Prohibidas las visitas a la Basílica del Valle de los Caídos

Manuel Gómez-Calcerrada Benítez

 

 

“A partir del lunes, el Patrimonio Nacional, en manos del PSOE, prohibe las visitas al Valle de los Caídos, que queda de esta forma clausurado.
Después de duras gestiones llevadas a cabo por el Abad de la Abadía Benedictina del Valle y del Obispado de Madrid, se ha conseguido solamente.                        que se permita la entrada para asistir a la misa conventual que se celebra a diario a las 11 de la mañana, permaneciendo la puerta de acceso                                          al Valle abierta desde un cuarto de hora antes de comenzar la misa hasta media hora después de su finalización.
También quedan prohibidas todas las actividades de tipo religioso, cultural y social que se desarrollaban en la Hospedería (retiros espirituales             incluídos) y que era una de las pocas fuentes de ingresos económicos que tenía la Comunidad Benedictina, ya que el Patrimonio ha suprimido                              los costos de mantenimiento del Monumento.
El Gobierno de Zapatero está haciendo todo lo posible para que los frailes se vayan y que vuelvan a Silos, que es el Monasterio que fundó la Abadía                        de la Santa Cruz y Santa María del Valle de los Caídos.
Como veréis, mucha democracia, pero los sociatas cada vez prohíben más cosas, con más odio y más rencor…”

Añado mi información:

1) Situación legal del Valle de los Caídos
Parece ser que el Caudillo lo incorporó al Patrimonio Nacional. El actual jefe del Estado, al hacerse cargo del Patrimonio Nacional,                                                            no aceptó la gestión del Valle de los Caídos. De esta forma, aun siendo propiedad de la Nación española, no pasó a depender de la institución                           Patrimonio Nacional, quedando su gestión en manos del gobierno de turno.
Este gobierno designó a la Vicepresidenta primera, Fernández de la Vega,  como responsable del Valle.
Existe un contrato desde 1958 para que una comunidad benedictina, dependiente del monasterio de Silos, atienda el culto en la Basílica,                                                 y ocupe las instalaciones de la Abadía, por 100 años.

2) Situación actual, en cuanto a actividades
Las visitas se prohibieron a primeros de Diciembre, con el pretexto de que en los mosaicos de la cúpula había una bandera de Falange y otra                                    del Requeté  (poco visibles) que les ofendía. 
El Abad, don Anselmo, preguntó repetidas veces a las autoridades si la prohibición era por obras o por otra razón. “Nuestras instituciones                                                democráticas” no le han dado respuesta.
La situación actual es:
– La entrada al Valle es gratuita (ya no se cobra a la entrada). De esta forma, se niega al Valle una de sus fuentes de ingresos fundamentales.
– Se puede llegar en coche a la explanada, y entrar hasta la tienda de recuerdos. Pero  no se permite el paso más adelante, porque las puertas                                   están cerradas.
– Se abren esas puertas todos los días a las 10,45, para asistir a la Misa diaria de 11, y se cierran  a su terminación, como decimos antes. Solo se                          pueden ocupar los bancos de la nave principal y no los de los dos brazos de la Cruz. Además, no se puede pasar a la tumba de Jose Antonio                              (mucho menos a la de Franco, que está detrás del altar), porque unos gruesos cordones lo impiden. Hasta el punto de que la comunión se da                                   por encima de dichos cordones (supongo que es una de las querencias chequist as  del actual gobierno).
– No existe partida presupuestaria en 2010 para el Valle de los Caídos.
– No se permiten actividades tipo congresos o seminarios en la Abadía (otra de las escasas fuentes de financiación del Valle).
– Parece que se permitirá la apertura de la Abadía (como todos los años) a partir de Febrero, para pernoctar. El comedor-restaurante sigue abierto                        (de momento).

3) Mis conclusiones
–  Se quiere asfixiar económicamente al Valle para que se hunda (en sentido económico y físico) porque estos impresentables no quieren que se                                les compare con los talibán volando las estatuas de Buda de Bamiyán y pretenden que se venga abajo sólo, por falta de mantenimiento,
– Al quitar el pago en la entrada, se facilita la entrada a grupos (como ETA) que haría lo que ellos quieren hacer, pero no se atreven (las nueces                                 del árbol no las ha recogido sólo el PNV desde que existe la banda).
– Como no quieren rescindir el contrato con la co munidad benedictina, esperan hacer la vida imposible a los frailes, para que sean ellos                                              0 los que, al verse enmedio de un asunto politizado, decidan retirarse a  cumplir con su Regla de “ora et labora”, fuera “del siglo”.                                                                 No podemos dejar sólo a D. Anselmo ante esta situación (se necesitan ideas).

4) Pienso que es necesario dar ánimos al Abad (mensajería electrónica o entrega en manos de cartas de aliento) y frecuentar el Valle                                                         en los fines de semana (o entre semana, quienes puedan) para comer en la Hospedería o, simplemente, hacer acto de presencia.

No olvidemos nunca que los autores de esta situación son, en muchos casos, hijos de altos cargos del franquismo. “Cría cuervos….”.

Y, desde luego, no esperemos que el actual régimen político cambie la situación. Los cambios en política viene siempre de minorías, tanto                                         en dictaduras como en democracia. Creo que ya es hora de que alguien diga que lo que tenemos es como “el traje del rey”, que i ba desnudo,                                     pero todos decían que era un magnífico traje, hasta que un niño dijo la verdad, y entonces se les cayó la venda a todos aquellos borregos.

Estos no respetan nada (por algo son el “revival” del Frente Popular), y seguirán destruyendo, mientras no se les haga una oposición fuerte.                                          Y esa oposición  no viene por recurrir a los tribunales (no hay separación de poderes en España, aunque formalmente sea una democracia).                               Ellos utilizan la ley a su capricho, y también se la saltan cuando les conviene. Juegan siempre con hechos consumados. Aprendamos de ellos.

Saludos,

Nota: En los botones de los uniformes del personal del Patrimonio Nacional figuraba la cruz del Valle de los Caídos.