+ P. Hilarino Valladares González, M.S.C.

MISA EL SÁBADO, 28 DE NOVIEMBRE

A LAS 20:00 HORAS

EN LA PARROQUIA DE SAN JERÓNIMO – VALENCIA

+ P. Hilarino Valladares González, M.S.C.

405887_3064160171766_735680342_n

P. Hilarino Valladares González, M.S.C.

En las primeras horas del día 29 de octubre de 2015, después de una dolorosa enfermedad, pasó a la casa del Padre el P. Hilarino Valladares, M.S.C. Los últimos años de su vida los pasó en la residencia M.S.C. de Valladolid, donde estaba destinado debido a su enfermedad. Su llegada a Valladolid le costó bastante, ya que dejaba atrás muchos años de labor pastoral, algo que se había convertido en una segunda piel en él.
El P. Hilarino Valladares González, M.S.C., nació en Ambasaguas de Curueño, en León, el 28 de mayo de 1928. Fue alumno de la Pequeña Obra del Sagrado Corazón, el seminario de los MSC en Valladolid. Sus primeros votos como religioso los pronunció en Canet de Mar (Barcelona) el 8 de septiembre de 1948, al terminar el año de Noviciado. Tres años más tarde, ya en el Escolasticado de Logroño, hizo los votos perpetuos (8-IX-1951). Finalizando el tercer curso de Teología, fue ordenado sacerdote el día 12 de junio de 1954.
La vida del P. Valladares, pasados sus primeros años de sacerdote como responsable de la economía del seminario MSC, la Pequeña Obra, en Valladolid, fue eminentemente una vida de misión. La región de El Quiché, en Guatemala, conoció de sus labores apostólicas y de su preocupación por los indígenas que le habían sido encomendados. Fue el primer rector de la parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, en El Tesoro, en Guatemala capital. La misma labor apostólica pudo desarrollarla durante varios años en Argentina, en la capital, Buenos Aires, y en la zona norte del país, en la montaña, en la provincia de Córdoba.
Regresado a España, fue destinado en dos ocasiones diferentes a la comunidad de Valencia, como responsable de la parroquia de San Jerónimo, en un barrio frontero de la ciudad, Orriols, teniendo como iglesia un bajo destinado a almacén, pero que entonces le sirvió para poder atender a sus feligreses. En el espacio intermedio entre esos dos destinos estuvo trabajando en la provincia de Málaga, en estación Cártama, a unos pocos kilómetros de la capital. Su labor en ese lugar fue principalmente reorganizar toda la acción pastoral, completamente abandonada por la ausencia durante muchos años de un sacerdote que la atendiese. Fue muy grande, y fructuosa, su dedicación a la preparación de las catequesis entre los niños, visitando con mucha frecuencia los lugares de residencia de ellos y la escuela, y consiguiendo un grupo numeroso de catequistas que continuaron fieles en su labor cuando él se fue de allí.
En su primera etapa en Valencia admitió en su parroquia de San Jerónimo al Camino Neocatecumenal, prácticamente inexistente en la ciudad. En la actualidad, la presencia del Camino llena casi por completo toda la acción pastoral de la parroquia, en una iglesia de nueva planta y muy moderna, con todas las necesidades propias de dicho grupo para sus celebraciones. Son muchas las comunidades que se han formado en esa parroquia, y que siguen haciéndolo. Mientras su salud se lo permitió, siguió trabajando con las comunidades del Camino Neocatecumenal en Valladolid, a la vez que atendía el servicio religioso del hospital de San Benito Menni, cercano a la Pequeña Obra.
Una afición que parece ser que tuvo prácticamente en toda su vida fue el estudio de las hierbas medicinales. En Valladolid tenía un pequeño “huerto” en el jardín para poder sembrar y cultivar sus plantas. Y de ahí salían, muy bien preparadas con todo el cariño por él, las que se dieron en llamar “hierbas Hilarino”: una mezcla de buenas hierbas que agradaban y ayudaban a aliviar muchos males de todo tipo. Eran su santo y seña. Y eran también muy apreciadas y buena compañía en los finales de las comidas.
Tuvo también una segunda afición. Ésta, un tanto tardía, pero que le ayudó y llenó muchos espacios en los últimos años de su vida, cuando ya no pudo dedicarse a la labor pastoral: se trataba de la fotografía. Recopiló todas las fotografías que pudo, fotografió todo lo que se le puso delante…, y acabó organizando toda la historia de su familia y la suya propia; una labor difícil, larga…, pero que le ilusionó en esos años en que el tiempo a veces se hace eterno si uno no sabe “educarlo”. Se distinguió también por un marcado espíritu crítico en la realización de todas sus funciones.
Fue su vida una vida de trabajo, y en silencio. Y en ese mismo silencio nos dejó. En plena noche. Su llegada a la casa de luz del Padre coincidió con el amanecer de un día que ya no vivió en la tierra. Descanse en paz.

