D.E.P. Dña Ramona Estévez. Díselo a Zapatero.

 

 

 

Zapatero se va.

Y se marcha tras provocar una última víctima, Doña Ramona Estévez, a la que se ha aplicado la ley de muerte “digna” aprobada por su partido.

Mándale tu último mensaje a Zapatero y dile adiós recordándole que pasará a la historia de España como el Presidente Muerte:

Adiós, Señor Zapatero: pasará usted a la Historia de España como el Presidente Muerte

Gracias al PSOE de Zapatero y Rubalcaba, a cualquier enfermo que entre inconsciente en la urgencia de un hospital puede sucederle que un tercero decida si seguirá viviendo o ha de morir. Esto acaba de pasar en España por primera vez. Ya tienen el precedente. Y no dudes de que lo van a utilizar más veces.

Doña Ramona Estévez ha fallecido. Descanse en paz. Ha muerto tras 14 días de agonía durante los cuales, con la excusa de evitarle dolores, la han dejado de alimentar.

Esta señora ha muerto de hambre y de sed. Y a esta forma de tortura destinada a los enfermos terminales (o no: según la ley aprobada por el PSOE, también se puede aplicar a otros), le llaman “muerte digna”.

“Muerte digna” ha sido dejarla sin alimentación. Parece que también sin hidratación. Durante 14 días. Hasta que han logrado que muriera.

Por favor, imagínate el cuadro: un enfermo en situación terminal ingresa en un hospital. No se sabe cuánto tiempo de vida le queda. Pueden ser semanas, tal vez meses. Lo normal es que la familia pida que se le alivie el dolor. Pero puede suceder, como en el caso de Doña Ramona, que alguien diga: “Es que este enfermo dijo una vez que si se encontraba en esta situación, prefería que le mataran”. ¿Imaginas esa situación? ¿A que no te resulta del todo extraña?

Imagina que un hijo del enfermo dice que quiere que dejen de alimentar a su padre porque, total, tarde o temprano morirá. Y añade el siniestro, hipócrita, cínico argumento con el que se quiere justificar la atrocidad: “No quiero que sufra”.

Y para que no sufra exige a los médicos que dejen de alimentar a su padre. Quiere que le corten el agua y los nutrientes. Le condena a una larga agonía de hambre y de sed. ¡Para que no sufra!

Los médicos, que son los que conocen de estas cosas y los que deben decidir qué medidas aplicar, se niegan a esta petición porque saben que eso es un asesinato. La ciencia permite que el enfermo no sufra y la misión de los médicos no es matarlo sino proporcionarle los cuidados necesarios para que viva sus últimos días de la mejor manera posible.

Pero el Gobierno ha aprobado una ley que permite que la voluntad antinatura del familiar se imponga a la ciencia.

Con ese engendro jurídico en la mano, un instrumento de muerte más propio de sociedades primitivas que de una nación civilizada, las autoridades locales (en este caso la Junta de Andalucía) se apresuran a dictar una orden más allá de la razón y la ciencia: “¡Que se le retire la alimentación al enfermo!” Y el hospital cumple la orden.

Es difícil asumir que una atrocidad de este tipo haya podido suceder en nuestro país. Pero eso exactamente es lo que unos y otros han hecho con Doña Ramona.

Y sentado este precedente, a partir de ahora la vida de cualquier enfermo que entre inconsciente en la urgencia de un hospital puede quedar a merced de que un tercero decida si merece la pena ser vivida. Y el poder aparece como garante del crimen y se encargará de aplicar esta suerte de moderna pena de muerte. La pena de muerte que ha instaurado el PSOE de Zapatero y Rubalcaba.

Los socialistas aprobaron la ley de “muerte digna” en Andalucía, y ya se ha cobrado las primeras víctimas. En el resto de España quieren hacer lo mismo. En estos momentos hay un proyecto de ley de “muerte digna” presentado el Gobierno en el Congreso. Pérez Rubalcaba ha declarado que su primera prioridad si gana las elecciones será convertir esa ley en norma obligada para todo el país. Y Zapatero se despide cobrándose una nueva víctima.

