El Congreso hondureño rechaza la restitución de Zelaya

El Congreso de Honduras ha rechazado la restitución de Manuel Zelaya, en una sesión en la que se superó la mayoría cualificada de dos tercios y concluyó con una votación final de 111 votos en contra de su vuelta al poder y 14 a favor, de los 128 diputados. Otros tres diputados se ausentaron durante la votación. El virtual presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, ha respaldado la decisión del Parlamento de no restituir al depuesto gobernante. “Yo respaldo lo que el Congreso decidió esta noche (…), respeto la decisión del Congreso”, dijo Lobo, del opositor Partido Nacional, al noticiario de televisión TN5.

Zelaya no se da por vencido

Sólo catorce de los 128 diputados del Congreso Nacional votaron a favor de la vuelta a la presidencia de Zelaya. Gran parte de la comunidad internacional había reclamado la restitución del presidente derrocado para reconocer el resultado de las elecciones generales celebradas el pasado domingo en el país centroamericano.

Tras conocer la noticia, el presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, calificó de “vergüenza” la decisión del Congreso de no restituirlo  y aseguró que el veredicto del Parlamento confirma que cometieron un delito al ratificar su destitución tras ser derrocado el pasado 28 de junio.“El pueblo hondureño debe saber que la mayoría de los diputados que han ratificado su delito son cómplices, son confesos, que están de acuerdo con la sangre que se derrama de mártires”, expresó Zelaya en comunicación telefónica desde la Embajada de Brasil, donde está desde el 21 de septiembre.“¿Qué sigue ahora? Pues me mantengo todavía en la Embajada de Brasil luchando por la condena a la dictadura y ahora también contra el fraude electoral que se hizo el domingo. Las elecciones no representan una salida para el país”, añade.Zelaya agregó que “el mundo entero debe saber que esa sesión del Congreso es una vergüenza para Honduras, porque la mayoría de los diputados golpistas ratificaron el golpe contra el presidente constitucional”.El mandatario depuesto ha asegurado que en el Congreso Nacional “había 24 diputados que desde el principio rechazaron el golpe” y que exigían su restitución en el poder, aunque en la votación de hoy sólo 14 de los 128 lo respaldaron
  
En una carta divulgada tras la sesión, Zelaya dijo que los diputados “están de acuerdo con que se cancelen medios de comunicación, con que se reprima al pueblo, estos delitos también caen hoy sobre su conciencia”.”Hoy el pueblo conoció uno por uno a los diputados y diputadas que traicionaron en el Congreso Nacional, que traicionaron la democracia el 28 de junio (…), a los que me falsificaron la firma, a los que violaron la Constitución y me desterraron a Costa Rica”, señaló.
 
Tras una larga votación que los legisladores hicieron de manera individual y a viva voz, el Congreso cumplió hoy con el papel que le otorgaba el Acuerdo Tegucigalpa-San José para determinar la restitución o no de Zelaya, más de un mes después de que las comisiones del depuesto presidente y el gobernante de facto, Roberto Micheletti, firmaran el pacto.Cabe agregar que los cientos de seguidores de Zelaya que durante la mañana se congregaron en las cercanías del Congreso han abandona el lugar sin incidentes, mientras continúa el cordón de seguridad policial alrededor de la sede del Legislativo.