Varios países europeos piden a España que precise su política hacia Cuba

Varios países europeos, como Alemania, la República Checa o Lituania, se han dirigido al Gobierno para que precise la política hacia Cuba que quiere impulsar España cuando presida la Unión Europea en el primer semestre de 2010.

El viaje del ministro de Exteriores ha tenido consecuencias en el plano internacional Las llamadas son consecuencia del viaje que realizó a la isla el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la pasada semana. Se trata, según fuentes del Ejecutivo, de países que no mantienen una posición tan cercana hacia La Habana y que siempre se muestran muy exigentes con la situación de los derechos humanos en la isla.  

El jefe de la diplomacia avanzó que España planteará a sus socios europeos cambiar por un acuerdo negociado la “posición común” que está en vigor desde 1996, y que condiciona las relaciones entre Cuba y la UE a la apertura democrática de la isla y al respeto de los derechos humanos. Se trata, según han apuntado las fuentes del Gobierno, de un “objetivo político” de España para normalizar las relaciones con La Habana y no hacerle “un examen constante”, al que otros países no son sometidos. La entrada en vigor del Tratado de Lisboa facilitaría el cambio de esa “posición común“, ya que las decisiones en política exterior ya no deberán tomarse por unanimidad.No obstante, desde el Gobierno aseguran que el objetivo es buscar el consenso de todos los socios comunitarios. No se desea “forzar” la aprobación de un cambio en la política hacia Cuba dejando “heridos en la cuneta”.La negociación todavía no está sobre la mesa, pero, tras su viaje a la isla la pasada semana, Moratinos ha insistido en que tiene “la firme voluntad de alcanzar un acuerdo bilateral entre la UE y Cuba” igual al que los Veintisiete mantienen con otros países como China o Rusia.
Moragas arremete contra Moratinos por su reciente visita a CubaEn relación con este asunto, el coordinador de Presidencia y secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, ha criticado hoy con dureza el reciente viaje a Cuba del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Moragas ha afirmado que el ministro “ha vuelto a ignorar a la disidencia cubana, ese acto ha provocado su humillación por los propios disidetes, ha vuelto a ‘pasarse por el forro’ la posición común de la UE“. El secretario de Relaciones Internacionales del PP ha concluido su intervención diciendo que “usted se ha convertido en el embajador del castrismo, no lo dice el PP, lo dice el periódico más vendido en EEUU“. Por su parte, Moratinos ha contestado asegurando que “el Vaticano, la UE y todo el continente latinoamericano defienden la posición española, e incluso el presidente Obama esta dando los pasos en la dirección española: no se vuelvan a quedar solos, son ustedes los que están aislados”.

 

 

Moratinos: “Nuestro hombre en la Habana”

El editorial del Wall Street Journal del miércoles pasado, es divertido, pero exagerado (el título es una parodia de una novela de espías de Graham Greene que se llamaba “Nuestro hombre en La Habana”). Exagerado porque atribuirle semejante influencia diplomática a Moratinos es elevarlo a un grado de importancia de la que nuestro eximio ministro carece. El WSJ aprovecha para cocear a Obama (del que dice que sigue una “filosofía moratiniana” ), en la línea tradicional del WSJ (su página editorial, no sus noticias) de abogar por repartir leña a las dictaduras, y no negociar con ellas.

Moratinos conversa con Chávez

El rotativo recoge el viaje de Moratinos a la isla y se centra en que no se ha reunido “con los familiares de los presos políticos, ni con periodistas independientes, ni con ninguna organización de Derechos Humanos”. Moratinos en Cuba ha pedido que Europa “normalice totalmente sus relaciones con la dictadura de Raúl Castro”. El periódico concluye que 2009 “ha sido un buen año para los dictadores en Cuba y otros países en busca de legitimación internacional”. 
 
En España,  Jorge Moragas, del PP, hizo una acertada apreciación  el otro día. Dijo que el PSOE cometía elerror de confundir “a la dictadura cubana con el pueblo cubano”.
 