Manuel Rodríguez García, M.S.C.

Violación, embarazo y aborto

Jorge Scala, abogado argentino especialista en derechos humanos y bioderecho, en el que ofrece su experiencia en una asociación de ayuda a madres solas, y sus respuestas al debate existente en Argentina tras una polémica sentencia que despenaliza el aborto en caso de violación.

Mucho se ha debatido en estos días sobre los tres sustantivos que titulan esta nota. Como tesorero y apoderado de “Portal de Belén” quisiera hacer un breve aporte a esas tres palabras, concatenándolas del mejor modo posible.

En EE.UU. decidieron investigar seriamente el problema de las violaciones en todos sus aspectos. Se hizo un protocolo de investigación y se designó al Hospital San Pablo de Minneapolis para efectuar el estudio. Los trabajos duraron 10 años, durante los cuales fueron derivados a dicho centro sanitario todas las mujeres violadas de la región. En total se investigaron más de 3.500 violaciones.

Entre las cuestiones estudiadas se incluyó la relación entre violación y embarazo. Muy pocas de las mujeres violadas presentaron embarazos. Todos esos embarazos fueron estudiados, tanto sea en los casos en que las mujeres abortaron como en los que continuaron sus embarazos. Se hicieron las pruebas genéticas pertinentes –tanto en los bebés abortados como en los nacidos-, y se determinó, científicamente, que todos los embarazos habían sido fruto de relaciones consentidas, con sus esposos o algún otro varón. En pocas palabras: las 3.500 violaciones no habían causado ningún embarazo (Reardon, David C., Aborted Women: Silent No More).

En “Portal de Belén” tenemos la experiencia de campo, que por la obvia falta de medios no ha podido verificarse con validez científica. La comparto: entre las muchas mujeres que hemos ayudado en estos más de 20 años de servicio al bien común, nos hemos encontrado con algunas mujeres violadas y embarazadas. Vienen a nosotros mujeres embarazadas en situación de conflicto y, ¿qué duda cabe?, la violación es uno de los conflictos más penosos que nos ha tocado acompañar.

Desde el comienzo de nuestra Asociación, intuimos que el mejor modo que tiene una mujer embarazada para superar su conflicto –cualquiera que sea-, es darle las herramientas que necesite para poder continuar con su embarazo y, más adelante, para que pueda criar amorosamente a ese hijo que lleva en su seno. En la generalidad de los casos esto parece muy obvio. Y lo es.

Ahora bien ¿qué sería lo mejor para una mujer encinta cuyo conflicto fuera el haber sido víctima de una violación? En realidad no lo sabíamos. Ni lo supimos hasta que se nos fueron presentando los primeros casos. Era evidente que la ayudaríamos a continuar con su embarazo: a fin de cuentas, ese es nuestro fin asociativo. Pero lo que no era nada obvio es que criar a ese hijo –en lugar de darlo en adopción–, fuera la mejor opción para la mujer violada.

Como no podíamos resolver la duda, pues había tantos y tan buenos argumentos para una u otra opción, decidimos obrar con esas mujeres igual que con las demás: procurar ayudarlas a aceptar, amar y criar a ese hijo que venía al mundo de ese modo trágico. El resultado superó todas nuestras mejores expectativas. Se lo comparto.

