“Evo Morales presidente”, ¿ hasta el 2025 ?

El Gobierno de Bolivia ha promulgado una ley para convocar un referéndum en el que se consultará a los ciudadanos si aprueban o no la reforma constitucional que permitirá a Evo Morales volver a ser candidato a la Presidencia en 2019.

“Habrá referéndum para la modificación parcial de la Constitución para permitir la reelección del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera”, anunció este jueves el presidente del Congreso, el oficialista José Alberto Gonzales.

La pregunta, que tendrán que votar los bolivianos en las urnas el próximo 21 de febrero, será: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua?”.

Ahora, la Constitución de Bolivia permite la reelección para ocupar la presidencia durante dos periodos continuos. De producirse este cambio, Evo Morales podría ser reelegido una tercera vez y ser presidente hasta 2025.

El actual gobernante y el vicepresidente Álvaro García Linera iniciaron en enero pasado su tercer mandato tras ganar en 2014 los comicios generales, a los que pudieron presentarse gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló la tesis oficialista de que la primera gestión (2006-2010) no es válida para el cómputo porque el país se refundó como “Estado plurinacional” en 2009.

La oposición ha anunciado que acudirá a la Comisión Inter americana de Derechos Humanos (CIDH) y a Naciones Unidas para denunciar que el oficialismo vulneró la Constitución y otras normas para la aprobación de estas leyes.

Zenit

.Morales: “La iglesia católica es un símbolo de colonialismo y por ello debe desaparecer de Bolivia”

Evo Morales ha atacado a la Iglesia Católica

El político Evo Morales ha realizado unas duras declaraciones al calificar a la Iglesia catolica como un “símbolo vivo” del colonialismo europeo que, según marca su nueva politica de gobierno, debe desaparecer de Bolivia. Morales ha advertido además que la Iglesia pasará a ser controlada por el estado y que su margen de acción sera reducido al mínimo puesto, ya que no se trata de una institución politica ni social sino simplemente tradicionalista.

Así pues, “el Estado será quien controle a todas las instituiciones y sus respectivas funciones” ha señalado el mandatario haciendo referencia al modelo cubano de su homólogo y socio Fidel Castro.

 Bolivia es un país con un alto porcentaje de población indígena, y cuenta también con un 93 por ciento de población cristiana católica conocida por su profundo sentido de la devoción. No obstante, mediante la implantación de un nuevo sistema educativo, Morales pretende abolir la enseñanza de la hasta ahora impartida asignatura de religión en los colegios públicos y privados del país sustituyéndola por una nueva en la cual se impartan lenguas nativas a los jóvenes.

 Siguiendo con sus declaraciones, dijo que el siguiente paso tras la implementación de esta medida sería abolir festividades religiosas tradicionales en distintas partes del país, tomando como ejemplos a la fiesta de Urkupina y la festividad del Gran Poder al considerarlas símbolos de colonialismo europeo y un derroche económico innecesario que no entra en su política de formar un estado socialista. Finalmente, al ser consultado sobre las declaraciones y críticas emitidas en Roma por el Papa Benedicto VXI, Morales señaló que el Papa gobierna en el Vaticano pero no en Bolivia.

Ataque de Evo Morales a medios de Comunicación.

Nuevo ataque de Evo Morales a medios de Comunicación

Los llamó “símbolo de la mentira”, y afirmó que solo un “10% de los periodistas bolivianos debe tener dignidad”, en un nuevo roce con la prensa.

Evo Morales

El presidente de Bolivia Evo Morales afirmó ayer que algunos medios de comunicación son el “símbolo de la mentira” y que solo un 10% de los periodistas bolivianos “debe tener dignidad”, en un nuevo roce con la prensa.

El Mandatario, enfrentado con los medios por una investigación del diario La Prensa que lo vincula presuntamente con un caso de contrabando, manifestó en un acto público en la casa de Gobierno que “algunos periodistas solo tratan de humillar al pueblo boliviano”.

En un fuerte ataque a los periodistas, Morales dijo que “un 10% de los periodistas debe tener dignidad, los demás, si no dependen de un jefe de partido político, dependen de otro patrón que es el dueño de los medios de comunicación”.

“Algunos periodistas, en algunos medios de comunicación, como en (radio) Panamericana (de oposición) piden plata para dar cobertura”, acusó, aumentando la controversia.

