Gobierno de Brasil propone despenalizar aborto en América Latina

El Movimiento Defensa de la Vida (MDV), denunció la intención del Gobierno de Inacio Lula Da Silva de proponer la despenalización del aborto en todos los países de América Latina, a través de un documento llamado “Consenso de Brasilia“.

“En el más completo silencio mediático, el Gobierno brasileño, en conjunto con la ONU, acaba de dar un nuevo y duro golpe contra el derecho fundamental de la vida”, indicó el MDV, que señaló que con excepción de un blog ligado al diario O Globo de Río de Janeiro, los demás diarios no han hecho eco de estas denuncias.

La intervención del Gobierno se dio a través de la Secretaría de Políticas para las Mujeres, encabezada por la Ministra Nilcéia Freire. El documento tiene fecha 16 de julio y fue firmado en la conclusión de la 11° Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, promovida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de la ONU.

Ante ello, las fuentes pro-vida criticaron que el documento se llame “Consenso de Brasilia”, porque no representa ningún consenso “a no ser de las organizaciones que promueven el aborto y que dominaron completamente el desarrollo del evento gracias a un trabajo cuidadosamente planeado y patrocinado por la Fundación Ford de Nueva York“.

El MDV recordó que la mayoría de los brasileños, así como los países latinoamericanos, son contrarios a la legalización del aborto.

El “Consenso de Brasilia”, indicó el movimiento pro-vida, “es también ilegal porque Brasil, así como diversos otros países latinoamericanos, están comprometidos en virtud de varios tratados internacionales, de carácter vinculante, a reconocer la personalidad jurídica (del ser humano) desde la concepción y a defender la vida humana desde antes de su nacimiento”.

El cardenal Rouco rechaza, de nuevo, el aborto y aboga por la cultura de la vida

“Una cultura que no fomente la vida, que no la propicie, se suicida a sí misma”, afirmó en la conferencia de clausura del curso de verano en Aranjuez de la Universidad Rey Juan Carlos I, titulado “El inmenso valor de la vida humana”, en el que han participado también el cardenal Cañizares y otros especialistas

  “La esperanza de nuestra cultura tiene nombre: la vida humana” ha sido el título de la conferencia impartida esta mañana por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela.

 Con esta conferencia se ha clausurado el curso de verano ‘El inmenso valor de la vida humana’ que se ha celebrado en Aranjuez, organizado por la Universidad Rey Juan Carlos en colaboración con la Universidad Católica de Valencia.

 En declaraciones a los medios antes de su intervención, el Cardenal ha resaltado que “la esperanza de nuestra cultura tiene un nombre: vida humana. Es una formulación muy bella, pero que encierra problemas muy vivos y que afectan muy profundamente a la realidad de la vida de las comunidades europeas y españolas. Si hablamos de nuestra cultura, nos encontramos con un panorama de problemas de la interpretación de la historia de España, de su cultura, en un momento de mucho pluralismo cultural”. Para el Cardenal, “una cultura que no fomente la vida, que no la propicie, se suicida a sí misma. Para que haya cultura tiene que haber gentes que la promuevan, que la protagonicen. Por tanto, tiene que haber personas, realidades sociales previas”. “Además, si una cultura determinada, con sus protagonistas históricos vivos, no promueve y favorece lo que Juan Pablo II llamaba ‘cultura de la vida’, sobre todo en España, se niega a sí misma. Desde hace casi dos milenios, el principio de ‘no matarás’, de cuidar la vida, ha sido esencial”.

 Ha reconocido que, “así como en otras culturas se pueden encontrar textos de sacrificios humanos, en los lugares de cultura cristiana esto no existe, no se ha dado nunca. En España se han dado muchas señales y muchas muestras de una cultura que siempre ha defendido el principio de la vida, porque defendía el principio evangélico del amor –entre el amor y la vida hay una estrechísima relación, no física y psicológica, sino también espiritual-. Y si España ha vivido la mayor parte de su historia, al menos, con un proyecto y un ideal de vida marcado por el Evangelio, pues su moral y la moral de las personas, de su matrimonio, de sus familias… estaba inspirada en el Evangelio, en el mandamiento del amor, en el principio de favorecer y hacer viable, bella y hermosa la vida… en la medida en que no favorece ese aspecto a fondo, la cultura de la vida se pierde”.

