Zapatero, caótico: “El derecho a la vida es el Derecho Supremo”

“El derecho a la vida es el derecho supremo”. Esta frase la firma el mismo presidente del Gobierno que ha hecho una radical ley del aborto su bandera. Zapatero pronunciaba estas palabras en la inauguración del Coloquio Internacional sobre la abolición de la pena de muerte.

José Luis Rodríguez Zapatero

El derecho a la vida es el Derecho Supremo, como lo ha calificado el Comité de Derechos Humanos, porque sin su garantía efectiva todos los demás derechos carecen de significado y de razón de ser. Algo que parece obvio a ojos de todos pero que si lo fuera de verdad no nos empujaría hoy y mañana a reclamar de los poderes públicos de todo el mundo que sean plenamente consecuentes con el carácter inviolable, incondicionado de la vida humana  y con el derecho a no ser sometido a penas crueles, inhumanas y degradantes.” En estos términos se expresaba José Luis Rodríguez Zapatero en durante la inauguración del Coloquio Internacional sobre la abolición de la pena de muerte. Hay que señalar que la persona que ha pronunciado estas palabras es la misma que está sacando adelante una ley del aborto radical. Con estas palabras de Zapatero en la mano cabe preguntarse: ¿a caso hay diferencias entre unos seres humanos – los no nacidos – y otros – los condenados a penas de muerte – a la hora de invocar el derecho a la vida?

Inauguración del Coloquio Internacional sobre la abolición de la pena de muerte

El presidente del Gobierno ha defendido además la “exigencia universal de respeto a  los Derechos Humanos” aunque ha admitido que esta posición puede crear “tensión” con el principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados, que también está reconocido por la ONU. Zapatero no ha dirigido sus palabras a ningún país ni  persona en concreto, pero sí ha querido dejar claro que con su Gobierno los Derechos Humanos se han convertido en uno de los “ejes vertebradores” de la política exterior española.

Zapatero ha recalcado que tener la defensa de los Derechos Humanos como prioridad “no es causa fácil: requiere de firmeza, coherencia e ideas claras“. Además ha subrayado que los Derechos Humanos “no son patrimonio de nadie“, de Occidente ni de Oriente, y que por ello “son valores universales que todos los Estados tienen la obligación de proteger en su propio territorio” y también de denunciar su violación “cuando no sean respetados de conformidad con el Derecho Internacional“.

El Cardenal Rouco lamenta que las nuevas legislaciones no contemplen el derecho a la vida.

Antonio María Rouco Varela, Card. Arzobispo de Madrid

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI .

El Cardenal Rouco lamenta que las nuevas legislaciones no contemplen el derecho a la vida.

 El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha recordado durante la misa con motivo de la Solemnidad del Corpus Christi que el hombre no tiene garantizado “el derecho a la vida”. Además, ha advertido de que el desempleo pone en peligro el futuro de las familias.

 En la homilía de la solemne Eucaristía en la Plaza de Oriente con motivo de la solemnidad del Corpus Christi, que este año tiene como lema “Dadles vosotros de comer“, el cardenal Rouco Varela ha lamentado que las “nuevas legislaciones” no contemplen el derecho a la vida como “un derecho fundamental anterior al Estado y a la sociedad“.

 Estas leyes, dijo en referencia al aborto, pretenden “ampliar y facilitar los cauces legales para esa práctica tan terriblemente deshumanizadora para la propia mujer afectada y para la sociedad que la permite, tolera y acoge sin excesivos remordimientos de conciencia“. Tras subrayar el “innegable dramatismo, lacerante y cruel” de la actualidad, el cardenal arzobispo ha censurado que el “grado de la aceptación social del aborto por amplios sectores de la opinión pública“.

 En palabras de Rouco Varela “aquí es donde entran en juego principalmente nuestras responsabilidades de fieles y ciudadanos católicos que saben y conocen la gravedad del mandamiento de Dios que es quebrantado y que conlleva una profunda negación de la caridad cristiana y, consiguientemente, el desprecio de Aquél que dio su vida para que tengamos vida y vida abundante, Jesucristo“.

 El cardenal ha asegurado que “la celebración de la solemnidad del Corpus de este año nos compromete a ver con mayor profundidad espiritual y apostólica el nexo íntimo que existe entre la Adoración eucarística, auténticamente amorosa y contemplativa, y una eficaz acción práctica a favor de nuestros hermanos necesitados, configurada como amor cercano y concreto“.

 Un amor, señaló, que “se revela como sólo capaz de sanar y de transformar profundamente las vidas de las personas y los estilos, costumbres y estructuras, socio-económicas, culturales e ideológicas, tan duras e inhumanas, en las que estamos inmersos“.