También se quejó de que “las conferencias de prensa son simplemente para que insulten al Presidente”.

“No necesito conferencias de prensa, yo tengo otro medio de comunicación de boca a boca (con el pueblo), es la mejor forma de comunicación; por eso no me pidan conferencia de prensa ni me consulten, no necesito de ello, tengo tantas formas de comunicar e informar al pueblo boliviano…”, dijo.

El Mandatario ha recibido duras críticas por organizaciones de prensa, medios de comunicación, el Defensor del Pueblo y la oposición porque consideran que humilló y abusó de su poder frente a un periodista del diario La Prensa en un acto en el Palacio de Gobierno.

El Congreso investiga la denuncia de un ex jefe de Aduana que acusó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de tratar con contrabandistas que llevaban 33 camiones con mercancías a Brasil.

Morales identifica a la prensa como uno de sus “primeros enemigos”, pero expresó ayer que su libertad está garantizada y la prueba es que “los medios publican lo que quieren”.

Fuente: El Universo, de Ecuador

El Gobierno boliviano insiste en atacar al cardenal Terrazas.

Cardenal Terrazas

Iglesia en Iberoamérica

El Gobierno boliviano insiste en atacar al cardenal Terrazas

Como hace una semana, cuando acusó al Arzobispo de Santa Cruz de mentirle al Santo Padre sobre la situación en Bolivia, el gobierno de Evo Morales volvió a atacar al Cardenal Julio Terrazas, esta vez acusándolo de predicar una homilía política, “por afirmar en ella que el narcotráfico se está apoderando del país”.

El Gobierno de Evo Morales acusó al cardenal Julio Terrazas,  Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, de haber hecho ayer una homilía “política” por afirmar en ella que el narcotráfico se está apoderando del país, informó la agencia estatal ABI. Tras estas afirmaciones, increiblemente, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, afirmó en una conferencia de prensa que el cardenal está “tomando posiciones estrictamente políticas” que “coinciden con las declaraciones de algunos miembros de la oposición”, como informa el periódico Los Tiempos.

Terrazas, arzobispo de Santa Cruz y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, aseguró en su homilía dominical que el país “se va convirtiendo en el espacio donde están dominando los narcotraficantes”, según el diario La Prensa. “Sin Dios y sin ley, hay que hacer un esfuerzo para que Bolivia no sea el centro donde se acumula la droga, y con la droga, el crimen y la maldad”, agregó el cardenal.

El mismo ministro Llorenti acusó también al cardenal Terrazas de contarle al Santo Padre Benedicto XVI una falsa versión de lo que ocurre en Bolivia, a la vez que se manifestó católico, como muchos “miembros del gobierno”. Como la otra vez, Llorenti quiso aclarar que sus críticas iban dirigidas al cardenal y no a la institución de la Iglesia Católica.

Según cifras oficiales, en lo que va de año, Bolivia ha decomisado más de 25 toneladas de cocaína y más de 1.135 toneladas de marihuana y erradicado más de 5.000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca.

Informe Libertad Religiosa. Bolivia.

BOLIVIA
PERTENENCIA
RELIGIOSA
Cristianos 94,1%
Baháis 3,2%
Otros 2,7%
IGLESIA
CATÓLICA
Bautizados
8.019.000
SUPERFICIE
1.098.581 km2
POBLACIÓN
9.630.000
REFUGIADOS
632
DESPLAZADOS

