El Cardenal abre este domingo el Año de la Misericordia

La archidiócesis de Valencia celebrará este domingo, 13 de diciembre, el comienzo del Año del Jubileo Extraordinario de la Misericordia con una misa, a las 18 horas, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que abrirá previamente la Puerta de los Hierros de la Catedral, decorada con palmas, como Puerta Santa.

La celebración será emitida en directo por internet a través de la pagina web del Arzobispado, http://www.archivalencia.org, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Seo.

Una procesión previa a la apertura partirá, a las 17.30 horas, desde la parroquia de San Esteban, “con la participación de los obispos que concelebrarán la misa, el Cabildo Metropolitano, vicarios episcopales, sacerdotes diocesanos, seminaristas, que serán los encargados de los cantos, y un centenar de fieles, designados para este fin”, han añadido.

Una vez que la procesión llegue a la Puerta de los Hierros de la Catedral “el propio Cardenal empujará la Puerta Santa, decorada con palmas, en un acto que simboliza la apertura del Año Jubilar, similar al realizado ayer, martes, por el papa Francisco en la basílica de San Pedro del Vaticano”, han comentado.

Asimismo, la puerta “se abrirá hacia adentro, dejando al descubierto la cancela interior, donde habrá un cartel colgado que identificará, en valenciano, esta puerta como `Porta de la Misericòrdia´ y la Catedral, como templo jubilar durante el año”, han explicado.

A continuación, la comitiva que acompañará al cardenal Cañizares “atravesará la puerta y dará comienzo la celebración de la misa correspondiente al tercer domingo de Adviento”, según las mismas fuentes, que han precisado que al comienzo de la misa “tendrá lugar el acto de la memoria del Bautismo, en el que se utilizará agua bendita de la Pila Bautismal de San Vicente Ferrer y San Luis Beltrán”.

Igualmente, al final de la misa tendrá lugar “la proclamación de los seis templos jubilares del Año de la Misericordia, además de la Seo, acto en el que el Cardenal entregará un leccionario nuevo al párroco o representante de cada uno de estos templos”, es decir, la Basílica de la Virgen en Valencia; las Colegiatas de la Asunción de Nuestra Señora, en Xàtiva y en Gandia; la Basílica de San Jaime Apóstol, de Algemesí; el Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, de Cullera; y el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, de El Puig.

Además, está previsto que la celebración “cuente con la participación de una representación de cada una de las ocho vicarías territoriales de la diócesis y que en la misa se incluyan preces especiales para este día de inicio del Jubileo Extraordinario de la Misericordia”, han señalado.

 

Se invita a todas las parroquias con campanas, las hagan sonar el día 13 a las 18 horas.

El cardenal Cañizares califica el terrorismo yihadista de “muy blasfemo, sacrílego y asesino”

El cardenal arzobispo de Valencia, Mons. Antonio Cañizares Llovera, afirmó este sábado por la tarde que el terrorismo yihadista es “muy blasfemo, sacrílego y asesino, porque no se puede matar en nombre de Dios, que es amor; no es muerte, sino vida”. Además, pidió a Dios “por las víctimas, sus familiares y sus pueblos”, pero también por los terroristas “para que les llegue el perdón de Dios, porque no saben lo que hacen”.

Durante la misa que presidió en la Catedral de Valencia ante cientos de personas, en el marco de la vigilia de oración convocada por las víctimas de los recientes atentados terroristas, el cardenal Cañizares señaló que “Jesucristo no es espectador de este escarnio, sino que lo sufre en su propia carne”.

“Dios está con las víctimas, sufriendo; con los familiares, sufriendo; con sus pueblos sufriendo, y ahí, en ellos, hemos de buscarlo y encontrarlo, siendo solidarios con todos ellos y dejarnos de falsos intereses, sólo el de Dios”, subrayó el arzobispo de Valencia.

“Dios es perdón y le pedimos también para que sobre los asesinos venga el perdón, porque no saben lo que hacen, que cambien el corazón y puedan abrirse al don de Dios que es misericordia”, dijo el purpurado en su homilía, según informó la agencia de noticias de la archidiócesis de Valencia (AVAN). Una vez finalizada la celebración eucarística, tuvo lugar la adoración al Santísimo Sacramento.

Valencia. Si a la Vida

El próximo sábado, 24 de marzo, la plataforma Valencia, Sí a la Vida convoca a la sociedad civil valenciana con ocasión del Día Internacional por la Vida, que se conmemora en todo el mundo el día 25.

A partir de las 18 horas, la Plaza de la Virgen acogerá un acto festivo y lúdico que incluirá la actuación del grupo de rock cristiano Kénosis, la exposición de testimonios y la lectura de un manifiesto.

