Obama intensifica el activismo LGBTI mundial al término de su mandato – C-Fam

20080710_CFAMLOGOOOO

El gobierno de Obama intensifica el activismo LGBTI mundial al término de su mandato

El gobierno de Obama está diciendo a los países que hagan ruido y estén orgullosos de los asuntos LGBT, particularmente a aquellos que quieren evitar el conflicto internacional sobre este tema.

«Los gobiernos no tienen que elegir entre promover los derechos LGBTI dentro de sus propios países o en el mundo. Podemos y debemos hacer ambas cosas», dijo Samantha Power, embajadora estadounidense ante la ONU, a unos treinta países pertenecientes a la «Coalición por la Igualdad de Derechos» recientemente constituida, que se reunió en Montevideo para una conferencia.

Power instó a la agitación en una sesión estratégica de cuatro días realizada la semana pasada, pese a que algunos países y organizaciones miembro de la coalición temen el conflicto internacional en torno a este tema. Algunas agrupaciones LGBTI incluso afirman que pone en peligro a sus integrantes. El cónclave uruguayo incluyó a organismos de la ONU como la Unesco, el Fondo de Población y el Banco Mundial, junto a un grupo de defensores LGBT de renombre.

Power encomió los esfuerzos del gobierno de Obama por «integrar los derechos LGBTI en el ADN de organizaciones multilaterales como la ONU», aun cuando la Carta de las Naciones Unidas prohíbe que el sistema de la Organización tome directivas de estados individuales o grupos de estados. La naturaleza unilateral de dicho sistema en los asuntos sociales es cada vez más una fuente de conflicto en los círculos internacionales.

Como cuando se dirigió a Human Rights Campaign a comienzos de este año, Power se jactó de la diligencia de los diplomáticos estadounidenses al promover los asuntos LGBT y destacó la importancia de los «primeros» (en este último tiempo, la creación de un nuevo cargo en la ONUpara un «experto independiente» sobre asuntos LGBT).

Con cada pequeño avance, «entrelazamos otra hebra de derechos LGBTI en el tejido de los derechos humanos universales», sostuvo Power.

Pero, ante todo, insistió en que los países «deben estar dispuestos a usar todas las herramientas de nuestro kit» a fin de presionar a los países para que cambien sus leyes y actitudes sociales, incluso cuando esto provoca tensión internacional.

«No solo estamos defendiendo los derechos LGBTI en declaraciones públicas», explicó, citando el ejemplo de los viajes recientes del presidente Obama a África, donde habló sin rodeos e hizo caso omiso de las protestas en contra de la presión que ejerce Estados Unidos por los derechos LGBT a nivel internacional.

Power se refirió de forma directa a las críticas contra el gobierno de Obama por parte de activistas LGBT que afirman que Estados Unidos está poniendo en peligro a quienes se identifican como personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales o de otro modo (LGBT), y, en particular, a sus defensores.

«Reconozco que los obstáculos que nosotros, los gobiernos, debemos superar – y los riesgos que enfrentamos – son insignificantes en comparación con los que encaran muchos activistas aquí. Y ese es precisamente el motivo por el cual los gobiernos presentes en esta conferencia, así como aquellos que no están en esta conferencia, deben hacer mucho más para apoyarles».

Power asimismo reconoció las dificultades que enfrenta la agenda LGBT a nivel internacional, entre ellas, el modo en el que cada avance a su favor es siempre  rebatido.

«Ser defensor de los derechos LGBTI en estos días puede parecer casi esquizofrénico. Mientras que más de cincuenta países en todo el mundo prohíben actualmente la discriminación basada en la orientación sexual, más de setenta penalizan los actos homosexuales consentidos».

Como otros defensores de los asuntos LGBT, Power calificó de manera errónea las leyes que prohíben la conducta homosexual como normas que prohíben la homosexualidad. En este sentido, cerró sus comentarios garantizando que a los Estados Unidos no solo le interesa proteger los derechos humanos, sino fomentar la aceptación social de la homosexualidad.

«Nuestra labor – la labor de los gobiernos y de la sociedad civil – no estará completa hasta que las personas LGBTI sean acogidas en cada nación, cada comunidad y cada familia.

By Stefano Gennarini, J.D.

Traducido por Luciana María Palazzo

 

Olvidando a los niños producto de la guerra

 

Forgetting Children Born of War [Olvidando a los niños producto de la guerra] muestra cómo estos menores han sido ignorados de forma deliberada debido a la presión de gobiernos y agrupaciones feministas que afirman que los niños son meras consecuencias de la violencia sexual, o lo que es peor, coagresores de las mujeres. Su autora, R. Charli Carpenter, es profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad de Massachusetts, en Amherst.

«Diseminados por todo el mundo», lamenta Carpenter, «los niños nacidos de víctimas de violación luchan por seguridad alimentaria en campos de refugiados… ansían una familia en orfanatos… les preocupa que sus madres los abandonen… buscan madres y padres biológicos del otro lado de los océanos… y anhelan el día en el que el tema pueda ser atendido en los consejos de naciones».

