El Congreso hondureño rechaza la restitución de Zelaya

El Congreso de Honduras ha rechazado la restitución de Manuel Zelaya, en una sesión en la que se superó la mayoría cualificada de dos tercios y concluyó con una votación final de 111 votos en contra de su vuelta al poder y 14 a favor, de los 128 diputados. Otros tres diputados se ausentaron durante la votación. El virtual presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, ha respaldado la decisión del Parlamento de no restituir al depuesto gobernante. “Yo respaldo lo que el Congreso decidió esta noche (…), respeto la decisión del Congreso”, dijo Lobo, del opositor Partido Nacional, al noticiario de televisión TN5.

Zelaya no se da por vencido

Sólo catorce de los 128 diputados del Congreso Nacional votaron a favor de la vuelta a la presidencia de Zelaya. Gran parte de la comunidad internacional había reclamado la restitución del presidente derrocado para reconocer el resultado de las elecciones generales celebradas el pasado domingo en el país centroamericano.

Tras conocer la noticia, el presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, calificó de “vergüenza” la decisión del Congreso de no restituirlo  y aseguró que el veredicto del Parlamento confirma que cometieron un delito al ratificar su destitución tras ser derrocado el pasado 28 de junio.“El pueblo hondureño debe saber que la mayoría de los diputados que han ratificado su delito son cómplices, son confesos, que están de acuerdo con la sangre que se derrama de mártires”, expresó Zelaya en comunicación telefónica desde la Embajada de Brasil, donde está desde el 21 de septiembre.“¿Qué sigue ahora? Pues me mantengo todavía en la Embajada de Brasil luchando por la condena a la dictadura y ahora también contra el fraude electoral que se hizo el domingo. Las elecciones no representan una salida para el país”, añade.Zelaya agregó que “el mundo entero debe saber que esa sesión del Congreso es una vergüenza para Honduras, porque la mayoría de los diputados golpistas ratificaron el golpe contra el presidente constitucional”.El mandatario depuesto ha asegurado que en el Congreso Nacional “había 24 diputados que desde el principio rechazaron el golpe” y que exigían su restitución en el poder, aunque en la votación de hoy sólo 14 de los 128 lo respaldaron
  
En una carta divulgada tras la sesión, Zelaya dijo que los diputados “están de acuerdo con que se cancelen medios de comunicación, con que se reprima al pueblo, estos delitos también caen hoy sobre su conciencia”.”Hoy el pueblo conoció uno por uno a los diputados y diputadas que traicionaron en el Congreso Nacional, que traicionaron la democracia el 28 de junio (…), a los que me falsificaron la firma, a los que violaron la Constitución y me desterraron a Costa Rica”, señaló.
 
Tras una larga votación que los legisladores hicieron de manera individual y a viva voz, el Congreso cumplió hoy con el papel que le otorgaba el Acuerdo Tegucigalpa-San José para determinar la restitución o no de Zelaya, más de un mes después de que las comisiones del depuesto presidente y el gobernante de facto, Roberto Micheletti, firmaran el pacto.Cabe agregar que los cientos de seguidores de Zelaya que durante la mañana se congregaron en las cercanías del Congreso han abandona el lugar sin incidentes, mientras continúa el cordón de seguridad policial alrededor de la sede del Legislativo.

Vea la foto de Zelaya que circula por la Red en Hispanoamérica

En las últimas semanas una foto de Zelaya había llamado la atención del mundo. En esa instantánea se veía a Zelaya, sentado en una silla, con los pies en alto y con su sombrero cubriendo la cara mientras dormía. Ese era el aspecto que presentaba el hondureño mientras descansaba en la embajada de Brasil. Pues bien, hay otra foto con el mismo protagonista circulando por la Red y que pueden ver aquí, en cope.es. Esta imagen es bastante diferente a la que nos ha llegado en los últimos días.

Impactante imagen de Zelaya.

