
  96. NAVARRA EDUCA EN LIBERTAD
  97. OBJETOREX: EDUCANDO EN LIBERTAD. BADAJOZ
  98. OBSEVATORIO EXTREMEÑO POR LA EDUCACION EN LIBERTAD
  99. ORENSE EDUCA EN LIBERTAD
  100. PADRES EN ACCION (MADRID-FUENCARRAL)
  101. PADRES POR LA LIBERTAD. VALLADOLID
  102. PALENCIA EDUCA EN LIBERTAD
  103. PLATAFORMA “EDUCAN LOS PADRES”. VILLALBA
  104. PLATAFORMA D’OBJECTORS DEL VALLES
  105. PLATAFORMA DE ABUELOS POR LA FAMILIA
  106. PLATAFORMA DE MADRES OBJETORAS
  107. PLATAFORMA DE OBJETORES A EDUCACION PARA LA CIUDADANIA DE LORCA
  108. PLATAFORMA DE OBJETORES DE CANARIAS
  109. PLATAFORMA DE PADRES DE ALMAGRO
  110. PLATAFORMA DE PADRES OBJETORES ISLEÑOS
  111. PLATAFORMA DE PADRES PARA LA LIBERTAD DE EDUCACION EN PORTUGAL
  112. PLATAFORMA INDEPENDIENTE DE PADRES OBJETORES A EPC DE CACERES
  113. PLATAFORMA JULIO GOMEZ PASTRANA, FAMILIAS OBJETORAS DE EL PUERTO
  114. PLATAFORMA LIBERTAD PARA OBJETAR. SAN LORENZO DE EL ESCORIAL
  115. PLATAFORMA LOS PADRES DECIDIMOS. MADRID
  116. PLATAFORMA LUCENTINA POR LA LIBERTAD DE EDUCACION
  117. PLATAFORMA MALAGUEÑA EDUCACION Y LIBERTAD
  118. PLATAFORMA OSUNA POR LA LIBERTAD
  119. PLATAFORMA RETIRO POR LA VIDA
  120. PLATAFORMA SEVILLANA NI UN PASO ATRAS
  121. PLATAFORMA TOLEDO EDUCA EN LIBERTAD
  122. PLATAFORMA DE VILLALBA POR LA MUJER
  123. PRESENCIA CRISTIANA  (CORDOBA)
  124. PRESENCIA CRISTIANA  (TOLEDO)
  125. PROMULSA
  126. PROFESIONALES POR LA ETICA
  127. RIVAS: LIBRES PARA EDUCAR
  128. SALAMANCA EDUCA EN LIBERTAD
  129. SAN JAVIER POR LA LIBERTAD DE EDUCACION
  130. SAN PEDRO DEL PINATAR EDUCA EN LIBERTAD
  131. SEGOVIA POR UNA EDUCACION EN LIBERTAD
  132. SORIA EDUCA EN LIBERTAD
  133. SOS FAMILIA
  134. TENERIFE EDUCA EN LIBERTAD
  135. UNION DE FEDERACIONES DE ESCUELAS CONCERTADAS
  136. UNION EN DEFENSA DE LA VIDA
  137. UNIVERSITARIOS POR LA VIDA
  138. VALDEMORO ES FAMILIA
  139. VALENCIA EDUCA EN LIBERTAD (VAEL)
  140. VINCULOS
  141. ZAMORA EDUCA EN LIBERTAD. “27PUNTO3”

 

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Más de cien asociaciones denuncian que el Gobierno quiere imponer «su moral sexual»

Un total de 143 asociaciones denuncian que el Gobierno pretende, según recoge el proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), enseñar en las escuelas “su moral sexual” y el aborto, lo que supone en su opinión “una intromisión clara del Estado”.

 

Durante la presentación del manifiesto, que se titula «El derecho de los padres a decidir la educación sexual de sus hijos», la presidenta de España Educa en Libertad, Marisa Pérez Toribio, señaló que con las medidas que propone el Ejecutivo “se deja al margen a los padres y se pretende imponer la moral sexual y la ideología del Gobierno”. “No nos oponemos a la educación sexual, pero no estamos dispuestos a dejar en manos del Estado este tipo de formación que, además, afecta a las condiciones morales”, añadió Pérez Toribio.