El libro intenta averiguar por qué las agrupaciones de derechos humanos han asumido el papel de espectadoras. La respuesta radica en el modo en el que la agenda de la violencia sexual en época de conflicto ha sido definida: en términos de violencia étnica, pintando a los niños como agentes del enemigo, y por el feminismo, contraponiendo los derechos de los niños a los de sus madres.

Hubo un momento decisivo en 1998, cuando el «embarazo forzado» fue codificado como delito en el Estatuto de Roma que constituyó la Corte Penal Internacional. Anteriormente, la «fecundación forzada» estaba prohibida en el derecho humanitario. Las feministas aseguran que la nueva formulación refleja la idea de que el embarazo es un crimen de guerra diferenciado además del de violación.

La interpretación que las feministas hicieron del «embarazo forzado» fue rechazada de manera explícita en el Estatuto de Roma que da origen a la Corte Penal Internacional. Los funcionarios de la ONU suelen ignorar las decisiones de los Estados Miembros, no obstante, y la interpretación rechazada se encuentra implícita en el reclamo efectuado esta semana por el Secretario General, que afirma que el aborto es un derecho de reparación para las víctimas de la guerra.

Carpenter sostiene que la incidencia masiva de casos de violación durante la guerra en Bosnia fue un acontecimiento decisivo que convirtió la lógica feminista en argumentación jurídica y catapultó la agenda feminista a expensas de los derechos de los niños. Señala que la influyente obra de Beverly Allen titulada Rape Warfare [Guerra de violación] insinúa que el infanticidio podría ser psicológicamente saludable para la madre, y que Allen equipara el embarazo forzado a la guerra biológica. El Centro de Derechos Reproductivos sostuvo que el embarazo «potencia el dolor de la violación» ya que «prolonga el dolor físico y emocional». Otras feministas dijeron que el embarazo es genocida, representa la ocupación extranjera del útero, impide la reproducción de otro y por lo tanto representa una forma de destrucción.

«Mediante esta clase de ejercicio intelectual y semántico», afirma Carpenter, «el embarazo forzado fue construido como un componente de la violación y como delito específico en sí, dentro de la categoría de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio». Se pasó por alto la violación de los derechos de los niños, y, en cambio, se los «invocó como prueba de la atrocidad».

Los medios sensacionalistas y juicios posteriores al conflicto perpetuaron la impresión de que estos niños eran indeseables, dice Carpenter. Los informes de noticias y las preguntas planteadas por los fiscales durante los procesos destacaban de manera deliberada casos de madres que abortaban, abandonaban o asesinaban a sus hijos después de nacer.

Organismos de la ONU e importantes agrupaciones de derechos humanos no solo pasaron por alto la penosa situación de estos niños, descubre Carpenter, sino que consideraron el tema y luego lo rechazaron adrede debido a intereses encontrados. A partir de 1996, sucesivos informes de la ONU sobre violencia sexual no hicieron mención alguna de los niños. Se suprimieron tales referencias en un informe canadiense de una conferencia en Winnipeg. Noruega negó la subvención a una agrupación de defensa de los derechos del niño que intentaba dar inicio a un tratado internacional. Un representante de Unicef retiró su apoyo de una conferencia en 2006 diciendo que «quedaba por ser convencido del mérito de que Unicef tratara a estos niños como grupo específico».

El ejemplo más ilustrativo de Carpenter es su breve labor de asesoría con Unicef en Bosnia en 2005, cuando logró convencer a un representante nacional que subvencionara un estudio sobre niños sobrevivientes. Cuando estuvieron listos los resultados, Unicef se negó a hacer público el informe diciendo que temía la reacción de algunas ONG y gobiernos.

Carpenter llega a la conclusión de que Unicef ha actuado como controlador en este asunto, manteniendo a los niños producto de violaciones durante la guerra fuera de la agenda internacional.

Esta es la segunda obra de Carpenter sobre el asunto, después de un volumen editado y numerosos trabajos que abordan la cuestión. Forgetting Children Born of War muestra su dominio del tema y su capacidad de ponerlo en el contexto mayor del escenario de la agenda internacional.

No obstante, Carpenter se equivoca cuando incluye al Papa entre sus ejemplos de líderes que no defendieron cabalmente a los niños concebidos en la guerra. Menciona a San Juan Pablo II en dos oportunidades y, en ambas, de forma errónea (distorsiona una fuente y basa su análisis en citas fragmentadas de una fuente secundaria en otro caso). Lo que es notable es que la carta (traducción al inglés) que se tergiversa en ambas instancias hace exactamente lo que Carpenter dice que desearía que los líderes del mundo hicieran: declara al niño de la guerra como enteramente humano, indiscutiblemente inocente, y necesitado de protección de forma urgente.

Diga NO a Melinda Gates. ¡Firme la petición!

En tan solo unas pocas semanas, la multimillonaria Melinda Gates patrocinará una Cumbre de Planificación Familiar en Londres. Lo hará con los mayores proveedores y promotores de aborto del mundo: el Fondo de Población de la ONU y la International PlannedParenthood Federation (Federación Internacional de Planificación de la Familia).