Lucha por la Dignidad Humana.

El Parlamento Europeo ha aprovechado 

Nuevo frente en la lucha por la dignidad humana. Nuevo avance de los partidarios de la cultura de la muerte y de la ideología de género. En esta ocasión en el Parlamento Europeo, esa institución tan desconocida para la mayoría de los españoles. 

El pasado 14 de enero el Parlamento Europeo aprobó la Resolución sobre la situación de los derechos fundamentales en la Unión Europea, documento ampliamente teñido de veladas amenazas para algunos derechos y libertades fundamentales ya consagrados desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

Esta Resolución aparece claramente teñida de lo que hoy se conoce como “ideología de género”, y contiene el embrión de una futura legislación a nivel europeo que consagre institucionalmente y con carácter obligatorio para los Estados miembros los llamados “derechos de tercera generación”. Estos supuestos derechos no son tales, y además suponen un grave atentado contra los derechos ya consagrados internacionalmente. Asistimos hoy día a una ofensiva en todos los ámbitos, incluso en la propia ONU, encaminada a adulterar ideológicamente el gran consenso mundial alcanzado en torno a los que realmente es fundamental y permanente en materia de derechos humanos.

Estos nuevos derechos no sólo no serán fruto de ningún consenso, sino que tampoco tendrán ya el carácter de universales porque responden únicamente a intereses de parte. Así, encontramos en la mencionada resolución la recomendación de perseguir la homofobia por la vía penal, lo que constituye una negación evidente y la práctica liquidación del derecho a la libertad de expresión y opinión; encontramos también el apremio a los Gobiernos a “acrecentar la concienciación pública sobre un supuesto “derecho a la salud genésica y sexual”, que viola flagrantemente el más fundamental derecho de todos los existentes, el derecho a existir, el derecho a la vida. Basten estos pocos ejemplos:

39. Acoge favorablemente la adopción de la Decisión Marco 2008/913/JAI del Consejo, de 28 de noviembre de 2008, relativa a la lucha contra determinadas formas y manifestaciones de racismo y xenofobia mediante el Derecho penal(9) tras el acuerdo político de diciembre de 2007; recuerda su Posición de 29 de noviembre de 2007(10) , favorable a la propuesta; pide a la Comisión que, previa consulta a la Agencia, proponga un acto legislativo similar para luchar contra la homofobia.

60. Subraya la necesidad de acrecentar la concienciación pública sobre el derecho a la salud genésica y sexual e insta a los Estados miembros a que velen por que las mujeres pueden disfrutar plenamente de sus derechos, establezcan una educación sexual adecuada e información y servicios de asesoramiento confidenciales, faciliten métodos anticonceptivos con el fin de prevenir todo embarazo no deseado y los abortos ilegales y en situación de riesgo y luchen contra la práctica de la mutilación genital femenina.

71. Considera que los comentarios discriminatorios formulados por líderes religiosos, sociales y políticos contra los homosexuales alimentan el odio y la violencia y pide a los órganos dirigentes pertinentes que los condenen.

Se trata, pues, de un nuevo episodio de esa gran ofensiva en los terrenos social y cultural emprendida desde todas las instancias que trabajan por imponer en Occidente y en todo el mundo la llamada “cultura de la muerte”. Y ante este nuevo episodio de caminar hacia una imposición totalitaria, sutil y oculta, de una visión parcial, reductiva y empobrecida del hombre y la sociedad, sólo siete europarlamentarios españoles han sido conscientes de que lo que aquí se juega es algo de un calado tan profundo que realmente trata de subvertir desde la raíz los pilares y fundamentos de nuestra civilización occidental.

Ofrecemos a continuación la lista completa con el voto de nuestros “representantes” en Europa. Desde HazteOir.org queremos resaltar que 11 parlamentarios de PP votaron a favor de la resolución frente a 7 que votaron en contra, mientras que los representantes de Covergencia i Unió y del Partido Nacionalista Vasco votaron a favor:

Votaron SÍ (a la ideología de género)

