La evangelización del Camino Neocatecumental en todas las plazas del mundo

 

Kiko Argüello cuenta la “Gran Misión” que saldrá el próximo domingo contemporáneamente en la capital de Italia y en todo el mundo. Una iniciativa que papa Francisco ha definido “estupenda”…

“Dios ha salvado el mundo a través de la locura de la predicación”. Conscientes de esta frase del apóstol Pablo, los iniciadores del Camino Neocatecumental, Kiko Argüello y Carmen Hernández, a la petición de organizar alguna iniciativa específica por el Año de la Fe, pensaron que sólo una cosa era necesaria: llevar el Evangelio al hombre de hoy. En los cinco domingos de Pascua, por tanto, las comunidades de todo el mundo mantendrán contemporáneamente encuentros temáticos en las plazas de las ciudad cercanas a las parroquias de pertenencia.

En Roma serán cien las plazas ‘invadidas’ pacíficamente por los miembros de este itinerario de iniciación cristiana. Las modalidades serán las normales que el Camino utiliza, desde hace años, en sus misiones a cielo abierto, un escenario, un icono, un ambón, una cruz y grandes grupos de jóvenes con guitarras, panderetas y tambores, y sobre todo el espíritu para testimoniar a los que pasean las maravillas que el Señor ha realizado en sus vidas. El programa ha sido establecido por los iniciadores del Camino y el cardenal vicario de Roma Agostino Vallini, que el sábado 6 de abril, celebrará, en la basílica de San Pablo Extramuros, una liturgia en la que enviará, con su bendición, a todas las comunidades de Roma a la gran misión.

Con este motivo, ZENIT ha entrevistado al fundador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello.

Kiko, desde hace años las comunidades neocatecumenales anuncian la Buena Noticia por calles y ciudades. ¿Cómo surgió la idea de estos grandes encuentros en cien plazas de Roma?

–Kiko Argüello: Dice san Pablo que “dios ha querido salvar el mundo a través de la locura de la predicación”. Esta carta se ha escrito en griego y en el lugar de la palabra “predicación” san Pablo usa kerygma, que significa Buena Noticia. Podemos decir, por tanto, que fundamentalmente el cristianismo antes de ser una filosofía, una moral o un doctrina, es una “noticia” que debe ser proclamada y que salva a quien la acoge. Es la noticia que Dios ha enviado a su único Hijo para que de la vida por cada hombre. Y si el hombre acepta esta vida que se le ofrece recibe la salvación, la victoria sobre la muerte, porque Cristo se ha ofrecido a sí mismo por cada uno de nosotros para que cada uno de nuestros pecados pueda ser perdonado y podamos recibir al Espíritu Santo que nos hace nuevas criaturas.

En el Año de Fe en curso, pero también en un periodo de nueva Evangelización, y al mismo tiempo de secularización, ¿cómo es de importante anunciar a Jesucristo, a través también de nuevas modalidades?

–Kiko Argüello: En el Camino es fundamental proclamar esta “noticia”. El problema es entender que hoy hay mucha gente que tiene el oído cerrado a cualquier tipo de información, sobre todo de tipo religioso, a causa de prejuicios, conflictos personales o experiencias pasadas. Por esto, antes de proclamar el kerigma es necesario predisponer a las personas a la escucha, como dijo Jesucristo. Pero, ¿cómo es posible hacerlo? Como se lee en los Hechos de los Apóstoles, antes del anuncio del kerigma, Dios hace un milagro, realiza un evento extraordinario que pone al hombre en condición de abrir el oído. Pero estos milagros cesan cuando aparece otro milagro aún más grande: la Iglesia como comunidad de los que se aman.

¿Cuál es el objetivo de estas grandes misiones?

