Eduardo Verástegui: Obama es mentiroso y un peligro para EEUU

El actor y productor mexicano Eduardo Verástegui calificó de mentiroso al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por cambiar su postura contraria al “matrimonio” homosexual, y señaló que el gobernante es un hombre muy peligroso, tanto para latinos como para los propios estadounidenses.

Entrevistado en el programa Showbizz, de CNN en Español, Verástegui señaló que Obama es “una persona a la que no le creo nada, que dice muchas mentiras, que está atacando la libertad religiosa, no sólo a la Iglesia Católica sino de cualquier religión”.

“Este hombre primero dice que está a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo pero que el matrimonio está reservado solamente para hombre y mujer, después cambia”, criticó.

Verástegui también señaló lo desastrosa que ha resultado la gestión de Obama para los latinos, a pesar de que este ofreciera ayudarlos en los problemas de reforma migratoria.

El actor y productor mexicano criticó que el actual presidente de Estados Unidos no sólo no hizo nada por mejorar la situación de los migrantes, sino que deportó a más de 1.2 millones de latinoamericanos. “En la historia nunca ha habido una deportación más grande”, indicó.

“La mayoría de ellos no tenía record criminal. Era gente buena y trabajadora que estaba aquí simplemente sacando adelante su familia”, señaló.

Al profundizar sobre la oposición de los católicos y la mayoría de latinos al mal llamado “matrimonio” homosexual, Verástegui remarcó que el hecho de que “una persona quiera ser reconocida legalmente, eso se llama unión civil. A lo mejor no estaré de acuerdo, pero lo respeto. En lo que yo no estoy de acuerdo es que le llamen matrimonio a una unión civil, cuando el matrimonio viene del latín mater, madre y monio, defensa, defensa de la madre”.

Verástegui descartó que haya discriminación al no permitirles a quienes experimentan una atracción por el mismo sexo el matrimonio, sino que se trata de llamar a las cosas por su nombre.

Para el actor, “si cambiamos los nombres de las cosas va a llegar un momento donde al rato comenzamos a llamarle a una computadora vaca. El matrimonio es la unión e un hombre y una mujer, eso es algo de derecho natural”.

Verástegui comparó a Obama con Plutarco Elías Calles, presidente de México a comienzos del siglo XX que inició la persecución religiosa contra la Iglesia Católica, la cual desencadenó la Guerra Cristera en donde murieron 90 mil personas.

Este episodio de la historia mexicana ha sido llevado al cine en la película Cristiada, estrenada recientemente con gran éxito en México, en la que Verástegui interpreta al Beato Anacleto González Flores.

“Para mí Plutarco Elías Calles y Obama parecen la misma persona. Empiezan a hacer una ley, luego otra ley, luego otra ley. Al rato van a pedir a los sacerdotes o a los pastores que tienen que ser testigos del matrimonio gay, sino lo haces te van a meter a la cárcel”.

Verástegui criticó que a sus hijos les podrían enseñar que no hay diferencia entre matrimonio natural y uno entre dos personas del mismo sexo. “Sí hay una diferencia, no se llama eso matrimonio”.

Para el actor de Cristiada, “hay una agenda política debajo que va más allá de lo que tú y yo podemos ver. Todo está con una estrategia de ‘vamos a destruir la Iglesia’”.

“Plutarco Elías Calles lo trató de hacer y murieron 90 000 personas. Lo hizo Hitler también con la persecución contra los judíos”.

Verástegui señaló que en la historia “siempre hay líderes que son muy carismáticos para conquistar y seducir a la gente”

“En mi opinión, este (Obama) es un hombre es muy peligroso, no solamente para cualquier religión, (sino) para la comunidad latina y para el ciudadano americano”.

“(Obama) no es un hombre que ama a Estados Unidos. Creo que es un hombre que está haciendo mucho daño”.