La Iglesia católica recibió al nuevo gobierno de Evo Morales con esperanza
(Zenit 15/1/2006) y su opinión quedó reflejada en el mensaje
pastoral «Construyamos una Bolivia para todos».
La Conferencia Episcopal boliviana y los representantes de las Iglesias
anglicana, evangélica, metodista y metodista episcopaliana solicitaron
que se contemplase en la nueva constitución la libertad religiosa.
Poco después, Benecio Quispe, ministro de Instrucción
Pública firmaba con los representantes de la Conferencia Episcopal
boliviana un documento donde se garantizaba la enseñanza de la
Religión en la escuela y el respeto a la libertad religiosa (Radio
Giornale 18/7/2006). Sin embargo, existió confrontación en el ámbito
educativo, cuando el ministro de Educación y Cultura, Félix
Patzi, anunció que debía sustituirse la asignatura de Religión por
una Historia de las religiones, donde quedaran incluidas las creencias
indígenas. Además acusó a la Iglesia de haber estado durante
cincos siglos al lado de la oligarquía dominante. La respuesta de los
obispos fue mantener una actitud de diálogo que subraya la necesidad
de vivir en un Estado de derecho, plural y democrático (Il Regno,
18/2006 y Radio Giornale Vaticano, 26/7/2006).
No obstante, se han sucedido pequeños enfrentamientos entre la
Iglesia, como garante de la libertad y las autoridades; así, por ejemplo,
cuando la célebre Cruz de San Francisco de Potosí fue parcialmente
dinamitada (La República, 14/11/2006). El cardenal Julio Terrazas
se dirigió, con su lenguaje de paz y diálogo, a los diversos
sectores políticos enfrentados (Radio Giornale Vaticano,
15/11/2006) y (Zenit, 28/11/2006). Finalmente, después de duros
ataques a favor del laicismo, por parte del Gobierno, se llegaba a un
nuevo acuerdo educativo que garantizaba la enseñanza de la Religión
en las escuelas y los liceos. El acuerdo fue firmado por el cardenal
Julio Terrazas y el presidente Evo Morales en Santa Cruz de
la Sierra (Zenit, 6/12/2006).
Sin embargo, la aprobación del nuevo proyecto constitucional en
Oruro, de manera irregular y con la participación exclusiva de los
diputados gubernamentales, supone una amenaza para la unidad del
país, puesto que se reivindica el establecimiento de la autonomía y
de un régimen descentralizado formado por cuatro regiones capitaneadas
por Santa Cruz de la Sierra (L´Osservatore Romano, 10-
11/12/2007).

Pide unidad, reconciliación y paz para el país andino.

El Papa muestra a los obispos bolivianos su preocupación por el país andino.

Benedicto XVI recibió ayer a los prelados de la Conferencia Episcopal Boliviana, que acaban de realizar su visita “ad limina”. El Papa se refirió al inicio de su discurso a “las difíciles circunstancias que afectan a los fieles y ciudadanos” del país, “y que en estos momentos parecen agudizarse aún más. Son ciertamente motivo de preocupación y de especial solicitud pastoral para la Iglesia, que ha sabido acompañar muy de cerca a todos los bolivianos en situaciones delicadas, con el único fin de mantener la esperanza, avivar la fe, fomentar la unidad, exhortar a la reconciliación y salvaguardar la paz”.

“Tampoco faltan -dijo- otros desafíos en vuestro quehacer pastoral, pues la fe plantada en la tierra boliviana necesita siempre alimentarse y fortalecerse, especialmente cuando se perciben signos de un cierto debilitamiento de la vida cristiana por factores de origen diverso, una extendida incoherencia entre la fe profesada y las pautas de vida personal y social, o una formación superficial que deja expuestos a los bautizados al influjo de promesas deslumbrantes pero vacías”.

El Santo Padre señaló que para hacer frente a estos retos, “la Iglesia en Bolivia cuenta con un medio poderoso, como es la devoción popular, ese precioso tesoro acumulado durante siglos gracias a la labor de misioneros audaces y mantenido con entrañable fidelidad por generaciones en las familias bolivianas. Es un don que ha de ser ciertamente custodiado y promovido hoy, (…) para que el valor de los signos penetre en lo hondo del corazón, esté siempre iluminado por la Palabra de Dios y se transforme en convicciones firmes de fe, consolidada por los sacramentos y la fidelidad a los valores morales”.

Para ello, continuó, “se necesita una catequesis sistemática, generalizada y penetrante, que enseñe clara e íntegramente la fe católica. (…) También una educación general de calidad, que comprenda la dimensión espiritual y religiosa de la persona, contribuye poderosamente a poner cimientos firmes al crecimiento en la fe”. En este sentido recordó que la Iglesia en Bolivia cuenta con muchas instituciones educativas, “algunas de gran prestigio, que han de seguir contando con la atención de sus pastores para que mantengan y sean respetadas en su propia identidad”.