–Kiko Argüello: Salir a las plazas significa para nosotros dar un gran testimonio de tantos jóvenes que con la propia experiencia atraen a la gente que pasa, quizá solo por curiosidad, atraída sobre todo por los cantos, a escuchar la Buena Noticia de Cristo resucitado. Esto es lo que pretende el Camino Neocatecumental y que, entre otras cosas, hacemos desde hace años con las missio ad gentes. Gracias a este tipo de misiones hemos visto muchas conversiones, sobre todo de gente atea o totalmente lejana a la Iglesia, conmocionada y atraída por los cantos, la cordialidad entre los hermanos, las experiencias y la escucha del kerigma, que toca profundamente el espíritu del hombre, desde el momento en que, dice san Pablo, “es el espíritu de Cristo el que da testimonio a nuestro espíritu”

¿Por qué precisamente en las plazas?

–Kiko Argüello: No olvidemos que estamos en un momento histórico de transición. En todas las épocas, los hombres han tratado de encontrar en lo ‘sagrado’ un refugio, algo que les defienda de las catástrofes naturales, de las enfermedades y demás. Hoy, sin embargo, el hombre ya no tiene necesidad de la religión, porque tiene a la tecnología a su lado, los descubrimientos científicos, etc. Así como la Iglesia ha usado la religiosidad, una “catequesis del tiempo”, hoy debemos buscar nuevos métodos que puedan alcanzar al hombre contemporáneo. Algunos dicen que hoy se han abandonado los “templos”, por tanto las instituciones, las iglesias, etc, y sin embargo se llenan las plazas. Precisamente por esto creemos que puede ser un acontecimiento mostrar justo en esos lugares una nueva forma de diálogo con las personas, sobre todo a través de las palabras de los jóvenes.

El pontificado del papa Francisco se ha caracterizado hasta ahora por la continua exhortación a salir, seguir a Cristo, evangelizar. Partiendo precisamente de Roma. Parece que esta iniciativa siga la invitación del santo padre. ¿El papa tiene conocimiento de la iniciativa?

–Kiko Argüello: Después de que Benedicto XVI anunciara el Año de la Fe, en el Camino Neocatecumental pensamos una propuesta para este tiempo tan especial para la Iglesia, podía ser el anuncio del Evangelio en las calles. Cuando después fue elegido el nuevo papa nos sorprendimos al escuchar en sus homilías, en las audiencias, esta invitación constante a “salir” de sí mismos, de las parroquias, de las casas, a ir por las calles y a las periferias a evangelizar. Ha sido por tanto una confirmación. De hecho, cuando hemos propuesto al santo padre la idea de evangelizar en las plazas ha dicho que era una misión “estupenda” y nos ha animado mucho.

¿Cuál es la relación del papa Francisco con el Camino Neocatecumenal?

–Kiko Argüello: Ha sido siempre un padre y un buen pastor con nosotros. El equipo itinerante responsable del Camino en Argentina ha contado que cuando tuvimos problemas en algunas parroquias, él mismo intervino hablando con el párroco, o incluso invitándonos a cambiar de parroquia.

La iniciativa de las cien plazas recuerda un poco a las distintas misiones que los neocatecumenales realizan en las peregrinaciones de la Jornada Mundial de la Juventud. ¿Qué está preparando el Camino para la JMJ de Río de Janeiro?

–Kiko Argüello: Después del encuentro con el santo padre confirmamos el encuentro con todos lo jóvenes del mundo. También el encuentro de Río, como en la plaza Cibeles de Madrid, habrá una llamada vocacional, esta vez dirigida sobre todo a la evangelización en Asia. Invitaremos a chicos y chicas a ser generosos con el Señor, que les está llamando a ayudarle, a llevar la Buena Noticia a todos los rincones de la tierra.

Traducido de la edición italiana de ZENIT por Rocío Lancho García

Anuncios

“La familia cristiana es la esperanza para hoy”

Fiesta de las Familias 2012
Un año más, con motivo de la Navidad, Madrid celebrará la fiesta de la Sagrada Familia en la Plaza de Colón. Se ha convertido en una tradición en la que participan además muchas familias de diferentes países de Europa.

Este año, el lema elegido ha sido sacado de una frase de Benedicto XVI. Con él, “La familia cristiana es la esperanza para hoy “, se quiere transmitir un mensaje alegre y positivo sobre la familia, consecuencia de la fe en Dios y del plan divino sobre la institución familiar. En estos momentos difíciles que atraviesa la sociedad, la familia cristiana brilla con la luz de Dios, como auténtica esperanza ante la crisis actual.