Nos dijeron que su ley de “muerte digna” serviría para cuidar a los enfermos. Y a la primera oportunidad, ha matado de hambre a uno de ellos.

Zapatero pasará a la historia como el Presidente Muerte. Sus leyes, las leyes aprobadas por su partido, acaban con la vida de seres humanos. Hemos sumado las cifras oficiales que el Gobierno del PSOE ha proporcionado sobre el número de abortos. En este cálculo concedemos al Gobierno una atrevida suposición: que en 2010 y 2011, años para los que todavía no hay cifras oficiales, habrá el mismo número de abortos que en 2009. Aun haciendo semejante concesión optimista, la cifra resultante de seres humanos exterminados por la gestión de Zapatero asciende a 840.652.

A estos miles de seres humanos muertos con su ley del aborto, Zapatero, Rubalcaba y su partido han sumado ahora una nueva forma de exterminio: las muertes de los enfermos y los ancianos.

Despide a Zapatero recordándole el siniestro record que le convierte en el Presidente Muerte:

http://www.hazteoir.org/firma/41120-dile-zapatero-que-pasara-usted-historia-espana-como-presidente-muerte

Solo con el aborto, 840.652 seres humanos exterminados. Y ahora empiezan con los ancianos y los enfermos.

 

 

El Congreso aprueba la Ley del Aborto libre

El Congreso de los Diputados ha aprobado con el respaldo de 184 de los 350 diputados de la Cámara -ocho por encima de la mayoría absoluta requerida- el proyecto de Ley del Aborto libre, que ahora será enviado al Senado. Las ministras de Igualdad y Sanidad, Bibiana Aído y Trinidad Jiménez, se han felicitado del “amplio” respaldo de la nueva Ley del Aborto, algo que “no defraudará la confianza de miles de mujeres”. Tras concluir el debate sobre el proyecto de Salud Sexual y Reproductiva, Aído se ha referido al importante consenso alcanzado por los grupos parlamentarios, que ha servido “como herramienta y como instrumento para enriquecer el proyecto de Ley”.

Las ministras del Gobierno Zapatero

El texto ha sido apoyado por el PSOE, PNV, ERC-IU-ICV, BNG y Na-Bai y dos de los 10 diputados de CiU, grupo que tiene libertad de voto. Por el contrario, el proyecto no ha contado con el voto favorable del PP, Coalición Canaria, UPN y UPyD y siete diputados de CiU, que han sumado 158 votos en contra. La diputada restante de este último grupo ha sido la única abstención.

Hoy puedo decir con satisfacción que esa confianza y la de miles de mujeres de este país no ha sido defraudada“, ha declarado Aído, que ha retomado el manido argumento de que “hoy estamos más cerca de la legislación de los países de nuestro entorno“. Ha dicho que la nueva Ley es más “equilibrada“, al establecer plazos y límites “donde no los hay” y ofrecer “garantías jurídicas” para las mujeres y para los profesionales sanitarios. Algo que ha suscrito la ministra de Sanidad, quien también ha aplaudido que el proyecto pase al Senado con “amplia mayoría de la Cámara“.

Durante el debate en el Pleno, la diputada socialista Carmen Montón ha comenzado su intervención diciendo que “los avances sociales nunca han sido fáciles y menos los que conciernen a los derechos de las mujeres“. “Hoy me siento orgullosa de vivir en este tiempo y en este país, con un Gobierno comprometido con la igualdad“, ha agregado.

Montón ha destacado que esta ley respeta “el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad” y da cumplimiento a “una histórica reivindicación de tantas feministas” y defendió que el objetivo de la norma es “que sean menos las mujeres que abortan y que las que lo hagan sea con más información, con más garantías y con más seguridad“.