Posteriormente, a las 20 horas, el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, oficiará en la Catedral una eucaristía en la que impartirá la bendición a mujeres embarazadas y niños menores de dos años acompañados por sus familias.

Bajo el lema “Ama la Vida. Toda la Vida”, la jornada ha sido impulsada por Valencia, Sí a la Vida y por los organismos y las asociaciones que la integran: Comisión Diocesana de Familia y Vida, Asociación Católica de Maestros de Valencia, AECA, Torrent Sí a la Vida, UNIMEL, Casa Cuna Santa Isabel, Provida Valencia, Jóvenes Provida Valencia, AEL, CEL, VAEL, FEDEL, RedMadre Valencia, FASTA, FCAPA Valencia, Foro Valenciano de la Familia, Instituto de Política Familiar (IPF) y Derecho a Vivir (DAV).

El arzobispo de Nueva York escribe en su blog lo que le censura el Times

El anticatolicismo se convierte en el nuevo “pasatiempo” norteamericano, denuncia

“The Gospel in the Digital Age” (El Evangelio en la era digital”) es el nombre del nuevo blog que ha lanzado el recientemente nombrado arzobispo de Nueva York y que ya le ha dado la voz que le ha negado el New York Times.

Entre el 10 de octubre y el 2 de noviembre, monseñor Timothy M. Dolan ha publicado diez entradas (posts), pero uno de ellos, con el título “Anticatolicismo”, ha causado sensación, pues reproduce un artículo cuya publicación ha sido rechazada por el diario más famoso de esa ciudad.

El arzobispo considera, en su artículo, que el anticatolicismo se ha convertido en un nuevo “pasatiempo nacional”, algo que ha sido ya confirmado por profesores y académicos, como Philip Jenkins, que lo define como “el último prejuicio aceptable”.

El artículo del arzobispo pone ejemplos de este “anticatolicismo” presentes en el New York Times. Así por ejemplo, el 14 de octubre, el diario denunciaba 40 casos de abusos sexuales de niños en una pequeña comunidad ortodoxa judía de Brooklyn en el último año.

Según el prelado, la actitud del diario ante este caso no tiene nada que ver con la que en el pasado ha mantenido ante la Iglesia católica, cuando se han dado casos de abusos de sacerdotes. El prelado reconoce que no tiene ni la intención ni el derecho de criticar a la comunidad judía, pero denuncia “este tipo de indignación selectiva”.

Otro caso apareció en el diario neoyorquino el 16 de octubre, cuando publicó una historia en primera página, con todo un desarrollo interno (dando más espacio que a la guerra en Afganistán o al genocidio de Sudán) al triste caso de un sacerdote franciscano que hace un cuarto de siglo tuvo una relación consensuada con una mujer de la que nació un hijo. “Ningún clérigo de otra religión diferente a la católica ha merecido nunca tanta atención”, reconoce.

El 21 de octubre, señala monseñor Dolan, el Times dedicó su título principal a la decisión de la Santa Sede de dar la bienvenida a los anglicanos que han pedido la unión con Roma. El diario atacó duramente la decisión como proselitista en momentos difíciles para el anglicanismo, a pesar de que el cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, declaró claramente que “no estamos pescando en el estanque anglicano”.

Por último, el prelado menciona el “ejemplo más explosivo”, un artículo de opinión de Maureen Dowd, publicado por ese diario el domingo 25 de octubre, en el que se hacen acusaciones que ningún editor permitiría contra exponentes islámicos, judíos o afroamericanos.

La columnista lanza todo tipo de acusaciones contra la Iglesia católica que van desde la Inquisición hasta el Holocausto, desde los preservativos hasta la obsesión por el sexo y la pederastia de sacerdotes o la opresión de mujeres, sin olvidars e de los zapatos de Benedicto XVI o del hecho que, siendo un muchacho, fue reclutado por la fuerza (al igual que todos sus coetáneos compatriotas) en el ejército alemán.

Y todo ello, ¿por qué?, se pregunta el arzobispo. Porque la autora, como reconoce en su artículo, no está contenta con la manera en que está teniendo lugar la actual visita apostólica de representantes vaticanos a las religiosas de los Estados Unidos. Un “prejuicio” así, explica, no tiene justificación en “una gran publicación de hoy”.

