Mueren las 168 personas que viajaban en el avión iraní estrellado

Primeras imágenes del accidente aéreo

La policía local de Teherán ha confirmado la muerte de las 168 personas que viajaban en el avión iraní que realizaba una ruta entre Teherán y Yerevan, capital de Armenia.

“En el avión viajaban 153 pasajeros y 15 miembros de la tripulación. Todos han muerto” , ha asegurado la agencia local Mehr, que cita al jefe de la Policía de Qazvin, Hossein Behzadpour, ciudad donde ha ocurrido el terrible suceso.

 El avión de pasajeros Tupolev que se ha estrellado hoy en el noroeste de Irán no ha tenido ningún superviviente.

Informe Libertad Religiosa. Armenia.

ARMENIA

PERTENENCIA
RELIGIOSA
Cristianos 84%
Agnósticos 13,3%
Otros 2,7%
IGLESIA
CATÓLICA
Bautizados
150.000
SUPERFICIE
29.800 km2
POBLACIÓN
3.220.000
REFUGIADOS
4.566
DESPLAZADOS
8.400

El artículo 23 de la Constitución de 1995 consagra el derecho a la libertad
de pensamiento, conciencia y religión.

En torno al 29% de la población pertenece a la Iglesia apostólica armenia.
La mayoría de los católicos (unos 200.000 en un país de 3 millones
de habitantes) siguen el rito armenio y pertenecen a la jurisdicción
del Ordinariato para los armenios católicos con sede en Gyumri,
que, a su vez, depende de la Sede Patriarcal de la Iglesia católica armenia
en Líbano. Los cerca de 50.000 católicos de rito latino pertenecen
a la Administración Apostólica del Cáucaso con sede en Tiflis
(Georgia), erigida en 1993. Además, Armenia cuenta con una pequeña
comunidad de protestantes evangélicos. También hay kurdos y
azerís musulmanes, pero muchos abandonaron el país a raíz del conflicto
entre Armenia y Azerbaiyán. Por otro lado, muchos armenios
que vivían en Azerbaiyán tuvieron que refugiarse en Armenia.
El diálogo ecuménico entre la Iglesia mayoritaria y los católicos sigue
siendo positivo. Por invitación de Karekin II, Catholicós de todos
los armenios, el tercer encuentro de la Comisión Mixta Internacional
para el Diálogo Ecuménico entre la Iglesia católica y las
Iglesias ortodoxas orientales (creada en Roma en 2003) se celebró
en Ejmiatsin del 26 al 30 de enero de 2006, bajo la presidencia del
cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la
Promoción de la Unidad de los Cristianos, y el metropolita Anba
Bishoy de la Iglesia copto-ortodoxa.

El 30 de noviembre de 2006, con ocasión de su viaje a Turquía, Benedicto
XVI rezó en la catedral armenia apostólica, donde se encontró
con el patriarca Mesrob II Mutafian y pronunció las siguientes palabras:
«Nuestro encuentro es mucho más que un simple gesto de
cortesía ecuménica y de amistad. Es un signo de nuestra esperanza
común en las promesas de Dios y de nuestro deseo de ver cumplida
la oración que Jesús elevó por sus discípulos en la víspera de su pasión
y muerte: “Que todos sean uno. Como tú, Padre, estás en mí y yo
en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea
que tú me has enviado” (Jn 17, 21). […] Por eso, debemos seguir haciendo
todo lo posible para sanar las heridas de la separación y apresurar
la obra de restablecimiento de la unidad de los cristianos». Actualmente,
en Turquía viven unos 82.000 armenios.

Del 14 al 19 de junio de 2007, por invitación de Su Santidad Karkin
II, la capital armenia de Ereván acogió la reunión de la Comisión de
Iglesia y Sociedad de la Conferencia de Iglesias Europeas (KEK, so-
ciedad constituida en 1959 por 126 Iglesias ortodoxas, protestantes, anglicanas y de viejos
católicos de todos los países europeos, más 40 organizaciones asociadas). «El encuentro en
Armenia, donde la Iglesia y el pueblo, la religión y la cultura están tan estrechamente ligadas,
ha provisto a la Comisión de Iglesia y Sociedad de una base extraordinaria», dijo su director,
Rüdiger Noll, también secretario general adjunto de la KEK.
La Comisión aprovechó la reunión en Armenia para contactar con la misión de la OSCE de
Ereván y abordar la cuestión de los derechos humanos en el país, entre ellos, los derechos de
los objetores de conciencia. De hecho, sigue habiendo problemas a la hora de ofrecer a los
objetores un servicio civil alternativo al servicio militar obligatorio. El 23 de enero de 2007,
la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó una resolución por la que invitaba
a las autoridades armenias a revisar la legislación para introducir un servicio que represente
una alternativa real al servicio militar, así como a amnistiar a los objetores de conciencia actualmente
presos.
Los testigos de Jehová continúan negándose a realizar el servicio «alternativo» actual por
motivos religiosos, ya que deben llevar un uniforme y trabajar bajo supervisión policial. En
estos momentos, 82 de ellos están en prisión. También los bautistas, los adventistas del Séptimo
Día, algunas confesiones pentecostales y los molokany (una comunidad protestante surgida
en Rusia en el siglo XVII que cuenta con unos 4.000 miembros en Armenia) se niegan
a acatar la ley en vigor.