La cultura española se fraguó con el cristianismo

Ya en su conferencia, el Cardenal ha recordado que “la cultura de España se fraguó con el cristianismo vivido en el seno de la Iglesia Católica sin interrupción alguna por lo menos hasta el siglo XVIII”. Pero en la España del último tercio del siglo XX “ha granado un proyecto cultural en torno a proyectos éticos-prepolíticos y ético-jurídicos de innegable raíz cristiana, propuestos, propugnados y compartidos también por extensos sectores del mundo laico español no radical”, como “el principio antropológico de la dignidad inviolable de la persona humana, fundada según la concepción cristiana en su vocación de criatura e hija de Dios; con sus implicaciones y consecuencias prácticas de enorme trascendencia histórica, concretadas en el postulado ético-jurídico y pre-político de sus derechos fundamentales innatos, iguales para el varón y la mujer, en el principio del bien común y en el de la subsidiariedad con sus exigencias indispensables respecto al carácter igualmente ético-jurídico y pre-político de las instituciones básicas para el bien de las personas y de la sociedad como son el verdadero matrimonio entre varón y mujer y la verdadera familia nacida de él”.

 Para el Cardenal, “esta forma histórica del proyecto cultural español contemporáneo se apoya además en la historia objetiva de los bienes culturales heredados y conservados, provenientes en su casi totalidad del pasado cristiano. El patrimonio intelectual, literario y artístico de España que comprende sus tradiciones, usos y estilos de vida populares, se halla inequívocamente marcado hasta el día de hoy por las experiencias fundamentales de la fe y de la vida cristiana que han configurado la historia individual y colectiva de los españoles”.

 Hacer resonar el Evangelio de la Vida

Respecto a la vida humana, el Cardenal ha recordado que “no pertenece sólo al plano al plano ontológico de la vida física, sino que pertenece también al plano trascendente de la vida espiritual”. Así, “cuando se habla de vida humana en toda su plenitud entra necesariamente en juego la totalidad de sus dimensiones: físicas y espirituales; naturales y sobrenaturales”. Por eso, “el mandamiento de respetar, favorecer y propiciar el desarrollo digno de la vida humana se refiere por tanto al valor de la vida en su totalidad”. Y “la prohibición de matar se dirige primaria y específicamente a evitar la muerte física del hombre”.

 En la sociedad actual, ha señalado, el derecho a la vida presupuesto lógico y existencial de los demás derechos ha sido el primero que ha caído víctima de ese movimiento de ideas inspirado y movido por la negación del carácter trascendente de la persona humana”. Por ello, recordando a Juan Pablo II en la Misa de las familias celebrada en España el 2 de noviembre de 1982, ha dicho que “no se puede legitimar la muerte de un inocente”, y ha exhortado a “hacer resonar en nuestra sociedad el Evangelio de la Vida. Sin él, nuestra cultura carece de futuro: se quedará sin el aliento del alma que hace posible la esperanza”.

 Vida humana

“Para que una cultura exista y tenga futuro, ha apuntado, es precisa la vida humana”. Así, la crisis demográfica por la que atraviesan las sociedades europeas desde hace casi cuatro décadas “las ha puesto si no al borde mismo de su total desaparición en un futuro no excesivamente remoto, sí y en un futuro que se aproxima a pasos acelerados, en su calidad de sociedades con una fórmula cultural propia e inconfundible”. España, ha afirmado, “no es una excepción. Incluso se ha puesto a la cabeza en algunos de los más decisivos factores socio-políticos y jurídicos subyacentes a la crisis”.

