IU deniega un local en Sevilla para homenajear a Agustín de Foxá “porque era falangista”

En nombre de la tan traída y llevada memoria histórica hay quien aprovecha para imponer su ideología y su voluntad. Eso es lo que ha ocurrido en Sevilla donde la delegada de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano (IU), ha denegado un local a los promotores de un “Homenaje literario a Agustín de Foxá en el 50 aniversario de su muerte” por “respeto a la memoria histórica”.

Agustín de Foxá

 Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando Antonio Rivero Taravillo, y el escritor y poeta Aquilino Duque tenían previsto homenajear la figura del escritor en el 50 aniversario de su muerte. Dos horas antes de que se celebrará el homenaje recibieron la noticia de que se les denegaba el local por lo que tuvieron que realizar el acto en la calle y junto a los ochenta asistentes que se habían desplazado hasta el lugar.

 La delegada de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, perteneciente a IU, ha salido ante los medios para explicar que el permiso para el acto no se denegó dos horas antes, como aseguran los organizadores, sino 48 horas, porque el local se pidió “para un homenaje a Agustín de Foxá” y “no para un homenaje literario a Agustín de Foxá“.

 Medrano ha asegurado que la negativa se produjo porque Foxá fue falangista y lo que se pretendía era “no convertir el acto en una apología del franquismo y por respeto a la memoria histórica“.

 

Las listas de la memoria histórica en Extremadura: ¿fraude o incompetencia?

Martín Rubio demuestra la falacia de la memoria histórica en Extremadura

Extremadura fue sin duda una de las más afectadas por las ejecuciones que tuvieron lugar durante la pasada Guerra Civil Española. Ahora, la prensa regional ha informado de la publicación en Internet de la lista de los 13.993 fusilados de la Guerra Civil en la región extremeña. Los investigadores del Proyecto llevan cinco años recorriendo archivos y recopilando testimonios directos cuyos resultados ven ahora la luz. Pero en las listas de víctimas del franquismo se ha atribuído a la represión causada por los nacionales un porcentaje de víctimas que en realidad se deben a otras causas, por lo que los balances finales no pueden aceptarse.

Los investigadores del Proyecto de la Memoria Histórica estiman que aún faltan 1.500 nombres por documentar

En un estudio realizado por Ángel David Martín Rubio sobre la represión publicado en 1997, pudieron obtenerse unas cifras derivadas de las estadísticas oficiales publicadas por el INE que situaba a las víctimas de Badajoz en la zona frentepopulista en torno a las 1.400 personas  y en un mínimo cercano 5.000 para las de zona nacional y posguerra. Unos valores que invitan a plantear con toda seriedad y respeto la cuestión.

Ahora, la prensa regional ha informado de la publicación en Internet de la lista de los 13.993 fusilados de la Guerra Civil en Extremadura (Diario Hoy, Badajoz, 17-diciembre-2008).

Los investigadores del Proyecto de la Memoria Histórica, responsables del trabajo, estiman que aún faltan 1.500 nombres por documentar y según informó Julián Chaves Palacios, director del equipo, llevan cinco años recorriendo archivos históricos y recopilando testimonios directos cuyos resultados salen ahora a la luz. Los responsables de este equipo sumando los fallecidos de Cáceres y Badajoz, obtienen 12.501 para lo que ellos llaman “la represión franquista” y 1.496 como consecuencia de “la represión republicana”.

A pesar del esfuerzo realizado tenemos que reconocer nuestra decepción al hacerse público el resultado de unas investigaciones que se han demorado durante años y que se supone están respaldadas por las instituciones cuyo sello aparece en la página Web en que han sido difundidas estas listas (Universidad de Extremadura, Junta de Extremadura y Diputaciones de Cáceres y Badajoz).

La propia investigación de Martín Rubio y su equipo acerca del período de la República, la Guerra Civil y la España de Franco en la provincia de Badajoz les permite constatar que se ha repetido lo que venían practicando de manera poco escrupulosa otros historiógrafos han practicado hasta ahora.

Es decir, se atribuyen a la represión causada por los nacionales un porcentaje de víctimas que en realidad se deben a otras causas por lo que los balances finales no pueden aceptarse.  (cfr. http://historiaex.unex.es/media/rep_fran_fin.pdf).