Aci prensa

Eduardo Verástegui: “La cultura de la muerte es igual que el nazismo”

Eduardo Verástegui: “La cultura de la muerte es igual que el nazismo”

Eduardo Verástegui y Gador Joya, portavoz de Derecho a Vivir (DAV

 

 

 

 

 

 

 

 

El actor mexicano anuncia la producción de cinco películas y la apertura de una clínica en Los Ángeles para ayudar a embarazadas con problemas

Eduardo Verástegui, protagonista de la película Bella, presentó ayer en Madrid el IV Congreso de eCiudadanos y los Premios HazteOir, junto con la doctora Gádor Joya, portavoz de la plataforma Derecho a Vivir. Los premios se entregan en la noche del sábado en el madrileño hotel NH Eurobuilding, y han recaído en Mauricio Casals, presidente de La Razón (categoría de Empresa); en  José Javier Esparza, director de La estrella polar de COPE (Medios de Comunicación);  en Eugenio Nasarre, del grupo Parlamentarios por la Vida y la Dignidad (Política); y en el propio Eduardo Verástegui (categoría de Sociedad Civil).

Gádor Joya criticó que se haya gestado una ley del aborto “sin debate ni siquiera político, ya que las discusiones de la subcomisión fueron a puerta cerrada, y la propuesta la elaboró un comité de expertos creado por el Ministerio de Igualdad, que era cien por cien abortista”. Señaló el reciente informe del Consejo Fiscal que apunta a la inconstitucionalidad de la ley de plazos, y la Marcha por la Vida del 29 de marzo, como pruebas de que la sociedad no quiere una ley de aborto libre como la de plazos.
   

Eduardo Verástegui habló de su empeño por “ser voz de los que no tienen voz y defender a los que no se pueden defender”. Mencionó un reciente diálogo, a las puertas de un centro abortista, con una joven, que le ayudó a comprender “que no se da información real, objetiva, verdadera, necesaria, que ayude a las mujeres a tomar una decisión, favoreciendo la vida y no la muerte”.

Clínica Guadalupe

Verástegui  anunció que ha puesto en marcha un proyecto para construir una clínica que ayude a las embarazadas, en un barrio hispano de Los Ángeles donde hay nueve clínicas abortistas. La clínica se llamará Guadalupe y tratará de dar a esas mujeres “todo lo que necesiten: trabajo, alimento, posibilidades de adopción”.
   

El actor y productor mexicano explicó su esfuerzo por trasmitir un mensaje provida porque “ni sumando las muertes causadas por el nazismo y el comunismo, resulta una cifra comparable con las de los abortos, ya que cada año son abortados en el mundo 42 millones de niños. Por eso siento que no estoy haciendo suficiente para defender la vida. Las leyes de muerte nos afectan a todos. Cuando en un país permitimos que el bebé más indefenso corra peligro, la vida deja de tener valor objetivo”.

“El aborto no debería existir”, concluyó Verástegui; “la cultura de la muerte es como el nazismo. Éste enfrentaba al vecino contra el vecino; el comunismo, a los pobres contra los ricos; y la cultura de la muerte a la madre contra su hijo. Con la eutanasia el hombre pierde el respeto a sí mismo y se ve como un objeto. Es importante defender el derecho a vivir de todos. Creo que hay que tratar a todos como nos gustaría que nos trataran a nosotros. Todos podemos hacer algo por salvar la vida de los que corren el riesgo de no nacer”.

Vota el video de Eduardo Verástegui.

Como sabeis, el martes estrenamos en YouTube “Derecho a Vivir, el vídeo”, protagonizado por Eduardo Verástegui, actor y productor de la película Bella. Un vídeo basado en la capacidad de expresión y de comunicación de Eduardo, que explica, en poco más de dos minutos, cuestiones como:

– Qué es el aborto
– Qué pretende el Gobierno de España en relación con el aborto
– Qué podemos hacer para pedender la vida y acabar con el aborto

El vídeo está disponible en la siguiente dirección:

http://es.youtube.com/watch?v=na83C35VwQo

Estoy seguro de que este vídeo puede ser un elemento informativo central en la campaña por el Derecho a Vivir que nos va a implicar, al 100%, en los próximos meses. Este vídeo no sólo conciencia sobre el terrible drama del aborto. También mueve a la acción por el derecho a vivir.