 La imagen del joven Zelaya circula ya por toda Hispanoamérica y es impactante cuanto menos. El retrato en cuestión nos ofrece a un joven Zelaya, ataviado con unos pantalones ajustados, torso descubierto, pelo enmarañado y bigote abundante. Hasta ahí todo normal. Lo sorprendente es ver a quien reclama la presidencia de Honduras ataviado con varias pistolas y metralleta en mano posando orgulloso.

 La foto parece haber provocado las iras de los seguidores de Zelaya y ha aumentado los rumores sobre un pasado oscuro de quien fuera presidente de Honduras y aún quiere recuperar.

Honduras se marcha de la Organización de Estados Americanos

La vuelta de Manuel Zelaya es condición para Honduras

El nuevo Gobierno que preside Roberto Micheletti ha anunciado su renuncia con “eficacia inmediata”, poco antes de su más que posible expulsión por la OEA como consecuencia del golpe que ha derrocado a un Manuel Zelaya que amenaza con regresar en las próximas horas. Le acusa de interferir en su país, y al secretario general del organismo, Jose Miguel Insulza, de “intransigente”. El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, asistirá a la Asamblea General Extraordinaria de la OEA que decidirá hoy si suspende a ese país centroamericano de su participación en el organismo interamericano por el golpe de Estado. La Iglesia hondureña apoya a Micheletti y pide a Zelaya que no vuelva.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha admitido hoy que, en Honduras, quienes rompieron el orden constitucional no tienen ninguna intención de revertir esa situación y ha advertido de la gran tensión que hay en el país. Asegura que “la renuncia de Micheletti a la OEA no tiene ninguna validez jurídica”.

 Tras una larga jornada de entrevistas con representantes del Poder Judicial, algunos candidatos a la presidencia, representantes de la sociedad civil y diplomáticos, Insulza ha cerrado una visita que tenía como propósito trasladar personalmente el rechazo de la OEA a la situación generada en el país el pasado domingo.

 En declaraciones del secretario general, “el resultado claro es que la ruptura del orden constitucional persiste y que los que hicieron esto no tienen por el momento ninguna intención de revertir esa situación“. También ha explicado que la OEA considera que ha habido “un golpe de estado” y ha pedido que “esa situación sea revertida y se acepte que sea revertida“. Sin embargo, ha reconocido que ni la “autoridad de facto” ni ninguna otra está dispuesta a dar pasos en ese sentido: “Veo una sociedad profundamente polarizada y dividida (…) hay mucha tensión“, aunque ha asegurado que “felizmente, no ha desencadenado aún ninguna cosa trágica“.

 Sobre el nuevo presidente, Roberto Micheletti, le ha restado cualquier tipo de relevancia: “él para mi no es ninguna autoridad“. Ante el hecho de que nadie asuma la responsabilidad sobre el destierro de Zelaya el domingo cuando fue detenido en respuesta a una orden judicial y el Congreso le destituyera, Insulza ha declarado: “Espero que la Corte Suprema o las autoridades que corresponda determinen en algún momento quiénes fueron los que echaron al presidente del país porque hasta esta altura nadie asume responsabilidad por eso“. También ha adelantado que informará mañana, sábado, de sus conclusiones a la Asamblea General y ese órgano “adoptará la decisión que estime pertinente“, al señalar que la decisión que corresponde es la que faculta a la organización “para suspender a un Estado en el cual se mantenga la ruptura del orden constitucional“.

 Todo esto se produce después de que la OEA diera el miércoles por la noche un ultimátum de 72 horas al nuevo gobierno de Honduras para que restableciera el orden constitucional bajo la amenaza de que, de no hacerlo, el país podría ser suspendido del organismo.El clima en las calles es de gran agitación, mayor que en días anteriores, con miles de seguidores y detractores de Zelaya que se congregaron en sendas manifestaciones multitudinarias. Cada uno de los grupos logró juntar a entre 10.000 y 15.000 personas para tomar las calles de forma pacífica, en la primera jornada en que ambos bandos han sido capaces de convocar en masa a la población.