Las Juventudes Socialistas manipulan la realidad en su vídeo sobre el aborto

Universitarios por la Vida está formado por un grupo de jóvenes universitarios, comprometidos con el derecho a la vida. Como jóvenes piensan que implicarse en los problemas de la sociedad es una obligación. Por eso denuncian lo que consideran “una falsedad”. Este colectivo denuncia que las Juventudes Socialistas en su video sobre el aborto “criminalizan e insultan a quienes defendemos la vida de los no nacidos y reivindicamos ayudas para las mujeres embarazadas”

El centro Jurídico Tomás Moro afirma que la nueva ley del aborto ha recibido subvenciones que tienen la apariencia de ilegales

 

Universitarios por la Vida afirma que “Las Juventudes Socialistas han hecho público recientemente un vídeo en el que, manipulando la realidad, tratan de mostrar su visión en lo concerniente al aborto y criminalizan e insultan a quienes defendemos la vida de los no nacidos y reivindicamos un sistema de ayudas adecuadas para las mujeres embarazadas. Ante este vídeo, la asociación estudiantil Universitarios por la Vida toma la palabra y alza la voz para denunciar esta falsedad”.Añaden que en su video, “las Juventudes Socialistas sacan a algunos de  nuestros miembros en una discusión con una mujer que supuestamente quiere abortar”.

 Explican que ese video es de la velada del 25 de septiembre, en frente de la Clínica Dator, donde varias asociaciones provida se manifestaron en favor de la Vida, la Mujer y la Maternidad. En esa pacífica concentración se presentaron dos mujeres con el puño en alto gritando en tono provocador consignas como: “Fuera vuestros rosarios de nuestros ovarios” o “Nosotras parimos, nosotras decidimos” y llamándonos “fascistas”. La Policía Nacional se llevo a esas personas para que no alterasen el orden público. El movimiento provida universitario pregunta a los jóvenes socialistas “¿Cómo pueden unos jóvenes tan comprometidos con la lucha social y con la búsqueda de soluciones reales como las Juventudes Socialistas darse por vencidos y admitir que hay mujeres para quienes la única salida es el aborto? ¿No es acaso mucho más progresista y demuestra un espíritu mucho más combativo el apoyar a las mujeres embarazadas para que no se vean abocadas al aborto? Nosotros estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros para que ninguna mujer tenga que enfrentarse jamás a lo que supone un aborto”.