El vídeo está tocando los corazones de muchos. Esto es lo que le están diciendo a Eduardo Verástegui los miembros de Derecho a Vivir:

  • DIOS te bendiga, y nos conceda muchas personas como tu, valientes y sin miedo de decir la verdad.
  • Vi tu pelicula y me cautivo, pero tu mensaje de hoy es para enmarcar. Juntos podemos pero ahora seremos mas, y acompañados de la oracio’n de todos los cristianos en el Mundo, lo conseguiremos . Un fuerte abrazo y adelante.
  • Al ver y escuchar este vídeo siente uno un plus de fortaleza, hay gente tan valiosa como Eduardo Verástegui, que siempre invita a la esperanza.
  • Muchas gracias Eduardo. Garcias por tu testimonio y tu compromiso. Eres un grandísimo ejemplo para un montón de gente. Con personas como tú es como se mueve el mundo.
  • Hola Eduardo, me gustaria conocerte en persona, estas consiguiendo hacer de mi lo que no ha conseguido mi madre… Muchas gracias.

Y si quieres leer más mensajes, o enviar el tuyo, puedes entrar en:

http://derechoavivir.org/2008/12/05/escribe-tu-mensaje-a-eduardo-verastegui-aqui/

Desde el lanzamiento, hace tres días, el vídeo ya ha sido visto por 76.047 personas. Pero queremos que lo vean al menos 150.000 personas. O muchas más. Por eso contamos contigo para hacérselo llegar a tus amigos y familiares.

El día que se lanzó, el vídeo fue también el más visto en YouTube ese martes. Estos son los galardones que nos ha concedido YouTube (en este momento):

#4 – Más visto (esta semana)
#2 – Más votado (esta semana)
#6 – Más comentado (esta semana)

Pero batir todos los récords. Por eso te animamos a que:

1) Entres en el vídeo: http://es.youtube.com/watch?v=na83C35VwQo

2) Votes el vídeo pinchando en las estrellitas:

3) Dejes algún comentario en la página, abajo del todo:

¡Muchas gracias!

Eduardo Verástegui: “Como católico, tuve que poner mi fe en el centro de mi vida”

Dice Eduardo Verástegui que “la amistad es como un elevador: tus amigos te suben o te bajan”. Con él pasa algo parecido, lo que pasa con las personas que están cerca de Dios: sin quererlo, o queriendo, tira hacia arriba de la gente que tiene a su alrededor, sólo con su ejemplo hace que quieras ser mejor persona.

Ese espíritu, el mismo que le hizo decir a Juan Pablo II que la verdad se propone, no se impone, es el que ha conducido la producción de la película Bella. Igual que la productora que crearon él, Alejandro Monteverde y Leo Severino, Metanoia Films, su primera película, BELLA, pretende ser “una vela en el corazón de la gente, un punto de luz en medio de la oscuridad”:

“Es una historia basada en hechos verídicos. Una historia que no le dice a la gente qué hacer o qué no hacer. Es una historia real, una historia de amor que va más allá del romance.

Bella habla de muchísimas cosas: habla del perdón, habla de la reconciliación, habla de la amistad verdadera. Dos almas rotas que se juntan en Nueva York y se pasan 24 horas juntas, ayudándose la una a la otra para salir adelante y sanarse la una a la otra. Es una película muy abstracta, muy impresionista, con un lenguaje simbólico muy importante y que, además, le canta a la vida. Es una película que celebra la vida”.

Pero, ¿cómo se hace para, a través del arte, mostrar un valor, por ejemplo el dolor, como algo bueno sencillamente contando una historia?

Como lo hicimos en Bella. Este personaje que estaba en la cima de la montaña, lo tenía todo en la vida. Al menos, lo que él pensaba que era todo: dinero, fama y éxito. Algo le pasa en su vida muy doloroso, muy trágico, y José se convierte en un muchacho trabajador, callado, prudente, honesto, siempre buscando cómo ayudar a los demás, haciendo sacrificios para enfocarse en los demás siempre. Tú vas a ver una persona centrada, que no la puedes ni siquiera atacar, porque es una persona buena. Y esa bondad que nace de él fue producto de ese dolor.

Ahora, esto es una historia: Bella. Hay miles de historias que podemos contar de cómo el dolor, una tragedia junto a una familia, transformó a una sociedad. ¿Y cómo lo hacemos? Contando las historias. Todos tienen corazón, todos tienen sentimientos. En el momento en que tú empiezas a predicar en una película, a decirle a la gente: “esto es lo que tienes que hacer”, pierdes a la audiencia. Pero si cuentas una historia y cuentas los frutos de la historia, y cuentas las consecuencias de una cosa y las consecuencias de otra, de una manera muy artística, muy visual, todo el mundo entiende.