  • Inés Ayala Sender PSOE
  • María Badia i Cutchet PSOE
  • Enrique Barón Crespo PSOE
  • Josep Borrell Fontelles PSOE
  • Carlos Carnero González PSOE
  • Alejandro Cercas PSOE
  • Pilar del Castillo Vera PP
  • Agustín Diaz de Mera García Consuegra PP
  • Bárbara Duhrkop Duhrkop PSOE
  • Fernando Fernández Martín PP
  • Carmen Fraga Estévez PP
  • Juan Fraile Canton PSOE
  • Vicente M. Garcés Ramón PSOE
  • Iratxe García Pérez PSOE
  • José Manuel Garcia-Margallo y Marfil PP
  • Salvador Garriga Polledo PP
  • Martí Grau i Segu PSOE
  • Ignasi Guardans Cambo CDC
  • David Hammerstein Los Verdes
  • Mikel Irujo Amezaga EA
  • Miguel Angel Martínez Martínez PSOE
  • Antonio Masip Hidalgo PSOE
  • Manuel Medina Ortega PSOE
  • Iñigo Méndez de Vigo PP
  • Willy Meyer Pleite IU
  • Rosa Miguélez Ramos PSOE
  • Javier Moreno Sánchez PSOE
  • Juan Andrés Naranjo Escobar PP
  • José Ortuondo Larrea PNV
  • Francisca Pleguezuelos Aguilar PSOE
  • Teresa Riera Madurell PSOE
  • María Isabel Salinas García PSOE
  • Antolín Sánchez Presedo PSOE
  • Salvador Domingo Sanz Palacio PP
  • María Sornosa Martínez PSOE
  • Daniel Varela Suanzes-Carpegna PP
  • Alejo Vidal-Quadras PP

Votaron NO

  • Pilar Ayuso PP
  • Cristina Gutiérrez-Cortines PP
  • Luis Herrero-Tejedor PP
  • Carlos J. Iturgaiz Angulo PP
  • Jaime Mayor Oreja PP
  • José Javier Pomes Ruiz PP
  • José I. Salafranca Sanchez-Neyra PP

¡Felicita a los europarlamentarios que se han opuesto a esta resolución!

Firma en:

http://www.hazteoir.org/node/16601

Muchas gracias por todo lo que haces a favor de la dignidad de la persona.

Prestigiosos académicos denuncian la depreciación de la vida humana en España.

En defensa del derecho a la vida.

Prestigiosos académicos denuncian la depreciación de la vida humana en España.

Un centenar de prestigiosos académicos denuncian el grave proceso de depreciación del derecho a la vida en España. Para ello, han suscrito un manifiesto en defensa de la vida humana desde la concepción a la muerte natural. Entre los catedráticos se encuentra el financiero Juan Abelló; los economistas José Barea y Juan Velarde; los juristas Manuel Albaladejo y Luis Díez Picazo; el investigador Justo Aznar; el experto en Bioética César Nombela y los doctores Alfredo Robledo Aguilar y Josefina San Martín.

En el manifiesto, los catedráticos lamentan que “paulatina e inexorablemente” se impone en la legislación española la posibilidad de experimentar con embriones humanos, cuyo patrimonio genético desde la fecundación es “único e irrepetible” y que desdePSOE y otros partidos se realicen insistentes propuestas para establecer una ley de plazos que permita practicar abortos legales sin alegar causa alguna durante los primeros cinco meses de la gestación.

Los firmantes del documento señalan además que los embriones se han convertido en “objetos” susceptibles de ser utilizados, manipulados, clonados y eliminados para fines diversos. Por eso, solicitan que se promulguen las normas necesarias para que en todos los órdenes se proteja el derecho a nacer, y que se reconozca la personalidad jurídica del no nacido en todas las fases de su desarrollo, sin olvidar el embrión.

Asimismo, denuncian que el ministro de Sanidad, Bernat Soria, anuncie la intención de legalizar la eutanasia activa, bajo la fórmula legal de “despenalización del suicidio asistido”, con la que se pondría fin “intencionadamente” a la vida de algunas personas, sobretodo los más indefensos, débiles y vulnerables.

Los académicos piden que se incluya en la primera afirmación del artículo 15 de la Constitución -“todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral”- la siguiente adición: “desde la fecundación a la muerte natural”. Con este documento pretenden luchar contra la “trivialización y cosificación” de la persona y del quebrantamiento de su dignidad.

Entre los académicos se encuentran académicos de las Reales Academias de Medicina, Farmacia, Ciencias Morales y Políticas, Exactas, Físicas y Naturales, Jurisprudencia y Legislación, Historia y Bellas Artes.

Iniciativa del Catholic Family & Human Rights Institute

Iniciativa del Catholic Family & Human Rights Institute
Campaña para impedir que el aborto sea reconocido como “derecho humano” por la Onu

Los grupos pro-abortistas están presionado para lograr que en el 60º aniversario de la Declaración de Derechos Humanos se declare el “derecho al aborto” como un derecho más. El Catholic Family & Human Rights Institute (C-FAM), que es el único grupo pro-vida que trabaja exclusivamente en todo lo relacionado con la política social de la ONU, ha lanzado una campaña de recogida de firmas, que serán presentadas ante la organización para impedir que se apruebe esa medida. Para ello han creado un formulario que Religión en Libertad reproduce.