 El bajo índice de natalidad, que no garantiza el relevo generacional, así como el descenso creciente de la nupcialidad provocan “una confusión intelectual y ética sin precedentes respecto a la naturaleza del verdadero matrimonio y de la familia y una negación impresionante del derecho a la vida de los más indefensos: de los concebidos –desde el primer momento de su concepción hasta su muerte natural-, de los enfermos terminales y de los ancianos”.

 Considera que la emigración como solución “no resuelve a medio plazo los problemas económico-sociales operantes en y de la crisis, y no despeja a medio o largo plazo el cierto peligro de desaparición de nuestra cultura , que se quedaría sin fuerza física y vigor moral para sostenerse con un mínimun de identidad antropológica frente a otras culturas más jóvenes”. Porque “nuestra cultura no logrará subsistir en el futuro si renuncia a la vitalidad propia y originaria que garantizan únicamente el matrimonio y la familia de su población”.

“La apertura moralmente responsable a la vida humana es una condición ‘sine qua non’ para el futuro de nuestra cultura”, afirma.  Y es que,  “si la sociedad española en su conjunto perdiese el sentido cristiano del valor de la vida humana y del carácter absoluto del derecho que le protege habría perdido lo más esencial y fundamental de su cultura”. Por ello ha concluido insistiendo en que la esperanza de nuestra cultura está “en mantener viva y  comprometida la voluntad de seguir cumpliendo y testimoniando el Evangelio de la Vida”.

Cañizares sigue dando la batalla a favor de la vida: “el aborto es antidemocrático”

Monseñor Antonio Cañizares ha condenado tambien, en los Cursos de Verano de Aranjuez la nueva Ley del Aborto y ha subrayado que el problema viene de la educación. A su juicio, estamos ante ley inconstitucional y atenta contra la democracia: “neguémonos a secundar cualquier iniciativa que atente contra la vida, no demos nuestra adhesión a cuantas personas, instituciones, obras o disposiciones vayan en contra de la vida, no podemos adhrerirnos a quien niega algo tan fundamental como la vida”. 

 

Valencia mostrará ecografías a las mujeres que se plantean abortar

Como sabes, el Tribunal Constitucional ha decidido, por un solo voto de diferencia, que la nueva ley del aborto puede ir exterminando seres humanos en masa, mientras los señores magistrados estudian los recursos presentados contra esta norma injusta y cruel.
¿Y ahora, qué? Ahora, todo. Hay mucho que hacer.

La resistencia pacífica a una ley injusta no sólo es un deber moral. También es legal y salvará vidas; vidas concretas de niños y niñas con nombres y apellidos.
Derecho a Vivir, el Centro Jurídico Tomás Moro y Andoc (Asociación Nacional para la Defensa de la Objeción de Conciencia) presentaremos en los próximos días una completa y práctica Guía de la Objeción de Conciencia para profesionales sanitarios (ginecólogos, médicos de atención primaria, enfermeras, matronas,…).
Será un prontuario fácil de usar, con todas las preguntas y respuestas necesarias para objetar al aborto.
La inmensa mayoría de profesionales de la salud se niegan a practicar o colaborar en abortos.
Este documento les ayudará a defender su derecho constitucional a la objeción de conciencia.
Lo distribuiremos gratuitamente, a través de los Colegios Profesionales y lo publicaremos en la web de HazteOir.org y Derecho a Vivir, para que esté al alcance de todos y se convierta en una herramienta útil de resistencia a una ley cruel.
También los políticos conscientes de la aberración jurídica, científica y moral que supone la nueva ley pueden y deben hacer mucho por mitigarla, cada uno en la medida de sus posibilidades y dentro del marco del respeto a la legalidad.
No vamos a parar, ya lo sabes, hasta conseguir que un partido con opciones de gobierno en España se comprometa a derogar esta ley injusta.
Mientras tanto, nos parece que una buena forma de resistirse legalmente a ella es lo que acaba de hacer la Generalitat valenciana.
El Gobierno de esta región informará a cada mujer que esté pensando en abortar sobre las alternativas a esta forma de violencia, le explicará las evidencias científicas sobre el origen de la vida humana que lleva en su seno, le expondrá las consecuencias de un aborto para su salud y le mostrará ecografías en tres dimensiones de bebés con el mismo tiempo de gestación que el suyo.
Es una medida legal (desarrolla el artículo 17.4 de la nueva ley del aborto, sobre el Derecho de Información de la madre) y es una buena medida que salvará vidas.
Te pido menos de un minuto de tu tiempo para testimoniar tu apoyo a esta política a través de la alerta cívica que hemos activado en HazteOir.org.
Una información completa, científica y clara sobre la realidad de la vida humana en el seno materno y sobre las consecuencias del aborto para la salud de la mujer es una forma práctica de resistir a una ley injusta y cruel, y de salvar vidas.
En el siguiente enlace, puedes firmar tu mensaje de apoyo al Gobierno de la Generalitat Valenciana por seguir esta política.
http://www.hazteoir.org/node/31813

