El presidente del Supremo “abochornado” por las filtraciones en el CGPJ

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial se ha declarado “abochornado” por las filtraciones que han afectado al máximo órgano de gobierno de los jueces, pero ha asegurado que se están poniendo “todos los medios” para buscar la “forma reglamentaria” que ayude a solucionarlo.

Carlos Dívar

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, se ha declarado “abochornado” por las filtraciones que han afectado al máximo  órgano de gobierno de los jueces, pero ha asegurado que se están poniendo “todos los medios” para buscar la “forma reglamentaria” que ayude a solucionarlo.

Dívar respondía así, en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, a los diputados del PP, Federico Trillo, y CiU, Jordi Jané, quienes le preguntaron por las filtraciones que emanan del Poder Judicial y, en concreto, por las que afectan al propio CGPJ.

El presidente del CGPJ, diferenció entre las filtraciones que tienen que ver con el CGPJ y las que afectan al Poder Judicial, al que, explicó, “se confunde” en ocasiones con el órgano de gobierno de los jueces.

No se trata de que las filtraciones que se han producido en el CGPJ nos llenen de orgullo.  Por Dios, nos han abochornado”. El Consejo ha sido criticado tras las filtraciones de las comparecencias ante este órgano de algunos candidatos a la Presidencia de la Audiencia Nacional, entre ellos los jueces Baltasar Garzón, Javier Gómez Bermúdez y Angel Juanes, así como de la entrevista del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), Fernando de la Rúa, para continuar en el cargo.

Según explicó, es “muy difícil” aclarar estos casos, pero recordó que el CGPJ ha ordenado dos investigaciones y que “por primera vez” incluso “ha presentado sus excusas a una persona que pretendía el TSJ de una comunidad“, en referencia a De la Rúa. “Estamos buscando los medios, la forma reglamentaria adecuada, legal, para tratar de solucionarlo”.

En lo que se refiere a las filtraciones que se producen en los procesos judiciales, Dívar subrayó que son “más graves“, porque son “del orden jurisdiccional“. Sin embargo apuntó que en estos casos “intervienen una multitud de personas”, desde los jueces, a los fiscales y los abogados, pasando por los policías y por “tantas y tantas personas” que se ven implicadas.

Aído presiona al CGPJ: la Ley Zapatero del Aborto saldrá adelante pese a los jueces

Bibiana Aído, ministra de Igualdad

Este jueves el CGPJ emitirá su informe sobre la ley del aborto que propone el Gobierno y Bibiana Aído intenta presionar e influir en los vocales que tomarán la decisión. La ministra de Igualdad ha presentado en la ONU las medidas propuestas por España para luchar contra la violencia doméstica y allí ha aprovechado para asegurar que la ley Zapatero del aborto saldrá a delante con independencia de lo que diga el CGPJ.

La ministra de Igualdad ha asegurado que independientemente del informe que presente este jueves el CGPJ sobre la ley del aborto la reforma seguirá su camino en el Congreso. Según Aído el Gobierno continuará con la tramitación de la ley a pesar de la probable recomendación en contra del CGPJ. Para Aído el Gobierno está haciendo su trabajo y continuará con los plazos y los compromisos legislativos.

 El pleno del Consejo General del Poder Judicial vota este jueves el dictamen al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 La Ministra ha defendido ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas los “avances indiscutibles” en la materia que se han llevado a cabo en España durante los últimos años. “Hemos trabajado mucho y venimos con los deberes hechos“, ha afirmado. 

Aído ha encabezado la delegación española que acudió a rendir cuentas ante este comité que examina los esfuerzos de los distintos Estados para garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En su intervención, ha presentado un informe que recoge todas las medidas desarrolladas en este sentido en España entre 2004 y 2008.

Benigno Blanco: el rechazo del CGPJ es un “varapalo” para el Gobierno

El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, ha mostrado su satisfacción en La Tarde con Cristina por el rechazo del Consejo General del Poder Judical al informe sobre la Ley Zapatero del Aborto, algo que demuestra que dicha ley “no goza del más mínimo consenso”, que divide a las instituciones y “fractura la sociedad”.

Blanco ha dicho que esto decisión es un “triunfo”, pero que es consciente de que el Gobierno no va a reflexionar “lo más mínimo” sobre esta decisión y va a continuar su política contra cualquier cultura humanista de raíz cristiana que no comparta las decisiones del Ejecutivo.