Por su parte, el presidente de la Fundación Educatio Servanda, Juan Carlos Corvera, apuntó que la intención de los poderes públicos “choca con la neutralidad de los colegios públicos y con el ideario de los privados y concertados”. También el secretario general de Profesionales por la Etica, Fabián Fernández Alarcón, criticó la medida y añadió que “no corresponde al Estado determinar conforme a qué criterio ha de educar a los niños”. “Se quiere enseñar a los niños qué es un aborto y que es un derecho suyo”, denunció.

En el manifiesto, las entidades señalan que el capítulo educativo de la nueva legislación sobre aborto “es un paso más en el proyecto ideológico y cultural de transformación de la sociedad y que, como ya sucede con Educación para la Ciudadanía (EpC), vulnera de lleno el derecho de los padres”. Asimismo, el documento se dirige a las administraciones educativas, a los padres, a los centros educativos con ideario propio y a los de la red pública para pedirles que “rechacen de plano la intromisión estatal en el ámbito de las libertades individuales”.

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

El interés de la masonería por imponer Educación para la Ciudadanía

5to encuentro El interés de la masonería por imponer Educación para la Ciudadanía

Están crecidos. Piensan que esto ya no tiene vuelta de hoja y, si hace unos días era la Fundación CIVES la que revelaba los entresijos para engañar a la FERE e imponer en España la Educación para la Ciudadanía, ahora es la propia masonería quien hace público su interés primordial por la imposición de este adoctrinamiento.

En el 5º encuentro de CIMAS (Confederación Interamericana de Masonería Simbólica) y 3er encuentro de Altos Grados organizado por la Federación Colombiana de Logias Masónicas, el Presidente de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, Elbio Laxalte Terra pronunció el discurso de apertura titulado “Construir el Hombre, Construir la Sociedad”.

En él reivindica el papel imprescindible de la Educación para la Ciudadanía a fin de que

puedan trasmitirse y vehiculizarse los valores morales plasmados en nuestro tríptico de Libertad, Igualdad y Fraternidad, que han guiado grandes objetivos de progreso humano en los últimos siglos.

Y, además de progreso, los principios de la Revolución Francesa también han conducido a algunos totalitarismos genocidas que se deja en el tintero el orador. Pero, ¿qué es, para este eminente masón, la Ciudadanía?

La ciudadanía es la expresión de la conciencia libre y de la ética basada en el imperativo de la conciencia, anterior al propio cumplimiento de la Ley y que confiere una calidad superior al estado de derecho.

Una conciencia “libre” anterior a toda ley es una falacia, puesto que la conciencia es el juicio próximo sobre la moralidad de una acción y, para ello, requiere confrontar la acción con alguna ley o principio moral. Y una ética “basada en el imperativo de la conciencia” (el imperativo categórico propuesto por Kant) es una ética, por principio, subjetiva y, como tal, relativista. En definitiva “yo hago lo que me parece” frente a una ética basada en principios externos “yo hago lo que mi código ético me propone como lo más acertado”.

Proponer un relativismo que arrincone todo código ético objetivo es, conjuntamente, el punto de partida y la finalidad de la Educación para la Ciudadanía.

Por ello es una tarea primordial formar, construir y educar al individuo, para que él devenga un ciudadano, en un proceso continuo y que lo siga a lo largo de su vida, para ayudarlo a adaptarse a los nuevos impactos que la vida en sociedad nos irá reservando en la medida que el cambio global se vaya desarrollando.

Sin un código moral externo y estable, el individuo que “deviene en ciudadano” está a merced de “los nuevos impactos que la vida en sociedad nos irá reservando”. El Estado, legislando “para adaptarse a las nuevas realidades sociales” ¿le suena? va configurando el único referente moral del “ciudadano”. Si una conducta “se lleva”, y el Estado la bendice, es buena. Si no, es mala.