La Fiesta se celebrará el domingo día 30 de diciembre. A las 12,00 horas habrá una conexión con Roma para escuchar el mensaje del Santo Padre, y a continuación dará comienzo la Eucaristía, presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Mª. Rouco Varela. La Santa Misa será concelebrada por los obispos de la Provincia Eclesiástica, y numerosos obispos españoles y de otros países.

Previamente, y como preparación a la Misa, Kiko Arguello, iniciador del Camino Neocatecumenal, proclamará el Kerigma a partir de las 10,30 horas. También hablará Mons. Vicenzo Paglia, presidente del Pontificio Consejo de la Familia en el Vaticano.

Fiesta de las Familias
Como es sabido, este año se celebra en todo el mundo el Año de la Fe, convocado por el Santo Padre Benedicto XVI. En este contexto, toda la comunidad diocesana se ha implicado en la celebración de este día. Y, por deseo del Cardenal de Madrid, la Misión Madrid se ha encargado de organizar importantes novedades que ayudarán a prepararse para vivir con más sentido católico esta Fiesta.

Los días previos a la Fiesta de la Sagrada Familia, el viernes día 28, el sábado 29 y el domingo 30 hasta el inicio de la Santa Misa en la Plaza de Colón, en los Jardines del Descubrimiento tendrán lugar unos actos de preparación para celebrar la gran fiesta de la familia.

Así, en los Jardines habrá un lugar en el que toda la familia -abuelos, hijos y nietos- podrá rezar unida ante el Santísimo Sacramento expuesto en la Custodia. El motivo es pedir a Dios por la institución familiar, por las familias que pasan dificultad, por las familias pobres, por los niños sin hogar, por las madres en apuros en su gestación y por tantas personas maltratadas. También se pedirá para que se respete el derecho a la vida incondicionalmente, y por las intenciones que cada familia lleve en su corazón.

Además, se instalarán unos confesionarios para que, quien lo desee, pueda recibir el Sacramento de la Reconciliación que tanto ayudó en la JMJ.

Junto a esto, se explicarán las actividades que la Iglesia diocesana realiza en Madrid en pro de las familias y personas afectadas por la crisis. Se ofrecerá la información necesaria sobre cómo se puede ayudar a esas personas a través de las instituciones de la Iglesia: colaborando como voluntarios, realizando una aportación económica, y de cualquiera de las maneras al alcance de cada uno.
Todo se desarrollará en un ambiente festivo y alegre. Vendrán los pajes de los Reyes Magos para recoger las cartas de las niñas y niños, así como los donativos de las personas mayores para entregárselos a Sus Majestades los Reyes, que los emplearán en favor de niños pobres y familias muy necesitadas.

Con estos actos se hará visible en Madrid la transcendencia de las familias cristianas y su carácter colaborador en la consecución del bien de toda la sociedad.

Visítanos y amplia información en: http://www.porlafamiliacristiana.es

Cuarenta mil jóvenes neocatecumenales con Kiko Argüello en Nápoles

Trescientos respondieron a la llamada vocacional para evangelizar en China

Por Salvatore Cernuzio

“Yo vengo a reunir a todas las naciones”, entonaba Kiko Argüello en el canto elegido para abrir el gran encuentro con los jóvenes del Camino Neocatecumenal que tuvo lugar en Nápoles, Italia, el domingo 20 de mayo.

Y justo esto es lo que sucedió en la plaza del Plebiscito: la histórica plaza en el corazón de Nápoles vio a cerca de cuarenta mil chicos y chicas procedentes no sólo de Italia sino también de Francia, Luxemburgo, Alemania, Bélgica, Suiza, Malta, Albania y Yugoslavia, reunirse para escuchar una palabra de Dios y obtener discernimiento sobre su vocación.