Insistes mucho en la idea de que es una historia de amor más allá del romance. ¿Qué diferencia supone con respecto a otras películas que a lo mejor sólo muestran el romance y no van más allá?

Es diferente. Yo creo que hoy en día la mayoría de las películas se enfocan mucho en el amor eros. Bueno, ni siquiera en el eros, porque es el eros pero completamente desordenado. En cambio, aquí estamos hablando de un amor ágape, el amor verdadero: cuando alguien está dispuesto a sacrificarlo todo, a morir por alguien sin esperar nada a cambio. Es el amor del sacrificio. No es la típica historia de amor dónde vas a ver unas personas que de pronto se enamoran y se casan y son muy felices… Acá vamos a ver una historia diferente, no hay un amor romántico sino un amor que tiene un ser humano a otro ser humano, de quererse ayudar el uno al otro. El amor que todo el mundo tiene que tener, el amar a tu prójimo como a ti mismo. Básicamente ésa es la historia de Bella.

También has hablado en muchas ocasiones de otro de los fines de Bella:

Elevar la dignidad de los latinos en Estados Unidos y en el mundo entero, dignidad que ha sido bastante atropellada por Hollywood y muchas veces por nosotros mismos: cuando nos involucramos en proyectos que ponen a los latinos como lo peor de lo peor: como bandidos, o delincuentes, como prostitutas o borrachos, o traficantes o asesinos, criminales, rateros, abusadores, o mujeriegos… pues, obviamente perjudicamos a nuestra comunidad. No somos parte de la solución, somos parte del problema. Terminamos envenenado, envenenándonos a nosotros mismos. Entonces, la idea de Metanoia Films es contar historias reales, artísticamente también que sean muy ricas, pero también películas que muestren el verdadero rostro de los latinos en Estados Unidos y en el mundo entero.

Y, ¿cómo llegasteis hasta aquí? ¿Cuándo decidisteis crear una productora con estos fines?

El cine, la televisión, la radio, Internet, las revistas, el periódico… los que trabajamos en esto tenemos una gran responsabilidad. Responsabilidad que, por ejemplo, yo no asumí por muchos años. Me tomó diez años de mi vida para abrir los ojos y darme cuenta, no solamente de que yo me sentía vacío, no solamente que me estaba sintiendo mal, no era feliz y estaba solo, sino que también estaba siendo parte de este problema, en lugar de la solución, y, en mi opinión, estaba tal vez envenenando a nuestra sociedad sin darme cuenta, por ignorancia.

Gracias a Dios, a través de personas que conocí y de reflexionar y cuestionarme muchas cosas, por la gracia de Dios me di cuenta de que ése no era el camino. Le prometí a Dios que jamás volvería a trabajar en un proyecto que ofendiera mi fe, mi familia o mi comunidad latina. Y también le pedí ayuda: “ésa es mi intención, solo no voy a poder”.

Es por eso que, como católico, tuve que poner mi fe en el centro de mi vida, cosa que no había hecho antes. He sido católico toda mi vida, desde que me bautizaron, pero mi fe no era el centro de mi vida. Y no porque no quisiera, sino por ignorancia, porque no conocía mi fe. Uno no puede amar y servir lo que uno no conoce.

Ahí es dónde empieza este estudio de conocer mi fe de una manera más profunda: estudiar filosofía, teología, apologética… y ahí es cuando yo pongo a Dios, mi fe, en el centro de mi vida. Todo lo que yo hago es inspirado por Él y para Él. Es por eso que voy a Misa todos los días, rezo el Rosario todos los días… para poder sobrevivir en ese ambiente. Y para poder caminar hacia adelante, con los pies bien puestos sobre la Tierra y con los ojos en Él, arriba en el Cielo.

Me quedó muy claro hace seis años que el propósito de mi vida no es el de ser una estrella de cine, o ser famoso como yo lo pensaba antes. El propósito de mi vida es conocer, amar y servir a Dios. Todos somos llamados a ser santos. La santidad es lo que tenemos que alcanzar y lograr con ayuda de Dios a través de los sacramentos y la oración, y trabajando, poniendo tus talentos al servicio de los demás: tratar de caminar con espíritu de gratitud, de servicio, de humildad, y pedirle que me ayude para poder trabajar utilizando un talento y sirviendo a nuestra sociedad y contribuyendo de una manera positiva para que este mundo sea un mundo mejor. Eso es lo que trato de hacer.