Y, para llevar a cabo esta tarea ingente de reingeniería social, es preciso “redefinir” los conceptos: la crisis es desaceleración, el aborto, un derecho, la eutanasia también, la objeción de conciencia es ilegal, etc….

Hoy comenzamos a vivir otra etapa de la historia muy diferente, donde se nos cambian el sentido de las cosas. Por ello hoy debemos reflexionar sobre los nuevos contenidos de los conceptos, y darles significaciones actualizadas a universales tales como libertad, igualdad y fraternidad, progreso y solidaridad.

En fin, que todo vale en aras de conseguir

un proyecto de alcance en valores culturales, y por tanto ideológicos, que puede definir la identidad social, histórica, de la España moderna por mucho tiempo.

(J.L. Rodríguez Zapatero, en declaraciones a Suso de Toro, Madera de Zapatero, p. 150)

¿Alguien apuntaba a la inspiración masónica de la imposición de la Educación para la Ciudadanía? Pues ellos mismos lo han hecho público. Y el que quiera seguir mirando para otro lado, que siga, que tiene para rato.

© 2009, Diario de un padre objetor. Todos los derechos reservados. Este texto puede ser citado siempre que se indique su procedencia y se enlace con su origen.

Novedades sobre la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía

Coraje y objeción de conciencia Intervención de Fernando López Luengos en el XI Congreso de Católicos y Vida Pública.

En cierta ocasión fui citado a declarar como perito en un contencioso-administrativo de unos padres contra EpC. Antes de entrar en la sala para ratificarme en mi informe pericial coincidí con otros profesores y con una directora de un colegio religioso citados como testigos (yo en cambio iba como perito como he dicho). Me llamó la atención la preocupación común en la que coincidíamos: El currículo publicado en los Reales Decretos nos obliga jurídicamente a dar EpC con una orientación ideológica que ninguno aceptábamos y se entromete abiertamente en la formación de la conciencia moral de los menores a nuestro cargo, ignorando la orientación moral que los padres desean para sus hijos. Esta situación nos violentaba a todos por igual.

Pero lo curioso fue que, cuando entraron a declarar, algunos de ellos se pusieron a hacer complejas contorsiones para evitar pronunciar la frase fatídica “mi conciencia me impide cumplir la ley explicando la asignatura tal y como viene desarrollada en los Reales Decretos”. A casi todos les temblaba la voz pues parecía que en vez de testigos eran posibles inculpados si se atrevían a confesar lo que antes de entrar en la sala habían reconocido en privado. Parecían temer posibles consecuencias a pesar de que ellos no eran más que simples testigos. En el caso de la directora del centro religioso, las contorsiones llegaron a ser realmente grotescas: “yo soy la que va a dar EpC –decía- pero todavía no sé lo que voy a dar (ni siquiera se había leído los Reales Decretos). Esos sí -decía- cumplo la ley pero (y también le temblaba la voz) tienen que dejarme ser fiel al ideario de mi centro”.

En definitiva se trataba de disimular para lograr sostener lo imposible: cumplir los decretos y ser fiel a la conciencia.

La declaración de los testigos duraba unos pocos minutos, mientras que la mía, como perito se prolongó casi dos horas- El abogado del gobierno regional intentó cuestionar una y otra vez mi informe pericial francamente contrario a EpC. Pero la defensa me resultó sencilla como un juego de niños: no tenía más que explicar el contenido de los Decretos por un lado, y explicar abiertamente lo que estoy haciendo en clase. Yo he entregado a mis alumnos (para que lo puedan leer sus padres) un escrito en el que declaro que me niego a construir la conciencia moral de los alumnos como pretenden los Reales Decretos, que me niego a adoctrinar y que, eso sí, daré con gusto EpC pero despojada de toda la carga ideológica que contiene, es decir, que no doy EpC sino la Ética que se daba antes con la LOGSE. En definitiva, por el derecho a la libertad de Cátedra reconocido en la Constitución española declaro públicamente que no doy EpC según la Ley.

