El Papa pide la liberación de Asia Bibi

 El Papa Benedicto XVI hizo hoy un llamamiento, al final de la Audiencia General, a favor de las poblaciones cristianas de Paquistán, y en especial de Asia Bibi, la mujer condenada a muerte por blasfemia.
El Papa, recogiendo la petición de los obispos católicos de Paquistán, hizo suya la defensa de esta mujer cristiana, que el pasado 7 de noviembre fue condenada a la horca por un tribunal del Punjab, por haber supuestamente blasfemado contra el profeta Mahoma.

Dirigiéndose a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa Be nedicto XVI pidió a todos rezar “por la difícil situación de los cristianos en Paquistán, a menudo víctimas de violencias y discriminación”.
Quiso también manifestar su “cercanía espiritual a Asia Bibi y a sus familiares”, pidiendo que “le sea restituida la plena libertad”.

”Rezo – concluyó el Papa – por cuantos están en situaciones análogas y para que su dignidad humana y sus drechos fundamnetales sean plenamente respetados”.
Los obispos de Paquistán han expresado su propio reconocimiento por la atención del Pontífice hacia los cristianos perseguidos de su país.

“Estamos muy agradecidos al Santo Padre por sus palabras en favor de Asia Bibi, por la atención a los sufrimientos de los cristianos en Paquistán y a nuestros derechos”, refirió a la agencia Fides monseñor Andrew Francis, obispo de Multan, en Punjab.

“En nombre de los obispos y de toda la comunidad de los creyentes en Cristo, le expresamos nuestro sincero gracias por su gran valor, por la protección de los sin voz, de cuantos son víctimas inocentes de violencias y opresiones”, añadió.
Monseñor Francis anunció a Fides “una gran campaña de oracion, que se celebrará en todas las iglesias por la vida de Asia Bibi: los fieles se reuniran en adoración ante el Santísimo Sacramento para rezar por su liberación, confiando al Señor sus sufrimientos”.

El caso de esta mujer, subrayó, “es muy triste”. “Estamos verdaderamente indignados y desconcertados por el continuo abuso de esta ley sobre blasfemia”.

Por su parte, Nasir Saeed, cristiano paquistan&iac ute; coordinador del Centro para la Asistencia y la Ayuda Legal (CLAAS), que proporciona asistencia legal gratuita y apoyo concreto a los cristianos perseguidos en Paquistán, declaró a Fides que “en los últimos tiempos se registra una preocupante intensificación de la discriminación y de la persecución contra los cristianos del país, especialmente sobre las mujeres y las jóvenes cristianas”.

“Muchos episodios de violencia no salen siquiera a la luz, por las presiones, que tienen éxito, de influyentes personajes musulmanes o porque las partes afectadas – a menudo pobre gente que vive en áreas remotas – no tienen dinero para emprender una acción legal o no saben cómo reaccionar a los abusos”.

La policía, recordó, “raramente lleva a cabo investigaciones serias, hasta que una ONG, una Iglesia o alguna persona influyente interviene a airear un caso. Este inmovilismo es muy grave”.
“Es hora de que el Gobierno de Paquistán toma seriamente en consideración la cuestión de los derechos humanos y de los derechos de las minorías”, denunció Saeed, pidiendo también que “la ONU y la Unión Europea hagan presión”.
“Mensajes de esperanza, de aliento, de solidaridad, y oraciones de los fieles en todo el mundo son muy importantes”, añadió.

__________________________________________________________________________________

Escribe al presidente de Pakistán: Salva a Asia Bibi

 

http://www.hazteoir.org/firma/34272-escribe-presidente-pakistan-salva-asia-bibi

La cultura cristiana es garantía de un futuro prometedor, afirma el Papa

Al recibir al nuevo embajador de Bulgaria

Benedicto XVI destacó la necesidad de que los distintos países que se integran en la Unión Europea mantengan su identidad.
Lo hizo este sábado al recibir en el Vaticano al nuevo embajador de Bulgaria ante la Santa Sede, Nikola Ivanov Kaludov, quien le presentó sus Cartas credenciales.

“Es importante que en el proceso de la construcción europea ninguna población sacrifique su propia identidad cultural, sino que encuentre al contrario las maneras de enriquecer con sus buenos frutos al conjunto comunitario”, afirmó el Papa.