¿Por eso creasteis Metanoia Films, porque, como la Madre Teresa de Calcuta, preferís encender una vela que maldecir la oscuridad?

Claro, no estamos en Hollywood para maldecir la oscuridad, sino para ser una luz en la oscuridad. Y eso es lo que tratamos de hacer con Metanoia, prender una veladora en los corazones de la gente.

Metanoia es una palabra en griego que tiene dos significados: el significado científico es cuando el planeta Tierra gira hacia el sol para poder tener un día, tener la luz del sol para poder ver. Ésa luz en la oscuridad, ésa rotación de la Tierra hacia el sol, le llaman los científicos Metanoia.

El significado espiritual es conversión, arrepentimiento, cambio. Darte cuenta de que hiciste algo malo, y te arrepientes, eso es una luz en la oscuridad. Es como estar utilizando tus talentos de una manera egoísta y lastimando a la gente, y de pronto te das cuenta de que eso estaba mal, te arrepientes y, después de eso, retomas un nuevo camino con espíritu de servir.

¿Y cuál es la oscuridad que pretendéis combatir? Bueno, combatir no, porque vosotros lo planteáis en positivo…

¿Qué oscuridad? Bueno, hay mucha oscuridad hoy en día. ¿A qué me refiero con esto? Las guerras injustas, los celos, la ambición desmedida, la mentira, la manipulación, el egoísmo… ese tipo de oscuridad. El rencor, el odio, la falta de humildad…

Yo creo que la mejor manera de hacerlo es amando más y juzgando menos. Por eso es muy importante evitar palabras como ataque, en contra, eliminar… que ya de entrada te encasillan en algo negativo, y aquí es lo opuesto: crear un ambiente positivo, un ambiente de amor, de luz, de servicio; crear un apostolado de amistad. Todos somos hijos de Dios, por eso todos debemos ser amados y respetados, aunque en muchas ocasiones a lo mejor no estemos de acuerdo en algo, eso no me hace a mí faltarte al respeto o insultarte. Por eso, los diálogos en un ambiente sano y educado son muy importantes para llegar a la plenitud de la verdad. Finalmente, todo ser humano quiere ser feliz y todo ser humano quiere amar y ser amado. Entonces, ¿cómo ayudarnos para lograr nuestro objetivo y nuestro propósito en la vida? Es por eso que para mí el arte es muy importante, porque puedes aprovecharlo como una plataforma, como un medio para poder contar historias, y que las historias cada uno las platique y de alguna manera se pueda elevar el intelecto de la audiencia hacia lo que es bueno, bello y verdadero.

Los valores que tocamos son valores universales. Yo creo que es una película con un tema bastante universal, porque el dolor es un lenguaje universal, el amor es un lenguaje universal, todo lo que toca Bella son valores elementales que, hoy en día, tristemente, se están perdiendo en nuestra sociedad, esencialmente en la juventud. Entonces, de alguna manera, lo que también pretendemos es rescatar esos valores, reafirmar esos valores a través del cine, contando historias divertidas, historias que te hagan reír, te hagan llorar, te hagan reflexionar, te hagan pensar…

Ésa es la idea: películas que tengan un impacto positivo en la sociedad.

Eso es lo que han hecho con Bella: “una película que yo espero que cuando la gente la vea se vayan valorando la vida, se vayan reflexionando sobre cosas importantes, como una de ellas el perdón. Amar más y juzgar menos. Quejarse menos en la vida. Que se vayan valorando la vida. Claro, entretenidos, pero también movidos y tocados. Que se vayan con una vela prendida en el corazón, queriendo ser mejores seres humanos. El arte para mí tiene que sanar, y Bella es como un curita, es un curita que traspasa el pecho de la persona y lo coloca en el corazón, en alguna herida que el corazón pueda tener”.

Texto y fotos: Susana Ariza Rossy

Nació el 21 de mayo de 1974 en Tamaulipas, Méjico. A los 18 se instaló en Ciudad de Méjico para dedicarse al mundo de la música y el cine. Diez años después consigue un papel en una película de Hollywood, por lo que viaja hasta allí.

