Encuentro con Kiko Argüello en Venezuela 23 de marzo 2017

Encuentro con Kiko Argüello en Venezuela 23 de marzo 2017

La orquesta del Camino Neocatecumenal interpreta en el Vaticano la sinfonía “El Sufrimiento de los inocentes”

El Camino Neocatecumenal realizará este viernes 7 de octubre a las 16,30 en el Aula Pablo VI, la Celebración Sinfónico-Catequética “El Sufrimiento de los Inocentes”

En una iniciativa conjunta entre el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y el Camino Neocatecumenal, la orquesta y el coro del Camino interpretarán esta sinfonía compuesta por el iniciador y responsable internacional de esta iniciación cristiana de adultos, Kiko Argüello.

La celebración forma parte del programa de actividades del Jubileo de la Misericordia y en concreto del Jubileo Mariano que se desarrollará desde el mismo viernes 7 hasta el domingo 9 de octubre, el cual ha recibido el respaldo del papa Francisco. Al evento asistirán diversos cardenales, obispos y autoridades civiles, así como miembros del Camino Neocatecumenal de Italia y otros países.

En esta celebración sinfónico-catequética se presenta el sufrimiento de la Virgen María al ver cómo matan a su hijo, un dolor tan grande que le atraviesa el alma, una espada, un sufrimiento similar al que toda madre siente ante la muerte de sus propios hijos, víctimas inocentes de violencias inauditas, a lo largo historia y con las masacres perpetradas hasta hoy.

“Con esta Sinfonía intentaremos sostener a María frente a la espada que atraviesa su alma como le sucede a Jesús en el Huerto de los Olivos cuando un ángel lo ayuda a beber el cáliz de la amargura”, explica Kiko en el comunicado publicado hoy por el Camino. Asimismo precisa que “contemplaremos y sostendremos a la Virgen que acepta la espada que según el profeta Ezequiel Dios había preparado para los pecados de su pueblo y que ahora atraviesa el alma de esta madre y se asocia de esta manera a la redención universal de nuestro Señor Jesucristo que ha hecho sagrado cada sufrimiento y dolor del hombre”.

La celebración consta de un saludo, una oración inicial y una introducción. A continuación la orquesta y el coro interpretarán la Sinfonía que está dividida en cinco movimientos: Getsemaní, Lamento, Perdónales, Espada y Resurrexit. Una vez terminada, intervendrá el presidente de la asamblea.

“El Sufrimiento de los Inocentes” ha sido interpretado ya en numerosos países. Hace unos meses la Orquesta del Camino viajó hasta Japón para realizar varias celebraciones sinfónicas en Tokyo y Fukushima. Además, Jerusalén, el Lincoln Center de Nueva York, el Chicago Simphony Hall, el Teatro de la Ópera de Budapest y Auschwitz han sido también lugares en los que ha sonado esta obra musical.

El compositor de la obra es Kiko Argüello, la orquesta está dirigida por Tomáš Hanus, reconocido director internacional y el maestro del coro es Saray Prados.

Encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con Kiko Argüello

Encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con Kiko Argüello en la Iglesia de la Santísima Trinidad de San Pedro del Pinatar

Vocaciones tras JMJ: unos 7 mil jóvenes dicen sí a Dios

IMG-20160801-WA0000

En un encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal que reunió a casi 200.000 jóvenes en Cracovia (Polonia), unos 3.100 chicos, 4.000 chicas y 2.000 familias se mostraron dispuestos a entrar en un seminario, a la vida religiosa o a partir en misión a cualquier lugar del mundo.

El encuentro se celebró con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia que tuvo lugar estos días en la ciudad polaca y que contó con la presencia del Papa Francisco.

El acto del Camino tuvo lugar en una zona del Campus Mesericordiae, el mismo en el que se celebró la Vigilia y la Misa de clausura de la JMJ.

Al encuentro asistieron 8 cardenales y unos 33 obispos de diversos países, entre ellos el Arzobispo de Cracovia, Cardenal Stanislaw Dziwisz(Polonia), quien presidió en el encuentro; el Arzobispo de Boston (Estados Unidos), Cardenal Sean O’Malley; el Arzobispo Emérito de Madrid (España), Cardenal Antonio María Rouco Varela; entre otros. También asistieron varias autoridades civiles de Polonia.

El encuentro estuvo guiado por el iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, y el P. Mario Pezzi, responsables a nivel mundial de esta iniciación cristiana de adultos. “Damos un aplauso al Papa Francisco, que no podéis imaginar cómo quiere al Camino”, dijo al inicio Argüello al recordar que el Pontífice los recibió en audiencia hace tan solo unas semanas.

En el encuentro se tuvo un constante recuerdo de Carmen Hernández, co-iniciadora del Camino que falleció el pasado 19 de julio en España. Argüello explicó brevemente cómo ambos iniciaron juntos el Camino entre los pobres de Madrid en los años 60, y recordó algunas de sus aportaciones más destacadas, entre ellas, el redescubrimiento de la “noche Pascual”, es decir, la celebración de la Pascua durante toda la noche.

Después se proclamó un Evangelio y Argüello predicó elKerigma, la Buena Noticia de Cristo muerto y resucitado. “El cristianismo no conquista con la espada ni con la guerra, se propone con el testimonio personal. Lo máximo que podemos decir es: ‘Yo te cuento mi vida’”, indicó.

Por su parte, el P. Mario Pezzi recordó las palabras del Papa Francisco a los jóvenes durante la JMJ y explicó que gracias al Concilio Vaticano IInació el Camino Neocatecumenal, un camino gradual, progresivo que lleva a la fe.

El presbítero pidió a los jóvenes no menospreciar “el don que Dios os ha hecho haciéndonos nacer en una familia cristiana y en el Camino Neocatecumenal”. “Estos días habéis escuchado al Papa Francisco decir que el que cumple todos los deseos de nuestro corazón es Jesucristo, que lo más importante es encontrarse con Jesucristo, pero hay un problema, ¿cómo nos encontramos con Él?”.

“Frente a la situación de la sociedad insegura y cada vez más aterrorizada por los hechos que conocéis, Dios ha suscitado el Concilio Vaticano II, donde hay 3 constituciones dogmáticas que son el fundamento sobre los que crecen la Iglesia y la vida cristiana: la liturgia participada, la celebración de la Palabra de Dios y la Iglesia como cuerpo de Cristo”.

El sacerdote también afirmó que “la Iglesia se rejuvenece siempre en cada época y un ejemplo de estos son las realidades eclesiales nacidas poco antes y después del Concilio” e invitó a los jóvenes a no tener miedo de decir “sí” a la llamada de Dios.

Ahora estos jóvenes iniciarán un proceso de discernimiento en el que catequistas y sacerdotes los ayudarán en su vocación.

 

ACI