800 niños mueren al día por el sida

Caritas Internacional 

 En la Jornada Mundial del Sida de 2011, Caritas Internationalis dijo que es injusto que 800 niños mueran cada día por enfermedades vinculadas al sida. La organización humanitaria de la Iglesia mantiene, entre otras iniciativas, una campaña por el derecho a la salud de los niños con vih, tuberculosis, y las madres seropositivas.
Las muertes diarias de inocentes siguen siendo el resultado de que los niños carecen de acceso a un diagnóstico temprano del virus causante del sida (vih) o a medicamentos pediátricos para tratar la infección con este virus. A finales de 2010, los expertos estimaban que únicamente el 21% de los niños con vih tenían acceso a los medicamentos que necesitan con urgencia para sobrevivir más allá de su segundo cumpleaños.
Citando informes emitidos por ONUSIDA en noviembre de 2011, monseñor Robert Vitillo, asesor especial de vih y sida de Caritas Internationalis, dijo: “Mil niños en países pobres siguen naciendo a diario con vih. Tanto el vih como la tuberculosis (TB) se pueden prevenir. Para finales de 2010, únicamente el 48% de las mujeres con vih embarazadas tenían acceso al tratamiento antirretroviral para mantenerse saludables y evitar que el vih se extendiera a sus bebés.
A pesar de numerosas declaraciones y compromisos de los gobiernos en la respuesta al vih y el sida, se sigue ignorando a mujeres embarazadas y a niños con vih y con la coinfección vih/tuberculosis. Caritas insiste en que todo niño y mujer tiene derecho a ser diagnosticado a tiempo y debería tener acceso al tratamiento y la atención adecuados. Se necesita presionar a los gobiernos y a las empresas farmacéuticas para hacer que esto sea posible.
Caritas lanzó la campaña HAART para los niños en 2009 con el fin de exhortar a las Naciones Unidas, a los gobiernos y a las empresas farmacéuticas a garantizar el derecho a la salud de los niños con vih y tuberculosis, y de madres seropositivas.
Las siglas HAART en inglés significan Tratamiento Antirretroviral Altamente Activo: la combinación de medicinas que ayudan a alargar la vida de niños y adultos con vih. Estas medicinas también ayudan a prevenir la transmisión del virus de madre a hijo.
La campaña exhorta a los gobiernos y a las empresas farmacéuticas a: desarrollar y suministrar medicamentos pediátricos para el VIH y para la tuberculosis; seguir desarrollando métodos de bajo costo y bajo nivel tecnológico para realizar pruebas para el diagnóstico de estas infecciones en niños; ampliar los programas destinados a prevenir la transmisión del VIH de madres seropositivas a sus bebés durante el embarazo, el parto, el nacimiento o la lactancia.
Aunque se han realizado avances, todavía hace falta mucha más acción. Hay un consenso mundial en cuanto a que el mundo debe esforzarse por evitar que surjan nuevas infecciones de vih en bebés y conservar las vidas de madres y niños con vih.
Muchos niños más son diagnosticados con vih tempranamente, pero debido al temor del estigma y la discriminación, muchos padres no recogen los resultados de las pruebas o no registran a sus hijos para que puedan recibir tratamiento.
Otros niños se siguen enfrentando a obstáculos para iniciar oportunamente el tratamiento antirretroviral (TAR). Hay una gama bastante amplia de opciones para tratar las infecciones de vih en adultos, pero muchas de estas medicinas no han sido adaptadas para ser utilizadas en infantes y niños pequeños.
La campaña de Caritas cuenta con contrapartes de todos los continentes para depertar la conciencia sobre la difícil situación de los niños con las infecciones del vih y TB, para exigir la acción eficaz de los funcionarios de salud de los gobiernos, y para exhortar a las empresas farmacéuticas a que pongan las vidas y el futuro de los niños por encima de la búsqueda exclusiva de regalías durante esta emergencia de salud pública.

D.E.P. Dña Ramona Estévez. Díselo a Zapatero.

 

 

 

Zapatero se va.