Benedicto XVI manifestó su alegría por los esfuerzos de los prelados “para ofrecer a los seminaristas una sólida formación humana, espiritual, intelectual y pastoral, proporcionándoles sacerdotes idóneos para acompañarlos en su discernimiento vocacional y cuidar de su segura idoneidad y competencia. (…) Es necesario también -añadió- un seguimiento posterior para garantizar la formación permanente del clero, así como de los demás agentes de pastoral, que alimente constantemente su vida espiritual e impida que su labor caiga en la rutina o la superficialidad”.

Refiriéndose a la importancia de que la escucha y la meditación de la Escritura “esté siempre en primer plano”, el Papa subrayó que “de la escucha dócil de la Palabra divina nace el amor al prójimo y, con él, el servicio desinteresado a los hermanos, un aspecto que ocupa un puesto muy relevante en la acción pastoral en Bolivia, ante la situación de pobreza, marginación o desamparo de buena parte de la población”.

El Santo Padre concluyó alentando a los obispos en su misión “como guías de la Iglesia en Bolivia, así como en el espíritu de comunión y concordia entre vosotros. Una comunión enriquecida con los especiales vínculos de estrecha fraternidad con otras Iglesias particulares, algunas en tierras lejanas, pero que desean compartir con vosotros los gozos y esperanzas de la evangelización en ese país”.

Evo Morales, prescinde de EEUU.

Acusa a la DEA de apoyar económicamente el ‘golpe cívico’ de las regiones autonomistas

Evo Morales suspende las operaciones de la agencia antidroga de EEUU en Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, decidió suspender “indefinidamente” las operaciones en su país del Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA), tras acusarlo de realizar “espionaje” y “conspiración” contra su Gobierno.

Evo Morales asegura que es una decisión personal, a partir de hoy se suspende de manera indefinida la actividad de la DEA norteamericana [en Bolivia]. Tenemos la obligación de defender la soberanía del pueblo boliviano”. Morales hizo el inesperado anuncio en Chimoré, población que está en el trópico de Cochabamba, donde está la región productora de la hoja de coca. Allí asistía a un acto para conocer los resultados de la erradicación de coca y la lucha contra el narcotráfico.

Según la agencia ABI, Morales acusa a la DEA de “apoyar económicamente el golpe cívico prefectural fallido contra su Gobierno”, en alusión al enfrentamiento entre el mandatario y las ricas provincias de la llamada Media Luna (sur y este del país). Morales remarcó que los agentes de la DEA realizaron “espionaje político, financiando grupos delincuenciales para que atenten contra la vida de las autoridades, por no decir (del) presidente”. Asimismo, dijo tener información de que la agencia estadounidense habría financiado las tomas de los aeropuertos promovida en los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, en septiembre pasado.Morales también sostuvo que una avioneta de la DEA realizó varios vuelos a las regiones opositoras sin ningún control, ni dar informes sobre lo que transportaron a esos lugares.

Desencuentros con EEUU

El dirigente ya había prohibido a principios de octubre que los aviones de la DEA realizasen vuelos antinarcóticos sobre territorio boliviano. La decisión de este sábado es el último episodio del desencuentro entre el mandatario boliviano y EEUU. El pasado septiembre el gobierno de Morales decidió expulsar al embajador estadounidense de su país, lo que provocó un efecto dominó y el presidente venezolano, Hugo Chávez, hizo lo mismo con el representante norteamericano en Caracas, mientras que Washington declaró ‘persona non grata’ al embajador boliviano Gustavo Guzmán.

Morales decidió expulsar al embajador Goldberg por sus frecuentes contactos con autoridades y dirigentes cívicos de cinco de los nueve departamentos opositores a su gobierno, que reclaman su autonomía respecto del poder central. El mandatario identificó a Goldberg como impulsor de una conspiración contra su gobierno, iniciada en cinco de los nueve departamentos. Además, Morales apoyó en junio pasado a los productores de la hoja de coca en la expulsión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) del trópico de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

También en septiembre se produjo el abandono de la región cocalera de personal de la DEA y NAS, otro organismo estadounidense dedicado a la lucha contra el narcotráfico en Bolivia. Con todo, el presidente boliviano decía este mismo sábado estar dispuesto a mejorar las relaciones diplomáticas de Bolivia con el nuevo gobierno de los Estados Unidos para superar el período de crisis tras la expulsión de los embajadores.