En “Portal de Belén” no solo damos alojamiento y comida, sino también atención médica, jurídica, psicológica, etc. a las mujeres que lo necesitan. Todas las mujeres violadas recibieron atención psíquica. Con ese acompañamiento y el nuestro, decidieron no solo continuar sus embarazos, sino también criar a sus hijos. En todos los casos, en un tiempo relativamente breve, los informes psicológicos concluyeron del mismo modo: el acto de amor de haber acogido, amado y criado a ese hijo, curó completamente las secuelas psíquicas de la violación. Para nosotros fue una de las sorpresas más hermosas que tuvimos, en estos años de trabajo silencioso y fecundo.

Ante estas realidades que nos enseña la ciencia y nos muestra el trabajo de campo con quienes padecen la problemática, me pregunto: ¿Puede ser razonable matar por las dudas que el hijo fuera producto de una violación, cuando se sabe que esto casi nunca sucede? También me pregunto: ¿es bueno para la mujer violada quitarle la posibilidad de la curación total, del trauma que le produjo esa brutalidad?.

A los caballos que circulan por la ciudad hay que ponerles anteojeras, para que no vean la realidad; puesto que si la percibieran se asustarían y provocarían un desastre movidos por el miedo. Me vuelvo a preguntar: ¿qué clase de “anteojeras” tienen algunos de nuestros jueces, gobernantes y médicos, que parecen impedirles reconocer la realidad?.

En un rato se mata a una persona por nacer. Nosotros preferimos acompañar a sus mamás durante meses, ayudándolas a crecer y superar por sí mismas todos sus obstáculos. Nos parece lo mejor para todos, también para nosotros que crecemos en humanidad…

Jorge Scala

Zenit

Triunfo de la vida.

ARGENTINOS ALERTA

Hace menos de un mes nació en la localidad de La Bebida, departamento de  Rivadavia (prov. de San Juan) un bebé de 3 Kg en perfecto estado de salud que se  ha convertido en el más mimado de la familia y los vecinos. Su mamá es una joven  de 23 años que tiene un “80 por ciento de incapacidad total y permanente”. El  bebé nació fruto de una violación.

Este caso nos conmueve y nos muestra  cómo la nueva vida fue sorteando obstáculos y encontrado su camino para  finalmente llevar alegría no sólo a su humilde familia, sino también a toda una  comunidad que ha acogido a este bebé con mucho cariño. Al enterarse de la  noticia del embarazo, la gente del barrio empezó a acercarse con ropa para el  bebé y con ayuda para la joven mamá, muy querida en el vecindario. Son los  frutos de la fuerza del amor. Aunque el hecho de la violación es lamentable, el  bebé no tiene culpa alguna.

Si este caso se analiza a la luz de  criterios tan laxos y ambiguos como los de “calidad de vida”, estamos ante un  caso de libro para los que suelen pedir el aborto en estas circunstancias: una  violación a una joven discapacitada y una familia numerosa de condición humilde.  Además, el artículo 86 del Código Penal establece que “El aborto practicado por  un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible … si  el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre  una mujer idiota o demente”.

Sin embargo, este bebé fue creciendo  silenciosamente en el seno de su madre junto a su familia durante esos primeros  nueve meses y así pudo evitar cruzarse con alguna Legisladora o Juez pro-aborto  que le hubieran aplicado de un mazazo el artículo 86 del Código Penal.

Lamentamos toda la violencia que  implica una violación y esperamos que la justicia actúe con prontitud para  encontrar al culpable. Nos resulta ejemplar el cariño con el que su familia y la  comunidad han acogido a este bebé.

Sobre situaciones similares hemos informado en otras  oportunidades:

Reproducimos a continuación la noticia tal como fue  publicada en el Diario de Cuyo.

Violan a una enferma mental y su bebé es el más  mimado

La joven tiene 23 años y un importante retraso  mental. El bebé tiene 20 días y todos lo quieren. Un cuñado de la víctima está  en la mira de la Justicia.

Eduardo Manrique – Diario de Cuyo.

El bebé, un varón que hoy cumple 20 días y que nació  con 3 kg., aparece en escena y genera un magnetismo particular. Todos (familia y  vecinos) sonríen al verlo, todos quieren mimarlo, todos parecen agradecidos con  su presencia.

Quizá sea por verlo en brazos de su madre, una joven  de 23 años con sonrisa imperturbable, que también conmueve porque es alguien  especial: tal es su retraso madurativo que un neurólogo lo tradujo en un duro  diagnóstico, ‘80 por ciento de incapacidad total y permanente‘.

