El Congreso aprueba la Ley del Aborto libre

El Congreso de los Diputados ha aprobado con el respaldo de 184 de los 350 diputados de la Cámara -ocho por encima de la mayoría absoluta requerida- el proyecto de Ley del Aborto libre, que ahora será enviado al Senado. Las ministras de Igualdad y Sanidad, Bibiana Aído y Trinidad Jiménez, se han felicitado del “amplio” respaldo de la nueva Ley del Aborto, algo que “no defraudará la confianza de miles de mujeres”. Tras concluir el debate sobre el proyecto de Salud Sexual y Reproductiva, Aído se ha referido al importante consenso alcanzado por los grupos parlamentarios, que ha servido “como herramienta y como instrumento para enriquecer el proyecto de Ley”.

Las ministras del Gobierno Zapatero

El texto ha sido apoyado por el PSOE, PNV, ERC-IU-ICV, BNG y Na-Bai y dos de los 10 diputados de CiU, grupo que tiene libertad de voto. Por el contrario, el proyecto no ha contado con el voto favorable del PP, Coalición Canaria, UPN y UPyD y siete diputados de CiU, que han sumado 158 votos en contra. La diputada restante de este último grupo ha sido la única abstención.

Hoy puedo decir con satisfacción que esa confianza y la de miles de mujeres de este país no ha sido defraudada“, ha declarado Aído, que ha retomado el manido argumento de que “hoy estamos más cerca de la legislación de los países de nuestro entorno“. Ha dicho que la nueva Ley es más “equilibrada“, al establecer plazos y límites “donde no los hay” y ofrecer “garantías jurídicas” para las mujeres y para los profesionales sanitarios. Algo que ha suscrito la ministra de Sanidad, quien también ha aplaudido que el proyecto pase al Senado con “amplia mayoría de la Cámara“.

Durante el debate en el Pleno, la diputada socialista Carmen Montón ha comenzado su intervención diciendo que “los avances sociales nunca han sido fáciles y menos los que conciernen a los derechos de las mujeres“. “Hoy me siento orgullosa de vivir en este tiempo y en este país, con un Gobierno comprometido con la igualdad“, ha agregado.

Montón ha destacado que esta ley respeta “el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad” y da cumplimiento a “una histórica reivindicación de tantas feministas” y defendió que el objetivo de la norma es “que sean menos las mujeres que abortan y que las que lo hagan sea con más información, con más garantías y con más seguridad“.

Sobre las menores, la diputada del PSOE ha subrayado que “la capacidad de decir radica única y exclusivamente” en las chicas de 16 y 17 años y ha añadido que la norma “no prohíbe que informen a sus padres” y tampoco impide que se les ayude a “conformar su decisión“. “Cuando la joven alegue un conflicto podrá prescindir de informar a su entorno, para que no se limite su decisión o se la aboque a un circuito de clandestinidad“, ha explicado.

Con más represión y con más Código Penal -dijo al PP-, no conseguiremos menos abortos, si no más sufrimiento. Y con menos educación y menos acceso a métodos anticonceptivos no conseguiremos abstinencia y castidad, sino más riesgo y más embarazos no deseados. Una vez que aprobamos estas leyes, ustedes también son protagonistas del ejercicio de estos derechos“, ha apostillado.

Desde las filas del PP, Santiago Cervera, ha argumentado que la nueva norma no tiene “ni consenso social, ni profesional y ni político“. “Es una ley de unos contra otros, es una ley del mínimo parlamentario“, ha sentenciado.

El diputado navarro, médico de profesión, ha criticado que el Gobierno haya reformado la ley sin “demanda social“, sin estar incluida en el programa electoral del PSOE y con la única intención de “recuperar el control de la agenda política“. “Lo único que han conseguido es dividir, excluir y crispar“, ha aseverado. Cervera también ha recalcado que “el aborto no puede ser entendido como una solución rutinaria” y que “la vida del no nacido merece ser protegida y no puede depender del libre albedrío de nadie“.

Además, ha censurado que la ley no reconozca el derecho a objetar a todos los profesionales que susceptiblemente pueden intervenir en un aborto, además de “no amparar la confidencialidad de su decisión ni garantizar el resto de sus derechos profesionales“. “Lo único que se quiera aplicar es un sistema de autodelación los profesionales“, ha enfatizado.

Sobre el tema de las menores, ha dicho que la fórmula pactada por el PSOE con el PNV permitirá que en la práctica las menores puedan abortar sin que lo sepan sus padres. “Todo seguirá siendo como el Gobierno lo ha pensado desde el principio“, ha lamentado.

