Santo Rosario. Como rezarlo.

COMENZAMOS:

(Pide al Espíritu Santo que ilumine tu alma)

1. * Abre Señor mis labios, y mi boca proclamará tus alabanzas.
* Dios mío ven en nuestro auxilio, date prisa Señor en socorrernos

* Gloria al Padre, Gloria al Hijo, y Gloria al Espíritu Santo, Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos, Amén.

2. Decimos la enunciación del Misterio y leemos el texto de la meditación:
Contemplamos el misterio: embándonos en cada escena del Evangelio, metiéndonos dentro de ella como si fuéramos un personaje más:
– un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino;
– un caminante que asiste al Bautismo de Jesús;
– un invitado de las Bodas de Caná;
– un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz,
– uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,…

3. Guardamos unos segundos de silencio:
Dios habla bajito, déjale que te hable en el silencio de tu corazón.
A lo mejor nos quiere decir algo.

4. Luego, en cada misterio, mientras se va contemplando la escena, se reza:

* Un Padrenuestro, la oración que nos enseñó Jesús
* Diez Avemarías: que son las palabras del Arcángel a Santa María y centradas en el nombre de Jesús.
* Un Gloria a la Santísima Trinidad: a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo
Es la oración que culmina la contemplación.

5. Y al final del misterio:
* Ave María Purísima, sin pecado concebida
* La Jaculatoria de Fátima pedida por la propia Virgen en sus apariciones a los pastorcitos:
“¡Oh Jesús mío! perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a toda las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia”.
* En respuesta al aborto, puede decirse después:
“Jesús protege y salva a los no nacidos”

6. Al finalizar los cinco misterios, se reza:
*Padre Nuestro por el Santo padre el papa y por sus intenciones:
Padre nuestro que estás en los Cielos…

*Tres Ave María a las Inmaculada Concepción por sus intenciones:
Dios te salve María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el señor es contigo…
Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el señor es contigo…
Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el señor es contigo…

*Padre Nuestro a San José, para que interceda por los enfermos, los moribundos, las Benditas Almas del Purgatorio, para que nos haga castos y mansos de corazón, y nos conceda una buena muerte.

Un Credo para que nos aumente la Fe: Creo en Dios Padre todo poderoso…

7. Para finalizar: La Letanía a Nuestra Señora y la Salve.

 

Misterios Dolorosos (se rezan Martes y Viernes)

Primer Misterio:
“La Oración y Agonía de nuestro señor Jesucristo en
El Huerto de Getsemaní”

“Y lleno de Angustia, oraba con más instancia,
y sudó como gotas gruesas de sangre que corrían
hasta la tierra“

¡Cuántas Madres gestantes, deben encontrarse en la amarga agonía, de pensar negarle la Vida a sus Hijos!
Oremos por ellas, que sepan abandonarse a la Voluntad del Padre, comprendiendo, que el mayor y más hermoso Derecho de una mujer, es la Maternidad y el Derecho a Vivir del Nuevo ser Humano, su Hijo, aceptando con ello, el precioso Don de trasmitir la Vida.
Padre Nuestro…

Segundo Misterio:
“La Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo
Atado a la Columna”

“Tomó entonces Pilatos a Jesús y lo hizo Azotar”
¡Cuánta Violencia se comete con una madre que ha visto como le ha sido arrancado su hijo de sus entrañas, Cuanto dolor le acompañará toda su vida!
Roguemos a nuestra Madre Maria Santísima, consuele a las mujeres que se han visto arrastradas de alguna manera a matar a su propio hijo, que su dolor sirva para ayudar a otras madres a reflexionar, que siempre hay alternativas a destruir sus vidas y la de sus Hijos.
Padre Nuestro…

Tercer Misterio:
“La Coronación de Espinas de Nuestro Señor Jesucristo”

“Y despojándolo de sus vestiduras, le echaron encima un manto de Púrpura, y, tejiendo una Corona de Espinas, se la pusieron en la Cabeza, y en la mano, una Caña.”
La Mujer que sufre un aborto, sufre la perdida de su hijo, y a menudo es insultada y rechazada por ello, Nosotros como Cristianos, tenemos el deber de darle nuestro amor, y de pedirle a la Madre del cielo que convierta su Corazón, que El Señor no desprecia a aquellas madres que se acercan al Sacramento del Perdón , con un corazón arrepentido y Humillado, sino que es Consuelo infinito.
Padre Nuestro…

Cuarto Misterio:
“Nuestro Señor Jesucristo, llevando la Cruz a cuestas, Camino del Calvario”

“Llevando a cuestas Su Cruz salió hacia el sitio llamado Calvario, que en Hebreo se dice Gólgota” ¡Qué cruz tan grande, deben soportar aquellos que habiendo participado de la muerte de un Inocente al que se le negó el Derecho a Vivir, han descubierto su Error y están arrepentidos!
Por ellos Roguemos a La Madre de Misericordia para que Jesús les haga llevadera esa cruz, testimonios, que sirvan para que otros abandonen ese camino perverso, que lleva a la muerte cruel y Violenta de Ser Humano por nacer.
Padre Nuestro…