 El presidente del Foro Español de la Familia he insistido en COPE que esta ley “fractura a la sociedad y no resuelve ningún problema”, a la vez que ha criticado que “desprotege totalmente a la mujer, a la que se le deja abandonada. Sólo se persigue aborto y más aborto”. Además, Blanco ha indicado que lo único que persigue el gobierno de Zapatero es beneficiar a las clínicas que han entendido el aborto como “un negocio mercantil”.

 En esta línea crítica, Blanco ha declarado que el rechazo del informe es un “varapalo desde los derechos constitucionales”, a una ley que es fruto de unas políticas sectarias. 

 Benigno Blanco, cuestionado sobre si las niñas de 16 años tienen la suficiente madurez para tomar la decisión del aborto, ha respondido que el aborto “no es un problema de madurez”. Según Blanco, el problema es de reflexión. El aborto requiere un análisis “lógico, formal y frío”, algo que las mujeres no hacer por el “acoso psicológico” de las personas que le rodean. “No hay un verdadero análisis”, he explicado Blanco.

 El presidente del Foro Español de la Familia ha aportado un dato interesante, que va más allá de número de aborto que se practican en España. Blanco se ha referido a los que se evitan. Blanco ha señalado que tres de cada cuatro mujeres que son asesoradas no abortan, y eso es a lo que se niega el gobierno, según Blanco, a ofrecer asesoramiento a las mujeres que deciden abortar.

 Benigno Blanco ha concluido diciendo que es necesario un sistema de ayudas a las mujeres, un apoyo social que ofrezca alternativas a las mujeres.

El CGPJ rechaza el informe favorable a la Ley Zapatero del Aborto libre

El pleno del CGPJ no ha logrado alcanzar un acuerdo

El Gobierno ha recibido un importante revés. Y es que el Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha rechazado el informe que daba el visto bueno a la reforma de la Ley Zapatero del Aborto. Los magistrados no han sido capaces de ponerse de acuerdo en la votación de esta mañana.

Los vocales del Consejo General del Poder Judicial no han logrado alcanzar un acuerdo para dictaminar sobre el anteproyecto de Ley Zapatero del Aborto, por primera vez en  la historia una iniciativa legislativa del Gobierno no tendrá un informe de este órgano consultivo.

 La portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, ha explicado que con 10 votos a favor, 10 en contra, y la abstención del vocal de CiU, Ramon Camp, no se ha conseguido aprobar el informe que refrendó la Comisión de Estudios del CGPJ y que apoyaba la iniciativa del Gobierno.

 El CGPJ tendrá que informar al Gobierno de que no presentará su informe por falta de consenso y estará en manos del Ejecutivo decidir si encarga o no un nuevo texto preceptivo. Bravo ha explicado que esta cuestión también ha sido abordada en el pleno y se ha decidido que, ya que el Gobierno había concedido dos prórrogas temporales para la elaboración del informe “y en este tiempo no se ha podido consensuar”, el Consejo no encargará de ‘motu propio’ un nuevo trabajo a al Comisión de Estudios. Eso sí, Bravo ha asegurado que “si el Gobierno lo encarga, el pleno del CGPJ lo estudiará”.

Requero: el Gobierno debe retirar el anteproyecto del ley del aborto

José Luis Requero, ex vocal del CGPJ

 José Luis Requero ha pedido al Gobierno que retire su anteproyecto de ley de aborto libre tras el rechazo sufrido en el pleno del CGPJ el informe que avalaba su constitucionalidad. Aún así, considera que Zapatero seguirá con su manifiesta “obstinación” adelante con el proyecto del aborto libre porque “la Constitución no le importa gran cosa”.

El ex vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) José Luis Requero ha calificado de “magnífica noticia para los defensores de la vida y de la dignidad de la mujerel rechazo al informe de la ponente Margarita Uría que bendecía la constitucionalidad del anteproyecto de ley del aborto del Gobierno.

 En declaraciones a “La Palestra” de COPE, Requero ha asegurado que será la primera vez que el CGPJ no eleva un informe consultivo al Gobierno sobre una ley y que si se ha producido en esta ocasión es porque ha sido imposible pasarlo por el tamiz de la Constitución“. Con el informe del sector progresita del órgano de gobierno de los jueces era “muy difícil llegar un acuerdo“, según Requero, “porque la situación era de o blanco o negro”.

 Por ello, el ex vocal del CGPJ ha añadido que el Ejecutivo debería “reconsiderar este anteproyecto y retirarlo“. Aunque ha añadido que por la conocida “obstinación” del Gobierno no lo hará. Según Requero, este Gobierno ha demostrado ya que “la Constitución no le importa gran cosa y que la evade o la elude” cuando le interesa.