Así, confrontando estas listas de manera superficial, puede comprobarse que se mezclan con las verdaderamente causadas por la represión nacional muertos con anterioridad a la fecha en que se ocuparon las poblaciones por los nacionales, víctimas izquierdistas, bajas por bombardeos y explosiones, asesinados por los frentepopulistas, o por partidas de izquierdistas huidos, miembros del Ejército nacional muertos en acción de guerra o del propio Ejército Popular en idénticas circunstancias. En algunos casos, se trata probablemente de caídos en acción de guerra por acción de los milicianos que fueron inscritos como muertos en choque con los marxistas aunque también son aquí contabilizados como víctimas de la represión nacional.

Además, en localidades donde hubo combates de relieve, las muertes correspondientes al día de lucha se incluyen en su totalidad como si fueran a causa de la represión; lo que nos llevaría al absurdo de tener que admitir que no fue inscrita ninguna baja ocasionada en acción de guerra.

Cabe recordar, por último, que la presencia de víctimas de izquierdas es uno de los rasgos definitorios del terror en la llamada zona republicana debido a las luchas por el predominio en la propia retaguardia y al afianzamiento del control soviético.

Otra circunstancia digna de notarse es que estas listas no solamente cometen errores al pretender contabilizar las víctimas de la represión nacional sino que también lo hacen con las de la represión en la retaguardia frentepopulista, tal vez por no tener que aceptar los datos que otros historiadores ya habíamos aportado con mayor precisión.

Esto último corrobora la impresión de que no estamos ante simples errores o imprecisiones que pueden aparecer en cualquier trabajo de esta naturaleza.

Aunque lo cierto es que la mayoría de ellos se podían haber subsanado simplemente con haber tenido en cuenta las aportaciones y la investigación que hemos hecho otros historiadores en lugar de aplicarnos la censura o la descalificación unilateral como la que tuvo lugar en noviembre de 2004 en el Simposio sobre la Memoria Histórica de los sucesos de 1936 en Badajoz.

De haberlo hecho así se podría haber alcanzado una mayor precisión en lo que al número de víctimas se refiere y, sobre todo, un avance en su explicación historiográfica al margen de prejuicios ideológicos.

Y es que la llamada recuperación de la memoria histórica forma parte de un proyecto que nada tiene que ver con la historia a no ser su empleo como arma de un combate caracterizado por  frecuentes episodios de pobreza conceptual, deterioro moral, agresividad y eliminación de toda voz discordante por eso parece que se ha preferido avivar artificialmente el debate sobre los muertos manejando cifras redondas con las que se pretende superar las no menos arbitrarias que se han dado para otros lugares y silenciando que no es esa la cuestión más importante.

La verdadera tragedia histórica se quiere ocultar y, para eso, se necesitan miles de muertos atribuidos a un bando. Como han puesto de relieve otros historiadores europeos para circunstancias parecidas, la elaboración de discursos que eluden análisis complejos recayendo en el simplismo maniqueo, tiende a imponer una visión de la historia sustentada en los valores que se pretenden imponer desde el presente.

Tal y como señala Martín Rubio, “silenciar elementos significa prescindir de la complejidad de los procesos históricos, del papel real que desempeñaron los protagonistas, de las luchas por la hegemonía en un determinado momento”.

En suma, afirma Martín Rubio, “se priva a los ciudadanos que se preguntan sobre problemas que a veces les afectaron directamente, a ellos o a su familia, de las posibilidades que la historia y el método de investigación histórica aportan como única herramienta para un conocimiento racional del pasado”.

Por el contrario, prosigue el analista, “la Historia puede servir como fundamento de una convivencia equilibrada cuando se establece en los términos que ya señalaron los clásicos, es decir, procediendo con buena fe, sin encono sectario y tras someter a crítica la información aportada por las más diversas fuentes”. Lamentable, “la aportación de este equipo de investigadores no parece que se haya hecho para situar el conocimiento del pasado más inmediato en el necesario terreno de una historiografía entendida como ciencia al servicio de la paz, la concordia y el diálogo”, concluye el autor.

Arenas acusa al PSOE de hacer propuestas “que dividen a la sociedad” para “tapar” la crisis.

Javier Arenas.