Es, curiosamente, en ese ambiente (“dónde abundó el pecado, sobreabundó la gracia”), dónde, las pacientes oraciones de su madre y la insistencia de su profesora de inglés logran que vuelva la mirada hacia Dios.

Después de su conversión creó, con dos amigos, Alejandro Monteverde y Leo Severino, la productora Metanoia Films, cuyo primer fruto es la película Bella, ganadora de varios premios -premio a la mejor película y al mejor actor (Movie Guide Awards), Premio del público (Toronto Film Festival), Crystal Heart Award y Gran Premio (Heart Land Festival)-. Aunque, lo mejor que tiene es que ha logrado que muchas mujeres que iban a abortar hayan cambiado de idea y hayan tenido a sus hijos.

La película se acaba de estrenar en España. Ésa es la razón por la que Eduardo Verástegui ha estado en nuestro país. Desde aquí, nuestro agradecimiento por habernos dedicado parte de su tiempo.

Entrevista con la periodista María Ángeles Fernández

Los padres somos un medio de Dios para la vida.

“Adopción. Al encuentro de la vida”

Este miércoles se presentó a los medios de comunicación el libro “Adopción. Al encuentro de la vida”, escrito por la periodista María Ángeles Fernández, directora de los programas “Últimas Preguntas”y “Frontera”, ambos en Radiotelevisión Española. Además de la autora, en la presentación intervinieron el actor Eduardo Verástegui, protagonista de la película “Bella”, y Luis Fernando Vílchez, profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad Complutense de Madrid. Zenit entrevista a María Ángeles Fernández.

–Es un libro en el que se habla mucho de la apertura a la vida.

–María Ángeles Fernández: Para mí la adopción, como la maternidad o la paternidad biológica es eso, apertura a la vida. Los padres somos un medio de Dios para la vida. En el caso de serlo mediante la adopción la diferencia es que los niños han nacido de otros padres que por alguna circunstancia no les han podido atender y somos otros los que continuamos ese camino.

–¿Cómo se toma esa decisión?

–María Ángeles Fernández: Yo lo vivo, clarísimamente, como una vocación: la de ser madre. Para mí es una llamada que viene del Amor y a la que se da respuesta a través del amor al servicio de la vida. Llega un momento en el que decides dar respuesta concreta a esa llamada y a partir de ahí comienza un proceso que es como una gestación. Igual que una gestación biológica, también con algunos problemas y dificultades, pero siempre maravillosa porque estás en estado de buena esperanza. Mientras el niño que será tu hijo crece en cualquier lugar del mundo, tú también vas creciendo, vas madurando y te vas preparando para el encuentro y esa vida que vamos a iniciar juntos.

–Pero, ese tiempo de espera la mayoría de las veces es muy largo…

–María Ángeles Fernández: Demasiado largo. Sobre todo por los niños que están esperando en un orfanato. Comprendo que los padres necesitamos un tiempo de gestación, como te decía antes, pero hay que agilizar los trámites porque no es justo que los niños esperen tanto tiempo.

–¿Cómo está planteado el libro?

–María Ángeles Fernández: He tratado de describir cronológicamente el proceso de adopción, desde que el matrimonio o la persona se plantean adoptar un niño hasta que el pequeño está en casa, crece y un día sugiere a sus padres que quiere conocer el lugar donde nació, es decir, indagar en sus orígenes. Así, en la primera parte, abordo temas como las decisiones que hay que tomar al inicio (país de origen, edad, etc.) y los duelos que, en ocasiones, se han de superar; cómo vivimos el largo tiempo de la espera de un modo activo, etc.

En la segunda parte trato cuestiones como el encuentro entre los padres y el niño, la vinculación afectiva, algunas alteraciones psicológicas o físicas que puede presentar nuestro hijo, etc. He contado con los testimonios de muchas familias y también con las experiencias y los estudios de médicos, psicólogos, maestros, juristas, trabajadores sociales, etc. A lo largo de todo el libro trato de ponerme tanto en el lugar de los padres como en el del hijo, sobre todo desde el punto de vista de los sentimientos, las emociones. La adopción, desde luego, es mucho más que unos trámites burocráticos.

–¿El libro está dirigido a personas o matrimonios que quieren adoptar?