Hay sin embargo un costado dramático detrás de ese  cuadro familiar repleto de felicidad: el bebé, normal y sano, es fruto de un  abuso sexual. Y el único sospechoso es un cuñado de la joven enferma mental, que  en las próximas horas podría ser detenido.

El drama se descubrió cuando la joven tenía cinco  meses de embarazo. Al ver su vientre abultado su mamá (también madre de otros  seis chicos) preguntó quién le había hecho eso, y entonces la chica le señaló a  su propio cuñado como autor del ultraje.

Los abusos, explica Hilda, mamá de la víctima,  ocurrieron tiempo atrás cuando la dejaba ir desde su casa en La Bebida,  Rivadavia, hasta el domicilio de otra hija suya que vive con su marido y sus dos  chicos en Angaco. Los propósitos de esos viajes eran otros: que ayudara a su  hermana a cuidar los niños, porque a pesar de sus problemas madurativos sabe de  las cosas de la casa.

Al saber del abuso, se produjo un quiebre en las  relaciones familiares pero esa vez no hubo denuncia. La noticia del embarazo,  sin embargo, provocó una reacción muy distinta: la gente del barrio empezó a  acercarse con ropa para el bebé y con ayuda para la joven mamá, muy querida en  el vecindario.

Y en su propia casa se tomaron el asunto en serio:  ‘Nosotros somos pobres. Yo cobro una pensión por los siete hijos, mi marido hace  changas, mi hija de 18 años trabaja de empleada doméstica.

Mi hija no tiene pensión por su discapacidad y nos  hacen falta muchas cosas, pero al niño nunca le va a faltar nada. Con el  muchacho verán lo que harán, porque no puede ser que un yerno me haya hecho  eso‘, dice Hilda.

La mujer denunció el caso recién el último lunes,  cuando la novedad del nacimiento provocó el aviso de los médicos a las  autoridades y entonces se encaminó la investigación de rigor, pues legalmente se  entiende que una persona con problemas madurativos jamás pudo consentir una  relación sexual.

Legalmente, Hilda y su marido tienen la tutela del  niño y la de su madre, que desde el nacimiento amamanta, cambia pañales y está  siempre pendiente de la criatura.

Jueza civil suspende primer “matrimonio” homosexual en Argentina

La jueza Martha Gómez Alsina, del juzgado nacional civil 85, ordenó suspender la realización del mal llamado “matrimonio homosexual”, que iba a tener lugar hoy en un registro civil del barrio porteño de Palermo.

La magistrada hizo lugar a un pedido de nulidad presentado por el abogado Francisco Roggero, al sostener que una jueza del fuero Contencioso Administrativo no tiene competencia para fallar sobre el Código Civil, que establece que el matrimonio ante la ley es un contrato entre un hombre y una mujer.

Roggero solicitó la nulidad del fallo de la jueza Gabriela Seijas, quien el 12 de noviembre pasado había declarado inconstitucionales dos artículos del Código Civil que impiden el matrimonio entre personas del mismo sexo y autorizaba a casarse a Alex Freyre y Jose María Di Bello, quienes anteriormente habían presentado un amparo contra el Gobierno de Buenos Aires.

La resolución de la jueza Martha Gómez dispone “suspender en forma provisoria la celebración del acto programado por el Registro del Estado Civil y Capacidad de las personas” hasta tanto “recaiga pronunciamiento firme en los presentes”.

Los abogados Francisco Roggero y Joaquín Otaegui explicaron en un comunicado que los llevó a actuar “la preocupación de muchos matrimonios ante la noticia de que se iba a celebrar un casamiento entre dos hombres, y de esta manera derogar los cimientos de una institución que forjó la grandeza de la República Argentina y que llegó a posicionarla en el quinto lugar en el mundo”.

“Esto nos llevó a asesorarlos sobre la cuestión y a plantear una acción de nulidad ante la falta grosera de uno de los elementos básicos, para la ley argentina, de un matrimonio, como lo es la diversidad de sexos”, precisaron.