Y se marcha tras provocar una última víctima, Doña Ramona Estévez, a la que se ha aplicado la ley de muerte “digna” aprobada por su partido.

Mándale tu último mensaje a Zapatero y dile adiós recordándole que pasará a la historia de España como el Presidente Muerte:

Adiós, Señor Zapatero: pasará usted a la Historia de España como el Presidente Muerte

Gracias al PSOE de Zapatero y Rubalcaba, a cualquier enfermo que entre inconsciente en la urgencia de un hospital puede sucederle que un tercero decida si seguirá viviendo o ha de morir. Esto acaba de pasar en España por primera vez. Ya tienen el precedente. Y no dudes de que lo van a utilizar más veces.

Doña Ramona Estévez ha fallecido. Descanse en paz. Ha muerto tras 14 días de agonía durante los cuales, con la excusa de evitarle dolores, la han dejado de alimentar.

Esta señora ha muerto de hambre y de sed. Y a esta forma de tortura destinada a los enfermos terminales (o no: según la ley aprobada por el PSOE, también se puede aplicar a otros), le llaman “muerte digna”.

“Muerte digna” ha sido dejarla sin alimentación. Parece que también sin hidratación. Durante 14 días. Hasta que han logrado que muriera.

Por favor, imagínate el cuadro: un enfermo en situación terminal ingresa en un hospital. No se sabe cuánto tiempo de vida le queda. Pueden ser semanas, tal vez meses. Lo normal es que la familia pida que se le alivie el dolor. Pero puede suceder, como en el caso de Doña Ramona, que alguien diga: “Es que este enfermo dijo una vez que si se encontraba en esta situación, prefería que le mataran”. ¿Imaginas esa situación? ¿A que no te resulta del todo extraña?

Imagina que un hijo del enfermo dice que quiere que dejen de alimentar a su padre porque, total, tarde o temprano morirá. Y añade el siniestro, hipócrita, cínico argumento con el que se quiere justificar la atrocidad: “No quiero que sufra”.

Y para que no sufra exige a los médicos que dejen de alimentar a su padre. Quiere que le corten el agua y los nutrientes. Le condena a una larga agonía de hambre y de sed. ¡Para que no sufra!

Los médicos, que son los que conocen de estas cosas y los que deben decidir qué medidas aplicar, se niegan a esta petición porque saben que eso es un asesinato. La ciencia permite que el enfermo no sufra y la misión de los médicos no es matarlo sino proporcionarle los cuidados necesarios para que viva sus últimos días de la mejor manera posible.

Pero el Gobierno ha aprobado una ley que permite que la voluntad antinatura del familiar se imponga a la ciencia.

Con ese engendro jurídico en la mano, un instrumento de muerte más propio de sociedades primitivas que de una nación civilizada, las autoridades locales (en este caso la Junta de Andalucía) se apresuran a dictar una orden más allá de la razón y la ciencia: “¡Que se le retire la alimentación al enfermo!” Y el hospital cumple la orden.

Es difícil asumir que una atrocidad de este tipo haya podido suceder en nuestro país. Pero eso exactamente es lo que unos y otros han hecho con Doña Ramona.

Y sentado este precedente, a partir de ahora la vida de cualquier enfermo que entre inconsciente en la urgencia de un hospital puede quedar a merced de que un tercero decida si merece la pena ser vivida. Y el poder aparece como garante del crimen y se encargará de aplicar esta suerte de moderna pena de muerte. La pena de muerte que ha instaurado el PSOE de Zapatero y Rubalcaba.

Los socialistas aprobaron la ley de “muerte digna” en Andalucía, y ya se ha cobrado las primeras víctimas. En el resto de España quieren hacer lo mismo. En estos momentos hay un proyecto de ley de “muerte digna” presentado el Gobierno en el Congreso. Pérez Rubalcaba ha declarado que su primera prioridad si gana las elecciones será convertir esa ley en norma obligada para todo el país. Y Zapatero se despide cobrándose una nueva víctima.