Tu testimonio y el de miles de ciudadanos más será un mensaje a otros Gobiernos autónomos, para que adopten medidas similares de información a las mujeres.
Es la hora de la resistencia activa, pacífica y legal a una ley que establece el exterminio masivo e indiscriminado de seres humanos.
Cuanto mayor sea esa resistencia, más fácil será su derogación. Te necesito más alerta y comprometido que nunca con el derecho a la vida.

Apoya ahora una buena medida de gobierno que salvará vidas humanas.
http://www.hazteoir.org/node/31813

Muchas gracias por no rendirte. Muchas gracias por ser la voz de los que no la tienen.

Defender vida contra aborto no es cuestión de religión

Méjico.

Lourdes Casares de Félix de la Asociación en Defensa de la Familia, experta en temas de familia recordó a los mexicanos que la defensa de la vida no es una cuestión religiosa y recordó que esta se basa en la certeza científica de que un concebido es un nuevo ser humano.

En el artículo “El drama del aborto”, publicado en el Diario de Yucatán, Lourdes Casares de Félix de la Asociación en Defensa de la Familia, explicó que el derecho a la vida no se ha convertido en un derecho religioso. “¿Acaso defender la vida de un ser humano inocente es cuestión de religión? Aceptar que el embrión antes de las 12 semanas y desde su concepción es una persona cuya vida debe respetarse y afirmar que el aborto es un crimen no es cuestión de religión, es un argumento que se basa en la ciencia como podría demostrar el doctor en Medicina y Ciencias y profesor de Genética Fundamental, Jerome Lejeune”, indicó.

“Científicamente se ha probado que hay vida y que es humana. Aquí la pregunta moral o ética sería: ¿Se debe permitir dar muerte a esa vida? La respuesta la puede dar cualquier ateo humanista. Ante la falta de argumentación científica para promover el aborto siempre hay el recurso de culpar a la religión”, agregó.

Casares recordó que “el drama del aborto no sólo radica en despojar al no nacido de derechos, ni en empeñarse en no reconocerlo como la persona que es, ni en aceptar o negar su capacidad de sentir dolor o placer, ni en minimizar su capacidad potencial de razonar y decidir, el drama es la triste deshumanización del ser humano empeñado en destruir la vida de seres indefensos negándoles la oportunidad de vivir”.

Felicita, a los Diputados Chilenos que solidarizan con la causa provida mundial

La Cámara de Diputados de Chile aprobó una declaración institucional de solidaridad con la casua provida en España, con mención expresa a Derecho a Vivir. Ésta es la resolución:

La Cámara de Diputados de Chile acuerda expresar su solidaridad a todas las organizaciones mundiales que luchan contra el aborto, en particular a la ONG española Derecho a Vivir, que ve con horror cómo en España se ha perfeccionado el asesinato más reprochable en contra de un ser indefenso, cual es el cometido en el aborto, cuyas víctimas –por su desamparo legal – no podrán recurrir a los tribunales internacionales reclamando por el derecho humano más básico que no es otro que el derecho a la vida”.