 En este sentido Requero ha manifestado que ahora se va a producir la misma situación que cuando se aprobó el Estatuto de Cataluña, donde la mayoría afirmó en su día que no era constitucional y el Gobierno siguió adelante.

 Según Requero, “por respeto a la Constitución se debería el anteproyecto, aunque el Gobierno seguirá con su obstinación”.

El CGPJ rechaza el informe que considera constitucional el anteproyecto de ley del aborto

El presidente del CGPJ, Carlos Dívar Blanco

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha rechazado el informe que considera constitucional el anteproyecto de ley del aborto. Según el informe de la ponente Margarita Uría (PNV) – que ha sido rechazado – las menores que quisieran abortar no necesitarán el consentimiento paterno, sólo conocimiento. El informe que emita el CGPJ será consultivo para el Gobierno, no vinculante.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) votará este jueves 23 de julio el dictamen al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que considera constitucional el texto y recomienda que los padres sean informados cuando sus hijas menores de edad soliciten abortar, aunque no sea necesario su consentimiento.

 El informe, preceptivo pero no vinculante y elaborado por la ponente Margarita Uría (PNV), recibió la pasada semana el visto bueno de la Comisión de Estudios e Informes del Consejo por tres votos a favor y dos en contra y ahora debe recibir el refrendo del pleno. El dictamen recoge los votos particulares de los consejeros que votaron en contra, Concepción Espejel y Claro José Fernández (del PP).

 El equilibrio de fuerzas presente en el Consejo -con nueve vocales designados por el PP, nueve designados por el PSOE, la ponente del informe (PNV) y un vocal nombrado a propuesta de CiU, más el presidente, Carlos Dívar, que tiene voto de calidad-, hace posible un rechazo al dictamen. En caso de no recibir el visto bueno del pleno, el Consejo deberá redactar un nuevo informe, que sería el tercero después de que la Comisión de Estudios e Informes rechazara en primer lugar la propuesta de Fernández (PP), que consideraba inconstitucionales algunos aspectos de la ley.  

 Sin consentimiento, pero con conocimiento paterno

 Por el momento, el texto elevado al pleno entiende que la información a los padres contribuye a conciliar el derecho a decidir de la mujer que es suficientemente madura, con las facultades de orientación y consejo que derivan de la patria potestad y tutela. “No obstante, circunstancias excepcionales debería poder fundamentar la no información en beneficio de la menor“, recoge.

 En cualquier caso, el CGPJ no considera necesario el consentimiento paterno cuando la menor de edad, sea mayor o menor de 16 años, tenga la suficiente capacidad intelectual y emocional para comprender el alcance de la intervención y las consecuencias que se derivan de la misma.

 “De ese modo –continúa el dictamen– se produce una mejor acomodación con la sistemática general del ordenamiento civil, y se refuerza la garantía de madurez respecto de la mujer que ha de consentir“.

 En el caso de que el representante legal se opusiera a prestar el consentimiento, el CGPJ considera “adecuado” que se diseñe un procedimiento judicial con la finalidad de autorizar el IVE “siempre que así lo aconseje el interés de la menor”.

 Por otra parte, el informe considera constitucional el anteproyecto del Gobierno y señala que “no configura un derecho subjetivo” al aborto, sino que “garantiza la igualdad en el derecho de acceso a la prestación sanitaria de la misma”. También apunta que el sistema de plazos “no supone la desprotección penal de la vida del nasciturus” y sí “una renuncia a castigar penalmente durante un plazo determinado, concreto y limitado”.

 Además, recoge que la información que deba darse a la gestante debe ser “exhaustiva, completa e individualizada, pudiendo extenderse a la información clínica detallada sobre su estado y proceso de gestación”. Asimismo, pide que se describa “rigurosamente” el desarrollo del feto y que se informe sobre los riesgos que para la madre representa la práctica de un aborto a nivel físico y emocional.

 En cualquier caso, advierte de que la información necesaria para prestar el consentimiento “no puede convertirse en un acto protocolarizado, que no atienda a las circunstancias específicas”. “La información así ofrecida no cumpliría con la función prevista en la ley, y el consentimiento así prestado no serviría al efecto previsto“, añade.

 En los supuestos de riesgo inmediato y grave para la salud de la madre, apunta que se debería ampliar la posibilidad de prescindir del consentimiento de la embarazada tal y como se actúa ante cualquier intervención médica. “De ese modo, se mantendría un régimen jurídico uniforme“, agrega.