Para el Santo Padre, la cultura cristiana que impregna profundamente el pueblo búlgaro, como el de muchos otros países europeos, “no es sólo un tesoro del pasado para conservar, sino tanto como la garantía de un futuro realmente prometedor”.

Un futuro, continuó, “en el que se protege al hombre de las tentaciones que siempre amenazan con hacerle olvidar su propia grandeza, a través de la unidad del género humano y las exigencias de solidaridad que ésta implica”.
Dirigiéndose al diplomático búlgaro, Benedicto XVI indicó que “debido a su situación geográfica y cultural, es especialmente acertado, como usted ha expresado, que su nación no se preocupe sólo por su propio destino, sino que manifieste una gran atención a sus países vecinos y trabaje para proteger sus lazos con la Unión europea”.

También aseguró que la comunidad católica en Bulgaria desea trabajar por el bien común y afirmó que esta preocupación compartida “constituye uno de los elementos que deben facilitar el diálogo entre las diversas y numerosas comunidades religiosas que componen el paisaje cultural de su antigua nación”.

“Este diálogo -continuó-, para que sea sincero y constructivo, requiere un conocimiento y una estima recíproca que los poderes públicos pueden favorecer mucho, por la consideración que ellos tengan de las diferentes familias espirituales”.

El Papa destacó también la necesidad de “estar atento a crear las condiciones para una globalización exitosa”.
Y añadió que, “para que ésta pueda ser experimentada de una manera positiva, debe servir, en efecto, a “todo hombre y a todos los hombres”.

En su discurso, Benedicto XVI destacó algunos temas de su última encíclica “Caritas in veritate”, como la necesidad de que el desarrollo “no se refiera sólo al ámbito económico, sino que tenga en cuenta la integridad de la persona humana”.
“La medida del hombre no reside en lo que tiene, sino en el desarrollo de su ser según todo el potencial que oculta su naturaleza”, explicó.

“Este principio encuentra su razón última en el amor creador de Dios, que revela plenamente la Palabra divina -prosiguió-. En este sentido, para que el desarrollo del hombre y de la sociedad pueda ser auténtico, debe necesariamente comportar una dimensión espiritual”.
Por otra parte, ese desarrollo, subrayó, “también pide a todos las personas con responsabilidades públicas una gran exigencia mo ral ante ellos mismos para poder ejercer la parte de autoridad que les es confiada de manera eficaz y desinteresada”.

 

Enfermera cristiana obligada a dejar la enfermería por llevar una cruz

Se querellará contra el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido

Una enfermera cristiana del Reino Unido que fue objeto de una acción disciplinaria por llevar un colgante con una cruz ha aceptado una oferta de reempleo temporal pero, aconsejada por sus abogados, se querellará por discriminación.

 
Shirley Chaplin, de 54 años, aceptó este martes la oferta “bajo coacción”, según la Asociación de la Prensa del Reino Unido. Su abogado dijo que emprenderá una acción en el Tribunal de Empleo por discriminación, ya que la señora Chaplin cree ser discriminada a causa de su fe, informaba este miércoles el Christian Post.  
Anteriormente se le dijo a la señora Chaplin, por parte del Hospital Royal Devon and Exeter que no podía llevar la cruz de plata de 2,5 centímetros abiertamente en su cuello porque viola su política de uniforme y es un riesgo para los pacientes, según el diario Telegraph.
 
Se le dijo que o aceptaba el reempleo en un puesto no como enfermera o afrontaría el despido. El Servicio Nacional de Salud (NHS) insistió en que el colgante podría ponerle  en peligro a ella o a un paciente si era agarrado.
 
La señora Chaplin dijo que llevaba la cruz desde que empezó a trabajar en el hospital hace treinta años, y afirmó que está siendo perseguida por sus creencias cristianas.
 
Sin embargo, el hospital se acomoda a otros símbolos de fe, tales como las enfermeras musulmanas que llevan el chador, informó el Daily Exp ress.
 
El periódico dijo que la señora Chaplin, madre de dos niños, de Kem, cerca de Exeter, se jubilará dentro de ocho meses.
 