El acuerdo, presentado de manera transversal por Diputados PRI, UDI, RN y DC, ha sido adoptado el pasado 7 de julio por una mayoría aplastante: 60 votos a favor, 5 abstenciones y solo 7 en contra. Incluso, el Diputado Socialista Carlos Montes que estaba a favor de la moción, no pudo votar porque la Diputada Socialista Denise Pascal pulsó el botón de su compañero para rechazar la iniciativa, lo que ocasionó un buen “round”.

El actuar de nuestros Diputados ha puesto en alto el nombre de Chile y demuestra su calidad ética y moral para defender los derechos humanos de esos niños que serán objeto de un crimen en contra de la humanidad. Por esto, envía un mail de felicitación a los 10 Diputados Autores de este Acuerdo.

Haz click aquí para ver el texto completo de la moción, con la exposición de motivos y el acuerdo finalmente adoptado.

Los 10 Autores del Acuerdo son:

  1. Sr. Gustavo Hasbún Selume,UDI
  2. Sra. María José Hoffmann Opazo,UDI
  3. Sr. Jorge Sabag Villalobos,DC
  4. Sra. María Angélica Cristi Marfil,UDI
  5. Sra. Karla Rubilar Barahona,RN
  6. Sra. Mónica Zalaquett Said,UDI
  7. Sr. Patricio Melero Abaroa,UDI
  8. Sra. Alejandra Sepúlveda Orbenes,PRI
  9. Sra. Marisol Turres Figueroa,UDI
  10. Sra. Claudia Nogueira Fernández,UDI

Este es un espaldarazo al movimiento cívico español, que liderado por Derecho a Vivir, ha asumido desde el principio de manera valiente, imaginativa y tenaz la lucha en contra de las leyes abortistas. Sin ir más lejos, esta misma semana, el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, se encuentra en Buenos Aires, para participar de a una manifestación en víspera del tratamiento en el Senado de la Nación de los proyectos de unión civil y de reforma al Código Civil para permitir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.

Chile ha sabido protegerse mediante el artículo 19.1 de la Constitución, que blinda el derecho a la vida, nuestro ordenamiento es un modelo a imitar por la Comunidad Internacional. Pocas sociedades del mundo tienen tan claro el valor supremo de la vida y protegen con tanta claridad moral y tanta determinación política la dignidad del ser humano.

Este apoyo de los Diputados chilenos no gustará nada al Gobierno de España. Seguramente, provocará algún tipo de consulta o protesta diplomática que no conseguirá sino aumentar la difusión internacional de la causa española por el derecho a vivir. Felicitaciones a nuestros valientes Diputados.

PARA FELICITAR PINCHA AQUÍ.

  

 

Haz click aquí para ver el texto completo de la moción, con la exposición de motivos y el acuerdo finalmente adoptado.

Los 10 Autores del Acuerdo son:

  1. Sr. Gustavo Hasbún Selume,UDI
  2. Sra. María José Hoffmann Opazo,UDI
  3. Sr. Jorge Sabag Villalobos,DC
  4. Sra. María Angélica Cristi Marfil,UDI
  5. Sra. Karla Rubilar Barahona,RN
  6. Sra. Mónica Zalaquett Said,UDI
  7. Sr. Patricio Melero Abaroa,UDI
  8. Sra. Alejandra Sepúlveda Orbenes,PRI
  9. Sra. Marisol Turres Figueroa,UDI
  10. Sra. Claudia Nogueira Fernández,UDI

Este es un espaldarazo al movimiento cívico español, que liderado por Derecho a Vivir, ha asumido desde el principio de manera valiente, imaginativa y tenaz la lucha en contra de las leyes abortistas. Sin ir más lejos, esta misma semana, el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, se encuentra en Buenos Aires, para participar de a una manifestación en víspera del tratamiento en el Senado de la Nación de los proyectos de unión civil y de reforma al Código Civil para permitir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.