En nombre de Unió (UDC-CiU), la diputada Concepción Tarruella ha asegurado que la ley es inconstitucional y ha recalcado que el  Estado debe “proteger la vida de todos y garantizar verdaderas ayudas a la familia y a la maternidad para que las mujeres tengan alternativas al aborto” y puedan sacar adelante a sus hijos.

Sin embargo, la diputada de Convergencia (CDC-CiU) Merc Pigem, ha señalado que el nuevo texto dará más seguridad jurídica a mujeres y profesionales y pondrá fin a la “abusiva” utilización del tercer supuesto de la ley actual. En este sentido, ha manifestado su conformidad con las enmiendas aprobadas en tramitación parlamentaria y pidió al los parlamentarios que “entiendan” las razones de todas las mujeres que se pueden encontrar de “ante el un dilema moral” a la hora de abortar.

Por parte del PNV, el diputado Joseba Aguirretxea ha defendido el apoyo de su grupo al dictamen sobre el aborto porque, a su entender, dará como resultado una ley “más humana, más cercana y responsable” que la anterior. Asimismo, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado entorno a las enmiendas presentadas por su formación, que, según destacó, fueron negociadas “sin ceder a los principios” del PNV.

El PNV, en un acto de valentía, decidió implicarse en este aspecto y no cerrar los ojos ante el problema del aborto. Nuestra participación no traiciona nuestro sentido humanista de la política“, ha justificado el diputado vasco, para añadir que la interrupción voluntaria del embarazo pasó en España de ser “puro delito” a ser “prácticamente libre“, con “miles” de abortos como resultado.

En este sentido, reprochó al PP no haber propiciado un cambio cuando gobernó con mayoría absoluta y posicionarse ahora en contra del proyecto de ley. “Nadie podrá dar lecciones de dignidad después de esto“, ha concluido.

Por su parte, Joan Tardá (ERC) ha asegurado que “hoy es un día feliz para el Gobierno, para la ministra, para su grupo y para las mujeres“. “Estamos muy felices y satisfechos de trabajar con ustedes para avanzar en derechos“, ha dicho en referencia al Gobierno y al Grupo Socialista. En cualquier caso, ha criticado que el texto no permita el aborto libre hasta la semana 22 y que no recoja una “absoluta despenalización del aborto“.

Los que están en contra de la reforma quieren volver a los tiempos del silencio y de la represión donde había más interrupciones y represión de las libertades“, ha indicado el portavoz de IU, Gaspar Llamazares. En su opinión, el nuevo texto garantiza “un marco más amplio” para el ejercicio de un “derecho” como el de la interrupción voluntaria del embarazo. “Discutido desde el punto de vista moral podemos cometer pecado, pero desde luego no es delito“, ha manifestado.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha criticado el dictamen y ha asegurado que genera “más inseguridad jurídica” que la norma anterior porque “se trata de una ley de plazos ‘de facto’“. Asimismo ha alertado sobre la “apropiación indebida” por parte del Estado de la tutela de las menores que quieran abortar porque ésta “le corresponde a sus padres y tutores legales“. “Es una mala ley, más insegura que la actual, que no sólo no resuelve los problemas, sino que los empeora“, ha avisado Díez, que ha culpado a los socialistas de “banalizar el aborto“.

Por su parte, Olaia Fernández explicó que el BNG apoya la ley porque reconoce el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad e introduce medidas para reducir los embarazos no deseados. Por parte de Nafarroa Bai, su portavoz, Uxúe Barcos, ha manifestado su conformidad con la reforma de la ley, que, a su juicio, apunta una “necesidad imperiosa” de la sociedad. Ambas parlamentarias señalaron que la enmiendas introducidas en el Congreso han mejorado el texto del Gobierno.

Mientras, el diputado de UPN, Carlos Salvador, ha augurado que las novedades introducidas en el texto “traerán más inseguridad jurídica” y ha preguntado al PSOE por qué da libertad de voto a los diputados catalanes para decidir sobre las corridas de toros y no a los parlamentarios para votar sobre el aborto.

El PP cree que el proyecto de Ley del Aborto saldrá del Congreso peor de lo que entró

El Congreso de los Diputados acogerá este jueves el Pleno sobre la reforma de la Ley del Aborto. El PP ha reiterado que el Gobierno se equivoca y consideran que el proyecto de Ley saldrá del Congreso peor de lo que entró. El ponente popular será este jueves Santiago Cervera, médico de profesión que ha denunciado en COPE la intención del Gobierno de “marcar una pauta de imposición del aborto” en las universidades y entre los profesionales. El pleno del Congreso enviará mañana al Senado la reforma de la Ley del Aborto, con el único voto en contra del PP, UPyD, UPN y UDC.