Ella añadió: “He llevado una cruz por años y años y ahora, al final de mi carrera, me han dicho que me la quite”.
 
“No puedo explicar lo importante que es la cruz para mí. Es como yo expreso mi fe. Decirme que me la quite me ha conmocionado completamente. Mi fe cristiana es lo que motiva a cuidar a los demás”, dijo Chaplin al Daily Express.
 
“Pero siento que estoy siendo intimidada y victimizada por mi fe. Me impresionó cuando el Ejecutivo de Salud y Seguridad me dijo que no hay datos de ningún caso de daños causados por un colgante”.
 
La señora Chaplin ha sido apoyada por el Centro Cristiano Legal (CLC), un grupo de presión que lucha por la libertad religiosa.
 
Andrea Minichiello Williams, abogado y director dijo: “Hoy, una enfermera que ha servido fielmente al público de Exeter con sus habilidades profesionales fue forzada, bajo coacción, a dejar la enfermería y asumir un papel administrativo, todo porque la empresa no le permite llevar una cruz, la imagen del cristianismo mundialmente reconocida y apreciada.
 
“A la señora Chaplin no se le dejó ninguna otra opción que aceptar, pero hoy nos ha instruido para iniciar una acción ante el Tribunal de Empleo por discriminación contra su empleadores”, según informó la Asociación de Prensa del Reino Unido.

El Papa subraya la importancia de la acción social cristiana

En especial en los campos educativo y asistencial

El Papa exhortó hoy, durante la homilía pronunciada durante la Eucaristía en el Valle Faul de Viterbo, a los cristianos a “dar testimonio” a través de la acción social y caritativa de la Iglesia, y especialmente en el campo de la educación.

En este campo, que definió como “prioritario”, deben implicarse “las parroquias, las familias y las diversas realidades asociativas”, así como “los catequistas y todos los educadores” y la escuela, y en particular, “la escuela católica”.

Invit&oa cute; a los presentes a mirar, en la historia de la Iglesia, a los “modelos siempre actuales, auténticos pioneros de la educación en la fe en los que inspirarse”, entre otros, a santa Rosa Venerini, “verdadera precursora de las escuelas femeninas en Italia” y a santa Lucía Filippini, fundadora de las “Maestras Pías”.

“A estas fuentes espirituales se podrá felizmente acudir aún para afrontar, con lucidez y coherencia, la actual, ineludible y prioritaria, emergencia educativa, gran desafío para toda comunidad cristiana y para toda la sociedad”, añadió.

Otro de los campos en los que pidió un mayor compromiso fue en la acción caritativa de la Iglesia, a la luz de las encíclicas Deus caritas est y Caritas in veritate.

“Es en esta perspectiva que toma rostro la acción caritativa de la Iglesia: sus iniciativas, sus obras son signos de la fe y del amor de Dios, que es Amor”, explicó el Papa.

Recordando el ejemplo de numerosos santos de la diócesis, entre ellos el de la copatrona santa Rosa, cuyo cuerpo incorrupto se venera en el Monasterio de Santa María de las Rosas, el Papa exhortó a promover el voluntariado cristiano, “tanto en el plano personal como en el plano asociativo”, especialmente a través de Cáritas.

“Se suceden las etapas de la historia, cambian los contextos sociales, pero no cambia y no pasa de moda la vocación de los cristianos a vivir el Evangelio en solidaridad con la familia humana, al paso con los tiempos”.

Eso, explicó, “es el compromiso social, eso es el servicio propio de la acción política, eso es el desarrollo humano integral”.

Por último, pidió especialmente a los laicos “no tener a vivir y dar testimon io de la ve en los diversos ámbitos de la sociedad, en las múltiples situaciones de la existencia humana”.

“Como afirma el Concilio Vaticano II, el cristiano está llamado a ser ante el mundo un testigo de la resurrección y de la vida del Señor y un signo del Dios vivo”, añadió, recordando la figura del joven viterbés Mario Fani, precursor de lo que después fue la Acción Católica Italiana.

“Como hizo Jesús con el sordomudo, de la misma forma Dios continúa revelándonos su proyecto mediante acontecimientos y palabras. Escuchar su palabra y discernir sus signos debe ser por tanto el compromiso de cada cristiano y de cada comunidad”, concluyó.