Quinto Misterio:
“La crucifixión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo”

“Y Jesús, dando una gran Voz, dijo:
Padre en tus Manos entrego mi Espíritu.
Y diciendo esto, Expiró”
¡Cuántos Gritos silenciosos, de tantos seres Humanos Inocentes asesinados, por el egoísmo, y la codicia!
Roguemos a la Santísima Virgen María, que lleve a todos los niños muertos por la violencia del Aborto, junto al Padre, para que encuentren la Paz y el Consuelo de los Justos.
Padre Nuestro…

 

Misterios Luminosos (se reza los Jueves)

Primer Misterio:
El Bautismo de Jesús

Jesús entra a las aguas del Jordán y la voz del Padre lo declara su Hijo amado, mientras el Espíritu desciende sobre El.
Roguemos al Espíritu Santo, que descienda sobre las Madres, para que les haga sentir el amor por sus Hijos en gestación, instándolas a proteger sus vidas, y de este modo ser partícipes del milagro que supone transmitir la vida a un Hijo.
Padre nuestro…

Segundo Misterio:
El milagro en las Bodas de Canaá.

Jesús convierte el agua en vino, y abre los corazones de los discípulos a la Fe, gracias a la intervención de Maria.
Roguemos por la intervención de Maria nuestra madre celestial, para que abra los corazones de los Gobernantes y políticos, a la Fe y de ese modo promuevan leyes justas para los seres Humanos, especialmente de amparo a los más inocentes e indefensos de todos, los que están por nacer.
Padre nuestro….

Tercer Misterio:
El Anuncio del Reino de Dios.

Jesús proclama la venida del Reino de Dios, llama a la Conversión y perdona los pecados.
Roguemos por los profesionales de la salud, que confundidos por la búsqueda de riqueza han embrutecido sus corazones, con sangre inocente. Que por la Gracia del anuncio, del Reino de Dios, se conviertan y busquen el perdón, en la defensa del no Nacido.
Padre Nuestro….

Cuarto Misterio:
La Transfiguración.

La gloria de Dios resplandece a través del rostro de Jesús, y el Padre manda a los asustados discípulos que escuchen a su Hijo.
Roguemos para que el Rostro de Jesús resplandezca a través de su Iglesia, que nuestros Obispos soporten y nosotros con ellos, sin miedo, las duras pruebas, que vengan por defender a los más inocentes, y se guíen y nos guiemos sólo, por la palabra de Dios.
Padre Nuestro….

Quinto Misterio:
La Institución de la Eucaristía.

Jesús ofrece su Cuerpo y su Sangre como alimento bajo las apariencias de pan y de vino.
Roguemos Por los millones de niños muertos por Aborto, para que dada su inocencia, gocen de de la presencia del Señor.
Si siendo pecadores, por Amor se quedó con nosotros en la Eucaristía, ¿Cómo no ha de consolar a los inocentes en el dulce regazo de su Madre que nos dio por nuestra?
Padre Nuestro….

 

Misterios Gloriosos (se rezan Miércoles y Domingos)

Primer Misterio:
“La triunfante Resurrección del Hijo de Dios”

Espíritu Santo, concédenos una actitud contemplativa, repleta de maravilla, cuando miremos a cada persona creada por ti, para la vida eterna. Que las leyes de nuestro país, puedan respetar el Derecho a Vivir de cada ser Humano, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural
Padre Nuestro…

Segundo Misterio:
“La Ascensión de Nuestro Sr. Jesucristo a los Cielos”

Espíritu Santo, Tú nos enviaste, a proclamar las Buenas Nuevas al mundo.
Inspíranos a ser testigos de tu mensaje de esperanza, con humilde fidelidad al Evangelio de la Vida, y hacer de Él nuestro que- hacer diario.
Padre Nuestro…

Tercer Misterio
“La Venida del Espíritu Santo a los Apóstoles, congregados con Maria Santísima”

Espíritu Santo, llena a todos los que somos pobres, débiles, y vulnerables, con el fuego de Tu amor. Como lo hiciste, con los Apóstoles en Pentecostés.
Permite que vayamos resueltamente hacia adelante, a proclamar el Valor de la Vida Humana, al mundo entero.
Padre Nuestro…

Cuarto Misterio:
“La Asunción a los Cielos de nuestra Madre Maria Santísima en Cuerpo y Alma”

Espíritu Santo. Esposo de María, Tú le diste la bienvenida al Cielo a nuestra Madre Bendita.
Nosotros Rogamos su intercesión maternal, por las mujeres que cobijan una incipiente y frágil Vida Humana nueva,
Y por los indefensos e inocentes, que están cerca de finalizar cruelmente, su vida terrenal.
Padre Nuestro….

Quinto Misterio:
“La Coronación de Nuestra Madre María Santísima, como Reina y Señora de Cielos y Tierra”

Espíritu Santo, frente a la Humildad de María, Tú al Coronaste como Reina del Cielo.
Tú das la bienvenida al humilde, al puro, y al misericordioso en el Reino eterno, donde el último será el primero y el primero será el último.
Acoge a tus Hijos Inocentes muertos en el seno Materno, fruto del egoísmo y la codicia, para que dándoles un lugar junto a Ti, Madre celestial, de modo que sientan el amor y el consuelo de tu Hijo Jesucristo.
Padre Nuestro….