Lo fundamental no es que no dé la EpC de los Reales Decretos sino que lo declaro públicamente. ¿Es tan difícil hacer esto? Se trata de no disimular, no mirar para otro lado, no anteponer la seguridad personal a cualquier otra consideración. ¡Claro que me importa mi trabajo y mi sueldo!: tengo una familia y cuatro hijos y solo ingresa en casa mi sueldo. Me consta que estamos siendo molestos a la administración pues en todos los sitios a los que nos llaman hemos ido y hemos explicado la realidad de EpC. Hemos dado en Toledo medio centenar de charlas sobre EpC y hemos llegado a ser la provincia con mayor número de objeciones de conciencia de España después de Madrid. Y esto ha sido con un coste familiar no pequeño. Y en todos los sitios he dicho lo mismo: también cuando entre el público se encontraban varios cargos de la administración pertenecientes al PSOE, incluido mi jefe inmediato: el Sr. Delegado de educación: Que me niego a colaborar con este proyecto ideológico, que en los centros públicos no se pueden cumplir los Reales Decretos sin caer en el adoctrinamiento y que, en los centros concertados religiosos es imposible cumplir los Decretos y ser fieles al ideario católico.

Pero esta libertad interior que puedo ahora disfrutar procede de haber decidido previamente que por grave que sea mi responsabilidad frente a mi familia por el sueldo de mi profesión, no puedo ponerlo como algo absoluto y hacer girar el mundo entero a su alrededor.

 No pretendo decir que la única forma de ser coherente sea arriesgar el puesto de trabajo. Yo no puedo entrar en las conciencias, ni todas las situaciones son idénticas. Pero lo que sí puedo asegurar es que ni un sueldo, ni la propia estabilidad, ni siquiera la estabilidad de un centro de enseñanza pueden considerarse como algo absoluto inamovible por encima de cualquier situación. Que tiene que haber un límite, y que ese límite ha sido traspasado con esta ley. Y esto es algo en lo que todos deberíamos meditar: deberíamos preguntarnos qué es lo que se nos pide, cuál es la intensidad del sufrimiento que se nos concede soportar para testimoniar nuestra fe.

 Pues para un creyente, no es el Evangelio lo que se ha de adaptar a los propios intereses, gustos o deseos, sino justo lo contrario: es la propia vida la que ha de irse poco a poco transformando según el Evangelio hasta configurar el rostro de Cristo. Y del mismo modo no se trata de adaptar el Evangelio a las circunstancias de un centro docente católico, sino justo al revés. Y si un centro católico no puede ser coherente con su fidelidad a la fe es preferible que sea cerrado. De lo contrario nos encontraremos con deformaciones monstruosas como el caso de un centro católico de Albacete cuya directora es atea militante y cuyo profesor de religión les confiesa a sus alumnos en el primer día de clase su ateísmo. Nos hemos acostumbrado a aceptar dentro del nombre de cristiano cualquier cosa. ¡¡Y nos hemos acostumbrado a ir cambiando el Evangelio según nuestras necesidades particulares!!

 EpC ha resultado ser una signo de contradicción: como dijera el anciano Simeón viendo a Jesús niño: “ha sido puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser signo de contradicción (…) a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones” (Lc 2, 34). Pues, efectivamente, en estos años he sido testigo de cómo quedaban al descubierto las intenciones de muchos corazones: por un lado la actitud perversa de sus ideólogos, por otro lado la triste cobardía e incluso la traición de algunos cristianos y, finalmente, la actitud valiente de otros (especialmente muchos padres). EpC nos ha obligado a definirnos sacándonos de la ambigüedad en la que fácilmente vivimos nuestra fe. Ha resultado ser un test de nuestra coherencia y fidelidad manifestada en las diferentes actitudes que comento a continuación.

