UGT y CCOO exigen a CEOE que muestre su voluntad de acuerdo

Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales se ha mostrado inflexible hasta ahora en su exigencia de reducir las cotizaciones en 5 puntos.

Los sindicatos CCOO y UGT instan a la CEOE a que explique y concrete su voluntad de acuerdo después de una “trayectoria errática y contradictoria” en su conducta y en la presentación de sus demandas y reflexiones.

 Así lo indican los dos sindicatos en una declaración conjunta hecha pública por sus direcciones confederales, en la que analizan el momento por el que atraviesa el diálogo social tras varios meses de contactos y negociaciones.

 CCOO y UGT reiteran que el diálogo social debe centrarse principalmente, dada la actual coyuntura económica, en la situación de las personas que han perdido su empleo o que no pueden acceder a él.

 Además, insisten en que otro de los objetivos debe ser la reactivación de la economía con medidas orientadas a la creación de empleo y a un cambio del patrón de crecimiento.

UGT, se dedica a lo que sabe, colaborar en esperpentos.

MIENTRAS CALLA SOBRE LOS DESPIDOS DE LA CRISIS
UGT pide a Garzón poder presentarse como acusación particular en el esperpento.

En un proceso histórico de crisis económica y con 800.000 parados más en el último año, Cándido Méndez, considera que la principal prioridad de UGT es presentarse como acusación particular en el esperpento llevado a cabo por el juez Garzón. Tras visitar la Audiencia Nacional, el sindicalista subrayó que “esta dinámica de reparación moral no la va a poder parar ni un fiscal ni nadie que pretenda parar o taponar este propósito”. A su juicio, UGT ha sido “parte perjudicada y afectada” durante la dictadura franquista. Sin embargo, según se desprenden de las palabras de Méndez, la crisis económica no parece tener la importancia suficiente para que “afecte” a este sindicato y a su dirigente.

El secretario general de la Unión General de Trabajadores acudió este viernes a la Audiencia Nacional para solicitar al juez Baltasar Garzón que admita al sindicato como acusación particular en su investigación sobre los desaparecidos durante la Guerra Civil y el Franquismo. Méndez asegura que el sindicato ha sido “parte perjudicada y afectada” durante la dictadura. A su salida del Juzgado, Méndez valoró sobre esta causa que “las expectativas son tan fuertes que no las podrá parar ni el fiscal ni nadie.

En este sentido, “las expectativas son tan fuertes que no se pueden frustrar“, dijo el secretario general de UGT, quien mostró su confianza en que “el proceso saldrá adelante porque tiene fundamentos jurídicos muy sólidos“. “Pase lo que pase hay una oleada emocional irresistible que nadie lo va a poder parar”, añadió. En la puerta de la Audiencia Nacional, Mendez rebatió los argumentos esgrimdos por la Fiscalía en su recurso para defender que la investigación de Garzón es en relación a “delitos permanentes que no prescriben y delitos contra la humanidad que no prescriben”. “No habrá reconciliación total hasta que las familias no reciban una reparación”, dijo
Asimismo, añadió que “la ley de Amnistía no tiene por qué ser afectada por este proceso“. “Hablamos de delitos permanentes que la ley de Amnistía no pudo lavar, como los crímenes contra la humanidad de los que estamos hablando”, insistió Méndez, quien reiteró que “si la iniciativa del fiscal sigue adelante, la UGT se personará para rebatir los argumentos del fiscal”.
Según dijo,”la necesidad de dar consuelo y respuesta moral a las familias que han vivido tantos años con el dolor a cuestas por no saber dónde estaban sus familiares tiene que ser efectiva”. “Esta dinámica de reparación moral no la va a poder parar ni un fiscal ni nadie que pretenda parar o taponar este propósito”, sentenció al ser preguntado acerca del recurso presentado por el Ministerio Público en contra de la competencia de Garzón para investigar estos hechos. Méndez justificó la decisión de personar al sindicato en esta causa “porque UGT, como organización histórica del sindicalismo español, es parte perjudicada y afectada por las miles de personas que, por el mero hecho de pertenecer a UGT, fueron asesinados por el Franquismo”.

Garzón de “no tener ni idea de Historia”.

