El peso de España en la Onu, a base de Subvenciones.

El peso de España en la Onu, a base de Subvenciones.

Organizaciones feministas de Nicaragua, Colombia, Perú, Honduras, Paraguay, Guatemala, El Salvador, Ecuador y Bolivia, en el marco del Programa Internacional Mujeres y Desarrollo, recibieron subvenciones de la Secretaría de Estado de Igualdad del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a través de “organizaciones no gubernamentales de desarrollo españolas de ámbito estatal”, según lo publicado en el Boletín Oficial del Estado del 17-12-10.

 

 MINISTERIO DE SANIDAD, POLÍTICA SOCIAL E IGUALDAD

19425

Resolución de 9 de diciembre de 2010, de la Secretaría de Estado de Igualdad, por la que se publican las subvenciones concedidas al amparo de lo dispuesto en la Orden IGD/2421/2010, de 2 de septiembre, destinadas a organizaciones no gubernamentales de desarrollo españolas de ámbito estatal para el seguimiento y apoyo de la ejecución de proyectos de cooperación al desarrollo en el marco del Programa Internacional «Mujeres y Desarrollo».

cve: BOE-A-2010-19425

De conformidad con lo dispuesto en el apartado sexto de la Orden IGD/2421/2010, de 2 de septiembre («BOE» de 17 de septiembre de 2010), por la que se convocan las subvenciones del programa de cooperación internacional «Mujeres y Desarrollo», se ha resuelto la concesión de las subvenciones objeto de la convocatoria, con cargo al concepto presupuestario 28.03.232B.492, y se ha procedido a la notificación de la resolución correspondiente a las entidades beneficiarias.

En consecuencia, y de acuerdo con lo establecido en el artículo 18 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, se procede a la publicación de la relación de entidades beneficiarias y cuantías concedidas, descritas en el anexo que se acompaña.

Madrid, 9 de diciembre de 2010.–La Secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído Almagro.

ANEXO

Concesión subvenciones para los proyectos del programa «Mujeres y Desarrollo» 2010

Código 

País 

Contraparte local 

Título del proyecto 

Cantidadconcedida

Euros

 

Financiacióndirecta

Euros

 

Financiaciónindirecta

Euros

 

ACSUR las Segovias 

 

15/2010 

Nicaragua. 

Asociación Civil Grupo Venancia. 

Mujeres del Norte de Nicaragua, haciendo frente a la violencia y discriminación. 

46.200 

41.580 

4.620 

AIETI 

 

59/2010 

Colombia. 

Red de Mujeres del Norte del Cauca. 

Escuela de formación política para el fortalecimiento del liderazgo, la participación social y política de las mujeres y la gobernabilidad municipal que posibilite su desarrollo. 

35.400 

31.860 

3.540 

03/2010 

Perú. 

Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, CLADEM. 

Promoviendo el cumplimiento de Obligaciones y Compromisos Internacionales Estatales con relación a los derechos humanos de las mujeres y el principio de igualdad de género en el ámbito local de 15 países de América Latina y el Caribe Hispano (Fase III). 

68.600 

61.740 

6.860 

Asamblea Cooperación Paz 

 

55/2010 

Honduras. 

Centro de Estudios de la Mujer-Hondureña (CEM-H). 

Promoviendo las capacidades locales de las mujeres, a través de la escuela de formación política en derechos humanos de las mujeres, democracia y feminismo y la construcción de una agenda política local de las mujeres. 

38.300 

34.470 

3.830 

 

____________________________________________________________________________________________

Amnistía Internacional, exige despenalización del aborto en América latina

Una de las principales organizaciones de derechos humanos intensificó la semana pasada su promoción del aborto y apuntó a Latinoamérica, especialmente a Nicaragua.

Amnistía Internacional exigió que los gobiernos despenalizaran el aborto inmediatamente en una declaración publicada el 28 de septiembre, en coincidencia con el «Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe».

La organización de derechos humanos se refirió concretamente a Chile, El Salvador y Nicaragua al decir que es «vergonzoso» que estos países tengan leyes que penalizan el aborto bajo cualquier circunstancia.

Amnistía Internacional, que alguna vez fue neutral respecto del aborto – fue fundada por un católico converso en 1961 –, ahora surge como un ruidoso proponente de dicha práctica. Recibió una donación de un millón de dólares en 2009 por parte de la Fundación Ford, la cual promueve el control de la población desde hace muchos años y subvenciona a las organizaciones que promueven el aborto y la anticoncepción en los países en desarrollo.

En su publicación de la semana pasada, Amnistía reservó sus críticas más duras para Nicaragua. Dijo que ese país «retrocedió», porque recientemente penalizó el aborto bajo cualquier circunstancia. La organización de derechos humanos y sus socios nicaragüenses enviaron 37 000 firmas al presidente Daniel Ortega para exigir que derogue las leyes de su país que penalizan el aborto.

La publicación de Amnistía Internacional parece haber sido pensada para generar gran preocupación al decir que la prohibición del aborto fomenta el suicidio y el aborto autoprovocado. Asimismo, afirma que, en los países donde el aborto es delito, «si una mujer o niña es violada por un familiar, la penalización significa que el Estado las obliga a dar luz a su propio hermano o primo». 

La declaración elogia a Cuba, que despenalizó el aborto hace varias décadas, y también a Ciudad de México, que hizo lo mismo en 2007.

Según el documento publicado, los instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos exigen la despenalización del aborto en todos los países de América latina y el Caribe. Sin embargo, no existe el derecho al aborto en ningún tratado de la ONU de derechos humanos. La Convención Americana de Derechos Humanos, ratificada por Nicaragua, en su lugar, consagra expresamente el derecho a la vida desde el momento de la concepción.

Amnistía Internacional apuntó en otra oportunidad a las leyes nicaragüenses que protegen la vida. El año pasado adujo que las leyes de ese país latinoamericano dan lugar a la tortura o, al menos, al trato cruel, inhumano y degradante, y que, por lo consiguiente, violan la Convención de la ONU contra la Tortura.
 
El año pasado, la Fundación Ford destinó su millonaria donación a la Campaña Global de Amnistía Internacional por la Dignidad Humana. Ésta se propone considerar las «consecuencias que tiene la negación de la dignidad humana sobre la salud y los hogares de las personas».

El folleto de promoción de la campaña por la dignidad mundial se centra en la mortalidad materna, el VIH/SIDA y los derechos humanos. En él se dice que las muertes maternas son causadas por los abortos practicados en condiciones inseguras y que quienes viven en la pobreza carecen del debido acceso a la educación sexual y otros «servicios de salud esenciales», lo cual «les priva del derecho a controlar sus vidas reproductivas».

La campaña intenta promover un «programa mundial de captación de apoyos y de activismo». No obstante, Amnistía afirma su independencia frente a cualquier «gobierno, ideología política, interés económico y credo religioso».

Hace muy poco, en 2005, Amnistía declaraba públicamente: «No hay un derecho al aborto generalmente aceptado en la legislación internacional sobre derechos humanos». Su cambio de postura en 2007 hacia la militancia abortista llevó a que muchos líderes e instituciones católicas retiraran su apoyo a la organización.