Efectivamente, el gobierno zapateril alienta la tiranía cubana con las visitas, sonrisas, gestos y millones que desde las arcas públicas lleva el señor Moratinos a la isla con la connivencia de Zapatero y de María Teresa Fernández de la Vega con sus periódicos viajes a Centroamérica. Podríamos detenernos, hablando de la política exterior de los socialistas, en la persona de Jorge Dezcallar, que fue jefe de la Inteligencia aquellas fatídicas fechas entre el 11 y el 14 de marzo de 2004, y transcurrido un tiempo prudencial nombrado embajador ante la Casa Blanca.
 
La política del socialista Rodríguez Zapatero, persigue rehacer la Historia de España no sólo obviando episodios sino cuestionándolos ( la Reconquista , colonización y evangelización de América); y, además, negando lo que no interesa a sus objetivos y creando de la nada y ex novo una historia acorde con sus pretensiones.
 
A raíz de la caída del muro de Berlín, desubicada la izquierda afecta al comunismo y también la socialdemocracia, deciden abanderar causas como el ecologismo, el feminismo, la cooperación internacional, la ayuda organizada a grupos sociales marginales, desfavorecidos por el liberalismo y la iniciativa privada, el afianzamiento de relaciones culturales e ideológicas con el Tercer Mundo, la oposición a las energías convencionales y el indigenismo. Una mezcla de objetivos y participaciones que los hace estar presentes en todas partes a la vez.
 
Cuba tiene una historia de constitucionalismo con más o menos fortuna; pero la tiene. También carga sobre sus espaldas  cincuenta años de terror, de represión, de ausencia de libertad. Cincuenta años de sufrimiento.
 
En Venezuela por ejemplo, Repsol ha encontrado el mayor yacimiento de gas natural. La reserva es la quinta mayor del mundo.
 
En Ecuador, Rafael Correa ya prometió que endurecería las condiciones de la licencia de móviles que posee Telefónica, mientras que Hugo Chávez rebajó este año un 20% las tarifas de la venezolana Cantv, el principal rival del operador español. En Argentina, Telefónica ha comprometido inversiones en Argentina por valor de 1 700 millones de pesos (unos $456 millones) para 2009, destinadas al desarrollo de la banda ancha fija y móvil, transmisión de datos según información emitida por la empresa.
 
En Bolivia, AENA y Abertis, son dueñas desde 2005 de SABSA, la concesionaria que gestiona los tres mayores aeropuertos en el país.

 Otros ejemplos: BBVA y Santander tienen las mayores franquicias bancarias de la región; Telefónica controla los principales grupos de telefonía de Brasil, Venezuela, Chile y Perú.

 Por ello, dadas las circunstancias, el titular se ha quedado corto… pues Moratinos no sólo sería “el hombre de Castro en Europa” sino de Hugo Chávez,  que se sirve del apoyo diplomático español para alterar el equilibrio de poder existente en Iberoamérica. Quizá Moratinos crea que está trabajando para los intereses españoles. Pero sólo él lo cree.

 

Moratinos, el hombre de Castro en Europa

En un duro editorial, el diario norteamericano critica fuertemente al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratino. Bajo el título “El hombre de Castro”, hace un balance del reciente viaje de Moratinos a la isla y destaca que no se haya reunido “con los familiares de los presos políticos, ni con periodistas independientes, ni con ninguna organización de Derechos Humanos”.

“Que abandonen su postura sobre los Derechos Humanos”, pide el diario conservador,  y que los 27 rompan con la posición común de 1996 hacia Cuba, la que abanderó José María Aznar y que supuso un endurecimiento de las relaciones de la UE con la isla caribeña. El objetivo de Moratinos, según ‘The Wall Street’, es que Europa “normalice totalmente sus relaciones con la dictadura de Raúl Castro“.

Según The Wall Street Journal, el ministro español es el creador de tendencias de la era de Obama“, dice de manera irónica para añadir que su estrategia consiste en “apoyando a los dictadores se obtienen mejores resultados que ayudando a los disidentes” y en que “los tiranos y los terroristas son más tratables de lo que sugiere su brutalidad“. El periódico, normalmente crítico con los demócratas, también ataca al presidente de Estados Unidos por su “apertura con Castro, por no hablar de Irán, Birmania y, ahora, Sudán”.