 

Misterios Gozosos (se reza Lunes y Sábados)

Primer Misterio:
La encarnación del Hijo de Dios en el seno purísimo de la Virgen María”

“El Ángel del Señor anunció a María; y Concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.”
El anuncio del Ángel a María incluía su embarazo, lo que llevaba consigo muchos riesgos y problemas graves con el Esposo, con los padres, con la autoridad religiosa, con la gente… Corría el riesgo de ser duramente castigada y María, aún así, entonces dijo: “Hágase en mí según tu voluntad”, dijo “sí” a Dios. Asumiendo todos los riesgos que pudieran sobrevenir y abandonándose en manos del Padre.
Roguemos para que a ejemplo de la Virgen Maria, las madres gestantes tengan la generosidad de decir “sí a su propio hijo” dejando en manos de Dios la transmisión de la Vida.
Padre nuestro…

Segundo Misterio:
“La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel”

“¿De dónde a mí que la Madre de mi Señor venga a visitarme? Dijo Isabel a María. Así que Escuché la voz de tu saludo, saltó de gozo, el niño en mi seno.”
Conocido el embarazo de Isabel, María marchó presurosa a felicitarla, a celebrar y compartir con ella la alegría de una maternidad largo tiempo deseada y suplicada:
Sus conversaciones debieron ser sobre los caminos y sobre el futuro que les habían anunciado para ellas y para sus hijos. La fraternidad, las confidencias, todo género de ayuda recíproca. María e Isabel son un modelo.
Roguemos para que a ejemplo de la Virgen Maria, seamos alegre consuelo, para las madres embarazadas y angustiadas por su estado, que seamos capaces de acompañarlas con nuestro cariño y ayuda, dándoles esperanza, para que reciban con alegría a sus hijos.
Padre Nuestro…

Tercer Misterio:
“El Nacimiento del Hijo de Dios en el Portal de Belén”

“Se apareció el Ángel del Señor, y una inmensa Luz, despertó a los pastores llenándolos de de temor. Y el Ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre».
Roguemos a la Santísima Virgen Maria, para que estemos abiertos a los planes de Dios, que siguen su curso valiéndose de los acontecimientos humanos; a poner nuestra confianza en Dios y que a ejemplo de Jesús que nació en pobre pesebre, las familias no pongan objeciones a la vida en pro de la sociedad del bienestar, pues en los planes de Dios siempre está unido, lo sublime de lo divino y lo más humilde de lo humano.
Padre Nuestro…

Cuarto Misterio:
“La purificación de Nuestra Señora y la Presentación del Niño Jesús en el Templo”

“Al cumplirse cuarenta días del nacimiento de Jesús la Virgen María tenía que purificarse, según la Ley de Moisés, fueron a Jerusalén llevando a Jesús, para presentarlo al Señor”
Movido por el Espíritu, el anciano Simeón; al entrar José y Maria con el niño Jesús, en el Templo, lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel»
Roguemos a la Virgen Maria por las familias, que la riqueza que la vida familiar encierra, a ejemplo de la sagrada Familia, irradie hacia los demás, la transmisión de los valores cristianos, ofreciendo sus hijos a la voluntad del Señor.
Padre nuestro…

Quinto Misterio:
“El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo”

“Cuando Jesús cumplió los doce años, fueron a Jerusalén a la fiesta de la Pascua, según la costumbre; al volverse, pasados aquellos días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Cuando éstos se dieron cuenta de que no estaba en la caravana, se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos, y al no encontrarlo, angustiados se volvieron a Jerusalén en su busca”
Y sucedió que, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; Todos los que lo oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas. Al verlo, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y Yo, te andábamos buscando». Él les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?»
Roguemos a la Santísima Virgen Maria por los Hijos, que al igual que Jesús, busquen Desear sólo la voluntad del Padre, y a ejemplo de Él, pidan a del mismo modo a sus padres les permitan cumplir la voluntad de Dios en sus Vocaciones.
Padre Nuestro…

 

LETANÍAS DE NUESTRA SEÑORA

Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios, Padre celestial.

Dios, Hijo, Redentor del mundo, T.-“Ten Misericordia de Nosotros”
Dios, Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María, T.- “Ruega por nosotros”
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de misericordia,
Madre de la Vida,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso de insigne devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consoladora de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta a los Cielos,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
T.- Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
T.- Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
T.- Ten misericordia de nosotros.

Acoge bajo tu amparo a los niños por nacer, tan indefensos e inocentes.
Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas que te hacemos por esta necesidad; Antes bien líbralos de todo peligro, ¡Virgen Gloriosa y Bendita!
V. Ruega por Nosotros Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo nuestro señor. Amén.

ORACIÓN Final:
Te rogamos nos concedas,
Señor Dios nuestro,
gozar de continua salud de alma y cuerpo,
y por la gloriosa intercesión
de la bienaventurada siempre Virgen María,
vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s