Nos dijeron que su ley de “muerte digna” serviría para cuidar a los enfermos. Y a la primera oportunidad, ha matado de hambre a uno de ellos.

Zapatero pasará a la historia como el Presidente Muerte. Sus leyes, las leyes aprobadas por su partido, acaban con la vida de seres humanos. Hemos sumado las cifras oficiales que el Gobierno del PSOE ha proporcionado sobre el número de abortos. En este cálculo concedemos al Gobierno una atrevida suposición: que en 2010 y 2011, años para los que todavía no hay cifras oficiales, habrá el mismo número de abortos que en 2009. Aun haciendo semejante concesión optimista, la cifra resultante de seres humanos exterminados por la gestión de Zapatero asciende a 840.652.

A estos miles de seres humanos muertos con su ley del aborto, Zapatero, Rubalcaba y su partido han sumado ahora una nueva forma de exterminio: las muertes de los enfermos y los ancianos.

Despide a Zapatero recordándole el siniestro record que le convierte en el Presidente Muerte:

http://www.hazteoir.org/firma/41120-dile-zapatero-que-pasara-usted-historia-espana-como-presidente-muerte

Solo con el aborto, 840.652 seres humanos exterminados. Y ahora empiezan con los ancianos y los enfermos.

 

 

Misoprostol, vida y muerte.

Al autorizar el uso de una sola droga, la Organización Mundial de la Salud dio, al mismo tiempo, esperanzas de salvar las vidas de cientos de madres y suscitó temores de que también sea utilizada para matar a, quizás, millones de niños por nacer. El misoprostol se usa para ayudar a detener el sangrado durante el parto, que es la principal causa de muerte materna, pero también puede ser empleado para provocar abortos caseros, que son muy peligrosos, particularmente en áreas rurales que carecen de asistencia médica primaria o de emergencia.

Los temores se fundan en el hecho de que la OMS autorizó el uso de la droga por parte de personal no cualificado, y que tanto ella como Gynuity Health Projects, organización que procuró dicha aprobación, promueven el uso de mispoprostol para abortos fuera del ámbito hospitalario.

La OMS asegura que su «trabajo durante las últimas tres décadas ha contribuido significativamente en el surgimiento y la amplia aceptación del actual régimen recomendado» de aborto farmacológico, según uno de sus informes recientes. La OMS ha capacitado parteras en todo el mundo en desarrollo para practicar abortos, a fin de eliminar la necesidad de médicos, indica el informe. Sólo en Vietnam, los ensayos incluyeron a 1734 mujeres, y sus abortos inducidos con misoprostol son provocados hasta los 63 días, asegura la OMS.

Gynuity está trabajando para integrar el uso del misoprostol en abortos autoprovocados. Según un informe de esta organización elaborado en 2009, Gynuity trabaja a nivel comunitario para presentar esta clase de aborto desde una perspectiva positiva, y para «oponerse a la legislación introducida a nivel estatal o federal, que promueve el concepto de feto como ser humano».

La decisión de la OMS es similar a la de la Federal Drug Administration de Estados Unidos, que asegura que se legitimiza la droga para el uso sin supervisión médica y que estará disponible en farmacias de todo el mundo.

Otra inquietud es que el uso de misoprostol provoca defectos congénitos. Un informe de la propia Gynuity [http://gynuity.org/index.php/resources/info/misoprostol-and-teratogenicity-reviewing-the-evidence/] publicado en 2002 revela que cuando esta droga se utiliza para abortar, aumenta el riesgo de aparición de defectos genéticos, y normalmente origina casos de pie zambo, anomalías en los nervios craneales y ausencia de dedos.

Cuando se utiliza para reducir la hemorragia posparto, el misoprostol es una «droga maravillosa», según el médico pro-vida Joe DeCook, ya que no debe ser refrigerada ni inyectada en ambientes rurales sin esterilizar. «Pero es como la morfina. Puede ser empleada para el bien o para el mal».