Nosotros, los ciudadanos de los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas, en este año del 60 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas 217 A(III) del 10 de Diciembre de 1948,

Recordando que:

La Declaración Universal es el logro de un estándar común para todas las personas y todas las naciones,

Teniendo en cuenta que:

Los derechos humanos, la dignidad, la libertad, la igualdad, la solidaridad y la justicia constituyen el patrimonio espiritual y moral en el cual se basa la unión de las Naciones,

Indicamos que:

Se debe dar apropiada consideración a

1. El derecho a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, teniendo cada niño o niña el derecho a ser concebido, nacido y educado dentro de su familia, basada en el matrimonio de un hombre y una mujer, siendo la familia el grupo de unidad natural y fundamental de la sociedad,

2. El derecho de cada niño o niña a ser educado por sus padres, quienes tienen la prioridad y derecho fundamental a elegir el tipo de educación que se les dará a sus hijos.

Por eso solicitamos:

A todos los gobiernos interpretar de manera apropiada la Declaración Universal de los Derechos Humanos dado que:

Todas las personas tienen el derecho a la vida, la libertad y la seguridad personal (Artículo 3)

Los hombres y mujeres en edad madura, sin ninguna limitación debido a su raza, nacionalidad o religión, tienen derecho a contraer matrimonio y a establecer una familia. (Artículo 16)

La familia es el grupo de unidad natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a protección por parte de la sociedad y el estado (Artículo 16)

La maternidad y la niñez da derecho a asistencia y cuidados especiales (Articulo 25)

Los padres tienen el derecho prioritario a elegir el tipo de educación que se les dará a sus hijos (Articulo 26)

Para sumarse a la campaña, hacer click en el siguiente enlace:
http://www.c-fam.org/publications/id.97/default.asp

Los colegios de médicos rechazan “rotundamente” la futura Ley de la Muerte Digna.

ANUNCIADA POR EL GOBIERNO ANDALUZ

Los colegios de médicos rechazan “rotundamente” la futura Ley de la Muerte Digna

Médicos en contra de la Ley de la Muerte Digna que quiere llevar a cabo el Gobierno andaluz. Así lo ha puesto de manifiesto la Organización Médica Colegial de España (OME), que ha mostrado su “rotundo rechazo” frente al anteproyecto de ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte propuesto desde la Consejería de Salud andaluza, ya que lo consideran innecesario porque ya hay legislación y porque crea confusión. La Organización Médica Colegial de España (OME) ha mostrado su “rotundo rechazo” frente al anteproyecto de ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte, Ley de la Muerte Digna, propuesto desde la Consejería de Salud de Andalucía que consideran innecesaria porque ya hay legislación y porque incluye un duro contenido sancionador a los médicos que no acepten los dictados de la Junta, sanciones que pueden llegar a concretarse en multas de un millón de euros. Además condenan que el proyecto es inoportuno porque crea confusión en la sociedad hasta el punto de estar confundiéndose con una Ley de Eutanasia.

Según el presidente de la OME, el sevillano Isacio Sigueros, hay ya normas con la que regula las voluntades anticipadas o el testamento vital que aportan las garantías que necesitan los enfermos en estos asuntos. Podrían haberse desarrollado las normas que ya existen. Para Sigueros, la norma andaluza, sin precedentes en Europa, contiene un régimen sancionador para los médicos que, en su caso, aleguen para sus decisiones objeción de conciencia. Según el presidente de la OME, es poco razonable que un profesional de la medicina en un quirófano esté preocupado por la multa que le va a caer o la ruina que se va a buscar si contraríe los deseos de la Junta de Andalucía. En el proyecto de la Junta de Andalucía están previstas sanciones de hasta un millón de euros, algo inexistente en Europa.

Por su parte la Consejera de Salud de la Junta, María Jesús Montero, ha afirmado que la futura Ley de Muerte Digna no podrá conculcar el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, ya que éste es “un derecho básico”, como también lo es el derecho de los pacientes a recibir la mejor atención. En declaraciones a los periodistas, Montero, quien precisamente inauguró hoy en Córdoba las VIII Jornadas de la Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos, explicó que el citado anteproyecto de Ley, cuya tramitación se inició este mes por el Gobierno andaluz, en lo que se refiere a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios “no tiene competencia, pues es un derecho básico que, por tanto y a nuestro juicio, se tiene que regular a nivel estatal”.

Sin embargo, la consejera de Salud reconoció que ésta “es una materia jurídicamente compleja”, que la Administración autonómica está estudiando, para así incorporar a la futura Ley “las cuestiones que pretendan salvaguardar la práctica profesional y garantizar la atención a los pacientes”.