Chile ha sabido protegerse mediante el artículo 19.1 de la Constitución, que blinda el derecho a la vida, nuestro ordenamiento es un modelo a imitar por la Comunidad Internacional. Pocas sociedades del mundo tienen tan claro el valor supremo de la vida y protegen con tanta claridad moral y tanta determinación política la dignidad del ser humano.

Este apoyo de los Diputados chilenos no gustará nada al Gobierno de España. Seguramente, provocará algún tipo de consulta o protesta diplomática que no conseguirá sino aumentar la difusión internacional de la causa española por el derecho a vivir. Felicitaciones a nuestros valientes Diputados.

 

Ante el aborto, salvarlos uno a uno

José Ignacio Munilla Aguirre

Sobre la nueva ley del aborto vigente en España.

Una vez más, la sinrazón se ha impuesto. El 5 de julio de 2010 pasará a la posteridad como un día negro en la historia de los derechos humanos. La nueva Ley de “Salud Sexual y Reproductiva” (¡ironías del lenguaje!) da un marco legal al aborto libre, que de hecho ya se practicaba abiertamente en España, bajo un generalizado fraude de ley, conocido y consentido por casi todos. Legalmente, el aborto ha pasado de est ar despenalizado en tres supuestos, a ser reconocido como un derecho. No cabe duda de que los empresarios de las clínicas abortistas pueden dormir ya mucho más tranquilos.

¿Y ahora qué? ¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados a la espera de los recursos judiciales? ¿Acaso la “causa de la vida” se reduce a la batalla legal? ¡Ciertamente no!… Como dice el refrán, “más vale encender una vela que maldecir las tinieblas“. En estos días he recordado una famosa frase de la Madre Teresa de Calcuta, pronunciada cuando el aborto se liberalizaba en Occidente, en medio de fuertes polémicas: “No los matéis, dádmelos a mí. ¡Yo sí los quiero!“. Tampoco puedo olvidar que en cierta ocasión un periodista le preguntaba a la Madre Teresa cuál había sido su estrategia para salvar a tantos niños y desahuciados de la vida. Su respuesta no dejaba lugar a equívocos: “¡Uno a uno!

Pues bien, ha llegado el momento del “uno a uno”… La mayoría de las asociaciones provida han orientado su acción en los últimos años en esta línea. En muchos lugares -también en San Sebastián- ya vienen trabajando con gran éxito grupos de “rescate”, bajo la coordinación de la fundación “RedMadre”. Decenas de miles de vidas humanas han sido salvadas “in extremis”, cuando tenían ya puesta la “cita” en el abortorio. Su método consiste en dar a la mujer embarazada soluciones alternativas al sacrificio de la vida de su hijo: acompañamiento personal, ayuda económica, pisos de acogida, asistencia médica y jurídica, etc. (Me permito dar el teléfono de contacto que coordina todos estos grupos en España: 902-188.988).Es hora de arrimar el hombro!

Se trata de entender que para llegar a transformar la Cultura de la Muerte, la estrategia más eficaz es “de abajo arriba”, sin limitarnos al “de arriba abajo”… La batalla legal por la vida se podrá plantear nuevamente en España, con mayores garantías de éxito, cuando salgan a la luz cantidad de niños y adolescentes que han sido rescatados de las garras de la muerte… El testimonio de su gratitud por el don de la vida, será necesario para que la Cultura de la Vida triunfe en el futuro.

No tengo la menor duda de que hay muchos valores en nuestra sociedad, que son resortes muy válidos y positivos en esta dirección que planteo… ¿Cómo es posible que hagamos una valoración tan laudatoria de la adopción de niños extranjeros entre nosotros, mientras que aquí desestimamos como absurda la alternativa de la entrega en adopción del niño? O, por ejemplo, ¿no habrá llegado el momento de valorar si el apadrinamiento de los niños del Tercer Mundo que realizamos a través de muchas ONGs civiles y eclesiales, no debería también ser complementado con el apadrinamiento (en forma de contribución a su alimentación o educación) de los niños que son salvados de ese trágico destino? Y por otro lado, ¿qué decir del abandono y del silencio vergonzante en el que muchas mujeres tienen que vivir el Síndrome del post-aborto, frente a la afortunadamente cada vez más creciente sensibilidad hacia las víctimas de la violencia de género? ¿No habrá que acompañar también a las mujeres que se han quedado moral y psicológicamente destrozadas después de haber abortado?