 También considera oportuno que se explique y justifique en la Exposición de Motivos del anteproyecto ley las razones por las cuáles se ha optado por fijar los plazos en 14 y 22 semanas. Sobre la objeción de conciencia, recomienda que se prevea el procedimiento y efectos de la declaración del objetor, así como la creación de un Registro de Objetores de Conciencia de Profesionales Sanitarios.

.El CGPJ se prepara para votar el informe sobre la reforma de la Ley del Aborto

El presidente del CGPJ, Carlos Dívar Blanco

El Pleno del consejo votará este 23 de julio el texto que considera constitucional el anteproyecto de la nueva ley de aborto.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) votará este jueves 23 de julio el dictamen al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que considera constitucional el texto y recomienda que los padres sean informados cuando sus hijas menores de edad soliciten abortar, aunque no sea necesario su consentimiento.

 El informe, preceptivo pero no vinculante y elaborado por la ponente Margarita Uría (PNV), recibió la pasada semana el visto bueno de la Comisión de Estudios e Informes del Consejo por tres votos a favor y dos en contra y ahora debe recibir el refrendo del pleno. El dictamen recoge los votos particulares de los consejeros que votaron en contra, Concepción Espejel y Claro José Fernández (del PP).

 El equilibrio de fuerzas presente en el Consejo -con nueve vocales designados por el PP, nueve designados por el PSOE, la ponente del informe (PNV) y un vocal nombrado a propuesta de CiU, más el presidente, Carlos Dívar, que tiene voto de calidad-, hace posible un rechazo al dictamen. En caso de no recibir el visto bueno del pleno, el Consejo deberá redactar un nuevo informe, que sería el tercero después de que la Comisión de Estudios e Informes rechazara en primer lugar la propuesta de Fernández (PP), que consideraba inconstitucionales algunos aspectos de la ley.  

 Sin consentimiento, pero con conocimiento paterno

 Por el momento, el texto elevado al pleno entiende que la información a los padres contribuye a conciliar el derecho a decidir de la mujer que es suficientemente madura, con las facultades de orientación y consejo que derivan de la patria potestad y tutela. “No obstante, circunstancias excepcionales debería poder fundamentar la no información en beneficio de la menor“, recoge.

 En cualquier caso, el CGPJ no considera necesario el consentimiento paterno cuando la menor de edad, sea mayor o menor de 16 años, tenga la suficiente capacidad intelectual y emocional para comprender el alcance de la intervención y las consecuencias que se derivan de la misma.

 “De ese modo –continúa el dictamen– se produce una mejor acomodación con la sistemática general del ordenamiento civil, y se refuerza la garantía de madurez respecto de la mujer que ha de consentir“.

 En el caso de que el representante legal se opusiera a prestar el consentimiento, el CGPJ considera “adecuado” que se diseñe un procedimiento judicial con la finalidad de autorizar el IVE “siempre que así lo aconseje el interés de la menor”.

 Por otra parte, el informe considera constitucional el anteproyecto del Gobierno y señala que “no configura un derecho subjetivo” al aborto, sino que “garantiza la igualdad en el derecho de acceso a la prestación sanitaria de la misma”. También apunta que el sistema de plazos “no supone la desprotección penal de la vida del nasciturus” y sí “una renuncia a castigar penalmente durante un plazo determinado, concreto y limitado”.

 Además, recoge que la información que deba darse a la gestante debe ser “exhaustiva, completa e individualizada, pudiendo extenderse a la información clínica detallada sobre su estado y proceso de gestación”. Asimismo, pide que se describa “rigurosamente” el desarrollo del feto y que se informe sobre los riesgos que para la madre representa la práctica de un aborto a nivel físico y emocional.

 En cualquier caso, advierte de que la información necesaria para prestar el consentimiento “no puede convertirse en un acto protocolarizado, que no atienda a las circunstancias específicas”. “La información así ofrecida no cumpliría con la función prevista en la ley, y el consentimiento así prestado no serviría al efecto previsto“, añade.

 En los supuestos de riesgo inmediato y grave para la salud de la madre, apunta que se debería ampliar la posibilidad de prescindir del consentimiento de la embarazada tal y como se actúa ante cualquier intervención médica. “De ese modo, se mantendría un régimen jurídico uniforme“, agrega.

 También considera oportuno que se explique y justifique en la Exposición de Motivos del anteproyecto ley las razones por las cuáles se ha optado por fijar los plazos en 14 y 22 semanas. Sobre la objeción de conciencia, recomienda que se prevea el procedimiento y efectos de la declaración del objetor, así como la creación de un Registro de Objetores de Conciencia de Profesionales Sanitarios.