Pons: “El Gobierno quiere controlar en internet lo que no puede fuera”

El vicesecretario de comunicación del PP ha sido entrevistado en Es la mañana de Federico, donde ha hablado sobre la disposición del Gobierno de cerrar el acceso a webs sin autorización judicial. Pons ha vuelto a exigir la dimisión de Sinde y ha anunciado que “continuarán con la batalla”.

Esteban González Pons, con respecto a la disposición del Ley de Economía Sostenible del Gobierno, que autoriza el cierre de páginas web sin autorización judicial.

Para el vicesecreatario de comunicación, el problema real que plantea el anteproyecto, no son las descargas de música, sino que pone en riesgo “al mundo de la cultura, sobre todo los medios de comunicación, todos vosotros que trabajais en internet, es lo que está en peligro”.

Pons considera que las continuas reivindicaciones de los artistas de la ceja por la supuesta ruina del sector musical están injustificadas, porque con el desarrollo de las nuevas tecnologías “la música es quien menos riesgo corre, ya existen distintos modelos de negocio”, ha asegurado, “el debate de verdad está en los contenidos literarios, periodísticos y el cine”.

Yo eliminaría la expresión ‘piratería’ y hablaría de violación de derechos autor” ha querido puntualizar Pons, porque “los derechos de autor son algo sagrado que hay que proteger, aunque yo no hablo de subvenciones, hablo de protección“. No obstante, ha roto una lanza a favor del intercambio cultural a través de la Red: “Si podemos intercambiar libros fuera de internet, deberíamos poder intercambiarnos libros también dentro”.

Por ello, pone el acento en lo que, a su entender “está en juego de verdad con esta ley”, que es que “el Gobierno quiere controlar en internet todo aquello que no puede controlar fuera de internet“. De hecho, Pons detecta la misma intención en Sitel que en esta ley “controlar todo aquello que escapa a su control” asegura “y eso no podemos permitirlo porque lo que ocurre en internet es lo que ocurre en la vida cotidiana, y hay que protegerlo con los mismos derechos”.

Las exigencias del PP son las mismas en Sitel que en este anteproyecto: “Una ley orgánica que lo regule, y exigir intervención judicial si se va a restringir o a bloquear”, ha dicho el vicesecretario.

González Pons mantiene su petición de dimisión de la ministra de cultura, Ángeles González Sinde porque “intentar atentar contra los derechos fundamentales es para marcharse” ha asegurado. No obstante, ha lamentado de que “no podremos pedir la dimsión en el Congreso de los Diputados porque ya ha anunciado que no podrá estar“.

Por último, el vicesecratario de comunicación considera que “en lo que respecta a internet ningún partido debe ser movilizador del movimiento, que ha sido espontáneo y natural, que nadie lo ha dirigido“, ha dicho, “No debemos capitalizar este movimiento, sino cooperar con ellos”, aspotilló.

Para ello el PP ya ha comenzado la ronda de contactos con los internautas, que inciará este jueves la vicesecretaria de Organización, Ana Mato junto a González Pons, reuniéndose con los sucriptores del Manifiesto en Defensa de Libertad de Internet.

Pajín: antes los derechos civiles eran un “debate del carajo”

Leire Pajín

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha puesto hoy en duda que el PP vaya a echar atrás el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos), como no “tumbó” las leyes del divorcio o de interrupción voluntaria del embarazo cuando llegó al Gobierno, a pesar de que se opuso cuando el PSOE de Felipe González las elaboró. Asimismo, durante su participación en los cursos de verano de la Fundación Jaime Vera, Pajín ha señalado que: “La revolución de los derechos civiles que ahora nos parecen de absoluta normalidad hace cinco años eran un debate `del carajo’ en este país”.

La ‘número tres’ del partido volvió a defender que la “decisión política” que ha tomado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de cerrar en 2013 la central nuclear “no es reversible” y dudó de que el PP pueda revocarla. “Vamos a ver si se atreven“, dijo.