–María Ángeles Fernández: No solamente. Es un libro pensado también para los abuelos, los tíos, los amigos de los futuros papás y, como no, para los maestros, los médicos… Es decir, para cualquier persona que en algún momento se relaciona o se puede relacionar con una familia que se amplía a través de la adopción. La adopción es una realidad cada vez más grande, pero de la que aún se desconocen muchas cosas y de la que aún existen muchos tópicos.

–¿Por ejemplo?

–María Ángeles Fernández: Pues hay mucha gente que dice: “¡qué obra de caridad vas a hacer!”. No, no es eso. Yo voy a ser madre, no una ONG. Yo voy a ser madre de una niña, no la voy a apadrinar, ni voy a hacer voluntariado. Aquí yo me implico de otro modo, contraigo una responsabilidad para toda la vida: voy a ser su madre. También existe la creencia errónea de que todos los niños que han sido adoptados, fueron abandonados por su familia biológica.

Las causas por las que un niño queda bajo la tutela de una Administración son muy variadas: malos tratos, explotación laboral, negligencia,… pero en muchas ocasiones lo que ocurre es que su madre no puede hacerse cargo de su crianza y educación. En este caso, creo que es justo reconocer la generosidad y el amor de esas mujeres que, a pesar de las enormes dificultades, deciden llevar a término su embarazo, sabiendo que no podrán hacerse cargo de su hijo, para después entregarlo en adopción y que pueda vivir en una familia.

–Y, en su caso, ¿qué papel juega la fe?

–María Ángeles Fernández: Si trato de que la fe esté presente en todos los órdenes de mi vida, ¡cómo no lo va a estar en algo tan importante como la maternidad! Existe un proverbio chino, muy usado por los padres que esperan a sus hijos, que habla de un hilo rojo que los une, ese hilo se puede tensar, pero nunca se rompe. Yo digo que me siento unida a mi hija, no por un hilo, sino por unas Manos que nos aprietan bien fuerte, a ella que está en México y a mí en España, y que cada día nos unen un poco más. Espero que nunca nos suelten…

–En el libro habla usted de los vínculos del amor, que comienzan a establecerse prácticamente desde el primer momento de iniciar los trámites…

–María Ángeles Fernández: Claro. Es que lo que comenzó siendo un deseo poco a poco se va convirtiendo en amor hacia un niño cuya presencia no sentimos físicamente, que tal vez tendrá unos rasgos muy diferentes a los nuestros, pero que va a ser nuestro hijo. Como dice Saint-Exupéry en “El Principito”, sabemos que “no es uno más entre cien mil chiquillos, para nosotros es único en el mundo, como nosotros lo seremos para él”. Este vínculo comienza a formarse sin la presencia física del niño, pero hay elementos externos que, desde el punto de vista emocional, ayudan a establecer esos lazos: la relación con otras familias, con el país de origen del pequeño, que es la cuna de nuestro hijo, etc. Después, tras el encuentro de padres e hijo, ese vínculo se va fortaleciendo día a día. Es cuando, realmente, adoptamos a nuestro hijo y, muy importante también, él nos adopta a nosotros como padres.

–A veces, ese proceso no es fácil…

–María Ángeles Fernández: Efectivamente, puede no ser fácil. En las adopciones hay un porcentaje de fracasos del que no se habla apenas, pero es bueno conocer qué ocurre para tratar de poner soluciones y evitar un nuevo abandono. Los niños vienen con una mochila, la de su pasado, repleta a veces de experiencias negativas que pueden provocar unas conductas que hay que reconducir. Y, en ocasiones, somos los padres los que tenemos unas expectativas irreales respecto a nuestro hijo que, obviamente, debemos recomponer.

–¿Qué ocurre si el niño dice que quiere conocer sus orígenes?

–María Ángeles Fernández: Pues que es totalmente normal y los padres debemos apoyarle en esa tarea. Desde el primer momento hay que vivir y hablar de la adopción con toda naturalidad. Todos hemos de reconciliarnos con el pasado y, sobre todo, con esas personas, sus primeros padres, que no supieron o no pudieron atenderle. El odio, el recelo y la amargura son piedras enormes en el camino del amor. La decisión del niño de visitar el lugar donde nació e, incluso, conocer a su familia biológica, debe ser libre y personal, pero los padres debemos acompañarle en esta tarea, ayudarle a encajar las piezas que faltan en el puzzle de su vida.