El prestigioso historiador, Ricardo de la Cierva

Reacciones al auto del juez sobre Memoria Histórica

Ricardo de la Cierva culpa a Garzón de “no tener ni idea de Historia”

El historiador Ricardo de la Cierva ha denunciado la “tomadura de pelo” que supone el auto de Garzón en medio de una iniciativa “dirigida por ignorantes y emprendida por un juez que no tiene ni idea de Historia”.

“Fraude a la historia”. Así de contundente se muestra el prestigioso historiador, cuando se le pregunta sobre el proceso abierto por Baltasar Garzón. Y es que el juez, dice Ricardo de la Cierva, se ha rodeado de ignorantes, algunos de ellos profesores de historia y ha dejado de lado a historiadores que realmente conocen lo que ocurrió.

Además, el historiador respeta y comparte la decisión de la familia de Federico García Lorca de no desenterrar los restos del poeta, porque lo considerarían una profanación. De hecho, los herederos del escritor no descartan emprender acciones legales contra el juez para evitar la exhumación.

Garzón. La Fiscalía le acusa de “violentar” el Estado de Derecho.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón

El Fiscal se salta a Garzón y recurre a una instancia superior

La Fiscalía recurre la causa revisionista de Garzón y le acusa de “violentar” el Estado de Derecho

Tenía de plazo hasta mañana, pero la Fiscalía no ha esperado. Este lunes ha interpuesto recurso contra la causa revisionista que protagoniza el juez Baltasar Garzón. Y lo ha presentado, además, directamente ante la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, saltándose así el propio juzgado de Garzón. El recurso de la fiscalía es muy duro y llega a acusar al magistrado de “violentar” el estado de derecho.

Entre los argumentos para recurrir la causa de Baltasar Garzón, la Fiscalía dice que el magistrado no es competente y recuerda que “el proceso penal en un Estado de Derecho está sujeto a reglas y límites que en ningún caso se puede violentar”. El fiscal acusa al juez de evitar “la aplicación de las normas de prescripción de hechos delictivos perpetrados, en el mejor de los casos, hace casi 60 años”. O lo que es lo mismo, la Fiscalía le dice a Garzón que los hechos que quiere juzgar ya han prescrito, que él lo sabía y que, aún así, ha iniciado la causa. Lo reitera la Fiscalía: “Se ha eludido la aplicación de una norma con rango de ley, cual es la Ley de Amnistía de 1977, aprobada por las primeras Cortes Democráticas”.

El pasado viernes, el juez transformó en sumario las diligencias previas que había abierto para realizar esta instrucción. En principio, esto obligaba a la Fiscalía a presentar el recurso en su juzgado, lo que habría posibilitado que Garzón dispusiera de tiempo ilimitado para resolverlo. Sin embargo, el recurso del Fiscal deja claro que esta maniobra “no puede alterar, en ningún caso, el régimen de recursos legalmente establecido para las resoluciones acordadas con anterioridad en estado de diligencias previas, pues tal interpretación supondría una flagrante vulneración del derecho a ejercitar los recursos legalmente previstos”.

Pero las críticas al juez Garzón llegan más lejos. Asegura en el recurso que “la pretensión –del juez- de conocer todo y de todos en un solo procedimiento quiebra las más elementales reglas del proceso penal y aboca inevitablemente a una inquisición general prohibida en nuestra Constitución”. En el escrito, el fiscal trata de mantener en todo momento su apoyo a los familiares que desean localizar los restos de sus familiares, pero afirma que “es intrínsecamente injusto sostener que la protección de los derechos de las víctimas depende exclusivamente de que el órgano judicial pueda seguir adelante con la investigación penal”. La Fiscalía cree además que los derechos de los ciudadanos ya están garantizados por La Ley de Memoria Histórica y recuerda que el recurso no tiene efectos suspensivos respecto a “las medidas de localización, identificación y exhumación de restos humanos”.  La Fiscalía considera demás que este asunto no está sujeto a las reglas de la justicia universal, como sostiene Garzón, sino que se trata de delitos comunes.