Tengamos en cuenta que el triunfo de la “causa de la vida” requi ere de diversas implicaciones: En primer lugar, del mundo del arte y de la cultura, por el gran influjo que tienen en la conformación de los valores… (Baste señalar la gran aportación de la película “Bella”, de Eduardo Verástegui). Igualmente, el acceso y la utilización ágil de los medios de comunicación, especialmente Internet, en favor de la vida del nasciturus, será algo decisivo. Curiosamente, en el transcurso del anuncio, elaboración y tramitación de esta ley, por primera vez en la democracia española, hemos sido testigos de un notable desplazamiento de la opinión pública hacia el respeto y la defensa del no nacido.

Pero, como es obvio, la clave definitiva del triunfo de la Cultura de la Vida estriba en la educación que reciban nuestros jóvenes. Me parece importante señalar que, en la práctica, uno de los influjos más nefastos de esta ley lo vamos a padecer en su traslado al sistema educativo. La nueva “Ley de Salud Sexual y Reproductiva” pasa por encima, una vez más, del derecho de los padres sobre la educación de sus hijos, al imponer obligatoriamente la ideología abortista y “de género” en la escuela (cfr. Art 5, 1, a).

Está claro que la “causa de la vida” está unida a la “causa de la educación” y a la “causa de la familia”. Es fundamental que todos aquellos que partimos de unos valores de pleno respeto a la vida y a la familia (en donde podemos coincidir creyentes y no creyentes), trabajemos en coordinación y cooperación, para educar en la verdadera libertad. Una educación íntegra jamás presentará el ideal de la libertad en contraposición al derecho a la vida de los más inocentes. No podemos convertir la libertad en una frívola licencia, porque eso destrozaría la misma Libertad, además de la Vida.

El Papa a los jóvenes: No temáis ir contracorriente

“Estad orgullosos de que vuestro país defienda tanto la vida y la familia”

Encontrar a Jesús supone “una experiencia sobrecogedora de amor” que cambia la vida, afirmó el Papa Benedicto XVI esta tarde a los jóvenes de Malta y Gozo, con quienes celebró un encuentro en el puerto de La Valeta.

Ese amor expulsa el temor, afirmó el Papa. “Por eso os digo a todos: ¡No tengáis miedo!”. “¡No tengáis miedo de ser amigos íntimos de Cristo!”, exclamó en maltés.
“Ciertamente encontraréis oposición al mensaje del Evangelio”– prosiguió, constatando que “la cultura actual, como toda cultura, promueve ideas y valores que quizás sean contrarios con los vividos y predicados por nuestro Señor”.

“A menudo se presentan con un gran poder de persuasión, reforzado por los medios de comunicación y la presión social”.
“Por eso os digo: no tengáis miedo, sino alegraos de su amor por vosotros; fidaos de él, responded a su invitación a ser discípulos, encontrad alimento y ayuda espiritual en los sacramentos de la Iglesia”, dijo a los jóvenes.

La voz de los jóvenes

El Pontífice llegó por el mar en el catamarán “San Pablo”, acompañado por una delegación de jóvenes. La nave entró en el puerto escoltada por una flotilla de pequeñas embarcaciones típicas de las islas maltesas, mientras que una multitud desde el muelle agitaba banderas vaticanas.

Tras la lectura del pasaje evangélico del joven rico (Mc 10, 17-22), intervinieron siete jóvenes, que pidieron al Papa consejo sobre cómo vivir ante situaciones distintas pero igualmente difíciles por los desafíos que la sociedad plantea.