Arenas acusa al PSOE de hacer propuestas “que dividen a la sociedad” para “tapar” la crisis

Arenas ha asegurado que a los socialistas “les gusta hablar de debates sobre la muerte”, en relación a asuntos como la Memoria Histórica, la Guerra Civil, el aborto o la eutanasia. En este sentido, asevera que se trata de temas que “la gente no dice que sean sus prioridades”. En su opinión, los ciudadanos hablan “de empleo, de hipotecas y de llegar a fin de mes”.

Arenas ha calificado al PP como un partido “de la vida, de las oportunidades y del futuro, frente a un PSOE negativo y trágico”. En referencia a la Ley de Memoria Histórica, expresa su respeto a que “cualquier familia quiera encontrar los restos de sus seres queridos”, pero hizo hincapié en que “otra cosa es coger la bandera de la Memoria Histórica para romper lo que los españoles cerramos en 1978”.

De este modo, el líder de los populares andaluces considera que “no se puede hacer política del pasado”. “Hoy nuestros abuelos, si vivieran, nos dirían que no nos ocupásemos de ellos, sino de nuestros hijos y nietos”, consideró.

Por otro lado, se refirió a la actual situación económica y vaticina que, “dentro de un año o dos, tendrá que salir el PP a hacer lo que hizo en 1996”, cuando comenzó a su juicio “el mejor Gobierno de la historia de la democracia en España, el encabezado por José María Aznar”.

Acusa al PSOE de contar “muchas mentiras”, como “que no había crisis, que era financiera sólo y que era cosa de Estados Unidos, que donde menos afectaba era en España y en Andalucía y que no hay una política económica alternativa”.

Al respecto, Arenas afirma que “sí hay una política alternativa, la que se hizo en 1996, que pasó por reformas, austeridad, bajar los impuestos y mirar el euro, que es de todos”. “En 1996 había mucho paro, despilfarro y corrupción y en 2004 cuando perdimos las elecciones España era el país de la UE que más empleo creaba y salimos del Gobierno con las manos limpias”, añade.

Así, subraya que el PP tiene “un compromiso con la sociedad, no con los grupos de presión, ni con ningún medio de comunicación, ni con los bancos y entidades financieras”; y, aunque reconoció que hay que ocuparse de este último sector, precisó que también hay que asegurarse de que “cualquier ayuda llegue a las familias, las pymes y los autónomos”.

IU pide la creación de una Fiscalía especial para la Memoria Histórica.

Gaspar Llamazares.

En plena crisis de la formación

IU pide la creación de una Fiscalía especial para la Memoria Histórica

Llamazares avisa y dice que las causas contra el franquismo puedan acabar en tribunales extranjeros o en Estrasburgo. Por ello, IU propone la creación de una Fiscalía especializada en las violaciones de los Derechos Humanos durante la Guerra y la dictadura.

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha avisado del peligro de que las investigaciones sobre los delitos cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo puedan acabar siendo juzgados en tribunales extranjeros, e incluso en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Entre las medidas que ha propuesto IU, destaca la creación de una Fiscalía especializada en las violaciones de los Derechos Humanos y del Derecho Humanitario durante la Guerra Civil y el régimen franquista, que impulse la identificación y la exhumación de las fosas del franquismo y que impulse la anulación de los juicios ilegales e ilegítimos de esa época. De igual manera, Izquierda Unida propone la creación de un órgano oficial temporal de carácter no judicial que continúe con el trabajo de establecer “un libro blanco” sobre los abusos cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Con motivo del aniversario de las muertes de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, Llamazares ha comparecido en el Congreso para criticar al Gobierno y a la Fiscalía General del Estado por “obstaculizar” la investigación de los crímenes del franquismo que abrió el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, “a la que ha tenido que renunciar”.

Asimismo, el diputado de IU ha lamentado que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero incumpla la Ley de la Memoria Histórica, aprobada en diciembre de 2007, y le ha reprochado su “falta de celo”, sobre todo en los temas más controvertidos, los que tienen que ver con los derechos de las víctimas, con las exhumaciones, con la simbología o con la lucha contra la impunidad.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que “si el Gobierno y la Fiscalía continúan con su actitud, buena parte de las víctimas van a tener que presentar sus recursos en los tribunales internacionales e incluso el Tribunal de Estrasburgo”, algo que  a su juicio, sería “una vergüenza” para la democracia española. “Si así lo queréis, así será”, ha espetado Llamazares en alusión al Gobierno.