Tras reconocer que estos casos, “por desgracia” no se limitan al New York Times, Dolan asegura que “la Iglesia no está por encima de la crítica”.
“Nosotros los católicos ya somos bastante buenos para criticarla. Esto lo aceptamos y lo esperamos. Lo único que pedim os es que esta crítica sea justa, racional, y acertada. Es lo que se espera para cualquier persona. La sospecha y los prejuicios contra la Iglesia se han convertido en un pasatiempo nacional que debería ser ‘suspendido por mal tiempo'”, concluye
En otras entradas de su blog, el arzobispo afronta cuestiones de la vida diaria, social y litúrgica, desde cuestiones raciales y caritativas, hasta la defensa de la vida humana amenazada por el aborto, o por la guerra.

 

Hoy comienza el Año Jubilar de San Francisco de Borja en Gandía

Mons. Carlos Osoro, arzobispo de Valencia, ha declarado estar “muy feliz” con motivo del Año Jubilar que comienza en Gandía con motivo del V Centenario del nacimiento de San Francisco de Borja. De él ha destacado “su pasión por tener a Jesucristo en su vida y por anunciarlo”.
San Francisco de Borja y el moribundo Mons. Osoro ha recordado que este Año Jubilar es especialmente importante para toda la Iglesia, concretamente para la Archidiócesis de Valencia. Del santo venerado, un hombre de su tiempo, con una conversión muy particular y sucesor del fundador de la Compañía de Jesús, el arzobispo ha destacado “su gran humildad”. “Tenía muchas cosas y posibilidades en su vida, pero consiguió la única importante, que era Jesucristo y a Él se entregó totalmente”. Asimismo, ha recordado que venció las dificultades, “sobre todo tras la muerte de su esposa, cuando todos sus hijos ya no dependían de él”. En este momento fue cuando se entregó a la Compañía de Jesús.
En un contexto cultural de crisis de valores morales,  la figura de Francisco de Borja surge como un hombre a contracorriente y provocativo, con el que “necesariamente tenemos que confrontarnos”, ha asegurado Mons. Osoro. El santo gandiense tuvo que pasar por determinadas circunstancias que le llevaron a descubrir que sólo debía servir a Jesucristo “y que todos los demás señores son secundarios y efímeros”. El camino que él escogió es “el camino de los hombres de hoy, que creemos que lo tenemos todo”.Osoro ha expresado su deseo de que este Año Jubilar y todos los actos que se van a organizar en la Archidiócesis con este motivo –teatro, conciertos, conferencias, etc.- sirvan para “que mucha gente se encuentre con Jesucristo con la pasión con que él se encontró”.Sobre el gran número de beatificaciones y canonizaciones de figuras españolas, Mons. Osoro concluye que tienen “un valor fundamental, porque todos tenemos que saber vernos a través de seres humanos que han sido como nosotros, que han pasado por circunstancias parecidas y que han sido capaces de decir con todas sus fuerzas que seguirían a Jesucristo por donde quiera que fueran”.Esta tarde, coincidiendo con el día del nacimiento de san Francisco de Borja, Carlos María Sancho de Claver presidirá una misa a las 20,00 horas en la iglesia residencial de los jesuitas de Gandia. Seguidamente, será presentado el programa de actos del centenario en el Salón de Coronas del Palau Ducal, a las 20.45 horas, y será proyectado el audiovisual “San Francisco de Borja, nacido para servir”, de Vicent Almar.

Homilía de Juan del Río en el funeral por el cabo Cristo Ancor Cabello, asesinado en Afganistán

Rom 6,3-9; Sal 114; Lc 23,33.39-43.

 1º. “Caminaré en el país de la vida”. A miles de kilómetros de Canarias, de España, donde la violencia, el terror y la muerte están presentes, el Cabo español, CRISTO ANCOR CABELLO SANTANA, ha iniciado el camino hacia el país donde “ya no hay horror ni dolor, sino plenitud de paz y vida” (Ap 21,4 ). Estos son aquellos que por el Bautismo en el Señor Jesús, Salvador del mundo, participan ya de una Vida Nueva. Por eso mismo, podemos deciros a vosotros familiares y amigos: ¡No estamos destinados a una muerte sin solución. La fuerza del amor es más fuerte que los lazos de la muerte y del olvido! ¡Vuestro hijo, vive y vive eternamente en el Dios que nos hizo para la vida y no para la muerte!

 2º. El Evangelio proclamado (Lc 23,33.39-40), nos habla de la muerte violenta a la que fue sometido Jesucristo, ante ese acontecimiento, unos reniegan y se rebelan ante Dios y otros confían alcanzar su Reino. En medio de aquella tragedia del “Gólgota”, unos soldados que están cumpliendo su servicio y ven como Jesús muere amando, perdonando, salvando y llevándose al compañero de condena que le había suplicado:“acuerde de mí en el paraíso”. Una vez más se cumple la máxima evangélica que son los pobres, los limpios de corazón, los que consiguen ver a Dios en el escándalo de la cruz, como fue también el caso del centurión romano que ante la muerte del Profeta de Galilea confesó: “verdaderamente Éste era el Hijo de Dios” (Mt 27,54).