Reacciones

El escrito de la Fiscalía ya ha generado las primeras reacciones. El portavoz de Justicia del Partido Popular en el Senado, Agustín Conde, ha dicho en la COPE que “el recurso está francamente bien redactado y es muy oportuno”. Para el dirigente popular, deja muy claro, en referencia a Garzón, “que la justicia no es lo suyo; se ha querido convertir en una especia de justiciero universal, pero no se da cuenta de que le guste o no le guste, tiene que sujetarse a las leyes españolas”. Tienen otra opinión en Comisiones Obreras. El responsable de justicia de este sindicato, Javier Hernández, considera que “nadie puede poner en riesgo” la investigación revisionista del magistrado de la Audiencia Nacional, “porque investigar las actuaciones que se derivaron de la Guerra Civil y que no han sido resueltas en este periodo es algo coherente que deberíamos apoyar todos los ciudadanos de este país”. Por último, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción, ha calificado de “estrafalaria” y “arbitraria” la conducta de Garzón. Concepción asegura que “la conducta estrafalaria de este señor está empañando a los ojos de la sociedad el rigor con el que trabaja la mayoría de los jueces de este país”.

Hay mecanismos legales para detener la actuación de Garzón.

A PESAR DE LA PIRUETA JURÍDICA DEL JUEZ ESTRELLA 

Gómez de Liaño dice que hay mecanismos legales para detener la actuación de Garzón

A pesar de la pirueta que realizó este viernes el juez Baltasar Garzón, convirtiendo en sumario su esperpéntica investigación sobra la Guerra Civil y Franco, el juez Javier Gómez de Liaño ha explicado a la cadena COPE que el Ministerio Fiscal puede seguir interponiendo un recurso de apelación directo “sin necesidad de pasar por la reforma ante el propio juez”. Por su parte, el portavoz de la APM, Antonio García, ha dicho que “no estamos para hacer juicios a la Historia, por muy negras que nos puedan parecer algunas páginas de la misma”. Para Zapatero, es su “responsabilidad” respetar la decisión de Garzón.El juez Javier Gómez de Liaño ha explicado en la Cadena COPE que todavía caben recursos contra la decisión de Garzón, a pesar de haber convertido su auto en sumario. Aunque ha reconocido que “no es fácil analizar con detalle todo lo que pueda haber pasado por la cabeza del juez Garzón respecto a la acomodación de esas diligencias al trámite que se conoce como sumario”, Gómez de Liaño ha señalado que si la Fiscalía quiere interponer “un recurso de apelación directo, sin necesidad de pasar por la reforma ante el propio juez, puede seguir haciéndolo porque la resolución de la que discrepa el Ministerio Fiscal es una resolución que se dicta en el ámbito de las diligencias previas y en las que él se declara competente”

Además, Gómez de Liaño ha aclarado que la Ley de Enjuiciamiento Criminal “dispone que cuando un Ministerio Fiscal o una parte personada en el procedimiento considera que un juez que está actuando en la instrucción no es el juez competente para conocer puede acudir inmediatamente a la Sala en vía directa para que la Sala examine esa supuesta falta de competencia o incompetencia y ordenar que el juez se abstenga de conocer”.
“Los mecanismos que la ley concede para poder revisar la decisión del juez Garzón son varios, incluido aquél que contempla la posibilidad de que un juez cuando en su resolución contiene consideraciones o pensamientos plagados, como sería en este caso, de prejuicios, es un juez que pone a prueba su imparcialidad y que puede ser apartado del procedimiento precisamente por esa falta de neutralidad”, ha dicho el juez.
Y es que en un “Estado de Derecho como el que tenemos, y a parte de consideraciones de poder exhumar, ya no cadáveres sino sentimientos que todo el mundo tenía ya muy superados, la ley de Enjuiciamiento Criminal contempla mecanismos para poder revisar esa resolución del juez Garzón que a juicio de la mayoría de los juristas es una resolución como mínimo atípica”.
El portavoz de la APM, la asociación de jueces mayoritaria, ha dudado de que pueda celebrarse un juicio sobre este asunto. “No estamos para hacer juicios a la Historia, por muy negras que nos parezcan algunas épocas de las mismas”. Antonio García ha dicho que espera que la Sala de lo Penal “ponga las cosas en su sitio”.
García ha dicho, además, que siguiendo la lógica de Garzón se podría procesar también a Santiago Carrillo, a no ser que “se llegara al imposible lógico que por unos mismos casos unos fueran tratados de una forma y otros de otra”.