Funcas cree que el Gobierno ha sobrevalorado la eficiencia de subir los impuestos

No sólo el Gobierno está casi sin apoyos para subir los impuestos, sino que ahora tiene que contar con otro informe desfavorable: la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estima que la recaudación esperada por el Gobierno en las reformas del IRPF y del IVA se encuentran sobrevaloradas en más de un 30%. Lo que está por ver es si el Gobierno les escuchará o les tachará de “antipatriotas” o adjetivos similares.

Funcas rebaja las expectativas recaudatorias del Gobierno

Mucho ha insistido el Gobierno en su subida de impuestos. Ante el rechazo de casi todos los partidos políticos, intentó pedirles a los ciudadanos “un esfuerzo”, anunció salir a la calle para convencerles y, por supuesto, se olvidó de que “subir impuestos es de derechas“. Ahora busca apoyos para que su medida goce de cierta fama.Sin embargo ese apoyo tampoco va a llegar de Funcas porque la Fundación estima que la recaudación esperada por el Gobierno en las reformas del IRPF y del IVA se encuentran sobrevaloradas en más de un 30% , por lo que calcula que se recaudarán 8.068 millones de euros, 3.582 millones menos que los previstos por el Ejecutivo (11.650 millones). Es decir, que la subida no va a ser tan efectiva. Una declaración claramente “antipatriota“.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio sobre el impacto recaudatorio y redistributivo de la reforma del IRPF e IVA incorporadas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2010 y publicado hoy por Funcas en su último “Cuadernos de Información Económica”.

Según el Gobierno, la eliminación de la deducción de 400 euros en el IRPF, el aumento de la tributación de las rentas de capital (del 18% al 19% para los primeros 6.000 euros y al 21% para el resto) y el incremento del IVA (el tipo general se eleva del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8% ) tendrá un impacto recaudatorio del 1,11% del PIB estimado para 2010, mientras que Funcas rebaja esta previsión hasta el 0,77% .

Desglosando la recaudación prevista por figuras impositivas, las cajas de ahorros calculan que la eliminación de la deducción de 400 euros en el IRPF y el aumento de las rentas de capital supondrá a la Hacienda Pública unos ingresos extra de 4.209,5 millones de euros, frente a los 5.340,5 millones de euros estimados por el Gobierno.

De esta forma, Funcas indica que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 sobreestiman el impacto recaudatorio de los cambios propuestos en el IRPF en algo más de 1.131 millones de euros, es decir, un 17% . Dentro de esta cifra, Funcas estima que el Gobierno sobreestima en 1.186 millones de euros la recaudación de la supresión de los 400 euros (de 5.700 millones a 4.514 estimados por Funcas) pero, en cambio, infravalora en 54,3 millones de euros los ingresos por el aumento de la tributación de las rentas del capital (de 800 millones a 854,3 calculados por las cajas).

 

 

La morosidad registra la tasa más alta en trece años

La morosidad no encuentra techo

 La morosidad de los créditos sube hasta el 4,54%, siendo esta la más alta desde 1996. No obstante, no incluye la morosidad de los establecimientos financieros. Esta tasa de morosidad es liderada por las cajas de ahorros.

 Se trata del vigésimo tercer repunte consecutivo y de la tasa de morosidad más alta desde octubre de 1996, cuando se situó en el 4,65% Este incremento eleva en 0,14 puntos porcentuales la de abril (4,40% ) y supone multiplicar por tres la de mayo de 2008, que se situó en el 1,46% , y por más de seis la de mayo de 2007, que era de 0,70% .

 El dato no incluye la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (ECF), ya que tienen una tasa de impagos muy elevada, que en mayo se situó en el 7,97% . Si se incluye el dato de los EFC, la morosidad se eleva hasta el 4,642% .

 El saldo total de créditos concedidos por el sector alcanzó en mayo 1,85 billones de euros, de los que 86.317 millones de euros eran dudosos, el triple que hace un año, cuando se situaban en 28.055 millones de euros.

 Sin tener en los créditos de los Establecimientos financieros, el saldo total del sector se reduce en mayo en 53.556 millones de euros, hasta 1,80 billones de euros. Asimismo, si se resta a la cifra de dudosos del sector los créditos dudosos de los EFC (4.273 millones de euros) el importe total del sector se sitúa en 82.044 millones de euros.

 Las cajas disparan la morosidad

 Por entidades, las cajas de ahorros continúan liderando la tasa de morosidad del sistema, ya que en mayo se situó en el 5,20% , 0,16 puntos por encima del nivel de abril (5,04% ), con lo que alcanza la cota más alta desde abril de 1996.

 Estas entidades repartieron hasta mayo 885.126 millones de euros en créditos, de los que 46.095 millones eran de carácter dudoso, casi cuatro veces más que hace un año, cuando estos créditos representaban menos del 2% de la cartera total.

 El sector financiero y, en especial, las cajas reconocen que la morosidad continuará aumentando a lo largo del año como consecuencia de la situación económica, pero se muestran “tranquilos” porque, según indica, forman parte del cambio del ciclo y se han anticipado a esta situación elevando sus provisiones.

 No obstante, la evolución de la tasa será desigual para cada entidad, ya que dependerá de los créditos dudosos, del riesgo adquirido por cada caja, así como de las características de la financiación concedida.

 Por su parte, los bancos situaron su tasa en el 3,94% , 0,13 puntos porcentuales por encima del nivel de abril (3,81% ), el más alto alcanzado por desde octubre de 1996, cuando se situó en el 3,87% . Los créditos concedidos por los alcanzaron los 809.255 millones de euros en mayo, de los que 31.929 millones eran dudosos, tres veces más que hace un año.

 Las cooperativas de crédito fueron las entidades que menos elevaron su morosidad en mayo y situaron la cota en el 3,83% , sólo  0,04 puntos porcentuales por encima de la de abril, que se colocó en el 3,77% .

 Estas entidades presentaron un menor volumen de créditos hasta mayo, 95.841 millones de euros, de los que 3.876 millones eran dudosos, frente a los 1.497 millones de hace un año. Por otro lado, la morosidad empresarial crece un 105% .