En primer lugar la actitud de los centros dirigidos por religiosos: Pertenecer a FERE (Federación española de religiosos de la enseñanza) como el mismo hecho de ser bautizado, por ejemplo, no es una garantía de fidelidad al cristianismo sino una ocasión para testimoniarlo. De este modo son muchos los religiosos que regentan centros con un ideario católico coherente, son muchos los que hacen una labor educativa espectacular incluyendo una atención ejemplar a alumnado con deficiencias psíquicas (por ejemplo, el trabajo que realizan algunos centros católicos de Toledo no podrían realizarlo ni de lejos los centros públicos). Son también bastantes los que han sabido decir públicamente la maldad de EpC y apoyar a los padres objetores. Pero también es cierto que no son pocos los que han camuflado su identidad católica para pasar desapercibidos ante la administración. Ellos también han disimulado su identidad hasta llegar incluso a aliarse con la administración. Conozco casos de directores que han intentado asustar a los padres recurriendo a un inspector (que, por cierto, en Andalucía, actúan como comisarios políticos). ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar? Me resulta repugnante la forma de colaborar con la administración de estos directores persiguiendo o poniendo todo tipo de trabas a los padres objetores. Ellos ciertamente, actúan como piedra de tropiezo, como piedra de escándalo, pues no solo no son capaces de confesar públicamente ante la administración la fidelidad a su ideario sino que colaboran con los que persiguen a los que sí testimonian su fe defendiendo la educación de sus hijos. He de recordar que algunas de las palabras más duras que podemos leer en el Evangelio están dirigidas a aquellos que escandalizan a otros. Sinceramente, si ya no son capaces de ser coherentes con la fe con la que iniciaron su camino vocacional, deberían quedarse a un lado, apartándose discretamente. Es una inmoralidad utilizar el nombre de cristianos solo como reclamo para captar clientes.

Creo que es útil recordar aquí la experiencia de sufrimiento de los cristianos de los primeros siglos. Ellos tenían claro que debían respetar las leyes romanas, que debían dar al César lo que es del César. Pero cuando el César les ordenó adorarlo, ellos se negaron a hacerlo: una cosa es cumplir las leyes humanas porque debemos convivir en una sociedad plural y otra cosa es renunciar a la propia identidad y a la conciencia. Y no solo eso (y en esto no puedo menos de pensar en los promotores del disimulo) aquellos cristianos se negaron incluso a firmar un papel declarando haber echado en el altar del emperador los granitos de incienso prescritos por la ley aunque de hecho no lo hubieran hecho: tal era la estratagema de algunos jueces piadosos en un intento desesperado de evitar su condena. Es decir, ellos consideraban igualmente repudiable no solo adorar al César, sino también simularlo.

Por eso me parece condenable la forma de disimular la maldad de EpC adoptada por muchos colegios religiosos diciendo que se podía adaptar al ideario. Pero ¿qué es lo que pretenden adaptar al ideario? ¿Acaso enseñar la Constitución necesita adaptación al ideario? ¿No será más bien que se trata de configurar la conciencia moral de los menores según los dictados del gobierno? Y siendo así, ¿qué garantías puedo tener de un centro que ni siquiera es capaz de decir públicamente que el ideario católico repugna ese currículo?

Pero más grave todavía me parece la responsabilidad de aquellos que han inculcado esta cobardía a muchos directores.

EpC como digo, ha puesto al descubierto las intenciones de los corazones: ha puesto de manifiesto en segundo lugar, la actitud perversa de sus ideólogos : los defensores de EpC coinciden todos ellos en un resentimiento hacia la Iglesia y su moral. Peces Barba, Victorino Mayoral, Fernando Savater o el mismo José Antonio Marina han expresado públicamente su rechazo a la iglesia católica y su crítica a la ética cristiana. En ellos, ciertamente, hay que percibir una intención que sobrepasa en mucho cualquier interés meramente docente. Estamos hablando de la ideología en estado puro, como interpretación de la realidad que pugna por imponerse a la fuerza. En el caso del Profesor de Filosofía José Antonio Marina, su cinismo resulta insultante cuando es capaz de hacer creer a muchos religiosos de colegios que es cristiano, cuando su noción del cristianismo es de abierta hostilidad al pensamiento de la Iglesia Católica. Él mismo advierte que es necesario superar la ética del cristianismo y sustituirla por una nueva ética de la que él mismo se considera profeta privilegiado.