Congreso de los Diputados

El Pleno del Congreso de los Diputados enviará mañana al Senado la reforma de la Ley del Aborto  con un apoyo que puede llegar a 185 de los 350 diputados de la Cámara, según fuentes parlamentarias. Ese margen supone nueve diputados por encima de la mayoría absoluta -necesaria para aprobar la ley dado su carácter orgánico- y representa un respaldo de 52,8 por ciento de la Cámara.De este modo, en caso de que no falte ningún diputado y de que nadie rompa la disciplina de partido, el proyecto de Ley contaría con los 169 votos del PSOE, seis del PNV, cinco de ERC-IU-ICV, dos del BNG y uno de Na-Bai. A este grupo podrían sumarse dos de los seis diputados de Convergencia (CDC-CiU), formación que tiene libertad de voto.Por el contrario, en contra de la reforma legislativa es previsible que voten los 153 diputados del PP, cuatro de Unió  (UDC-CiU), uno de UPN y otro de UPyD. Los cuatro diputados restantes de Convergencia es posible que se incluyan en este grupo aunque no se descarta, después de las modificaciones introducidas esta semana en el proyecto de ley, que alguno se abstenga.El texto ha sido modificado por siete partidos. Entre las enmiendas pactadas, destaca la acordada entre el PSOE y el  PNV para que las chicas de 16 y 17 años tengan que informar a sus padres de su decisión de abortar salvo que dicha comunicación pueda suponerles “un peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones o malos tratos”.El PSOE aseguró que bastará con que la menor alega verbalmente ante el médico uno de estos motivos para que pueda interrumpir su embarazo. Para el PP estas excepciones van a ser el “coladero” que va a permitir que las menores aborten sin que los sepan sus padres.Otra de las enmiendas acordadas regula la objeción de conciencia para que puedan objetar los profesionales sanitarios que puedan estar “directamente implicados” en la interrupción de un embarazo y no quieran hacerlo. El nuevo texto también incluye que los alumnos de Medicina y Enfermería deberán aprender cómo practicar un aborto.Entretanto, una oración que durará 24 horas, un “Paseo por la Vida” y una marcha de hombres y mujeres-anuncio son algunos de los actos convocados por diversas asociaciones pro vida como protesta por esta aprobación.La oración de los adolescentes se prolongará durante 24 horas, hasta las 12 del mediodía de mañana, hora prevista de votación.
   
Además, esta asociación participará también mañana en el acto “Un Paseo por la Vida”,  que dará comienzo a las 12:30 y cuyo punto de encuentro será la Plaza de Las Cortes, tendrá lugar en los alrededores del Congreso, para denunciar que, según ellos, e proyecto de ley  “propone el aborto indiscriminado”.Por otra parte, un grupo de voluntarios de la asociación Derecho a Vivir, formado por hombres y mujeres-anuncio, paseará desde las 8:45 por las inmediaciones del Parlamento portando carteles a favor del derecho a la vida y contrarios al aborto.También está previsto que un grupo de voluntarios de Derecho a Vivir asista como público a la sesión plenaria en el Congreso.

La izquierda quiere una Ley del Aborto más radical: aborto libre hasta las 22 semanas

Las formaciones de Esquerra Republicana, Izquierda Unida e Iniciativa per Cataluña, que constituyen un grupo parlamentario en el Congreso, presentarán un conjunto de enmiendas a la nueva ley del aborto en las que se solicitarán se amplíe de 14 a 22 semanas el plazo de aborto libre, así como que se subvencionen los métodos anticonceptivos, medida que tendría un coste anual de unos 100 millones de euros.

La izquierda se radicaliza contra la vida

ERC, IU e ICV defenderán un solo plazo de 22 semanas y por si esto fuera poca radicalidad demandan que se garantice la práctica del aborto en el sistema público de salud, así como la accesibilidad a los métodos anticonceptivos, propuesta que tendría un coste anual de 100 millones de euros, según calculan ellos mismos. Para Llamazares, sería una contradicción que el Estado financiase los abortos pero no los anticonceptivos y pedirán que la Sanidad pública los financie como cualquier otro fármaco.

 Se opondrán a que la mujer que quiera abortar tenga que pasar un periodo de tres días de reflexión y con respecto a la polémica sobre el aborto en las chicas de 16 años, Llamazares dice que se oponen a que el PSOE cambie este punto y añade que la decisión debe ser de la menor, quien decidirá si se lo cuenta o no a sus padres. 