“Queremos ser claros que no se trata de un tema religioso; la institución civil del matrimonio no corresponde a un capricho del legislador de hace más de 100 años. El legislador simplemente reconoció lo que el sentido común, la historia y la naturaleza nos dicen acerca de lo que es mejor para el bien de la sociedad: el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer y este fue el fundamento de la familia argentina”.

“Este es el interés que nos moviliza, considerando que no todo cambio significa progreso y que no todo progreso es para bien. Cuando se vulnera el orden de la naturaleza, las consecuencias se pagan, como sucede con el medio ambiente y el cambio climático”, subrayan.

El Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Jorge Bergoglio, le reiteró hace una semana al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, el malestar de la población católica por no haber apelado el fallo de la jueza Gabriela Seijas que permitía que una pareja de hombres contrajera matrimonio, precisándole que “había faltado gravemente a su deber de gobernante”.

Argentina: Fiscal admite que un Ministro mintió sobre cifras de aborto

Un fiscal federal admitió que el Ministro de Salud, Ginés González García, mintió al difundir estadísticas falsas de supuestos abortos clandestinos realizados en el país, pero desestimó el pedido de iniciar un proceso en su contra aduciendo que mentir no es delito.

 La organización Portal de Belén denunció al Ministro de Salud por difundir falsamente que en Argentina se realizan 500 mil abortos clandestinos al año, “con el objetivo de intimidar y confundir a la sociedad argentina, de forma de obtener el consenso social para la despenalización del aborto”.

La demanda fue rechazada en primera instancia por lo que se planteó una apelación. Durante la audiencia oral y pública de apelación celebrada en la Cámara Federal de Córdoba, el fiscal federal A. Ferrer Vera reconoció que el Ministro mintió pero solicitó la desestimación de la denuncia.

“Aún siendo sumamente falsa en su cantidad, la cifra de abortos manifestada por el Ministro, dicha falsedad no constituye una acción penalmente reprochable, toda vez que faltar públicamente a la verdad, magnificando un hecho de la realidad, que existe independientemente de la controversia sobre el número, con una finalidad exclusivamente política, como lo refiere el denunciante, a los efectos de instalar una discusión de igual tenor, carece en absoluto de trascendencia penal”, indicó.

Además, insistió en que “es claro que las nuevas manifestaciones vertidas por el Ministro de Salud de la Nación, las que fueran reproducidas por la prensa oral y escrita , constituyen objetivamente la difusión de cantidades falsas de abortos”.

Ante lo ocurrido, Portal de Belén ha reiterado que “el Gobierno Nacional se encuentra en una franca campaña de confundir a la población y prepararla así para la despenalización del aborto, difundiendo estadísticas falsas, y además utilizando cobardemente el debate en torno al derecho a la vida de niños inocentes, para desviar la atención de la misma sociedad”.

Según la organización, los tristes casos de dos jóvenes discapacitadas en La Plata y Mendoza que resultaron embarazadas en una violación y finalmente abortaron habrían sido usados como cortinas de humo.
“Baste recordar que la increíble situación de las narco-valijas, que se trasladaban masivamente al exterior por una empresa aérea financiada por el Estado Nacional, salió a la luz, dos días antes de que el Ministro González García, iniciara públicamente su campaña para despenalizar el aborto, y luego de que el Ministro planteara la cuestión, esta noticia casualmente diluyó la anterior”, indicó la entidad en una nota firmada por su presidente, Aurelio García Elorrio.

 

Informe Libertal Religiosa. Argentina.

ARGENTINA

PERTENENCIA
RELIGIOSA
Cristianos 92,9%
Musulmanes 2%
Judios 1,3%
Otros 3,8%
IGLESIA
CATÓLICA
Bautizados
35.972.000
SUPERFICIE
27.80.400 km2
POBLACIÓN
38.970.000
REFUGIADOS
3.263
DESPLAZADOS