Sobre las menores, la diputada del PSOE ha subrayado que “la capacidad de decir radica única y exclusivamente” en las chicas de 16 y 17 años y ha añadido que la norma “no prohíbe que informen a sus padres” y tampoco impide que se les ayude a “conformar su decisión“. “Cuando la joven alegue un conflicto podrá prescindir de informar a su entorno, para que no se limite su decisión o se la aboque a un circuito de clandestinidad“, ha explicado.

Con más represión y con más Código Penal -dijo al PP-, no conseguiremos menos abortos, si no más sufrimiento. Y con menos educación y menos acceso a métodos anticonceptivos no conseguiremos abstinencia y castidad, sino más riesgo y más embarazos no deseados. Una vez que aprobamos estas leyes, ustedes también son protagonistas del ejercicio de estos derechos“, ha apostillado.

Desde las filas del PP, Santiago Cervera, ha argumentado que la nueva norma no tiene “ni consenso social, ni profesional y ni político“. “Es una ley de unos contra otros, es una ley del mínimo parlamentario“, ha sentenciado.

El diputado navarro, médico de profesión, ha criticado que el Gobierno haya reformado la ley sin “demanda social“, sin estar incluida en el programa electoral del PSOE y con la única intención de “recuperar el control de la agenda política“. “Lo único que han conseguido es dividir, excluir y crispar“, ha aseverado. Cervera también ha recalcado que “el aborto no puede ser entendido como una solución rutinaria” y que “la vida del no nacido merece ser protegida y no puede depender del libre albedrío de nadie“.

Además, ha censurado que la ley no reconozca el derecho a objetar a todos los profesionales que susceptiblemente pueden intervenir en un aborto, además de “no amparar la confidencialidad de su decisión ni garantizar el resto de sus derechos profesionales“. “Lo único que se quiera aplicar es un sistema de autodelación los profesionales“, ha enfatizado.

Sobre el tema de las menores, ha dicho que la fórmula pactada por el PSOE con el PNV permitirá que en la práctica las menores puedan abortar sin que lo sepan sus padres. “Todo seguirá siendo como el Gobierno lo ha pensado desde el principio“, ha lamentado.

En nombre de Unió (UDC-CiU), la diputada Concepción Tarruella ha asegurado que la ley es inconstitucional y ha recalcado que el  Estado debe “proteger la vida de todos y garantizar verdaderas ayudas a la familia y a la maternidad para que las mujeres tengan alternativas al aborto” y puedan sacar adelante a sus hijos.

Sin embargo, la diputada de Convergencia (CDC-CiU) Merc Pigem, ha señalado que el nuevo texto dará más seguridad jurídica a mujeres y profesionales y pondrá fin a la “abusiva” utilización del tercer supuesto de la ley actual. En este sentido, ha manifestado su conformidad con las enmiendas aprobadas en tramitación parlamentaria y pidió al los parlamentarios que “entiendan” las razones de todas las mujeres que se pueden encontrar de “ante el un dilema moral” a la hora de abortar.

Por parte del PNV, el diputado Joseba Aguirretxea ha defendido el apoyo de su grupo al dictamen sobre el aborto porque, a su entender, dará como resultado una ley “más humana, más cercana y responsable” que la anterior. Asimismo, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado entorno a las enmiendas presentadas por su formación, que, según destacó, fueron negociadas “sin ceder a los principios” del PNV.

El PNV, en un acto de valentía, decidió implicarse en este aspecto y no cerrar los ojos ante el problema del aborto. Nuestra participación no traiciona nuestro sentido humanista de la política“, ha justificado el diputado vasco, para añadir que la interrupción voluntaria del embarazo pasó en España de ser “puro delito” a ser “prácticamente libre“, con “miles” de abortos como resultado.