 Dentro de este grupo de actitud perversa he de incluir no solo a quienes han participado por acción (con premeditación y advertencia plena) sino a todos aquellos políticos y funcionarios que por omisión han consentido en la imposición totalitaria del proyecto ideológico.

 Pero junto a la actitud perversa de sus defensores, EpC ha puesto al descubierto también nuestra tibieza. Volveré a contar aquí aquella anécdota del capitán italiano pues refleja con precisión la actitud de mucha gente frente a EpC (pienso sobre todo en muchos católicos):

El capitán salió audazmente de la trinchera gritando a pleno pulmón –Avanti tutto!!! Pero a los pocos pasos tuvo que detenerse viendo que sus soldados, todavía dentro de las trincheras, aplaudían con los ojos empapados en lágrimas exclamando: –Che coraggio!

En cierta ocasión vi una asamblea arrancar en aplausos enfervorizados ante las valientes palabras de un obispo defendiendo el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus propias convicciones morales y religiosas. Curiosamente buena parte de esa gente fue incapaz de secundar la movilización ciudadana por la objeción de conciencia alegando el criterio de la adaptación de la asignatura al ideario del centro. Ellos también sabían aplaudir el coraggio del capitán, mientras permanecían seguros dentro de la trinchera. Yo he sentido con profundo dolor cómo aquella asamblea de seglares que se celebró en el Encuentro Madrid (y a cuyos miembros considero hermanos), actuó con cobardía. Pero también he de reconocer que ciertamente representan la actitud de no pocos cristianos. Curiosamente para condenar el aborto sí han escrito recientemente un manifiesto muy crítico… al fin y al cabo no tienen nada que perder con esto. ¿Acaso los cristianos solo deben testimoniar la belleza del coraje siempre que no peligre su estabilidad social o económica? En algunos casos no digo que no haya que ser prudentes o astutos, pero estoy convencido que en otros muchos es, sencillamente, cobardía cuando no, traición.

 Finalmente, la tercera actitud que felizmente he encontrado es la de muchos padres que han arriesgado y sacrificado su tranquilidad por pura coherencia, También la de no pocos profesores y directores de centros que han tenido que aguantar las presiones de la administración por defender la libertad de los padres. Son cientos de padres los que con una generosidad sin límites han hecho una labor que ha repercutido realmente en la sociedad y sin la cual, la resistencia al totalitarismo habría sido nula. Gracias a ellos en España se ha frenado buena parte de la maldad de EpC, se ha evitado una agresión mucho más contundente y se ha conseguido mantener alerta a la opinión pública sobre un problema que afecta de lleno al fundamento mismo del sistema democrático. No tengo tiempo ahora de detallar el esfuerzo de esta gente que limitados por sus responsabilidades familiares han llevado a cabo un trabajo que ningún funcionario podría realizar jamás. Sin ellos, el totalitarismo del poder, insisto, no habría sido detenido.

Termino con una cita de Martin Luther King:

“Casi he llegado a la triste conclusión de que la rueda de molino que lleva amarrada el negro, que busca su tránsito hacia la libertad, no proviene del Ku Klux Klan. Proviene del blanco moderado que antepone el “orden” a la justicia, que prefiere una paz negativa –que supone ausencia de tensión– a una paz positiva que entraña presencia de la justicia. Dice continuamente: estoy de acuerdo con el objetivo que usted se propone, pero no puedo aprobar sus métodos de acción directa”. Carta desde la cárcel de Birmingham, 16 de abril de 1963.

 Por mi parte, pienso que en el caso de los cristianos, la pasividad no solo es responsable sino culpable por colaborar con el mal por omisión, y por denegar un testimonio justo en un momento en la que la historia nos lo exige. Sin embargo, la respuesta heroica de muchos cristianos, su entrega y su sufrimiento nos asegura que mientras haya testigos hay esperanza.