La Constitución de la República Federal de Argentina, aprobada en
1853 y enmendada en repetidas ocasiones hasta 1994, establece en
el artículo 2 que «el Gobierno federal sostiene el culto católico
apostólico romano», pero garantiza la libertad religiosa a todos los
ciudadanos en el artículo 14.
Incentivadas por las autoridades políticas, las diferentes confesiones
religiosas mantienen un diálogo interreligioso serio y continuado.
En 2006 y 2007 hubo algunas tensiones entre la Iglesia católica y el
presidente Kirchner. En noviembre de 2005, la Conferencia Episcopal
Argentina, presidida por el cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo
de Buenos Aires, publicó un documento titulado Una luz
para reconstruir la nación. Como explica un artículo de la revista
Mondo e Missione de mayo de 2006, en dicho documento, los obispos
manifiestan su preocupación por «el crecimiento escandaloso de
la desigualdad en la distribución de los ingresos» y alertaban del peligro
de «manifestaciones violentas por parte de sectores excluidos
del mundo del trabajo». El presidente argentino reaccionó ofendido,
criticando a la Iglesia por su supuesto silencio durante la dictadura
militar. En numerosas ocasiones, la prensa ha mencionado la sincera
sensibilidad hacia los necesitados del cardenal Bergoglio, su sencillez,
la claridad de sus palabras y su profunda espiritualidad.
Cuando el Cardenal calificó públicamente una exposición del artista
León Ferrari subvencionada por el Estado de «blasfemia» contra
la Virgen María, el Papa y los símbolos religiosos cristianos, el presidente
reaccionó con dureza, invocando como excusa la libertad artística.
También ha habido diferencias entre el Gobierno y la Iglesia católica
en relación con las leyes concernientes a la vida humana y el derecho
familiar. Se ha legalizado el divorcio y las uniones homosexuales,
aunque éstas no estén reconocidas como matrimonios, y
también ha habido un debate sobre el aborto y sobre una propuesta
de ley para introducir la educación sexual en las escuelas. Según informó
Radio Vaticana en julio de 2006, el día 15 de ese mismo mes
los obispos argentinos criticaron enérgicamente una propuesta de
ley para legalizar la esterilización femenina y masculina. En un documento
publicado por la Conferencia Episcopal, explican que legalizar
la esterilización «constituye una violación al derecho humano
a la integridad corporal».

Otro episodio tenso entre la Iglesia católica y el Gobierno surgió a
finales de octubre de 2006, cuando el obispo emérito Joaquín Piña
Batllevell de Puerto Iguazú decidió presentarse, en oposición a Carlos Rovira, gobernador de
la provincia de Misiones, como candidato con una coalición política independiente, iniciativa
que pretendía ser un acto institucional y no un acto de «política partidaria». La agencia
Zenit informó al respecto el 5 de noviembre de 2006. El gobernador Rovira se había propuesto
cambiar la Constitución para hacer posible la reelección indefinida de los gobernadores,
y el obispo Piña se presentó como candidato por considerar que esto ponía en peligro
un principio fundamental de la Constitución. Cuando su coalición ganó en las
elecciones, el obispo anunció formalmente que no ocuparía ningún cargo político. De hecho,
la Iglesia ya desempeñó en el pasado un papel en materia constitucional, como demuestra
el ejemplo de fray Mamerto Esquiú, un sacerdote y patriota argentino que intervino
de forma decisiva en la formulación de la Constitución en 1853, y cuya causa de
beatificación está en curso. Este incidente, así como el respaldo de los obispos a las protestas
de los sindicatos de profesores, fueron interpretados como una provocación por el
presidente y el Gobierno.
Finalmente, también está el caso del pastor protestante Raúl David Caballero, que recibió
cartas amenazantes y una fotografía suya emborronada cuando el alcalde cerró las nuevas
oficinas de la comunidad que el clérigo encabezaba en la ciudad de Quilmes, según informó
Compass Direct News el 23 de octubre de 2007. Para el pastor Rubén Proietti, presidente
de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República de Argentina (ACIERA),
se trata de un caso absolutamente aislado: «Actualmente, en Argentina», explicó a
Compass Direct, «hay muy pocos problemas relacionados con casos de discriminación y
abusos contra grupos religiosos».
No obstante, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que hace un seguimiento
de los incidentes antisemitas, informó de que en 2006 se registraron 586 casos
de esta naturaleza, precisando que 25 de ellos fueron amenazas (de bomba y agresiones físicas)
y 392, propaganda antisemita.
Fuentes
Agencia ACI
Agencia Zenit
Compass Direct News
Departamento de Estado de EE.UU.
Mondo e Missione, mayo de 2006 y junio/julio de 2007
Radio Vaticana
The Tablet (15.07.2006)