Más de 500 salas de Cataluña, en huelga por la nueva ley del cine catalán

El tripartito catalán afronta hoy un serio desafío a su política lingüistica. Y es que numerosas salas de Cataluña están dando hoy su particular “respuesta” al anteproyecto de ley del cine catalán. Son 74 cines de toda Cataluña, un total de 528 salas aproximadamente, los que cierran hoy sus puertas para protestar contra la nueva Ley del Cine que promueve la Generalitat. Pilar Sierra, gerente del Gremio de Empresarios de Cines de Cataluña, la Consellería de Cultura ha rechazado el plan alternativo de los cines y ha pedido medidas de fomento en lugar de imposiciones al sector.

Más de 500 salas de cataluña no abrirán hoy sus puertas

La huelga será secundada por el 66 por ciento de las salas.  24 horas antes de la medida tomada contra la consellería de Cultura que dirige Joan Manuel Tresserras, algunos cines de Barcelona amanecieron ayer con pintadas y numerosas pegatinas que criticaban a estas salas cinematográficas. Por su parte, el propietario de los cines Renoir, Enrique González Macho, se había manifestado en público de una manera contundente contra el proyecto de ley: “La normalización lingüística, no debe hacerse a costa del sector cinematográfico”, manifestó recientemente.  Por su parte, Pilar Sierra, gerente del Gremio de Empresarios de Cines de Cataluña, ha pasado hoy por El Café de las 7 en La Mañana. Sierra ha puesto de relieve que poner la mitad de las películas en catalán a día de hoy “no sería rentable” y, tal como está planteada la ley, “la mitad de las películas no van a llegar, ni en castellano ni en catalán“. Los cines catalanes habían ofrecido a la Consellería de Cultura una red de salas del gremio para proyectar películas en catalán, que la Consellería ha rechazado y, según dice Pilar Sierra, “no nos han contestado ni nos han llamado para nada”.Pilar Sierra cree que lo que están buscando con estas medidas son votos y espera que “los parlamentarios pongan un poco de sentido común y que se respete la libertad de las empresas“. Sierra ha insistido que es importante ir “hacia la paridad o hacia un equilibrio entre catalán y castellano, pero sin imposiciones, sino con medidas de fomento y ayudas, no con cuotas“, ha dicho.Desde el partido Ciudadans, Jordi Cañas ha asegurado que no van a permitir que haya ciudadanos que sean criminalizados por una especie de “gestapo lingüstica“. Asegura que no van a permitir que ciudadanos “con plenos derechos” sean convertidos en ciudadanos “de segunda”.Las salas ya intentaron mostrar su apoyo al catalán hace solo unas semanas ofreciendo un plan alternativo al de la Generalitat. Así, el pasado 12 de diciembre 52  de ellas proyectaron películas en catalán de manera gratuita. Sin embargo, pese a que programaron dos pases –a las cuatro y a las seis de la tarde– con producciones acordadas por la Generalitat -algunas de ellas éxitos de taquilla como “Planet 51″, “Millenium 2” o “Lluvia de albóndigas“– la asistencia no fue ni mucho menos masiva, llegando a tener en algún caso hasta un 0 por ciento de ocupación.Cabe recordar que el proyecto de ley, que tendrá que ser aprobado por el Parlament para que se haga efectivo, obliga a que el 50 por ciento de las películas  foráneas que se exhiban en Cataluña tengan que estar dobladas o subtituladas en catalán, bajo la amenaza de distintas sancione: 75.000 euros por incumplir la cuota y 5.000 por cada copia que no se doble. Todo ello podría acabar provocando el cierre de un buen número de salas. Pero la ley no se limita a la exhibición en la gran pantalla, ya que también exige que los DVD incluyan la versión catalana en el menú de idiomas. Aún hay más, hay intención de que la norma se tramite por vía de urgencia, lo que implicaría su entrada en vigor a principios de 2011.Finalmente, hay que decir que la huelga de las salas coincide con la noche de gala de la Academia del Cine Catalán que organiza esta noche la entrega de los Premios Gaudí.