Dá testimonio, es Navidad.

Querido/a amigo/a:

Como sabes, un juez dictó hace 10 días una sentencia obligando a un colegio público de Valladolid a retirar los crucifijos de todas las aulas. El deseo de un solo padre del colegio se impone sobre las preferencias del resto de padres y madres del colegio.

El laicismo militante, tan presente en el entorno del Gobierno, quiere suprimir de la esfera pública cualquier signo cristiano. Han empezado con los crucifijos, pero detrás vendrán los belenes, las procesiones y otras expresiones de la Fe… Quieren recluir la Fe a las cuatro puertas de las casas de los creyentes. Quieren pisotear la libertad religiosa de cada uno de nosotros para imponernos la nueva “religión laica”.

¿Crees que estoy exagerando?

Si quieres quitarte las dudas, no tienes más que visitar la Web de la campaña que acaba de lanzar la Federación Atea para celebrar su triunfo judicial en Valladolid. Copio de su página Web:

La campaña “¿Símbolos religiosos en edificios públicos? Ni de coña. ¡Denúncialos!” pretende poner de manifiesto la discriminación positiva que, por parte del Estado, se practica con la Iglesia católica y con sus iconos tradicionales. Ya no se trata solamente del crucifijo. La instalación de belenes en edificios de titularidad pública no puede aceptarse como una concesión a un “espíritu navideño” exento de connotaciones confesionales. Por el contrario, se trata de una simple y machacona propaganda religiosa, que atenta contra el principio de laicidad establecido por la Constitución.

La campaña de la Federación Atea consiste esencialmente en animar a sus miembros a presentar reclamaciones administrativas por las que se exija la inmediata retirada de los símbolos religiosos de cualquier lugar del espacio público.

Frente a las agresiones del laicismo, te proponemos dos acciones para defender la libertad religiosa de todos:

1) Felicita a la Junta de Castilla y León por haber decidido recurrir la sentencia laicista del juez de Valladolid. Ahora es muy importante que Juan Vicente Herrera, Presidente de Castilla u León, se sienta respaldado en esta decisión:

http://www.hazteoir.org/node/15719

2) Comprar y regala una o varias balconeras cristianas. Si los laicistas quieren borrar cualquier expresión pública del verdadero significado de la Navidad, cada uno de nosotros podemos usar nuestras ventanas para anunciar al mundo que Dios ha nacido.

Compra tus balconeras ahora:

http://www.balconeras.org

Y si compras, junto con tu balconera, un pack de 20 tarjetas de felicitación de Navidad – cristianas – de HazteOir.org, te ahorras los gastos de envío.

Ahora que comienza el Adviento, es el momento de prepararnos para celebrar la Navidad, también en nuestras calles.

Muchas gracias por todo lo que haces para defender la libertad religiosa.

Un saludo,

Ignacio Arsuaga y todo el equipo de HO.

Pincha en cualquiera de las imágenes siguientes para comprar tu balconera:

Campaña para adornar el exterior de las casas con símbolos cristianos en Navidad.

Monseñor Francisco Pérez pide a sus fieles que utilicen símbolos cristianos en Navidad.

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, ha lanzado una campaña para lograr que las familias adornen el exterior de sus casas con simbología cristiana durante las Navidades para “recuperar el sentido cristiano de la festividad”. La diócesis ofertará cuatro modelos de colgaduras para balcones y ventanas, con la Sagrada Familia y el niño Jesús.

Los adornos podrán adquirirse en la librería Diocesana de Pamplona, en la parroquia de San Miguel, en la parroquia de Santa María de la Esperanza de Doniantzu en Zizur y en la parroquia San Juan Evangelista de Peralta.

En una carta pastoral, el arzobispo recuerda que la Navidad es un momento para “recordar y festejar el nacimiento del niño Dios”, por ello, aboga por “vivir estas fiestas con auténtico gozo” y “no dejarse llevar por el ambiente consumista y pagano que se nos quiere imponer cada vez más”.

El arzobispo ha encargado a una empresa que confeccione reposteros o colgaduras navideñas en tela con las efigies del niño Jesús y de la Sagrada Familia, con las que quieren manifestar que el centro de la Navidad es “Jesucristo” y que “tiene que estar admirado, amado y adorado”. “Si en cada balcón, en cada casa o piso, en edificios y en lugar visible se pusiera el repostero estaríamos recordando lo que es la Navidad”, subrayó.

Pérez invitó a “todos los cristianos y a los hombres y mujeres de buena voluntad” a que compren uno de estos adornos, ya que, parte de lo que se recaude irá a proyectos misiones del ‘Fondo de Nueva Evangelización” promovido por la diócesis navarra.