 3º. Lo sucedido en el Calvario es un mensaje constante de que no hay muerte inútil, aunque aparentemente lo parezca. El joven Cabello Santana en su corta vida militar, había practicado con generosidad las virtudes castrenses, prueba de ello es que había sido condecorado con la medalla de las Naciones Unidas por su participación en la misión del Líbano. Él, como tantos otros que han dado la vida por los nobles ideales de la milicia, son un constante referente de que España es un país que sabe mirar de frente y no esquiva su mirada antes los graves problemas internacionales donde las naciones libres se juegan el futuro de su seguridad e independencia. Desgraciadamente la dinámica bélica desborda constantemente las tareas de reconstrucción en las lejanas tierras de Afganistán. No nos desanimemos, contamos con uno de los ejércitos más prestigioso y mejor valorado por la población a la que sirve en aras de la paz y el bien común. Además, nuestra sociedad española está convencida de que o acabamos con el terrorismo o terminamos siendo esclavos de su intrínseca malicia. La trágica muerte de este soldado es semilla de libertad.

 4º. Ahora, ante la impotencia de lo sucedido, los creyentes, cristianos, y hombres y mujeres de buena voluntad nos recogemos en la oración y en el silencio para que los soldados heridos se recuperen pronto. A fin de que vosotros familiares y amigos de Cristo Ancor Cabello no os sintáis solos, no desfallezcáis en la esperanza, seáis fuertes en la tribulación, porque ese es el mejor homenaje que podéis rendir a un militar español. ¡Animo, confiad siempre en el Señor!

 + Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense de España

Carta del Sínodo al arzobispo de una archidiócesis congoleña perseguida

Iglesias quemadas y sacerdotes secuestrados
CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 8 octubre 2009 (ZENIT.org).- Publicamos la carta de los presidentes delegados y del secretario del Sínodo de los Obispos a monseñor François Xavier Maroy Rusengo, arzobispo de Bukavu (República Democrática del Congo), que se ha leído y entregado al concluir de la sexta congregación general en la mañana de este jueves.

Monseñor Maroy Rusengo ha tenido que abandonar el aula ante los terribles ataques que está experimentando la comunidad cristiana en su diócesis, en medio del conflicto armado que flagela a Bukavu.
El 2 de octubre una de sus iglesias fue quemada, y varios sacerdotes fueron secuestrados por hombres en uniforme, los cua les exigieron un elevado rescate que la diócesis se vio obligada a pagar para salvar la vida de sus presbíteros.
Monseñor Christophe Munzihirwa, predecesor de monseñor Maroy Rusengo, fue asesinado en 1996 por sus denuncias en plena guerra congoleña.
* * *

Excelencia:
Los obispos reunidos en la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, presidida por el Santo Padre, Papa Benedicto XVI, han escuchado que en su Arquidiócesis de Bukavu, en la República Democrática del Congo, se registran desórdenes que incluyen parroquias incendiadas, afrentas infligidas a sacerdotes tomados como rehenes con exigencias de rescate, generando una situación tal que ahora os veis apremiados a volver junto a vuestros fieles, presa de los tormentos y peligros.

A este propósito, en nombre de toda la Asamblea, os expresamos nuestra solidaridad fraterna en la esperanza de que la reconciliación y la Buena Nueva del Evangelio, como nos recuerda en estos días la reflexión sinodal, sean acogidas como la vía compartida por todos para llegar a condiciones de vida humanas fundamentadas en los valores de la justicia y reforzadas por el deseo de la paz que es un don de Dios.
Os estaríamos muy agradecidos si quisierais transmitir nuestros cordiales sentimientos de solidaridad religiosa a todos los miembros del Pueblo de Dios que vive y sufre en dicha Arquidiócesis: los sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, catequistas, laicos y todos los hombres de buena voluntad.
Al mismo tiempo, invitamos a las autoridades civiles a hacer todo lo posible para recuperar el orden de la justicia para instaurar y garantizar la paz, indispensable para una vida normal de la querida población.
Confiando en la misericordia de Dios y en la intercesión de María, Reina de África y Reina de la Paz, os aseguramos nuestras oraciones, para que la justicia y la caridad permitan a esta Arquidiócesis, a la región de los Grandes Lagos y a toda África, obtener días apacibles y una vida serena.