Otros médicos son aún más escépticos. Maternal Life International (MLI) advirtió a la OMS que la aprobación de la droga fuera del ámbito hospitalario establece una doble moral. «Se supone que las mujeres de áreas con recursos limitados dan a luz asistidas por personal de salud no cualificado o semi cualificado», afirmó el dr. George Mulcaire-Jones, de MLI. «Sólo este hecho conduce a mayores índices de mortalidad materno infantil que aquellos en países desarrollados» y da a las mujeres «la falsa garantía de que sus partos serán “seguros”».

Un cuarto de los abortos provocados con misoprostol fracasan y requieren atención médica en un ambiente hospitalario, afirmó DeCook, y tras siete semanas, aumentan drásticamente los riesgos que atentan contra la vida de la madre. «Quizás puedan exhibir una disminución del número de muertes maternas porque reducirán el número de partos mediante el aborto», sostuvo DeCook, «pero no tendrán idea de cuántas mujeres morirán a raíz de ello».

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

¡Viva la Vida!

Cada vida importa, manifestación contra el aborto

 El grito era unánime: Por la Vida, la mujer y la maternidad. Nada contaba: ni la edad, ni el estado civil, ni la política, ni la religión, ni el lugar de procedencia, ni  la clase social, ni la edad …. Todas las personas reunidas en la manifestación de ayer en Madrid sí tenían en común una cosa: el sí a la vida, el valor que otorgaban –que dan- a la vida humana. Incluso en el seno materno. Desde su concepción. Porque el respeto a la vida humana no va unido a nada, a ninguna idea, ni política ni religiosa.Quiero que este comentario sea un canto a la vida. Un ¡Gracias a la vida que me ha dado tanto!

No quiero detenerme demasiado en las cifras: que el aborto se ha convertido en la primera causa de mortalidad en Europa y que España va a la cabeza en el aumento del número de abortos en los últimos 10 años y que es el país que no informa de los riesgos de la operación, ni de las alternativas posibles.

Creo que ha quedado patente con creces que millones de personas, de españoles, no están de acuerdo con la legislación del aborto. La manifestación de ayer es una muestra de que una noticia como la posibilidad de dar muerte a embriones humanos es capaz de sacarnos de nuestra rutina y nuestras preocupaciones diarias. Y eso es una buena noticia. Y es una muestra de que la conciencia moral y colectiva no ha muerto. Sigue viva. ¡VIVA LA VIDA!   

 

Un informe de la OMS presenta información tergiversada para impulsar la agenda abortista

 

20080710_CFAMLOGOOOO

 

 

 

En su informe anual sobre la salud en el mundo, recientemente publicado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta estadísticas que, de manera engañosa, parecen colocan a la mortalidad derivada de la maternidad a la par de otras causas de muerte en el mundo, como ser la malaria y el HIV/SIDA. Este nuevo enfoque contradice informes anteriores de la OMS en los que la mortalidad materna ni siquiera figura entre las diez principales causas de muerte, ubicándose por debajo de los decesos por accidentes de tránsito.  
 
     La confusión surge en la segunda tabla del informe, en la que se proveen datos sobre mortalidad por causas relacionadas con la maternidad, el HIV/SIDA, la malaria, la tuberculosis, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los traumatismos. Todas estas causas de muerte, excepto las derivadas de la maternidad, se encuentran entre las diez más frecuentes en el mundo; sin embargo, se presenta a la mortalidad materna dentro de la misma tabla, como si fuera comparable con las demás.

     Resulta aún más confuso para el lector no habituado que las estadísticas sobre mortalidad materna presentadas en la tabla realmente parecen señalar que ésta es más importante que otras causas de muerte. Según la información provista, la “tasa de mortalidad” materna asciende a 400, mientras que la enfermedad coronaria, considerada como la principal causa de muerte en el mundo, asciende a 301. Si bien la misma OMS afirma que la mortalidad materna cobra 536.000 vidas al año y la enfermedad coronaria, 7,2 millones, la aparente paridad se logra al presentar los índices de mortalidad materna en función del número total de nacimientos de niños vivos, mientas que los demás toman como parámetro la población total: se mezclan peras con manzanas.  