Dicen que quieren reunir 120 mil millones de dólares para promover la anticoncepción entre las mujeres pobres. No existe otro nombre para esto que no sea control demográfico.

Hemos intentado conseguir la inscripción de personas provida en esta cumbre, para que haya una voz opuesta.

¡PERO PLANNED PARENTHOOD NOS ESTÁ NEGANDO EL INGRESO!

Aunque nuestras voces sean rechazadas, no nos silenciarán.

Le pido que lea la CARTA ABIERTA A MELINDA GATES, la cual se adjunta, y que, si usted está de acuerdo con que esta es una conferencia peligrosa y con que no debería negarse el ingreso a los provida, ¡firmela petición!

Esperamos reunir 100.000 firmas de todo el mundo. Las entregaremos personalmente en la sede de la Fundación Bill y Melinda Gates en Seattle, Washington.

Por favor, lea la CARTA ABIERTA A MELINDA GATES, fírmela y luego envíe esta, a toda su libreta de direcciones. La única forma de que esto sea efectivo es que este correo y la petición sepropaguen como un virus en internet.

Entonces, ayúdenos a decir NO a Melinda Gates. No al aborto. No a las agrupaciones abortistas. No a la planificación familiar forzada.

Firme la CARTA ABIERTA A MELINDA GATES y envíela a toda su familia y a todos sus amigos, a TODA SU LIBRETA DE DIRECCIONES.

¡Enviaremos todas las firmas a la oficina de Melinda Gates en tres semanas!

Cordialmente.

Austin Ruse

Presidente

C-FAM

New York/Washington DC

P.D.: El tiempo se está agotando. La Cumbre de Planificación Familiar se reunirá en Londres el 11 de julio.

Urgente, se necesitan 50.000 firmas.

 

El equipo de C-FAM acaba de regresar de la Conferencia Mundial de la Juventud en León, México y parte de esta era repugnante.
Había una gran sala de exposiciones con docenas de cabinas mostrar material pornográfico incluyendo juguetes sexuales.
Había una cabina habian dos hombres de mediana edad que sólo se muestra tanga ropa interior!
Hubo una manifestación pública de poner un condón en un juguete sexual.
ESTO es profundamente perturbador.
Todo esto fue en la pantalla, para que nuestros hijos lo pudiesen ver.

Lo realmente malo, es que un grupo de jóvenes radicales liderado por la ONU escribió un documento y que insisten en adoptar la ONU. Es uno de los documentos más radicales se puede imaginar, plenamente inspirado en la pornografía exhibida en el salón.

El documento pide:

Una redefinición de género para incluir el “espectro de las identidades de género” – incluyendo “intersexual” y “queer”
“La educación integral en sexualidad”
 “Aborto seguro”

Usted debe saber de este documento fue influenciado por la muestra plenamente pornográfico en la sala de exposiciones y fue escrito bajo la dirección de la pro-aborto anti-familia de los anti-juvenil de las Naciones Unidas (UNFPA).

Aquí está el verdadero problema. El documento que se produce puede ser incluido en el documento gubernamentales aceptadas por la Asamblea General de la ONU en tres semanas.

Tenemos que responder. Debemos darles un documento que muestra un corazón juvenil REAL.

Somos afortunados de tener un documento. Un grupo de jóvenes que se autodenominó la Coalición Internacional de la Juventud escribió y presentó un buen documento en la conferencia, un documento que dice que todas las cosas correctas. Hay un vínculo al documento a continuación.

Lo que estamos pidiendo es que usted
la lectura del documento
si está de acuerdo a ella, “Firme”.

Y unirá su nombre junto con los nombres de, esperamos, otras 50.000 personas y presentarlos a las Naciones Unidas en tres semanas.

Vamos a demostrarles que la juventud no está de acuerdo con este programa horrible. Por favor sepan que los delegados de la ONU han pedido este. Ellos han pedido nuestra ayuda en la lucha contra el documento de la juventud radical.

Hay un documento y la petición para que usted firme aquí. Hay dos documentos, uno de los 30 años de edad o menores, y otro para los que tienen más de 30.

Vaya aquí ahora mismo y firmar el documento. Ayúdanos a hacer un chapoteo enorme en sede de la ONU a finales de este mes.

Esto es urgente por lo que le pida que vaya allí ahora, firmar el documento y, a continuación, enviar este correo a TODOS EN DIRECCIÓN DE SU LIBRO!

Es muy importante que los jóvenes normales se escuchan en la ONU. delegaciones de las Naciones Unidas nos han pedido específicamente para ayudarles a luchar contra la agenda de la juventud radical.

Vaya “aquí” ahora mismo, firmar el documento y luego enviarlo a todos tus amigos y familiares. Envíe este mensaje a toda su libreta de direcciones.

Necesitamos generar 50.000 nombres en tres semanas!

 Por favor, actúe ahora.

Pincha el enlace:  http://www.c-fam.org/youth/lid.2/default.asp