El objetivo fue evidentemente logrado, vistas las “alzadas” al término del encuentro: 200 chicos para el presbiterado y cerca de 120 chicas –algunas jovencísimas- para la nueva evangelización en China. Un centenar de jóvenes dió su disponibilidad a rezar diariamente el rosario ante el Santísimo por las missio ad gentes que el Camino desde hace años promueve en las zonas secularizadas de Europa.

En concreto, se entregaron cerca de 60 rosarios a grupos de jóvenes de Campania a quienes se confiaron las missio ad gentes de Niza, Marsella y Lausana; mientras que las misiones de Lyon, Albi y Tolón fueron confiadas a otras regiones de Italia.

La invasión pacífica de los jóvenes neocatecumenales empezó desde la mañana, caracterizada por ese entusiasmo que es ya un rasgo distintivo de todos los pertenecientes a esta realidad de fe y que ni siquiera una ligera e insistente llovizna logró detener.

Cantos y danzas resonaron en las calles napolitanas para luego aquietarse y transformarse en largos aplausos en torno a las 15,30, con la llegada de los iniciadores del Camino, Kiko Argüello y Carmen Hernández, junto al cardenal de Nápoles Crescenzo Sepe, y el padre Mario Pezzi.

Un “encuentro lleno de luz y de fuerza del Espíritu Santo para nosotros y Nápoles”, dijo Kiko en su monición ambiental, antes de acoger a la Virgen del Carmen, transportada a la tribuna por los seminaristas y presbíteros, mientras el canto “Una gran señal” –leit motiv de la JMJ de Madrid– despertaba el ánimo de los jóvenes de la plaza.

Tras dar gracias a la Virgen porque “ha inspirado este Camino y está ayudando a todos”, Kiko comentó una Palabra de la segunda Carta de San Pablo a los Corintios (5,14), invitando a los presentes a acogerla porque ella “tiene el poder de exorcizarnos y cambiar la vida de muchos”. Es el anuncio del Kerygma, la buena noticia de Cristo Resucitado, que Kiko no deja nunca, en sus encuentros, de remarcar con fuerza. “Todos los hombres han nacido con la muerte dentro –afirmó–, es el pecado original entrado en el mundo por envidia del demonio. Por esto se tiene miedo de la muerte, se escapa de ella, convirtiéndose así en esclavos del demonio”.

¿Cómo se supera este miedo?, se preguntó. “¡Venciendo a la muerte! Cristo ya lo ha hecho con la resurrección que es suya y nuestra”, respondió empuñando el crucifijo sobre la tribuna. “Murió para que el hombre no viva ya para sí mismo” y esta, añadió, “es la verdad según la cual todos hoy estamos llamados a vivir”.

La invitación es, por tanto, “a ser como la Madre de Cristo hoy”, a creer en este plan de salvación diciendo nuestro “sí” a Dios, sin tener miedo porque “no estamos solos”. Por ello, concluyó Kiko, “no temáis dar vuestra vida a Cristo, nada nos puede impedir amarlo, incluso los sufrimientos ayudan a estar unidos a El”.

Una fuerte palabra de ánimo, en tal sentido, llegó también del cardenal Sepe, que exhortó a decir el propio sí al Señor e ir a todo el mundo para predicar el Evangelio: “Dios se pone en camino para encontrar el hombre –dijo–. Vosotros del Camino, por tanto, proseguid el camino de Cristo”. “No debéis temer, El os ha elegido y os manda a anunciar la salvación. Id, por tanto, y haceros misioneros de la verdadera vida en este mundo que desprecia a Dios, predica violencia, asesinatos, y no tiene miedo de matar a inocentes de 16 años”, casi gritó el purpurado, refiriéndose a los últimos trágicos sucesos de Brindisi.

Todo concluyó con las llamadas vocacionales para “hacerse obreros de la nueva evangelización” en el Este del mundo, en especial en China y Vietnam. Un río de más de trescientos jóvenes dió su propia respuesta al Señor y, corriendo hacia la tribuna, cada uno recibió la bendición de los obispos y presbíteros presentes.