     Los críticos denuncian que este informe forma parte de la campaña que actualmente llevan a cabo las agencias de la ONU y la OMS, en la cual se exagera la incidencia real de la mortalidad derivada de la maternidad con el propósito de promover el aborto.

     En un boletín de la OMS publicado en 2005 se admitió que muy pocos países proveen información exhaustiva y confiable sobre la mortalidad o las causas de muerte. De hecho, de los 46 países africanos que, supuestamente, dan razón del 50% de las muertes maternas, sólo uno disponía de datos completos. Aún así, la OMS suele asegurar que, en los países en desarrollo, alrededor de medio millón de mujeres mueren cada año por “causas derivadas de la maternidad”, a pesar de que la información con la que se cuenta, que proviene de estos países, no es confiable, ya que presenta “amplios márgenes de incertidumbre”. La División de Población de la ONU, área oficial de estadísticas de las Naciones Unidas, se rehúsa a utilizar la cifra mencionada, precisamente porque no es posible constatarla.

     La ONU  y sus agencias proponen el aborto y la anticoncepción de manera persistente, apelando al eufemismo “planificación familiar”, como táctica para solucionar el sobrestimado problema de la mortalidad materna. En la declaración conjunta emitida por el Banco Mundial, el Fondo de Población de la ONU, UNICEF y la OMS, se reiteró la importancia de reducir la mortalidad materna mediante “tres áreas de acción claves”: “otorgar a las mujeres el poder de decidir sobre su vida reproductiva”, mejorar el “acceso y la calidad de los servicios de salud materna” y “garantizar el acceso a servicios e información sobre la planificación voluntaria de la familia”.

     En la conferencia de 2007 Las Mujeres Dan Vida, patrocinada por la ONU, también se defendió lo que la doctora Susan Yoshihara denomina como la mentalidad de “primero el aborto” para mejorar la salud materna. Esta visión resta importancia a los probados métodos de reducción de la mortalidad derivada de la maternidad, como ser la mayor disponibilidad de parteros calificados y la atención obstétrica de emergencia.

Lo que no se ha dicho de las “Mujeres sobre las Olas” (Women on Waves)

Por: David del Fresno y Torrecillas
(Autor del libro “El Imperio de la Muerte – Quién se está forrando con el negocio del aborto”, de Ed. Sekotia. Madrid. Marzo de 2008)

La opinión pública española se ha visto sacudida recientemente por la llegada de un barco de la organización holandesa “Women on Waves” (Mujeres sobre las Olas) a las costas españolas, y más concretamente al puerto de Valencia.
Teóricamente se trata de una organización no lucrativa, de carácter puramente filantrópico, que se dedica a promover la legalización del aborto en aquellos países donde éste no ha sido legalizado -o está despenalizado en ciertos supuestos- con el único fin de proteger la salud de las mujeres. Su historia es relativamente reciente, y surge cuando en junio de 2001 el barco holandés  “Aurora” amarra en Dublín, y ochenta irlandesas lo abordan con la intención de abortar. El “Aurora” era por aquel entonces el medio utilizado por la joven médica holandesa Rebecca Gomperts (Nacida en 1966, madre de una hija y encumbrada a la fama a partir de la publicación de un relato erótico) con el fin de llegar a las costas de varios países en los que la práctica del aborto estaba sometida a serias restricciones, con el fin de realizar abortos gratis en el barco. Su proyecto, denominado “Women on Waves” (Mujeres sobre las Olas) pretendía ser no más que un servicio puramente filantrópico-sanitario así como una forma de ejercer presión ante las autoridades de esos países. En la actualidad, Rebecca Gomperts sigue comprometida en la expansión del aborto y está promoviendo que las mujeres accedan a información en Internet sobre cómo realizarse un aborto ellas mismas con fármacos que se envían por correo postal.