 El editorial concluye que 2009 “ha sido un buen año para los dictadores en Cuba y en otros países en su busca de legitimación internacional“. Pero aventura que “si Moratinos se sale con la suya, 2010 será todavía mejor”.

 El periódico recuerda que “Moratinos es el mismo ministro socialista que trató en el pasado de sacar a Hamas de la lista negra de la UE (se refiere a la lista de organizaciones terroristas) y añade que Castro le ha “regalado” -“como a los invitados con buen comportamiento”- la liberación de un hombre de negocios español pendiente de juicio y la de un prisionero político.

Moratinos, el hombre de Castro en Europa

En un duro editorial, el diario norteamericano critica fuertemente al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratino. Bajo el título “El hombre de Castro”, hace un balance del reciente viaje de Moratinos a la isla y destaca que no se haya reunido “con los familiares de los presos políticos, ni con periodistas independientes, ni con ninguna organización de Derechos Humanos”.

Dura crítica al ministro Moratinos

“Que abandonen su postura sobre los Derechos Humanos”, pide el diario conservador,  y que los 27 rompan con la posición común de 1996 hacia Cuba, la que abanderó José María Aznar y que supuso un endurecimiento de las relaciones de la UE con la isla caribeña. El objetivo de Moratinos, según ‘The Wall Street’, es que Europa “normalice totalmente sus relaciones con la dictadura de Raúl Castro“.

 Según The Wall Street Journal, el ministro español es el creador de tendencias de la era de Obama“, dice de manera irónica para añadir que su estrategia consiste en “apoyando a los dictadores se obtienen mejores resultados que ayudando a los disidentes” y en que “los tiranos y los terroristas son más tratables de lo que sugiere su brutalidad“. El periódico, normalmente crítico con los demócratas, también ataca al presidente de Estados Unidos por su “apertura con Castro, por no hablar de Irán, Birmania y, ahora, Sudán”.

 El editorial concluye que 2009 “ha sido un buen año para los dictadores en Cuba y en otros países en su busca de legitimación internacional“. Pero aventura que “si Moratinos se sale con la suya, 2010 será todavía mejor”.

 El periódico recuerda que “Moratinos es el mismo ministro socialista que trató en el pasado de sacar a Hamas de la lista negra de la UE (se refiere a la lista de organizaciones terroristas) y añade que Castro le ha “regalado” -“como a los invitados con buen comportamiento”- la liberación de un hombre de negocios español pendiente de juicio y la de un prisionero político.

La disidencia cubana: “el Gobierno de Zapatero se están buscando la enemistad con el pueblo cubano”

Antonio Guedes se ha convertido en el portavoz de todos los cubanos en COPE. Es vicepresidente de la Unión Liberal Cubana y presidente de la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad, y ha dejado claro que el viaje de Moratinos a la isla ha llegado “cargado de inmoralidad e incoherencia democrática”.

Antonio Guedes, médico y disidente cubano.

 El pueblo cubano no comprende cómo el ministro de Exteriores español Miguel Ángel Moratinos se ha reunido con “el sector de la población que gobierna en Cuba desde hace más de 50 años, el que ha reprimido a los cubanos, asesinado, torturado y ha llevado al país a la miseria y no se ha reunido con la oposición democrática”.

 Antonio Guedes es médico cubano, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana y presidente de la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad. Su opinión es la misma que la de muchos cubanos que se encuentran en la isla, que consideran que “el gobierno de Zapatero es ineficaz, que está logrando que el pueblo cubano sienta un desprecio hacia él y hacia lo que representa, que son todos los españoles”. 

 Guedes ha marcado en La Linterna que “el Régimen cubano no va a cambiar y conseguirá sacar a España de la importancia de jugar un gran papel en la transición democrática”.

 El disidente cubano ha dejado claro en COPE lo que significa ‘normalidad’ en Cuba: “normal es que a Yoani Sánchez, bloguera cubana, no la dejen salir del país a recoger un premio; normal es que se tenga que pedir un permiso especial para salir del país; normal es que en Cuba no haya libertad de prensa; normal es que en Cuba hay un comité de defensa cada 100 metros para vigilar a los vecinos; normal es que existe un régimen minuciosamente ineficaz. Esto es lo normal”.