 Con todo, Pajín reconoció que “por poder hacer, se puede hacer  todo” y recordó que el PP ya recurrió ante el Tribunal Constitucional leyes que han “cambiado” España. Con todo, subrayó que “la reversibilidad de las cosas tiene que ver con los derechos“.Lo ha hecho con la de igualdad, con el  matrimonio (homosexual) y en su día incluso fue absolutamente combativo con el divorcio o con la ley de interrupción voluntaria del embarazo, pero cuando llega al Gobierno luego no las tumba”, insistió la secretaria de Organización, para quien esta actitud “forma parte de la demagogia del PP”.

 Pajín insistió en que el cierre de la central tiene “un camino tecnológico” y volvió a defender que la decisión del Gobierno es coherente con su programa electoral y con su compromiso por construir un futuro que no dependa de la energía nuclear y esté centrado en las energías renovables.

 Mientras tanto, denunció, el PP dice que apuesta por la energía nuclear, pero “no dice cuál es su plan de construcción de centrales, dónde las va a ubicar y cuál es su plan para enterrar residuos“. “Por eso me irrita la demagogia“, señaló.

En la conferencia, titulada ‘Diálogo Político: Preguntas y respuestas ante un nuevo tiempo y modelo global’, también intervino el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina, quien también denunció las críticas del PP a la decisión del Gobierno y recordó que sus dirigentes han rechazadootras leyes a las que al final se han sumado.

Sebastián buscará un alternativa de “carácter energético” para los trabajadores de Garoña

Miguel Sebastián

Miguel Sebastián ha hablado hoy sobre las posibilidades que el Gobierno va a ofrecer a los trabajadores de Garoña, además de que señala que dentro de tres meses va a presentar un plan de reconversión de la zona, aunque todavía quedan 4 años para ofrecer el mejor plan posible para todos.

 El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha asegurado que el Gobierno intentará dar un alternativa los trabajadores de la central Santa María de Garoña, un alternativa “de carácter energético” tras el ciere de la planta en 2013.

 Sebastián preveé que “en tres meses presentaremos el plan” de reconversión de la zona, afirmó en el “I Foro Sector del Automóvil”, organizado por Unidad Editorial Conferencias y Formación.

 Además de hablar de este plan de reconversión, mando un mensaje de tranquilidad a los trabajadores porque disponen de “cuatro años para hacer una buen alternativa industrial de la zona, y además a ser posible con alguna opción de carácter energético en la que ellos se puedan ubicar de forma natural”, explicó.

 Con respecto a la posibilidad de cambiar de legislación para delimitar el concepto de vida útil de las centrales, el ministro no quiso pronunciarse, pero lo que si que hizo es calificar de “muy sano” el debate nuclear, ya que para él es un tema que no tenía mucho hueco dentro de España.

El Gobierno confirma que la central nuclear de Garoña cerrará en julio de 2013

La central nuclear de Garoña “cerrará” en 2013

Los ministros de Industria y de Trabajo, Miguel Sebastián y Celestino Corbacho, han confirmado en rueda de prensa que la central nuclear de Garoña cerrará el 5 de julio de 2013. De esta forma, el Gobierno desoye el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que permitía ampliar en diez años la vida de la central.

La central nuclear de Santa María de Garoña cerrará el 5 de julio de 2013, tal y como ha informado el Gobierno esta tarde a través del Ministro de Industria, Miguel Sebastián. Una decisión que ha calificado de meditada pero que no ha sido fácil de tomar”.

 Acompañado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el titular de Industria ha justificado el cierre con cuatro argumentos. “Es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificable y energéticamente asumible“, ha señalado.

 En estos cuatro años, Sebastián ha indicado que el Gobierno tendrá un margen para ofrecer una buena “alternativa industrial” para garantizar
el empleo de los trabajadores y “revitalizar la región”, algo que ha apoyado el ministro Celestino Corbacho. 

 El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha reiterado el “más firme compromiso” de contra con un plan alternativo en el que se comienza a trabajar “desde este mismo momento” con las administraciones locales y la Junta de Castilla y León tras la decisión de cerrar la central nuclear de Garoña. “Impulsar un plan de actuación territorial en la zona como alternativa económica. El plan tiene un objetivo: crear puestos de trabajo, igual o superior a los actualmente existentes“, ha asegurado.