Apoyo financiero entre bastidores

Detrás de un bonito nombre y unos eufemísticos fines se ha está ocultando a la opinión pública española el verdadero rostro de una organización abortista holandesa fuertemente respaldada por entidades internacionales tales como Hivos, una organización no gubernamental holandesa de apoyo al aborto y a la Ideología de Género con la que mantiene una alianza de colaboración desde el año 2004. Hivos brinda su apoyo a más de 800 organizaciones no gubernamentales locales en países de África, América Latina y el Sudeste de Europa por medio del suministro de medios financieros, conocimientos, asesoramiento y apoyo político. La red de Hivos abarca más de 30 países y entre las organizaciones que -al igual que “Women on Waves”- reciben ayuda de Hivos, destaca la presencia de la International Lesbian and Gay Association (ILGA) (Asociación Internacional de Lesbianas y Gays) y de la Women’s Global Network for Reproductive Rights (WGNRR) (Red Global para los Derechos Reproductivos de la Mujer). El dinero de Hivos proviene principalmente de organismos multilaterales como la Unión Europea, Fundaciones filantrópicas como la Fundación Ford, y organizaciones gubernamentales como la Lotería Nacional Holandesa.

Lo que no se cuenta del “Barco de la Muerte”

Por lo que respecta al llamado “Barco de la Muerte” que atracó en Valencia, además de ser una “Clínica Móvil de Salud Reproductiva” es un centro de promoción de los anticonceptivos, eufemísticamente denominados como “consumibles básicos en salud reproductiva”. La provisión comprendería –según diversas fuentes- una media de 2.000 condones, 300 píldoras anticonceptivas, 100 DIUS, 75 Píldoras del Día Después, y 45 unidades de Migefyne, una de las denominaciones de la píldora abortiva RU-486. La organización cuenta con varios barcos, de los cuales el “Langenort” es sólo uno más. Para cada campaña se alquila uno diferente, y sólo el precio del alquiler del barco no baja de 20.000 euros por día, lo que supondrían unos 100.000 euros sólo por alquilar el barco durante los cinco días que ha estado en Valencia, sin contar el coste por el alquiler de los días anteriores y posteriores a la campaña.

Beligerancia contra la Iglesia Católica

En su estrategia de promoción del aborto, “Women on Waves” no ha ocultado nunca su beligerancia contra la Iglesia Católica, demostrándolo de manera explícita en numerosos documentos. Llegados a este punto, quizá convendría destacar su adhesión en 2003 al manifiesto por la supresión del artículo 37 del proyecto de Constitución Europea, en el cual se garantizaba el respeto a la libertad religiosa e ideológica. Además de “Woman on Waves” firmaron la petición representantes de numerosas organizaciones de apoyo al aborto, a la eutanasia y a la Ideología de Género, entre las que destacaban la Federación Internacional de Planificación Familiar, la Federación de Planificación Familiar de España, las Católicas por el Derecho a Decidir, la Fundación Holandesa de Clínicas Abortistas, la Organización Europea por el Derecho a Morir con Dignidad, la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays y la Asociación Británica de Gays y Lesbianas.

ABORTO. Video.

Creemos que ha llegado el momento de abrir los ojos a la terrible realidad del aborto. De abrírnoslos nosotros, los miembros de Derecho a Vivir, de abrírselos a nuestros amigos… y a la sociedad española.

Al igual que el sol deslumbra, hasta el punto de que no podemos mantener la mirada si no queremos quemar la retina… Estos vídeos te quemarán el corazón. Lo advertimos: son vídeos extremadamente duros. Tan duros como la dura realidad del aborto.

Es posible que no aguantes más que diez segundos. Pero diez segundos son suficientes, te abrirán los ojos. Porque es mucho más cómodo pensar que el aborto está mal pero no tomar conciencia sobre hasta qué punto es una barbarie.

Mi esperanza es que estos vídeos, que muestran la dura realidad del aborto, produzcan el mismo efecto que las fotos que mostraron – a una sociedad alemana anestesiada – la terrible realidad de los campos de concentración nazis.

No son agradables, pero es la realidad.

Quien tenga ojos para ver que vea.

ESTA ES LA REALIDAD, SI LA QUIERES PINTAR DE OTRO COLOR ES ENGAÑARTE.