En este sentido, reprochó al PP no haber propiciado un cambio cuando gobernó con mayoría absoluta y posicionarse ahora en contra del proyecto de ley. “Nadie podrá dar lecciones de dignidad después de esto“, ha concluido.

Por su parte, Joan Tardá (ERC) ha asegurado que “hoy es un día feliz para el Gobierno, para la ministra, para su grupo y para las mujeres“. “Estamos muy felices y satisfechos de trabajar con ustedes para avanzar en derechos“, ha dicho en referencia al Gobierno y al Grupo Socialista. En cualquier caso, ha criticado que el texto no permita el aborto libre hasta la semana 22 y que no recoja una “absoluta despenalización del aborto“.

Los que están en contra de la reforma quieren volver a los tiempos del silencio y de la represión donde había más interrupciones y represión de las libertades“, ha indicado el portavoz de IU, Gaspar Llamazares. En su opinión, el nuevo texto garantiza “un marco más amplio” para el ejercicio de un “derecho” como el de la interrupción voluntaria del embarazo. “Discutido desde el punto de vista moral podemos cometer pecado, pero desde luego no es delito“, ha manifestado.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha criticado el dictamen y ha asegurado que genera “más inseguridad jurídica” que la norma anterior porque “se trata de una ley de plazos ‘de facto’“. Asimismo ha alertado sobre la “apropiación indebida” por parte del Estado de la tutela de las menores que quieran abortar porque ésta “le corresponde a sus padres y tutores legales“. “Es una mala ley, más insegura que la actual, que no sólo no resuelve los problemas, sino que los empeora“, ha avisado Díez, que ha culpado a los socialistas de “banalizar el aborto“.

Por su parte, Olaia Fernández explicó que el BNG apoya la ley porque reconoce el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad e introduce medidas para reducir los embarazos no deseados. Por parte de Nafarroa Bai, su portavoz, Uxúe Barcos, ha manifestado su conformidad con la reforma de la ley, que, a su juicio, apunta una “necesidad imperiosa” de la sociedad. Ambas parlamentarias señalaron que la enmiendas introducidas en el Congreso han mejorado el texto del Gobierno.

Mientras, el diputado de UPN, Carlos Salvador, ha augurado que las novedades introducidas en el texto “traerán más inseguridad jurídica” y ha preguntado al PSOE por qué da libertad de voto a los diputados catalanes para decidir sobre las corridas de toros y no a los parlamentarios para votar sobre el aborto.

Son justas sólo las leyes que protegen la vida humana y rechazan el aborto, advierte el Papa

Benedicto XVI

«Son conformes a la justicia sólo las leyes que tutelan la sacralidad de la vida humana y rechazan la licitud del aborto, de la eutanasia, de las desenvueltas experimentaciones genéticas –advierte el Papa-, las leyes que respetan la dignidad del matrimonio entre un hombre y una mujer, que se inspiran en una correcta laicidad del Estado –laicidad que comporta siempre la salvaguarda de la libertad religiosa- y que persiguen la subsidiariedad y la solidaridad a nivel nacional e internacional».

«De otra forma, acabaría por instaurarse» la «dictadura del relativismo», el cual «no conoce nada como definitivo y deja como medida última sólo el propio yo y sus deseos», subrayó Benedicto XVI en la audiencia general este miércoles, ante peregrinos de todo el mundo llegados al Vaticano.

En su serie de catequesis sobre la cultura cristiana del medioevo, de la figura de John de Salisbury -filósofo y teólogo nacido en Inglaterra a principios del siglo XII-, el Papa propuso lecciones de actualidad.

Existe «una verdad objetiva e inmutable, cuyo origen es Dios, accesible a la razón humana y que se refiera a la actuación práctica y social -apuntó-. Se trata de un derecho natural en el que las leyes humanas y las autoridades políticas y religiosas deben inspirarse para que puedan promover el bien común».