 

Moratinos promete a Raúl Castro interceder ante la UE y aumentar la cooperación

Finalmente Raúl Castro recibió al ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. En su viaje de 48 horas a la isla Moratinos ha prometido al dictador cubano que España intercederá para que la Unión Europea elimine la “posición común” y aumentar la cooperación, que ya se duplicó desde 2007. Un detalle, la visita de Moratinos no ha pasado de un breve en la prensa cubana.

Moratinos conversa con la compositora cubana Zenaida Castro en La Habana.

El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos de visita en Cuba, se ha reunido con el dictador, Raúl Castro. Tras su primera reunión en la Habana con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez,  manifestó el deseo de “fortalecer las relaciones con España“.  Moratinos rehusó comentar el caso de los agentes de inteligencia españoles obligados a dejar La Habana meses atrás. La cooperación española con la isla ha pasado de 17 millones de euros en 2007 a 32 millones en 2008 y este año cerrará con 34 millones.  

 El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos tras su primera reunión en la Habana con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, que este  manifestó el deseo de “fortalecer las relaciones con España” y despejar todos los asuntos que pueden causar “inquietud o preocupación”. Además prometió ayudar a mejorar los vínculos de la isla con la Unión Europea.  Moratinos llegó el sábado a La Habana, para una visita oficial de 48 horas.

 Según Moratinos, la acogida que ha tenido en la isla “demuestra el interés que tienen las autoridades cubanas, el gobierno de Cuba, de reforzar las relaciones bilaterales con España”.

 Antes había asegurado que la nueva política del gobierno que preside el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ya ha tenido “resultado” con la reanudación de la cooperación española, que seguirá aumentando.

 “En mi segunda visita -añadió Moratinos-, puedo comprobar cuánto tenemos que trabajar juntos, cómo se han ido mejorando de forma sustancial las relaciones, basadas en el respeto mutuo, en la confianza, en la voluntad de ayudarnos mutuamente, y de avanzar en lo que es una relación profunda, histórica, con enorme potencial”.

 “España desearía elevar la relación entre Cuba y la UE“, agregó Moratinos, y dijo que está “seguro de que va a ser una visita con resultados, fructífera y positiva, y que nos va a ayudar todavía a ser más ambiciosos en nuestra relación, una ambición muy afectiva que siempre une a los pueblos de Cuba y España“.

 Además el ministro español, ha asegurado que el almuerzo con su homólogo “ha sido de amistad y de voluntad de seguir trabajando conjuntamente de cara al futuro“, agregó Moratinos en una declaración a periodistas al acabar una recepción en la residencia del embajador español en La Habana, Manuel Cacho, a la que fueron invitados intelectuales cubanos.

 “La preocupación es que tenemos que crear un dialogo cada vez más intenso en todos los temas que debemos trabajar conjuntamente y ese es el espíritu que preside esta visita“, dijo el ministro español cuando se le inquirió por esos asuntos que, según él, pueden causar “inquietud o preocupación“.

 Moratinos rehusó comentar el caso de los agentes de inteligencia españoles obligados a dejar La Habana meses atrás y que han sido vinculados por filtraciones cubanas -no aclaradas ni desmentidas por Madrid- con la destitución de varios vicepresidentes y ministros de la isla en marzo pasado.

 Yo hablo de temas políticos, no de temas de seguridad o de inteligencia”, replicó el ministro cuando se le mencionó el asunto. Por otra parte, dijo que en su entrevista con el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, en esta primera jornada de trabajo de la visita, tuvo la oportunidad de “escuchar su visión del momento que se vive en este momento en Cuba“.

 Agregó que “hay una situación económica seria después de los huracanes” que azotaron la isla en 2008, y que existe “el deseo de que un país amigo y hermano, como España, pueda colaborar y cooperación Cuba“.

 La cooperación española con la isla ha pasado de 17 millones de euros en 2007 a 32 millones en 2008 y este año cerrará con 34 millones.

 En la mañana, durante un recorrido por el casco colonial hispánico de La Habana, Moratinos declaró que su segunda visita a Cuba busca fortalecer las relaciones bilaterales y preparar la presidencia española de la Unión Europea (UE) en el primer semestre de 2010.