Al término del encuentro, ZENIT abordó a algunos de estos chicos pidiéndoles que nos cuenten libremente su propia experiencia. El primero es Simón, de 23 años, de Roma, ya en su tercera “alzada”, que a la pregunta sobre qué le ha impulsado a reconfirmar esta llamada, responde: “La gratitud hacia Dios por todo lo que siempre ha hecho. Siento que mi vida no tiene sentido sin El y que todo el resto no me satisface, por tanto quiero de verdad entregarle todo y doy gracias de estar en una realidad como la del Camino Neocatecumenal que me ha iluminado en esta elección”.

Le hace eco Mattia, de Umbria, que dice: “Quiero lanzarme a esta ‘aventura’ maravillosa que Dios quiere llevarme a tener, como ha dicho Kiko. Humanamente, tengo un poco de miedo de tener que dejar casa, familia, etc, pero me ayudan mucho los testimonios de otros hermanos que han abandonado sus seguridades y han recibido el céntuplo. Estoy seguro de que Dios no quiere fastidiarme, sino que quiere solo mi felicidad”.

Nos ofrece su testimonio, por último, Stefano, de 19 años, del Lazio, en su primer encuentro vocacional: “He entrado hace poquísimo tiempo en el Camino Neocatecumenal –dice- pero ya me ha permitido vivir experiencias extraordinarias, como justo la jornada de hoy”.

“El espíritu de Kiko –añade- que tiene más de 70 años tiene la fuerza y el entusiasmo de un muchachito, su catequesis, la comunión que se ha creado enseguida con las otras personas, las llamadas vocacionales, la serenidad que transparenta en modo claro la cara de todos, me han hecho comprender que Dios está verdaderamente en medio de nosotros y que sólo en la Iglesia puedo encontrar la vía para ser feliz”.

Zenit

El Camino se prepara para la JMJ

50.000 neocatecumenales se citan en Alemania para invitar a muchos jóvenes a la Jornada

Encuentro Camino Neocatecumenal en la JMJ de Colonia

 No están interesados en su conocida cerveza de fermentación alta llamada Altbier, ni en su lujosa calle comercial Königsallee. Los más de 50.000 jóvenes de toda Europa pertenecientes al Camino Neocatecumenal que se darán cita el próximo 29 de mayo en la ciudad alemana de Düsseldorf tienen otro objetivo: evangelizar e invitar a acudir a Madrid para JMJ.

Quedan pocas semanas para que la gran fiesta de la juventud tenga lugar y los jóvenes de esta realidad eclesial quieren dar un último gran empujón. ¿Cómo lo harán? En autocar desde sus respectivos lugares de residencia peregrinarán por toda Alemania haciendo misión hasta el estadio Sprit Arena de Düsseldorf. Cada grupo evangelizará en una ciudad concreta e invitará por las calles y plazas a acudir en agosto a Madrid. Utilizarán pancartas y estarán acompañados de seminaristas que traducirán al alemán todo lo que hablen.

“Llevaremos, como es costumbre en el Camino, las guitarras para cantar y rezar. Daremos nuestro testimonio a todos”, explica Ana, una joven Valencia de 17 años que acudirá al encuentro. “Seguro que ayudaremos a la gente a replantearse muchas cosas, por lo que espero hablar de lo feliz que soy en la Iglesia y lo que me han ayudado siempre las Jornadas de la Juventud”, apunta Guillaume desde París.

Aunque la peregrinación será intensa y cansada esperan que sea un encuentro inolvidable. Han sido convocados por los iniciadores y responsables del Camino, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el sacerdote Mario Pezzi y estará presidido por el Cardenal Arzobispo de Colonia, Joachi Meisner. Argüello, en una carta animando a los jóvenes a participar en el encuentro afirma que “Europa necesita una nueva juventud que haya tenido un encuentro con Jesucristo. Sólo Él nos cura, nos regenera, nos salva y nos da su amor”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Encuentro preparatorio de la JMJ Colonia 2005 en el estadio Sprit Arena de Amsterdam

La razón de celebrar el acto en esta ciudad responde a un deseo de ayuda a la evangelización del país y como detalle hacia Benedicto XVI, que nació en Alemania. El Pontífice ya ha sido informado de la organización del encuentro.