Asimismo, Llamazares ha planteado la necesidad de iniciar la reorientación del actual recinto del Valle de los Caídos como Centro del Memorial a la Libertad, como sede del Instituto de la Memoria Democrática y como Museo de la Represión, una idea que, a su juicio, ha sido “la espoleta que ha provocado la reacción furibunda de la Fiscalía”.

ERC quiere modificar la Ley de Memoria Histórica por “insuficiente”

Joan Tardá, diputado de ERC.

ERC quiere modificar la Ley de Memoria Histórica por “insuficiente”

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) presentará un proyecto en el Congreso para modificar la Ley de Memoria Histórica. El diputado de ERC Joan Tardà considera que la acción de Garzón ha servido para ganar la batalla ideológica y anuncia que su grupo está dispuesto a ir a los tribunales internacionales.

El debate sobre la II República, la Guerra Civil y el franquismo volverá la próxima semana al Pleno del  Congreso, cuando Esquerra Republicana plantee lo que ella misma  define como “el primer asalto” a la conocida como Ley de Memoria Histórica, una norma que fue aprobada en diciembre de 2007 con el voto en contra de esta formación, que la tacha de “vergonzosa,  vergonzante e ignominiosa”.

De este modo, el diputado de Esquerra Joan Tardá ofreció hoy una rueda de prensa en el Congreso para presentar la iniciativa con la que los republicanos pretenden que la Cámara tramite una nueva norma que realmente extienda derechos a “todos” los represaliados del franquismo, otorgándoles la condición jurídica” de víctimas, algo que, según denunció, no se hizo con la norma impulsada por el Ejecutivo en la anterior legislatura.  Tardá ha mostrado además su agradecimiento al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por su acción en la causa contra el franquismo al considerar que ha ayudado a “socializar el debate”.

Tardà ha anunciado que su grupo va a presentar el próximo martes en el Congreso un proyecto de modificación de la Ley de Memoria Histórica, dado que cree “insuficiente” la actual para reparar todos los daños causados por la dictadura. El representante de ERC ha asegurado que están dispuestos a llegar a los tribunales internacionales.

Cabe recordar que pese a llevar sólo unos meses en vigor, la investigación abierta por Garzón, se inhibió el pasado martes en favor de los juzgados territoriales. Tardà considera ahora que es el momento de continuar su desarrollo con iniciativas parlamentarias una vez que la causa de Garzón “ha dado la razón a los antifascistas”.

Así, el diputado de ERC ha anunciado los planes de su partido en el Congreso de los Diputados acompañado de representantes de asociaciones por la recuperación de la Memoria Histórica, que también han expresado su satisfacción por la labor del juez Garzón. “Se dice que es un retroceso, pero lo único que ha ocurrido es que se inhibe en los juzgados locales, que ya no podrán decir que no son competentes”, ha afirmado José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros de la Memoria.

“Esto va a cambiar muchas cosas”, ha indicado Pedreño, quien ha instado al fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, a opinar públicamente sobre la investigación que ha intentado impulsar Garzón desde la Audiencia Nacional.

El anuncio de ERC se ha producido un día después de que un grupo de presidentes de varios tribunales superiores de justicia vaticinaran el fracaso de todas las causas que investigan el franquismo y criticaran el auto de Garzón en el que traslada la responsabilidad a los juzgados territoriales porque consideran que puede complicar la situación al propiciar situaciones judiciales dispares.

Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU), ha asegurado hoy que está “decidida” a facilitar el “enterramiento digno” a las víctimas de la Guerra Civil que se encuentran en fosas comunes, si bien se ha mostrado partidaria de esperar a que las autoridades judiciales determinen sus actuaciones.
En declaraciones a los periodistas, Aguilar ha subrayado que la intención del Consistorio es “hacer realidad” la Ley de la Memoria Histórica y que no le “gustaría” que la exhumación de los enterrados en fosas comunes se convierta en un “elemento de polémica”.