Video. DERECHO A VIVIR.

Querido/a amigo/a:

Soy Eduardo Verástegui, actor y productor de la película Bella.

Quiero pedirte dos minutos de tu tiempo para escuchar el mensaje que quiero comunicarte a través de un vídeo que he grabado para ti.

Como sabes, yo ya he dado un paso al frente.

Porque quiero hacer todo lo que esté en mi mano para defender la vida de los seres humanos más indefensos: los no nacidos; Porque quiero apoyar a las mujeres que se encuentran con un embarazo inesperado; Porque quiero contribuir a parar el holocausto – silenciado – del Siglo XXI que es el aborto…

Por todo eso, yo me he unido a Derecho a Vivir, por eso te pido que no pierdas un minuto y:

* Reenvía este mensaje a tus amigos y familiares
* Si todavía no lo has hecho, te pido que te unas a la plataforma Derecho a Vivir firmando en: http://www.derechoavivir.org

No lo dejes para luego. Sé la voz de aquellos que no tienen voz pinchando en:

http://www.derechoavivir.org

No quiero desperdiciar esta oportunidad para agradecerte el tiempo que has dedicado a la difusión de la película “Bella”. Gracias a ti y a miles de espectadores – a los que esta película ha tocado el corazón – Bella ha logrado superar el millón de Euros de recaudación en 100 salas de toda España en apenas tres semanas. Esperamos que todavía muchas personas puedan beneficiarse de su mensaje y que se mantenga en los cines por muchas semanas más.

Hasta el día de hoy Bella ha salvado a más de 25 bebés que iban a ser abortados. Estos son los casos de los que nos hemos enterado, pero yo creo que ya han de ser miles de vidas las que esta película ha salvado. Ayúdanos a que Bella siga salvando más vidas. Por eso te lo ruego: no dejes de recomendarla.

¡Muchas gracias por todo tu apoyo!

Eduardo Verástegui
Comprometido con el Derecho a Vivir
http://derechoavivir.org

Hoy estreno de BELLA.

Listado de Cines y horarios donde la estrenan en Valencia.

¡HAY QUE VERLA!

CARTELERA
Drama
Bella
“Bella”
FICHA TÉCNICA
Director Alejandro Gómez Monteverde
Intérpretes Eduardo Verástegui, Tammy Blanchard, Manny Perez, Ali Landry, Angélica Aragón, Jaime Tirelli, Ramón Rodríguez, Lukas Behnken
Música Stephan Altman
Montaje
Fotografía Andrew Catalogo
Productor Sean Wolfington, Eduardo Verástegui, Leo Severino, Alejandro Gómez Monteverde
Guión Alejandro Gómez Monteverde, Patrick Million, Leo Severino
DATOS DE INTERÉS
Calificación Pendiente por calificar
Duración 91
Año 2006
Paises México, EE.UU.
Distributora shackleton
Productoras Metanoia Films, The One Media, MPower Worldwide
SINOPSIS

Jose, una estrella mexicana del fútbol, está a punto de firmar un contrato multimillonario cuando una serie de fatídicos acontecimientos truncan su carrera para siempre. Nina es una mujer bella y emprendedora que está buscando hacerse un hueco en Nueva York trabajando como camarera, pero de pronto descubre que hay algo para lo que no está preparada. Los destinos de estas dos personas se van a cruzar en un momento difícil, lo que no impedirá que compartan un día inolvidable que cambie sus vidas.

ABC… El Saler Información del cine
SALA: Sala 1 / Aforo: 480 personas
Bella
Viernes 07 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Sábado 08 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Domingo 09 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Lunes 10 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Martes 11 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Miércoles 12 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Jueves 13 de Noviembre 16:35, 20:10, 22:40
Cines Lys Información del cine
SALA: Sala 1 / Aforo: personas
Bella
Viernes 07 de Noviembre 00:50, 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Sábado 08 de Noviembre 00:50, 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Domingo 09 de Noviembre 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Lunes 10 de Noviembre 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Martes 11 de Noviembre 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Miércoles 12 de Noviembre 16:20, 18:20, 20:25, 22:50
Jueves 13 de Noviembre 16:20, 18:20, 20:25, 22:50