Más de 200.000 neocatecumenales este agosto en Madrid
Los más de 200.000 jóvenes que han confirmado su presencia en la JMJ impulsarán también la nueva evangelización durante los días previos al encuentro personándose en diferentes ciudades de toda Europa para anunciar a Jesucristo. Así, un ‘ejército’ de 200.000 jóvenes misioneros de todo el mundo llegará a la capital de España tras esta experiencia.

Además, como es costumbre, el día posterior a la misa de clausura de la JMJ, el Camino celebrará un encuentro vocacional que estará presidido por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela y contará con la presencia de otros cardenales y numerosos obispos y sacerdotes. Al final del encuentro se recogerán ya los frutos de esta JMJ mediante la petición de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Encuentro vocacional en Toronto 2002. Las chicas que sienten la llamada a la vida consagrada suben al escenario

Madrid y el Camino Neocatecumenal
La ciudad de Madrid tiene una especial importancia en el Camino Neocatecumenal ya que esta iniciación cristiana de adultos –como ha sido reconocida por la Santa Sede- nació en la capital española en 1964 entre los pobres de las barracas del barrio de Palomeras Altas bajo el impulso del Concilio Vaticano II.

“En la Iglesia primitiva, cuando el mundo era pagano, el que quería hacerse cristiano debía iniciar un ‘catecumenado’, que era un itinerario de formación para prepararse al Bautismo.

Hoy, el proceso de secularización ha llevado a tantas personas a abandonar la fe y la Iglesia: por esto es necesario un itinerario de formación al cristianismo”. (Estatuto Camino Neocatecumenal)

SINFONÍA ESPADA:

 ¿Por qué desea presentar a los jóvenes esta sinfonía como una preparación para Madrid?

Kiko Argüello: En esta pequeña obra se muestra a la Virgen María bajo la cruz, contemplando el suplicio de su hijo, siempre sumisa al escándalo del sufrimiento de los inocentes en su carne, en la carne de su hijo: “¡Ay!, que dolor”, canta una voz mientrasuna espada atraviesa su alma.

El sufrimiento de los inocentes: personas arrojadas a la calle, muertos de frío; niños abandonados y criados en orfanatos horrendos donde son violados y abusados; la mujer que sabía que sufre de Parkinson, abandonada por su marido y a quien el hijo, enfermo mental, le golpeaba con un bastón y que pedía limosna en frente de mi casa; filas de mujeres y de niños desnudos que van hacia la cámara de gas…  ¡que misterio el sufrimiento de personas inocentes que pagan por los pecados de los demás!

– ¿Es este concierto se llevó a cabo también en Israel frente a un numeroso grupo de hebreos que quedaron muy impresionados. El rabino Rosen dijo: “Hemos experimentado algo realmente magnífico… esta obra magnífica ha mostrado una profunda resonancia con la identidad hebrea, con el sufrimiento de los hebreos y la esperanza de los hebreos.” Rabí Levkovitz también se quedó impresionado: “Después de una música que expresa tanto dolor, es muy difícil hablar. Esta música, para mí, ha expresado el gran sufrimiento que hay en el mundo. He aprendido mucho de esta música, porque la música es algo que viene del alma, desde un lugar interior. He venido aquí para decir que me siento como en los días del Mesías” y la directora del conservatorio en Jerusalén, ha dicho:”No tenía ni idea de cuanto me iba a conmover y de cómo me ha ca mbiadopara el resto de mi vida … he sentido una grandeza y pureza de fe, de amor y de solidaridad que me ha dejado atónita … esta música ha cambiado algo en mí y ahora me siento vinculado a otra realidad universal”. ¿Por qué, en esta ocasión, dedicó este concierto a las víctimas del Holocausto?

Kiko Argüello: Algunos dicen que tras el horror de Auschwitz no se puede creer en Dios. Nietzsche escribió, “Si Dios existe y no ayuda a los que sufren, es un monstruo. Y si no puede ayudarles, no es Dios, no existe”.