El primer joven subrayó que la Iglesia tiene el gran mérito de unir a una gran variedad de personas, y preguntó cómo hacer para continuar satisfaciendo el deseo de “buscar y descubrir la verdad”.

Después, un chico y una chica expresaron un malestar por situaciones distintas: la marginación juvenil, a causa del pasado desordenado o de la disgregación familiar, por el hecho de tener una identidad sexual distinta o de ser inmigrantes, y que se sienten al margen de la Iglesia y tratados como un “problema”, y el de los jóvenes comprom etidos en actividades religiosas, que perciben una exclusión de la sociedad precisamente por ello.

Posteriormente, se dirigieron al Papa dos novios, que preguntaron cómo ser fieles a la vocación conyugal en una sociedad en la que la familia “está sufriendo un cambio radical” y se le plantean dificultades en muchos campos.

Finalmente hablaron dos seminaristas, que recordaron cómo en este periodo los sacerdotes están siendo atacados por el escándalo de los abusos sexuales cometidos por algunos de ellos, lamentando que la admisión de las culpas parezca “no valer nada”.

La fuerza del amor

En su intervención, el Papa quiso recordar a los presentes la vida de san Pablo, del que este año se festeja el 1950° aniversario del naufragio en el archipiélago maltés.
“En una época, él era enemigo de la Iglesia e hizo de todo para destruirla – observó –. Mientras estaba de viaje hacia Damasco, con la intención de eliminar a cada cristiano que encontrara, se le apareció el Señor en visión”.

“Toda su vida se transformó. Se convirtió en un discípulo, hasta ser un gran apóstol y misionero”.
“Cada encuentro personal con Jesús es una experiencia sobrecogedora de amor”, declaró el Papa. “Dios nos ama a cada uno de nosotros con una profundidad y una intensidad que no podemos siquiera imaginar. Él nos conoce íntimamente, conoce cada una de nuestras capacidades y de nuestros errores”.
“Puesto que nos ama tanto, desea purificarnos de nuestros errores y fortalecer nuestras virtudes de manera que podamos tener vida en abundancia. Aunque nos llame la atención cuando hay algo en nuestra vida que le desagrada, no nos rechaza, sino que nos p ide cambiar y ser más perfectos”.

Por ello, exhortó, “a los que deseáis seguir a Cristo, como esposos, padres, sacerdotes, religiosos o fieles laicos que llevan el mensaje del Evangelio al mundo, os digo: No tengáis miedo”.

Defensa de la vida

Benedicto XVI recordó también que la de Malta es una sociedad “marcada por la fe y los valores cristianos”.
“Deberíais estar orgullosos de que vuestro País defienda tanto al niño por nacer como la estabilidad de la vida familiar para una sociedad sana”, dijo el Papa a los jóvenes. “En Malta y en Gozo, las familias saben valorar y cuidar de sus miembros ancianos y enfermos, y acogen a los hijos como un don de Dios”.
“Otras naciones pueden aprender de vuestro ejemplo cristiano. En el contexto de la sociedad europea, los valores evangélicos están llegando a se r de nuevo una contracultura, como ocurría en tiempos de san Pablo”, admitió.

Acoger la vocación

En el Año Sacerdotal, el obispo de Roma pidió a los jóvenes “estar abiertos a la posibilidad de que el Señor pueda llamar a algunos de vosotros a entregarse totalmente al servicio de su pueblo en el sacerdocio o en la vida consagrada”

“Reconoced la profunda alegría que proviene de dedicar la propia vida al anuncio del mensaje del amor de Dios por todos, sin excepción”, les invitó.
El Papa les instó a atender a los débiles y marginados, a los ancianos y a los niños, a los que “pasan por momentos de dificultad, por los que padecen depresión o ansiedad”, por los discapacitados y los inmigrantes.

“Esta es la noble vocación de amor y servicio que todos nosotros hemos recibido. Que esto os impulse a dedicar vuestra vida a seguir a Cristo”, concluyó.