Ley natural -que se caracteriza por la «equidad» o «justicia», o sea, «la atribución a cada persona de sus derechos»- de la que proceden «preceptos que son legítimos en todos los pueblos y que en ningún caso pueden derogarse», aclaró.

Gran importancia por lo tanto, siguiendo a Benedicto XVI, en la relación entre ley natural y ordenamiento jurídico.

Y es que «en nuestro tiempo, de hecho, sobre todo en algunos países, asistimos a un desgajamiento preocupante entre la razón, que tiene la tarea de descubrir los valores éticos ligados a la dignidad de la persona humana, y la libertad, que tiene la responsabilidad de acogerlos y promoverlos», alertó.

Por eso tal vez hoy John Salisbury nos recordaría –dijo el Papa- cuáles son las leyes realmente conformes a la justicia.

La acción social y política jamás se debe separar de la verdad objetiva sobre el hombre y sobre su dignidad, porque «la verdad y el amor que aquella desvela no se pueden producir, sino sólo acoger -puntualizó-. Su fuente última no es, ni puede ser, el hombre, sino Dios, esto es, Aquél que es Verdad y Amor».

Democracia.

Querido/a amigo/a:

El domingo por la mañana acudí al establecimiento “Dator”, el negocio abortista más importante de toda España. Las personas concentradas, unas cien, nos reunimos, como cada año, con ocasión de la festividad de los Santos Inocentes, para defender el derecho a vivir y, este año, también para expresar nuestro rechazo al proyecto del Gobierno de establecer el aborto libre en España. Y nos sentamos a las puertas del matadero.

No me podía imaginar lo que iba a ver en pocos minutos. La Policía, inopinadamente, pegó un bofetón a uno de los que estaban sentados en primera fila. Al cabo de un rato, un buen número de agentes antidisturbios de la Policía Nacional pegaba puñetazos, tortazos y empujones a los que se encontraban en primera fila.

violencia

Una chica fue abofeteada duramente, y tiene el labio partido, simplemente por sentarse a expresar su defensa del derecho a vivir y reclamar apoyo y alternativas para las mujeres embarazadas.

violencia-21

Al Dr. Jesús Poveda, Presidente del Grupo Provida de Madrid, le colocaron boca abajo y dos agentes se pusieron encima suyo para esposarle. A continuación, le colocaron en una esquina, esposado, antes de meterle en una de las furgonetas de la Policía.

Yo estaba, conmocionado, haciendo fotos de todo lo que ocurría. En ese momento, un policía me exigió que dejara de hacer fotos, que sólo podía hacer fotos si era de la prensa. A lo que le respondí que sí, que era de un medio de comunicación (HazteOir.org también es una publicación electrónica). Y seguí haciendo fotos, cuando se me acercaron tres energúmenos vestidos de policías, que agarraron mi cámara y tiraron de ella fuertemente. Y me hicieron daño en la muñeca (tenía la cámara sujeta con un cordón).

En ese momento perdí los nervios. Y me puse a gritar al policía que tenía en frente, que me respondió con un empujón y una amenaza. El momento lo recogió la cámara de TV de EFE y luego lo retransmitió la 1 de TVE.

Consciente de que iba a quedarse con mi cámara si me veía haciendo fotos, tuve que guardarla en mi mochila.

Pero no pudieron evitar que hiciera unas cuantas fotos que reflejan la desproporcionada violencia de la Policía:

http://www.flickr.com/photos/hazteoir/sets/72157611768196752/

De esta forma, la Policía antidisturbios ha vuelto a protagonizar, bajo el mando de la Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, un nuevo atentado a la libertad de expresión y de manifestación, con una respuesta desproporcionada en un Estado que se dice de Derecho.

Exige la dimisión de Soledad Mestre como Delegada del Gobierno:

http://www.hazteoir.org/node/16220

Muchas gracias por todo lo que haces.

¡Feliz 2009!

Un saludo,

Ignacio Arsuaga