¡No! No es cierto! Dios se ha hecho hombre para cargar sobre sí el sufrimiento de todos los inocentes. Un guardia de Auschwitz ha dicho que cuando vio la fila de prisioneros que iban a morir tuvo un dolor profundo en su corazón y escuchó una voz que no sabía de dónde venía, que le dijo, “Metete desnudo en la fila con ellos y ve a la muerte”.

Esto es lo que hizo Jesús: Él es el inocente, completamente inocente, el cordero llevado al matadero que no abrió la boca, él ha cargado con el pecado de todos. Nos gustaría contemplar y sostener a la Virgen que acepta la espada que, de acuerdo con el profeta Ezequiel, Dios ha preparado por los pecados de su pueblo, y ahora atraviesa el alma de esta pobre mujer; y también de Jesús cuando, en el jardín de Getsemaní, un ángel le ayuda a beber la copa preparada para los pecadores.

El profeta Ezequiel habla de esta espada y de esta copa.

– ¿Qué significa esta profecía de Ezequiel sobre la espada y la copa?

Kiko Argüello: Dios ha visto que su pueblo, que había elegido para ser testigo de su amor a todos los hombres, lo abandona y se hace peor que los demás; entonces el profeta enumera la cantidad de los pecados cometidos: pecados sexuales, incestoentre hermano y hermana, padres que violan a su hija o se van a la cama con la nuera, hombres que cometen adulterio con la mujer del vecino; el sábado no se respeta por amor al dinero, la gente está llena de violencia y de mentiras, derraman sangre; la idolatría de los que sacrifican a los hijos a Moloch … Dios le había dicho también a su pueblo que no se aliara con Egipto, que era entonces el mayor poder y por tanto tenía la mayor seguridad humana, sino que confiara en Él; pero la gente no le escucha y continúa hasta el abismo de la violencia y la perversión. El profeta tiene una impresionante lista de todas las abominaciones cometidas y después grita: “Espada, espad aafilada para matar.” Entonces llega Nabucodonosor y la espada entró en Jerusalén y corrió la sangre por las calles y quemaron el templo y se llevó a todo el pueblo exiliado a Babilonia: se cumplieron todas las profecías de Ezequiel.

– Algunos entienden la profecía de la espada como un castigo …

Kiko Argüello: No, esta espada no es un castigo de Dios. En realidad Dios es paciente y evita que el desastre ocurra por qué no quiere la muerte del pecador sino que se convierta y viva, pero llega un momento en que los hombres con sus pecados, apartándose de Dios, ellos mismos se precipitan en un abismo.

Un abismo físico, pero que es un abismo moral, que es el infierno, la separación total de Dios. El hecho es que han llegado a ser tan pérfidos que caen en un abismo de autodestrucción.

No sólo no es un castigo, pero Dios envía a su hijo, el Padre envía a su Hijo, para que salve a los hombres de este infierno y asocia a su madre a esta obra de llevar sobre sí los pecados. Cristo beberá esta copa de la amargura y la beberá hasta el fondo, para que nosotros podamos recibir el perdón de los pecados; pero sobre todo para que podamos ser curados  del infierno más profundo; y su madre le ayuda dejándose atravesar el corazón con la espada.

– También el Santo Padre cuando invitó a los jóvenes a Madrid, habló del infierno, sobre todo en relación con la situación actual en Europa y Occidente: “La cultura actual… sobre todo en Occidente, tiende a excluir a Dios…, se constata una especie de eclipse de Dios … un verdadero rechazo del cristianismo … hay una fuerte corriente de pensamiento laicista que quiere apartar a Dios de la vida de las personas y la sociedad, planteando e intentando crear un paraíso sin Él. Pero la experiencia enseña que el mundo sin Dios se convierte en un infierno, donde prevalece el egoísmo, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, alegría y esperanza.”

Kiko Argüello: Sí, la situación en Europa y Occidente es muy grave.