 Con esta decisión, la autorización para operar se extenderá durante los próximos cuatro años frente a los diez que solicitaban  los titulares de Garoña y a los que el Consejo de Seguridad Nuclear  (CSN) dio el visto bueno. De este modo, se convertirá en la primera central nuclear que opera más de 40 años en España. 

 La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) cerrará el 5 de abril de 2013.  A este respecto, la presidenta del Foro Nuclear, María Teresa Domínguez ha dicho en “La Palestra” que “todo lo que sea menos de ese periodo de diez años para el cuál nosotros nos habíamos preparado nos parece una improvisación y una irresponsablilidad”.

 El Gobierno ha tomado esta decisión tan sólo tres días antes de que expire el permiso de explotación actual (5 de julio) y dos años antes de que Garoña cumpla su vida de diseño (en el año 2011).

 Por su parte y sin querer entrar en polémicas acerca de la decisión sobre el futuro de Garoña, la Presidenta del Foro Nuclear ha declarado en “La Palestra” que le parece “una irresponsabilidad y una improvisación” todo lo que sea menor de este período de diez años para el cierre. También, ha admitido que las decisiones precipitadas del Ejecutivo están llevando a una situación delicada al país y a la energía.

 Respecto a la pregunta del plan energético de Zapatero, María Teresa Domínguez ha afirmado que “España debe contar con la energía nuclear hasta el 2030 con una contribución del 30% , compartida con las diversas energías”. Para el Foro Nuclear, es sorprendente que a día de hoy en España cuestiones tan relevantes como la energía nuclear estén tan politizadas.

 Garoña, el reactor nuclear más antiguo que genera un 2,5% de la electricidad
    
La central de Santa María de Garoña (Burgos) es el reactor nuclear más antiguo de los ocho actualmente operativos en España y su producción anual representa un 2,5 por ciento del total de la electricidad generada anualmente en España. Situada en la provincia de Burgos, en la mancomunidad de municipios de Valle de Tobalina, en el margen izquierdo del río Ebro, funciona mediante un sistema nuclear de producción de vapor formado por un reactor de agua ligera en ebullición, del tipo BWR-3, y recinto de contención del tipo Mark-1, suministrado por la empresa norteamericana General Electric.

 Sólo hay otra central que tiene un reactor de este tipo, la de Cofrentes, en Valencia. Garoña inició su actividad industrial en marzo de 1971 y es propiedad de Nuclenor, empresa participada al 50 por ciento por Iberdrola y Endesa.
 
Esta central cuenta con una potencia eléctrica instalada de 466 MW (inicialmente era 460) y su producción anual ronda los 4.000 millones de kilovatios/hora, lo que viene a representar un 7 por ciento de la electricidad de origen nuclear y un 2,5 por ciento del total de la producción eléctrica anual de España.

 A finales de 2003 Garoña inauguró un simulador que permite que los operadores de la sala de control puedan cubrir su periodo obligatorio de formación anual sin necesidad, como hacían antes, de desplazarse a Estados Unidos. En los años 2004 y 2005 la central registró dos incidentes calificados de nivel 1, de acuerdo con la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), que va del 0 al 7.

 En febrero de 2004 se envió, por error, una partida de chatarra radiactiva a una acería de Vizcaya y el 14 de marzo de 2005, en el transcurso de una prueba de vigilancia de las válvulas de ventilación del edificio de contención, se detectó un comportamiento anómalo del sistema. También fue clasificado “de forma preliminar“, con nivel 1 un fallo registrado en julio y agosto de 2008 en las baterías de suministro ininterrumpido. En marzo de 2009, la central llevó a cabo una parada de recarga con una inversión de 19 millones de euros.

 El 5 de julio de 1999 se le renovó el permiso de explotación por un plazo de 10 años y en 2006, Nuclenor solicitó la prórroga por otros diez años más (hasta 2019).

 Finalmente, cabe destacar que, según la regulación española, las centrales nucleares están obligadas a solicitar la renovación de las autorizaciones de explotación cada diez años, asociadas a la introducción de mejoras en su seguridad. El CSN tiene establecido un procedimiento especial para los casos en los que la solicitud de renovación supera el tiempo denominado “vida de diseño” (cuarenta años), como ha ocurrido en el caso de Garoña.