 Recordó que su primera visita a la isla, hace dos años y medio, se produjo “en un contexto en el que Cuba estaba aislada de la comunidad internacional” y abrió “un nuevo camino, una nueva manera de fortalecer las relaciones” con este país, que tiene “enorme importancia” para España.

 “En esta segunda visita puedo expresar que es una normalidad visitar Cuba. No solo el ministro de Asuntos Exteriores español, sino que ha habido muchos visitantes europeos, latinoamericanos, presidentes, jefes de Estado, ministros”, agregó.

 Según Moratinos, la de 2007 “fue una visita controvertida”, pero ahora “es una visita de normalidad, que tiene como objetivo seguir fortaleciendo las relaciones con un gran país para España como es Cuba, y significa también una oportunidad de ir preparando la presidencia española de la Unión Europea”.

 Al igual que en 2007, el ministro español no se reunirá ahora con representantes de la disidencia interna cubana.

 La segunda jornada de trabajo, este lunes, incluye una nueva entrevista con el canciller anfitrión y reuniones con otras autoridades de la isla, pero hasta el momento, no se ha confirmado si se reunirá con el presidente cubano, general Raúl Castro, o con su hermano mayor y antecesor, Fidel.

 

El Papa habla con Moratinos sobre la Jornada de la Juventud 2011

Benedicto XVI mantuvo un breve encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos, con quien habló sobre la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid 2011.
El ministro se encontraba en la ciudad eterna para presidir la delegación oficial española que ha participado en la canonización de los dos primeros santos españoles canonizados por Benedicto XVI: Francisco Coll y Rafael Arnaiz.
“Entre los temas tratados se ha hablado de la preparación de la Jornada Mu ndial de la Juventud  que tendrá lugar en Madrid en agosto de 2011 y del significado para la Iglesia y la sociedad españolas de las canonizaciones”, ha revelado la Embajada de España ante la Santa Sede.
“Después del encuentro con el pontífice el Ministro ha mantenido una larga conversación con su homólogo, el secretario Vaticano para las Relaciones con los Estados, el arzobispo Dominique Mamberti”, revela el comunicado.
“Los interlocutores en un clima de gran cordialidad han abordado entre otros temas: prioridades de la presidencia española de la Unión Europea a partir de enero de 2010, la Alianza de Civilizaciones, argumentos internacionales de mutuo interés y otros puntos que afectan a las relaciones Iglesia-Estado”.
Han formado parte de la delegación oficial española, entre otros, Francisco Vázquez y Vázquez, embajador de España cerca de la Santa Sede; María Jesús Figa López-Palop, subsecretaria de Asuntos Exteriores y Cooperación; Josep-Lluis Carod Rovira, vicepresidente de la Generalidad de Cataluña; Juan G. Cotino Ferrer, vicepresidente del Gobierno Valenciano.
Otros miembros de la delegación eran Juan José Mateos Otero, consejero de Educación de la Junta de Castilla y León; Vicente Orden Vigara, presidente de la Diputación de Burgos; Enrique Martín, presidente de la Diputación de Palencia; Juan Carlos Aparicio Pérez, alcalde de Burgos; Josep M. Vila d’Abadal i Serra, alcalde de Vic.
Entre los fieles se pudo ver también a José M. Contreras Mazario, director general de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia de España, y a Montserrat Coll, directora de Asuntos Religiosos de la Generalidad de Cataluña.
El Papa recibió también a los jefes de las delegaciones de los países originarios de los demás santos.
Por parte belga, en honor del padre Damián de Molokai, apóstol de los leprosos, acudió a la ceremonia su majestad el Rey Alberto II y la Reina Paula.
En honor de san Zygmunt Szczesny Felinski, representó a Polonia el presidente de la República, Lech Kaczynski.
Francia, que festejaba a su nueva santa, Jeanne Jugan, fue representada por el primer ministro, François Fillon.
Dado que Molokai se encuentra en Hawai, en la celebración estuvo presente el embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, Miguel Humberto Díaz, y el senador por Hawai, Daniel Kahikina Akaka.