Esta profecía de Ezequiel está siempre presente, también para nosotros hoy: no pueden haber en el mundo incesto, matar a los niños por el aborto, robar, matar …

Es una profecía poderosa que la Virgen ha asumido acompañando a su hijo sobre la cruz, sobre todo para salvar a la humanidad del infierno, porque el sufrimiento más grande no es la muerte física, o el tsunami o los otros desastres: lo más terrible es la muerte del espíritu, vemos hoy la enorme cantidad de suicidios que hay, el abismo en el que se hunde el hombre y la sociedad por separarse de Dios

– ¿Por qué esta profecía en este encuentro?

Kiko Argüello: En esta reunión animaré a los jóvenes a que sean fuertes. Cristo ha bebido la copa y la Virgen se ha dejado atravesar por la espada. Ahora ya podemos evangelizar al mundo y dar a la gente el fruto de la copa de Jesucristo y de la espada de la Virgen: la resurrección y la victoria sobre la muerte.

En resumen, todo esto está relacionado con la nueva evangelización: dar a los jóvenes esta alegría y esta fuerza. La música habla de las profundidades de nuestro ser y nos lleva a amar a la Virgen que lo hace todo para que  podamos evangelizar y salvar a la humanidad.

En Alemania, El Camino está presente en 16 diócesis, con 80 comunidades y dos seminarios Redemptoris Mater para la Nueva Evangelización, en las diócesis de Berlín y Colonia. Hay cinco Missio ad Gentes enviadas por el Santo Padre, dos en Chemnitz, y tres en la diócesis de Colonia.

Son grupos de familias numerosas, cada una acompañada por un sacerdote, que van a vivir en áreas donde la Iglesia está ausente. En Chemnitz por ejemplo, que era la antigua Karlmarxstadt y que iba a ser la ciudad modelo del “paraíso” comunista. Allí, los no bautizados son el 98 por ciento de la población y no saben quién es Jesús. El comunismo ha dejado un vacío que no se puede superar políticamente, pero que sólo Jesucristo puede llenar. Incluso en Rusia en los últimos días, Putin ha reconocido que la mayor amenaza para el futuro es la crisis de la familia y la falta de hijos  y ha propuesto que no se ofrezca el aborto como servicio médico. El cardenal Joachim Meisner, el 25 de marzo de 2011 firmó el decreto para el establecimiento de la misión ad gentes en su diócesis, que es una nueva forma de hacer presente a  la iglesia, no a través de la parroquia tradiciona l sinoa través de una comunidad de personas que viven en el medio de la gente, como era en la Iglesia primitiva.

El Camino Neocatecumenal es un camino de iniciación cristiana reconocido oficialmente por la Iglesia Católica para que, bautizados y no bautizados, puedan iniciar un camino de fe a través del cual puedan redescubrir el bautismo y llevar a cabo una experiencia personal de Cristo y de la salvación.


Más información en
: www.jmj2011cnc.info (en español, inglés, francés, alemán, polaco y portugués).

Descargar toda la agenda en PDF

Kiko, Carrón y Ocariz, consultores del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización

Kiko Argüello (Camino Neocatecumenal), Julián Carrón (Comunión y Liberación) y Fernando Ocariz (Opus Dei) han sido nombrados consultores del nuevo Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización

Con fecha 19 de mayo de 2011, el papa Benedicto XVI ha procedido al nombramiento de consultores del nuevo Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. El Dicasterio fue creado en octubre pasado y lo preside el arzobispo italiano Rino Fisichella.

Entre los consultores se hallan tres españoles: los sacerdotes Julián Carrón, presidente de la Fraternidad Comunión y Liberación; y Fernando Ocariz, vicario general de la Prelatura del Opus Dei; y Kiko Argüello, iniciador y responsable del Camino Neocatecumenal.

También se encuentran el rector mayor de los Salesianos, el mexicano Pascual Chávez Villanueva, presidente de la Unión de Superiores Generales, y la religiosa presidenta de la Unión Internacional de Superioras Generales, Mary Lou Wirtz, así como el rector de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, el jesuita francés, François-Xavier Dumortier