Cabe recordar que esta misma mañana, un reducido grupo de artistas e intelectuales presentaron en Madrid un breve manifiesto en apoyo a las familias y resto de víctimas que han llevado “el peso en solitario” de la búsqueda de la memoria histórica, algo que “le  hubiese correspondido -hacer- a la sociedad y, sobre todo, al  Gobierno”, dijeron.  Al acto acudieron algunos de los firmantes, entre ellos Cristina Almeida, Ian Gibson, Fanny Rubio, Santiago de Córdoba, Paco  Ibáñez, Leo Bassi o Emilio Silva.

Al Psoe le parece mal, el homenaje a la Madre Maravillas.

Zapatero y sus ministros siguen aplicando con radicalidad e intolerancia la ley de memoria histórica, y rechazan que el parlamento dedique una placa a la santa.

Al PSOE también le parece mal que el Congreso homenajee a la Madre Maravillas

El argumento de fondo es que la religiosa nació en un inmueble que ahora forma parte de las dependencias del Congreso. Su nombre se uniría así al de los Reyes y al de Clara Campoamor -promotora del sufragio femenino-, como los únicos con placa en la Cámara Baja. Sin embargo, no parece posible porque el PSOE se opondrá a la colocación en el Congreso de una placa en homenaje a la Madre Maravillas porque, dice, “carece del necesario consenso y contradice el principio de aconfesionalidad institucional” que defienden los socialistas. Así lo ha anunciado el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso. Alonso ha dicho que “nuestro criterio es claro. El Parlamento de la Nación es el de un Estado  aconfesional y no tiene porqué figurar ninguna placa que se ponga  exclusivamente, como entendemos que ocurre en este caso, por la  condición religiosa de la persona a la que se refiere”. En cuanto a la posición del presidente del Congreso, José Bono, el portavoz del PSOE dice  que no habló con él antes de que se adoptara la polémica decisión y que fue después cuando trató este asunto con el presidente, en una “conversación”. A partir de ahora, el PSOE espera que “se haga lo razonable” y que su posición sea “recogida” por la mesa del Congreso. “Tampoco esto es un asunto que figure en las grandes prioridades del gobierno y del grupo”, apostilló. Su rechazo se basa, por un lado, en que colocar una placa de homenaje a una religiosa contradice el principio de aconfesionalidad del Estado que viene defendiendo el PSOE, que apuesta por una eliminación progresiva de los símbolos de carácter religioso. Además, argumentó que la simbología incluida en el Parlamento debe obedecer a un “consenso unánime o cuasi unánime”, una condición que, en su opinión, no se da en el caso de la Madre Maravillas.

.

José Saramago, Juan Goytisolo, Ernesto Sabato, José Luis Sampedro, Paco Ibáñez y Pilar Bardem. Quien dice que las subenciones a los “artistas” no sirven para nada.

El juez Baltasar Garzón

Un grupo de intelectuales impulsa un manifiesto de apoyo a Garzón

Un grupo de intelectuales y artistas, entre ellos José Saramago, Juan Goytisolo, Ernesto Sabato, José Luis Sampedro, Paco Ibáñez y Pilar Bardem, está promoviendo un manifiesto de apoyo a la investigación del juez Baltasar Garzón sobre las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.

El texto será presentado públicamente el próximo jueves, 20 de noviembre, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y lamenta el “desproporcionado ataque” a la labor de Garzón lanzado “desde ámbitos determinantes que han creado alarma en nuestra sociedad e indefensión en los demandantes”.

Otros promotores del documento son Ian Gibson, Emilio Lledó, José Vidal Beneyto, Cristina Almeida y Fanny Rubio, celebra “el trabajo encomiable” del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional “por lo que implica de reparación pendiente por nuestra democracia”.

“Hemos conocido la noticia de las 114.266 detenciones ilegales de desaparecidos del franquismo, hombres y mujeres marginados durante muchos años del discurso oficial de nuestra democracia, que son rehabilitados ante nosotros gracias a las asociaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica, los investigadores y familiares”. Así da comienzo el manifiesto.

Asimismo, se reclama que las “vidas conmovedoras” de los desaparecidos del franquismo y “su sacrificio a favor de la libertad”, junto a las de los represaliados, sean “reconocidos sin distinción” por quienes se consideran “sensibles y demócratas”, como “parte inolvidable del sacrificio español del siglo XX”.