 No “regalarán” su apoyo al Gobierno en la aprobación de la ley. Preguntados por hasta qué punto estarían dispuestos a rebajar sus exigencias para posibilitar que más grupos parlamentarios apoyaran a la ley, como el PNV, Llamazares indica que eso dependerá de lo que propongan dichos grupos. Preguntados por cuándo consideran que el feto es un ser humano, Llamazares responde que “ese debate escolástico se lo deja a la Santa Madre Iglesia“.

 

La Ley Zapatero del aborto continúa su tramitación.

 EL CONGRESO TUMBA LA INICIATIVA DE UPN

El Congreso rechaza paralizar la tramitación de la Ley Zapatero del Aborto

La Ley Zapatero del aborto continúa su tramitación. La iniciativa de UPN, en la que se instaba a parar la tramitación de la ley hasta alcanzar un mayor consenso, ha sido rechaza en el Congreso.

El Pleno del Congreso ha rechazado la moción presentada por Unión del Pueblo Navarro para posponer la tramitación de la reforma de la Ley del Aborto promovida por el Gobierno. El PSOE, PNV y ERC-IU-ICV han votado en contra de esta moción mientras que el PP lo ha hecho a favor, excepto su diputada Celia Villalobos, que se ha abstenido, al igual que UPyD, mientras que los diputados de CiU han tenido libertad de voto. La moción, votada por 345 diputados, ha tenido un total de 160 votos a favor, 183 en contra y dos abstenciones.

 El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha presentado una moción en la que instaba al Gobierno a posponer la tramitación de la reforma de la Ley del Aborto hasta que no se produjera una “reflexión sosegada y el enriquecedor debate social multidisciplinar que este tema merecen“. Salvador, que ha recordado los 112.000 abortos que se realizan al año en España, ha abogado por conseguir un “amplio consenso social, político y parlamentario para una eventual modificación de la ley que garantizara “el respeto a la libertad y la dignidad del ser humano“.

 Desde el PSOE su portavoz de Igualdad, Carmen Montón, ha dicho que la moción de UPN, “tan aplaudida por el PP“, es una maniobra para entorpecer el proyecto de Ley, aunque ha destacado que “les va a salir mal“. Por parte del PP, la diputada Sandra Moneo ha señalado que la reforma de la Ley del Aborto ha creado “una profunda fractura social” y que el Gobierno la ha defendido con “premisas engañosas” ya que hoy en día ninguna mujer va a la cárcel por abortar.

 UPyD ha explicado a través de un comunicado que se abstenían hoy porque se debe conseguir que el Parlamento cumpla con su función, que es la de “mejorar las leyes de acuerdo con la Constitución y reforzar el consenso social y político“.

 

Celia Villalobos y Rosa Díez se lavan las manos en la cuestión del aborto

El Congreso votaba este martes la propuesta de UPN para paralizar la Ley del Aborto Zapatero hasta que hubiera un mayor consenso social. Los votos de socialistas, los partidos de izquierda y PNV han tumbado la moción. Pero hay que destacar que tanto la diputada del PP, Celia Villalobos, como la diputada de UPyD, Rosa Díez, se han abstenido.

El PSOE se compromete con ICV a votar el próximo 30 de junio la reprobación del Papa en el Congreso

Los equilibrios parlamentarios del PSOE

Cambalache parlamentario del PSOE con la reprobación del Papa

La condena del Congreso de los Diputados a las declaraciones del Papa sobre el SIDA en Áfirca sigue vivo. El PSOE – tratando de contentar a sus posibles socios – se ha comprometido con Iniciativa per Catalunya-Verdes (ICV) a votar el próximo 30 de junio la reprobación del Papa en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso de los Diputados. Eso sí, los socialistas no lo apoyarán posteriormente por lo que la condena será rechazada.

El martes de la semana que viene, la Mesa de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso de los Diputados decidirá finalmente la fecha en la que se debatirá la iniciativa de ICV para reprobar “públicamente” las declaraciones efectuadas por Benedicto XVI sobre el SIDA. Los socialistas han dado su palabra al diputado ecosocialista de que el próximo día 30 se celebre la votación.

 Lo que se espera es que los tres parlamentarios del PSOE impongan su opción de debatir la proposición no de ley dentro de este periodo de sesiones, por lo que es probable que el texto contra las declaraciones del Papa finalmente se vote antes del verano, tal y como reclamaba desde un principio el portavoz de ICV en la Cámara Baja, Joan Herrera.

 El compromiso del PSOE se limita a facilitar que la iniciativa se debata y vote antes del verano, pero ya han anticipado a ICV que el Grupo Socialista no la apoyará el día 30, por lo que todo apunta a que la reprobación será rechazada.